La Mejor Almohada

Actualizado el 2 de febrero 2022

Tras 15 horas de investigación y el minucioso análisis de 6 almohadas populares, creemos que la My Lovely Bed presenta la mejor relación calidad/precio del momento.

Este comparativo es 100% imparcial y respeta las consignas de nuestro proceso de selección.

Nuestra elección, Mejor de gama media

My Lovely Bed<br /> (50 x 70 cm)

Esta almohada cuenta con un diseño propio basado en una envoltura percal 100% de algodón y un relleno de microfibra hueca siliconada. Su funda le aporta hinchazón y esponjosidad.

Permanezca a la espera… Estamos buscando el precio del producto

Después de nuestras pruebas, la My Lovely Bed ha conseguido imponerse como la opción más convincente. Además de ser extremadamente asequible y especialmente grande, presenta una envoltura percal 100% de algodón y un relleno de microfibra que ha convencido a nuestros tres probadores, a pesar de sus hábitos de sueño muy diferentes. Todos han observado una sensación de comodidad y de mantenimiento que les ha permitido pasar una noche fresca y tranquila.

 

 

Mejor de gama alta

Panda<br /> (40 x 60 cm)

Se destaca de la competencia gracias a la presencia de bambú en su diseño. Además de ser conocido por ser resistente, también posee características hipoalergénicas y termorreguladoras.

Permanezca a la espera… Estamos buscando el precio del producto

Aunque esta almohada con memoria de forma no es la más asequible del mercado, ha conseguido convencernos gracias a su diseño de fibra de bambú, y a su capacidad para trabajar en los diferentes puntos de presión del cuello y de los hombros. Lejos de los argumentos teóricos, la almohada Panda ha demostrado ser muy eficaz en nuestras pruebas. Con su firmeza media y su óptimo mantenimiento sedujo a nuestros 3 probadores, aunque requirió un tiempo de adaptación…

 

Alternativa de gama alta

Blanrêve<br /> (60 x 40 cm)

Lo mejor de esta almohada es su diseño ergonómico. Es la única de esta selección con forma de S, especialmente eficaz para los durmientes que sufren de dolores cervicales.

Permanezca a la espera… Estamos buscando el precio del producto

Si su precio es, seamos sinceros, bastante consecuente, este se explica por sus propiedades ortopédicas y su acabado semi-firme. Es cierto que nuestras pruebas nos han permitido constatar que los durmientes de menor corpulencia necesitarán un mayor tiempo de adaptación, pero también comprobamos su verdadero poder reparador. Favorecido además por la forma ergonómica mostrada por la almohada.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa de gama alta
La Cocarde VerteLa Cocarde VerteLa Cocarde Verte
My Lovely Bed
(50 x 70 cm)
Panda
(40 x 60 cm)
Blanrêve
(60 x 40 cm)
Esta almohada cuenta con un diseño propio basado en una envoltura percal 100% de algodón y un relleno de microfibra hueca siliconada. Su funda le aporta hinchazón y esponjosidad.Se destaca de la competencia gracias a la presencia de bambú en su diseño. Además de ser conocido por ser resistente, también posee características hipoalergénicas y termorreguladoras.Lo mejor de esta almohada es su diseño ergonómico. Es la única de esta selección con forma de S, especialmente eficaz para los durmientes que sufren de dolores cervicales.
40.99 € en Amazon 49.00 € en Amazon 41.23 € en Amazon

 

Menciones honorables

Actualmente, ningún otro producto disponible en el mercado europeo reúne las cualidades necesarias para figurar junto a nuestra selección principal. Le ofreceremos alternativas interesantes tan pronto como las conozcamos.

 

800+ Comparativos
400+ Tests
100% Imparcial

¿Por qué confiar en nosotros?

Selectos compara y prueba cientos de productos para ayudarle a comprar mejor. A veces recibimos una comisión cuando compra a través de nuestros enlaces, lo que ayuda a financiar nuestro trabajo. Más información

 

¿Cómo elegir su almohada?

Elegir una almohada cómoda y adaptada a su morfología es primordial para asegurar un sueño reparador y sin dolores. Pero la elección puede tornarse difícil dada la gran cantidad de productos disponibles y su similitud.

Confort des oreillers
Fibras sintéticas, espuma con memoria de forma o incluso plumones, todo depende del tipo de acolchado | Fuente: Selectos

He aquí algunos criterios a los que debe prestar atención antes de la compra:

  • El apoyo: hoy en día, muchos modelos ofrecen la posibilidad de ajustar el espesor y acolchado que mejor correspondan a sus necesidades. Sin embargo, es difícil aconsejarle sobre la firmeza de un producto, pues las preferencias de cada persona son diferentes. Afortunadamente, la mayoría de las marcas proponen un periodo de prueba, lo que le permitirá decidir mejor entre un producto u otro.
  • La forma: algunos modelos presentan una forma curvada con el objetivo de mejorar el soporte cervical. Aunque algunas almohadas pueden mejorar la comodidad, no existe un remedio milagroso para hacer desaparecer todos los males de espalda. Las dimensiones más comunes son de 50 x 60 cm y 50 x 70 cm.
Épaisseur des oreillers
Todas las almohadas no presentan la misma forma o volumen | Fuente: Selectos
  • Los materiales:  los modelos más extendidos se componen de fibra o algodón. Algunos más clásicos, están rellenos de plumas o plumones (y suelen ser más caros). También existen alternativas naturales y eco-responsables a base de cereales (mijo, cebada, alfalfa…).favorezca los modelos anti-ácaroshipoalergénicosantibacterianos y los reconocidos con el emblema de Oeko-tex.
  • El mantenimiento: para prolongar la vida útil de nuestra almohada, considere protegerla con una funda. Asimismo, también se recomienda airearla regularmente. Algunos modelos pueden ser lavados a máquina, ¡pero verifique la etiqueta o las indicaciones antes! Aunque algunos especialistas afirman que habría que considerar cambiar de almohada cada 2-5 años, lo importante es determinar si el confort y el apoyo están siempre a la altura o no.

Asimismo, es importante tener en cuenta el tipo de relleno, he aquí los principales:

Texture des oreillers
Lo ideal es promover los componentes hipoalergénicos, antiparasitarios y antibacterianos | Fuente: Selectos
  • Fibras sintéticas: junto a la espuma, son las más típicas. Suelen ser microfibras o poliéster. ¿Su ventaja? Generalmente pueden lavarse a máquina. Asimismo, pueden encontrarse bajo diversos formatos en términos de firmeza.
  • Espuma de memoria de forma: muy ergonómica, se adapta a su morfología. Además, aportan un óptimo apoyo y limita los riesgos de dolores ligados a una mala posición. En cambio, no son tan eficaces en la regulación del calor y la humedad.
  • Látex: apreciado por su firmeza y por el muy buen apoyo proporcionado a la cabeza y la nuca, también goza de una buena regulación del calor. Opte por los modelos de látex natural más que el sintético (ya que estará exento de químicos potencialmente tóxicos).
Les Meilleurs Oreillers
Para prolongar su vida útil, puede sacudir y airearla regularmente | Fuente: Selectos
  • Lana: al contrario de lo que se podría creer, este regula eficazmente el calor y la humedad. Durante el invierno, le proporcionará una almohada “calentita”, evitando la transpiración propia del calor del verano. Las almohadas de lana son reputadas por que no se “hunden”, pero para algunos son demasiado firmes.
  • Cereales: es una elección al mismo tiempo eco-responsable y cómoda. Obviamente son naturales y suelen ser elaboradas a partir de la agricultura biológica. Presentan la ventaja de adaptarse a cualquier tipo de morfología, al mismo tiempo que otorgan un buen apoyo de la cabeza. Las almohadas rellenas de cereales son transpirables y anti-ácaros. En cambio, algunas personas las encuentran algo ruidosas, sin contar que pueden conferir a la almohada un cierto olor.
  • Plumas y/o plumones: las almohadas de este tipo son suaves y mullidas, de hecho, se recomiendan particularmente si duerme boca abajo. Cada vez más son menos comunes, y además de ser más caras, algunas personas pueden presentar alergias. Si este tipo de relleno le interesa, opte por una marca que garantice que ningún animal vivo haya sufrido para la “recolecta” del plumaje.

 

Traducido por Ramsés El Hajje

Deja un comentario