KitchenAid Artisan 5KSM175: un auténtico modelo de gama alta

9/10

Nota del editor

¿Dónde comprar al mejor precio?
659.34 € en Amazon

Cuando hablamos de robots de repostería de gama alta, debemos pensar en KitchenAid. Elegante y completo, es un poco como un 4×4 de cocina gracias a sus múltiples accesorios.

Pero, ¿será realmente interesante invertir en un robot de tal precio? Eso es lo que veremos en esta prueba.

Índice

    KitchenAid Artisan
    Fuente: Selectos

    Diseño

    9

    Durante el desembalaje de este robot de repostería de cabeza abatible, quedamos encantados con la solidez del diseño y sus accesorios. Además, es bastante pesado (unos 11 kg). Esto no es malo, ya que junto a sus 5 pastillas antideslizantes garantiza su estabilidad incluso a máxima velocidad.

    KitchenAid Artisan
    Nos encanta la solidez del robot y sus accesorios | Fuente: Selectos

    Por otra parte, nos sorprendió gratamente ver que tiene 10 velocidades diferentes pues la mayoría de los modelos tienen menos (normalmente son 6). Para acceder a las velocidades intermedias, basta con colocar el mando entre dos velocidades. Una maniobra la mar de sencilla.

    En cuanto a los accesorios, encontramos un látigo de alambre, un amasador y un batidor que son bastante sólidos y clásicos (lo básico para este tipo de aparatos). Asimismo, descubrimos la presencia de un segundo batidor con, esta vez, un lado cubierto de goma para lamer los bordes del robot.

    KitchenAid Artisan
    Encontramos dos boles de acero inoxidable (3 y 4,8L) | Fuente: Selectos

    También descubrimos con sorpresa que el 5KSM175 incluye dos cuencos de acero inoxidable. Uno de 4,8 L con mango que puede contener hasta 2,7 L de pasta y otro más pequeño de 3 L para cantidades más discretas. Sin embargo, éste último no tiene asa. Ambos se colocan con bastante facilidad sobre el robot y permanecen bien bloqueados.

    Asimismo, éstos se acompañan de una tapa de plástico para protegerle de las salpicaduras durante las mezclas. En cambio, es una pena que no se fije realmente en los cuencos, ya que se mueve un pelín a nuestro gusto. Sin embargo, sigue siendo funcional y tiene una abertura para añadir ingredientes durante la preparación.

    KitchenAid Artisan
    Los diferentes accesorios incluidos | Fuente: Selectos

    Para utilizarlos, tuvimos que dedicar un tiempo para colocar y retirar los accesorios que se fijan en la cabeza del robot. Aun así, de resto es bastante instintivo y se accionan fácilmente.

    Tenga en cuenta que el tamaño del robot le permite colocarlo fácilmente en un armario o dejarlo sobre la encimera. Su cable mide 1 m, lo que es correcto.

    KitchenAid Artisan
    El látigo (o batidor de alambres) es el único accesorio que no puede lavarse en el lavavajillas | Fuente: Selectos

    Por último, su limpieza es bastante sencilla, ya que todos sus accesorios pueden meterse al lavavajillas, excepto el látigo de hilos. Asimismo, le aconsejamos insistir en la limpieza de este último a nivel de su atadura, ya que tiende a dejar marcas negras en los dedos, trapos y demás.

    Rendimiento

    9

    Como dijimos anteriormente, el KitchenAid Artisan tiene 10 velocidades. Creemos que hay una gran diferencia entre la primera y la segunda velocidad. Podría haber sido interesante tener una intermediaria, pero sin contar esto, en general se mostró más que convincente con nuestras preparaciones.

    KitchenAid Artisan
    El KitchenAid Artisan tiene 10 velocidades | Fuente: Selectos

    Con 300W de potencia, nos preguntamos si lograría realizar todas las tareas que íbamos a confiarle, pero nos dejó con la boca abierta.

    KitchenAid Artisan
    Puede montar claras de huevo rápidamente | Fuente: Selectos

    En cuanto al timing, no nos llevó más de un minuto mezclar nuestra pasta de galleta, y eso que no recurrimos a la velocidad 10. Montar las claras de huevo no requiere más tiempo si utiliza la velocidad máxima. Para preparar los helados, también consiguió blanquear las yemas de huevo con azúcar en poco tiempo.

    KitchenAid Artisan
    Puede añadir ingredientes directamente en la preparación gracias a su abertura | Fuente: Selectos

    Para elaborar un pan de 750 g, la amasadora supo hacernos una bonita pasta homogénea en unos 2 minutos y medio a velocidad mínima.

    Conclusión

    9/10

    El Artisan 5KSM175 de KitchenAid demuestra ser un excelente robot para la repostería a pesar de su baja potencia. Ha demostrado estar a la altura de todas las tareas que hemos podido confiarle y lo ha hecho en menos tiempo que otros muchos modelos de mayor potencia.

    En nuestra opinión, no hay duda de que este robot le durará toda la vida. Por lo tanto, si lo utiliza regularmente, se convertirá en una muy buena inversión.

    PUNTOS POSITIVOS
    • Instintivo
    • Prácticamente todo es lavable en el lavavajillas
    • 2 cuencos que se mantienen bien
    • Otros accesorios disponibles
    • 10 velocidades
    PUNTOS NEGATIVOS
    • La fijación del látigo mancha
    • Precio
    ¿Dónde comprar al mejor precio?
    659.34 € en Amazon

     

    Los mejores robots de repostería del momento

    Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor baratoMejor de gama altaAlternativa barata
    Kenwood kMixKlarstein Bella Rossa 2GKitchenAid Artisan KSM175Bosch MUM54A00
    Kenwood kMix KMX750RDKlarstein Bella Pico 2GKitchenAid Artisan KSM175Bosch MUM54A00
    Muy silencioso y dotado de una función de inicio progresivo, este aparato constituye el excelente robot de cocina. Perfecto para uso ocasional o regular.Este robot se distingue por su formato compacto y poco peso. A pesar de su bajo precio, es capaz de realizar gran cantidad de recetas, tanto dulces como saladas.KitchenAid es uno de los gigantes de este sector. Con un potente motor y un bol de acero inoxidable de 4,8 L, es la mar de polivalente y apreciado por los usuarios.Muy ligero y compacto, un modelo de calidad a precio asequible. También se puede utilizar como robot multifunción con accesorios adicionales.

    504.00 € en Amazon
    89.99 € en Amazon
    619.10 € en Amazon
    167.38 € en Amazon

     

     

    Traducido por Ramsés El Hajje

    Deja un comentario