​Partager cet article

Actualizado el 27 de septiembre 2019

Tras varias horas de investigación y la comparación de hasta 60 productos, hemos realizado nuestra selección de los 4 mejores videoproyectores del momento.

Para nosotros, el BenQ W1090 es el que más destaca en términos de relación calidad/precio. Posee un excelente contraste y una resolución Full HD. Su función 3D terminará convenciendo a los cinéfilos 2.0.

 

El mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama alta
BenQ W1090BenQ TK800ViewSonic PX800HD
BenQ W1090BenQ W1090ViewSonic PX800HD
Ligeramente ruidoso, este modelo Full HD ofrece una imagen y un sonido de buena calidad. Su zoom y focal gustarán a los usuarios. También integra la tecnología 3D.Este videoproyector 4K reproduce imágenes precisas, encuadradas y coloreadas, adaptándose a diversas situaciones gracias a sus numerosos modos. Destaca su calidad sonora.Se trata de un modelo de focal ultracorta que presenta excelentes cualidades en materia de imagen y sonido. Presenta poca latencia y una conectividad bastante completa.
2325,00 € en Amazon

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Este producto ha pasado rápidamente del mundo profesional o educativo al salón de muchos hogares. Antes de iniciar este análisis, conviene precisar que nos hemos concentrado en los videoproyectores concebidos para una proyección de “cine en casa”.

Pero tal es la cantidad de modelos diferentes y las ofertas “dudosas”, que puede tornarse difícil elegir el modelo más indicado. Esta guía le ayudará a verlo más claro:

  • Tri-LCD y DLP: son los dos grandes tipos de videoproyectores. El primero suele ser más asequible, en cambio, el contraste no es tan bueno como en DLP, que es el más popular y cuenta con una mejor luminosidad.
  • La luminosidad: se mide en lúmenes. Cuanto más alto sea este valor, más luminosidad tendrá el proyector. Si busca un modelo para la oficina, lo mejor es contar con una gran luminosidad, pues seguramente lo utilizará en salas iluminadas. Cuanto más grande sea la sala donde lo utilice, más lúmenes necesitará. Si compra un modelo para un home cinema, este debe ser rico en contraste, pero no tanto como para causar fatiga ocular.
  • El contraste: este se expresa mediante una proporción que debe ser como mínimo de 800:1 para su uso en un entorno profesional. Para ver una película, debe ser mucho más alto, porque lo esencial es que la diferencia sea suficientemente marcada entre los tonos claros y los oscuros.
  • La colorimetría: se refiere a la diferencia entre el color original y su representación una vez proyectada. Basta con mirar el Delta E medio (medición de la diferencia entre dos colores). Cuanto menor sea el delta E, menor será la diferencia visible. Por debajo de tres, sólo el ojo experto puede detectar la diferencia.
  • La resolución: es el número total de píxeles que un proyector puede mostrar. Cuanto mayor sea el número de píxeles mostrados, mejor será la calidad de la imagen. Si solo quiere contar con 4K, le invitamos a consultar nuestro artículo.
  • La focal: determina la distancia ideal que debe establecerse entre el foco y la superficie de proyección. En una habitación pequeña, no es aconsejable optar por un enfoque largo. Si no supiera controlar el tamaño de la pantalla o la colocación del faro, el zoom será una opción más que deseada. Cada vez son más los modelos que disponen de un foco corto que ofrece una imagen más nítida y menos pérdidas de luz.
  • El “lens-shift”: le permite ajustar manualmente el ángulo del objetivo moviéndolo hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados. La buena noticia con esta función es que mantiene el 100% de la resolución de la imagen proyectada.
  • Sonido: un videoproyector suele estar equipado con altavoces. Le aconsejamos que verifique la audibilidad y la potencia de éstos, para que no tenga que invertir en altavoces adicionales. Se trata de un punto importante para quienes desean ver películas o difundir acontecimientos deportivos.
  • El ruido: un sistema de refrigeración compone estos aparatos. El problema es que el ventilador puede hacer ruido, lo que es potencialmente molesto para el espectador. Así que algunas empresas ofrecen modos silenciosos o simplemente ventiladores insonoros. Más allá de 30 dB, puede ser incómodo para el espectador.

Para clasificar los 60 productos disponibles en el mercado, en primer lugar nos centramos en las marcas más conocidas y en las fichas técnicas de cada producto. Y tras revisar estos criterios, nuestra lista se redujo a tan solo 15 modelos.

Teniendo en cuenta los comentarios de los usuarios y la crítica, obtenidos en diferentes webs de venta, blogs y canales, hemos podido establecer nuestra selección de los cuatro mejores proyectores del momento.

 

Los mejores videoproyectores baratos

Los videoproyectores de esta gama son capaces de ofrecer una calidad de imagen bastante correcta para una experiencia cinematográfica inmersiva.

Los dos modelos que le presentaremos aquí presentan características similares, pero uno presenta una mejor calidad sonora y contraste, mientras que el otro se orienta más al mundo gamer.

 

BenQ W1090: el mejor barato

BenQ-W1090

Precio
Ventajas
DLP sin pixelado
Excelente contraste
Mando retroiluminado
Función 3D
Inconvenientes
Ruidoso

He aquí un videoproyector que ofrece 2000 lúmenes de potencia, Full HD, y un nivel de contraste dignos de las mejores pantallas LCD. Lo suficiente como para contentar a la mayoría.

Cuenta con un peso de solo 2.75 kg y unas dimensiones de 34,6 x 21,5 x 10,2. En la parte superior del aparato se encuentran los ajustes de zoom y enfoque. Los controles se mantienen al mínimo y debido al ajuste del trapecio (que asegura una visualización rectangular incluso si la fuente es más alta o baja que el centro de la pantalla), por ejemplo, es automático.

El Full HD es nativo, es decir 1080P a la salida del aparato. De hecho, la calidad de la imagen está garantizada, y dada la flexibilidad del foco, es más fácil notar las imperfecciones: si coloca el proyector a 2,5 metros de la superficie, se puede mostrar el equivalente a una pantalla de 100”.

Gracias al modo Cine, la colorimetría es impecable, con una densidad y una fidelidad de los colores que se mantienen estables a lo largo del tiempo. El contraste máximo es de 10.000:1, lo que asegura blancos poderosos y negros profundos. No es comparable a las mejores pantallas LCD, pero se acerca.

Este proyector está equipado con una rueda cromática, una tecnología cada vez más obsoleta en los nuevos modelos. Pero su diseño de 6 segmentos (RVBx2) evita el llamado “efecto arco iris”, es decir, la latencia entre los colores que resulta en una percepción (más o menos variable según el individuo) de un espectro arco iris.

La latencia en la pantalla es mínima, con solo tres centésimas de segundo de retraso. Salvo para los jugadores más atentos, este punto debería ser imperceptible al visualizar películas o series.

¿Otra particularidad? Este proyector está equipado con tecnología 3D (pero cuidado, las gafas no están incluidas).

Posee dos entradas HDMI, una compatible con MHL, una entrada VGA, un puerto RS-232, un puerto para PC, entrada y salida de audio, un puerto USB y micro-USB y un receptor de infrarrojo. El altavoz integrado, aunque no supere los 10W, será suficiente, pero se recomienda conectar su propio equipo de sonido.

En cualquier caso, si busca un proyector capaz de proporcionarle una buena calidad de imagen, y está dispuesto a invertir en material de sonido, ¡probablemente sea el campeón en su categoría! 

 

ViewSonic PX725HD: la alternativa barata

ViewSonic PX725HD0

Precio
Ventajas
Latencia débil
Compatibilidad 3D
Buena calidad de imagen
Mando retroiluminado
Inconvenientes
Ruidoso
Sonido y contraste mejorables

Propuesto en la misma gama de precios y con el mismo registro de componentes que el BenQ W1090, este proyector de ViewSonic, lanzado a finales de 2018, ha intentado arrebatarle la primera posición.

En primer lugar, sus dimensiones son similares, aunque un poco más imponentes con sus 34,8 x 23,4 x 10,7 cm y sus 2,9 kg. Presenta una serie de botones que permiten un ajuste rápido y fácil, así como un mando a distancia retroiluminado. No obstante, se constata de nuevo la ausencia de lens-shift, pero puede ajustar manual el trapecio.

En cuanto a la conectividad, cuenta con la presencia de dos entradas HDMI, una entrada VGA, un puerto USB, un puerto RS232 y una entrada y salida de audio.

Es un videoproyector de alta definición con tecnología DLP, con una rueda cromática de seis segmentos para reducir el riesgo de rainbow effect. Su zoom, por su parte, es un poco menos potente (1,1x) mientras que su focal es más largo: hay que colocarlo a 3 m para una visualización de 100”.

Su colorimetría permanece fiel con un Delta E medio de 2,2 a pesar de los colores un poco más cálidos. En lo que concierne a la luminosidad, esta se mantiene en 2.000 lúmenes para un contraste ligeramente desequilibrado (22.000:1).

Aunque todos estos puntos lo sitúan por debajo del BenQ W1090, sí que hay un elemento en el que es mejor. En efecto, su tiempo de retraso en la representación es de solo 16,1 ms, lo que lo convierte en un proyector especialmente adecuado para los videojuegos. La representación es excelente, sobre todo en 3D, donde se necesitarán gafas.

En cuanto al ruido, presenta unos datos similares al modelo anterior. Eso sí, la calidad de audio es ligeramente inferior en términos de potencia (8W), y aunque es suficiente, se recomienda conectarlo a un equipo de sonido o home cinema.

Al final, he aquí un video proyector que se acerca al mítico BenQ Q1090, pero cuyo contraste y sonido son un poco menos buenos, por lo que debe contentarse con la segunda posición. Sin embargo, es una opción muy interesante para los amantes del 3D y los videojuegos.

 

Los mejores videoproyectores de gama media

En esta franja de precios, encontramos aparatos dotados de un diseño compacto y una calidad visual y sonora destacables, además de integrar la tecnología 4K.

 

BenQ TK800: el mejor de gama media

Benq TK800

Precio
Ventajas
Diseño compacto
Excelente calidad de sonido e imagen
Varios modos
Inconvenientes
Contraste mejorable
Un poco ruidoso
Sin compatibilidad 3D

El BenQ TK800 se instala y configura fácilmente. Posee tres pies regulables que permiten adaptarlo y ponerlo a la altura deseada. Además, se acompaña de la función Keystone, que ajusta la imagen ante un encuadre preciso y este se alinea perfectamente desde cualquier lugar.

La conexión se hace posible mediante un cable de alimentación de 3 m que se suministra con el proyector. Es fiable y completa.

Este aparato está fabricado en vidrio de alta calidad y es capaz de producir una resolución 4K UHD de 3840 x 2160 con 8,3 Mpx por imagen. Con la tecnología DLP se pueden eliminar fácilmente parásitos como borrones o sombras para dar paso a imágenes claras.

La nueva rueda cromática RGBW 4K de este proyector facilita la correcta reproducción de los colores con una precisión innegable, mientras que el carácter Smart Eco regula automáticamente la luminosidad de la lámpara en función del contenido. El contraste, por su parte, podría mejorar.

Otras funciones son el modo Sport, diseñado para mejorar la experiencia de visualización de cualquier programa de deporte, incluyendo el modo Fútbol para la difusión de partidos con un audio claro y audible, incluso rodeado de varios aficionados. Además, el sonido se beneficia de la tecnología Cinema Master Audio+2 que ofrece una buena experiencia a los usuarios.

También cuenta con un modo Eco para prolongar la vida útil de la lámpara del proyector hasta 10.000 horas de funcionamiento. Además, esto reduciría el número de veces que tendrá que reemplazarla.

Otra función que merece una mención es su sistema de enfriamiento, cuyo ventilador se activa tras apagar el dispositivo para enfriarlo, aunque genera un poco de ruido (30 dB).

En conclusión, el Benq TK800 muestra imágenes claras, coloreadas y correctamente encuadradas gracias a las tecnologías Smart Eco, DLP y Keystone. Si le gusta el deporte y más particularmente el fútbol, este es uno de los mejores modelos para ello.

 

Los mejores videoproyectores de gama alta

En esta última sección, hemos limitado el presupuesto máximo. Por encima de este precio, lo que solemos encontrarnos son videoproyectores 4K. El modelo de esta gama se distingue por su focal ultracorta.

 

ViewSonic PX800HD: el mejor de gama alta

ViewSonic PX800HD

Precio
Ventajas
Focal ultracorta
Excelente calidad visual y sonora
Débil latencia
Conectividad completa
Inconvenientes
Bastante ruidoso
N8 es ergonómico

Con este último videoproyector, le presentamos un modelo Full HD (1920 x 1080 px), pero de focal ultracorto, que le permite posicionarlo a solo unos pocos centímetros de la pared (entre 12 y 25 cm). Por el contrario, ignora el zoom óptico y el lens-shift.7

Su diseño es más imponente que el de los modelos de gamas inferiores, con dimensiones de 43,4 x 38,8 x 14,5 cm y un peso de 6,1 kg. Aunque su sofisticado diseño lo hará perfecto para colocar sobre algún mueble de forma discreta

Posee una serie de botones colocados en el lateral del aparato que le restan ergonomía. En cuanto al mando a distancia, no es retroiluminado, ni tampoco el más ergonómico.

Desde el punto de vista de la conectividad es bastante completo, pues dispone de tres entradas HDMI, una entrada y una salida VGA, un puerto RS232, un mini-USB y una entrada compuesta. EN este aspecto es bastante completo.

Este modelo DLP incluye una rueda cromática de seis segmentos que limita el rainbow effect y ofrece 2.000 lúmenes y un contraste de 10.000:1. Su brillo y contraste son simplemente excelentes. Asimismo, la colorimetría presenta un Delta E medio de 1,6 con un aspecto la mar de natural. 

Su retraso en la visualización se limita a 16 ms, por lo que está perfectamente adecuado para el gaming, sobre todo si sabemos que soporta el contenido 3D. Desafortunadamente, las gafas no se suministran para la compra.

Hay que destacar además, que en modo ecológico emite un sonido de solo 29 dB, pero en modo normal sube hasta 37 dB, siendo especialmente ruidoso. En cuanto a la lámpara, esta puede durar entre 3000 y 7500 horas, dependiendo del uso. 

El nivel de sonido es bueno, pues cuenta con dos altavoces de 10W que muestran una muy buena representación, pero cierto es que los más puristas optarán por conectarlo a un sistema de sonido externo.

En resumen, el ViewSonic PX800HD refuerza sus cualidades de inmersión gracias a su muy buenas representaciones de imagen y sonido. A pesar de que no goza de una excelente ergonomía y su conectividad no sea de las más completas, lo recomendamos especialmente para el gaming.

 

Menciones honorables

Epson EH-TW650: este modelo Tri-LCD cuenta con una resolución Full HD 1920 x 1080 px y una excelente luminosidad de 3100 lúmenes y un contraste 15000:1. El diseño es la mar de ingenioso, pues integra permite controlar el dispositivo mediante conexión Wifi vía la aplicación iProjection. La lens-shift tiene una buena vida útil. Pero este producto no ha podido terminar en nuestra selección final por el ruido que emite.

Optoma UHD65: este proyector 4K compatible con HDR le invita a disfrutar de su calidad de imagen y fluidez. Embarca la tecnología DLP y su colorimetría es fiel, así como su contraste es bueno gracias al proceso Dynamic Black. Es una lástima que haga un poco de ruido, además, su precio es bastante alto.

Sony VPL-VW270ES: dotado de una resolución 4K, es muy bueno en términos de contraste, colores y brillo con sus 1500 lúmenes. Su compatibilidad en 3D y su fluidez garantizan un uso gaming eficiente. Tampoco se ha descuidado su ergonomía, ya que se beneficia de un zoom y de un lens-shift destinados a mejorar la comodidad de utilización. Su ruido se controla hasta alcanzar los 26 dB y la vida útil de la lámpara sigue siendo correcta con 6000 horas. Sin embargo, consideramos que su precio es demasiado alto para incluirlo en nuestra selección principal.

 

En conclusión, ¿qué videoproyector elegir?

Nuestro favorito es el BenQ W1090. Aunque es un poco ruidoso y su resolución se “limite” al Full HD, el resultado final es bastante bueno. Apreciamos particularmente la potencia del zoom y su compatibilidad 3D.

Con un presupuesto más consecuente, podrá conseguir el 4K de manos del BenQ TK800. En cuanto al 3D, sigue rezagado, pero no hay que obviar su calidad general y diversidad de modos.

Por último, el ViewSonic PX800HD es perfecto para una inmersión total dadas sus excelentes calidades visuales y sonoras. Solo cuenta con un tiempo de latencia de imagen de 16 ms, por lo que es ideal para el gaming.

El mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama alta
BenQ W1090BenQ TK800ViewSonic PX800HD
BenQ W1090BenQ W1090ViewSonic PX800HD
Ligeramente ruidoso, este modelo Full HD ofrece una imagen y un sonido de buena calidad. Su zoom y focal gustarán a los usuarios. También integra la tecnología 3D.Este videoproyector 4K reproduce imágenes precisas, encuadradas y coloreadas, adaptándose a diversas situaciones gracias a sus numerosos modos. Destaca su calidad sonora.Se trata de un modelo de focal ultracorta que presenta excelentes cualidades en materia de imagen y sonido. Presenta poca latencia y una conectividad bastante completa.
2325,00 € en Amazon

Ces sujets peuvent aussi vous intéresser


Laissez-nous un commentaire


{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>