Tecnologia

Las 6 (verdaderas) Mejores TV 4K 2019 – Comparación

Actualizado el 25 de julio 2019

Tras varias horas de búsqueda y un exhaustivo examen de más de una treintena de modelos actualmente disponibles en el mercado, hemos seleccionado las 6 mejores TV 4K del momento. Para nosotros, la mejor es la LG 55C9.

De hecho, esta TV LG es la versión de 2019, y su calidad de imagen es simplemente impresionante, su calidad de audio es muy correcta y además, ofrece posibilidades para el gaming que la marca no había alcanzado hasta ahora.

 

Mejor barataMejor gama mediaMejor gama alta
TCL U55C7006LG 55B8LG 55C9
TCL U55C7006LG 55B8LG 55C9
Se distingue por su fino diseño y su buena calidad visual, además presenta una relación calidad/precio bastante buena.
Leer más
TV OLED de colorimetría impecable y calidad de audio más que correcta. Destaca por sus excelentes contrastes y poca pérdida de brillo.
Leer más
Calidad en todos los sentidos, tanto visual como sonora. Ofrece una excelente visión desde cualquier ángulo y es perfecta para el gaming.
Leer más
EUR 576,11EUR 1.167,33EUR 2299,00
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en El Corte Inglés

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

El mundo de la televisión ha cambiado mucho en los últimos años, y a la hora de elegir un buen modelo, es fácil perderse entre la multitud de opciones disponibles.

Sin duda, el mayor desafío es descifrar las fichas técnicas. Lo primero que hay que saber es que hay tres tipos de pantalla que compiten actualmente en el sector 4K:

  • Pantalla LCD: utiliza una serie de diodos (de LEDs precisamente) para iluminar la pantalla. Se ubican a lo largo de la misma, de manera que aporta zonas de sombra y de luz óptimas. La tecnología LCD de mayor calidad se encuentra en los modelos de gama alta.
  • Pantalla QLED: tecnología es la que una pantalla LCD de tipo VA se combina con un sistema de retroiluminación Full LED. Esto ofrece una iluminación de la pantalla más precisa y menos fugas de luz.
  • Pantalla OLED: ilumina cada píxel individualmente: cuando un píxel es negro, es verdaderamente negro. Es la elección a realizar si quiere una TV que suponga la mejor inversión a largo plazo. Además, la gran mayoría de medios de comunicación van cambiando progresivamente a esta tecnología, pues los contrastes son más absolutos. Si le interesa este tipo de TV, puede echar un vistazo a nuestra comparativa.

Por otra parte, exceptuando las TV OLED, que utilizan una tecnología particular, existen 3 tipos de losas:

  • Las TN: muestran una latencia particularmente débil, lo que la hacen una buena opción para el gaming. Su luminosidad es más alta y eficiente. Por otra parte, peca en los ángulos de visión. La colorimetría, el contraste y la luminosidad no se garantizan si el espectador no se encuentra exactamente frente a la pantalla.
  • Las IPS: disponen normalmente de una colorimetría más precisa y ofrecen un ángulo de visión más amplio. Pero sus negros son menos intensos y por lo tanto, su contraste es menos ventajoso. Sin embargo, las nuevas pantallas IPS ofrecen un buen nivel de reactividad.
  • Las VA: combinan las ventajas del IPS y el TN. Pero su tiempo de latencia es un poco más largo que las otras, mientras que su ángulo de visión es de una calidad discutible. La cuestión del «ghosting» se aleja generalmente de las pantallas VA del mundo gaming, pero no molesta (demasiado) en el simple visionado de películas.

Sabiendo esto, realizamos una primera criba comparando las características prácticas de cada modelo y sus precios, además de los siguientes criterios:

  • La calidad de imagen: puede evaluarse según muchos criterios, como el respeto de los colores (medido por el Delta E, una medida de la diferencia entre dos colores; cuanto más bajo es este valor, menos visible es la diferencia, convirtiéndose en imperceptible por el ojo humano por debajo del umbral de 3), la temperatura de los colores (que idealmente debe girar en torno a 6500 K), la tasa de contraste y los ángulos de visión (que no plantean ningún problema en las pantallas OLED, pero que deben comprobarse en las demás).
  • El tiempo de remanencia: medida en milisegundos, es el tiempo durante el cual una imagen supuestamente desaparecida persiste en la pantalla. Por lo tanto, esta remanencia debe ser mínima para no sufrir el efecto ghosting en su TV (una imagen fantasma persistente).
  • El HDR (High Dynamic Range): una opción que permite aumentar la luminosidad y la visibilidad de los detalles para un resultado más realista. Existen varios formatos competidores (Dolby Vision, HDR 10…). 
  • La calidad de sonido: es, en la mayoría de los casos, la mayor deficiencia de los televisores. Sin embargo, algunos modelos destacan un poco, aunque los más exigentes (elitistas del sonido) optarán por comprar una barra de sonido o un home cinema. 
  • La conectividad: es necesario examinar si la conectividad es suficiente para satisfacer sus necesidades personales, sobre todo si conecta dispositivos antiguos a su TV (con el advenimiento del HDMI, esto tiende a simplificarse).
  • La ergonomía: para las Smart TV, se recomienda comprobar si el sistema operativo es fácil e intuitivo a la hora de utilizarlo, y qué medios ofrece para ello (mando a distancia, control vocal…).

Por otra parte, también hemos prestado especial interés a los posibles problemas de burn-in que podrían presentar estas TV. A diferencia del ghosting, el burn-in es un fenómeno definitivo que afecta a algunas pantallas OLED. Por lo tanto, sospeche de los modelos OLED “baratos”.

En caso de duda, opte siempre por una TV 4K que haya salido al mercado en los últimos 6-10 meses, y escriba en Google su nombre (el de la TV…) + “burn-in”. Si ve resultados positivos y/o alarmantes, siga su camino…

Tomados en cuenta todos estos parámetros, una docena de modelos se descolgaron de nuestra selección inicial. Para concretar aún más, también examinamos la acogida de estas televisiones entre los consumidores: opiniones de usuarios en webs de venta, blogs especializados, canales de YouTube de las diferentes marcas… No se ha dejado nada al azar.

Con el fin de ser más exhaustivos, hemos realizado esta labor tanto el mercado español, como en el francófono. Esto nos ha dado una visión más general del mercado europeo.

Al final de todo este proceso, pudimos seleccionar las 6 mejores TV 4K del momento, clasificadas según su categoría de precios.

 

Las mejores TV 4K baratas

Hemos definido la entrada de gama por debajo de los 1000 euros, ya que es difícil encontrar una TV 4K de verdadera calidad por un precio inferior.

Sin embargo, los dos modelos seleccionados se impusieron en nuestra selección debido a su calidad de visualización y su esfuerzo a nivel de audio.

 

TCL U55C7006: la mejor barata

TCL U55C7006

Ventajas
Buena relación calidad/precio
Diseño elegante
Android TV
Niveles de contraste y calidad visual general
Inconvenientes
Altavoz JBL mediocre
VA

Esta TV de TCL no es ni la más moderna, ni la más potente del mercado, pero ofrece una relación calidad/precio realmente interesante, por menos de 1000€.

En primer lugar, este modelo ha captado mi atención por su diseño, pues es francamente original: de lejos, la tele nos da la impresión de ser un panel muy fino. La pantalla se apoya sobre dos patas cromadas en forma de V, más bien estrechas. En conjunto, se distingue por su sobriedad y elegancia.

En cambio, y desgraciadamente, no es precisamente muy estable: hacen falta al menos 20 cm de profundidad. Aun así, esta TV no tiene más de 5 cm de grosor, una cualidad técnica admirable para una pantalla de tal precio.

Uno de los elementos que más sorprenden, es que, allí donde la mayoría de los fabricantes han optado por altavoces camuflados o escondidos (normalmente en los laterales, detrás de la pantalla), la TCL muestra orgullosa una barra de sonido JBL a lo largo de la misma.

Todas las conexiones se encuentran en la parte izquierda, contenidas en una caja que favorece (un poco) la gestión de los cables.  A nivel de conectividad, encontramos tres entradas HDMI 2.0, un puerto de antena y satélite, un puerto Ethernet y una salida Jack.

La pantalla de 55″ ha sido construida con tecnología VA. Le invito a consultar mi guía de compra para conocer los problemas que este tipo de elección implica, sobre todo en materia de calidad de imagen en un ángulo importante.

Si está revestida de una capa brillante (lo que se ve mejor cuando está apagada), el revestimiento antirreflejo hace bastante bien su trabajo. Sin embargo, hace falta limitar su exposición a la luz directa, ya que impacta mucho más en este tipo de pantallas, que en las que son mate.

La calidad del LCD y la relación de contraste son increíbles para esta gama de precios. Además, la luminosidad máxima ofrece un verdadero confort.

En lo que concierne a la colorimetría, casi roza la perfección: TCL ha hecho grandes progresos en ese aspecto. Los colores son vivos, fieles, y bien equilibrados.

Pero hay un punto débil: la pantalla solo ofrece 50 Hz de velocidad de renovación de imagen, siendo lo normal 60 Hz. De hecho, constatamos ligeros flujos de movimiento. Eso mina un poco el esfuerzo que ha sido realizado para reducir el tiempo de lag, que forma parte de los argumentos de TCL para presentar ese modelo como “polivalente”.

En cuanto al sonido, la barra JBL bajo la pantalla se muestra más estética que eficaz. Con una potencia de 12W el resultado no marca la diferencia… Y no está a la altura de una buena barra de sonido de entrada de gama. Al final, las voces son inteligibles, pero los bajos suenan huecos y también se aprecian debilidades en los agudos. Puede ser un problema haber integrado un altavoz si no es de buena calidad…

Otra novedad que aporta la U55C7006 es la función Smart TV Android. Las aplicaciones Android son bastante completas, especialmente con una buena integración de VCL.

El punto sobre el que podemos juzgar esta TV 4K con rigor, es su hardware. Cuenta con 2GB de RAM, 16GB de almacenamiento y un procesador MediaTek de cuatro núcleos. No es una bestia en potencia, pero tiene una relación calidad/precio muy ventajosa.

También integra conexión Bluetooth y Wifi. Mi única pega sería la ausencia de comandos vocales. Además, el mando a distancia no cuenta con micrófono. ¡Qué lástima!

Al final, TLC entra oficialmente en el corazón de los grandes. Su nuevo televisor es (muy) probablemente el más competitivo de la gama de menos de 1000€. Tampoco podemos obviar el gran trabajo de mejoras que permiten alcanzar tales prestaciones gráficas, y la integración de Android TV. Todas estas características hacen de esta TV un modelo completo, cómodo y fácil de utilizar.

 

Samsung UE55NU7105: la alternativa barata

Samsung UE55RU7405 4K

Ventajas
Calidad de imagen asombrosa
4K UHD
Excelente colorimetría
Inconvenientes
Diseño de la base
Mando a distancia sin retroiluminación

Este segundo modelo de entrada de gama es de la marca Samsung, y sin duda, una alternativa de precio muy interesante.

En cuanto al diseño, nos encontramos un modelo muy fino (máximo 6 cm), pero con un pie relativamente grande (26 cm). Pero hay que destacar el gran trabajo que Samsung ha realizado en este aspecto, sobre todo el sistema para ordenar los cables en la parte trasera de la TV.

Posee una pantalla LED con resolución 3840×2160 y UHD 4k, por lo que ofrece una representación visual de calidad y bien equilibrada. Además, gracias al Dynamic Crystal Color, los detalles se reflejan casi a la perfección, volviéndo los colores mucho más naturales.

En cuanto a la interfaz, como siempre en Samsung, se trata de Tizen. Ésta es conocida por su fluidez y eficacia, y es probablemente la mayor rival de Android TV. Asimismo, ofrece la función Hi Bixby!, un asistente personal que le ayuda a organizar y controlar la TV.

Su mando a distancia es bastante completo, incluso le permite controlar todos sus dispositivos conectados y acceder fácilmente al contenido de estos. Sin embargo, no tiene retroiluminacón y presenta un diseño un tanto básico.

Eso sí, no todo es tan positivo. Su consumo de energía es de clase A, lo que no está mal (todo depende de la pantalla), y su pie (la base) no es de lo más discreto que se puede encontrar.

Por último, a nivel de conexión, el resultado es bastante bueno: 3 HDMI, 2 USB, puerto Ethernet, RF, Common Interface, entrada VA, bluetooth y wifi.

Al final, esta TV 4K ofrece una excelente relación calidad/precio, la calidad de imagen es sorprendente, al igual que las opciones de conexión. Una pena que la base de la TV reste puntos a su diseño.

 

Las mejores TV 4K de gama media

Para esta sección, el precio máximo se eleva a los 1500€. Los dos modelos seleccionados ofrecen una relación calidad/precio la mar de interesante, además de proponer la tecnología OLED a un precio accesible.

LG 55B8: la mejor de gama media

LG 55B8

Ventajas
OLED asequible
Calidad de imagen
Colorimetría impecable (salvo en gaming)
Calidad sonora satisfactoria
Inconvenientes
Mando a distancia básico

He aquí un interesante modelo Oled de menos de 1.500€. Obviamente, el 55B8 no es el mejor producto de LG y tampoco ofrece los últimos componentes que la marca ha incluido en sus modelos más potentes, pero es una opción más buena de lo que parece.

Su diseño ha sido muy bien trabajado gracias a sus finos bordes, lo que hace que la pantalla esté mucho más presente, y esto, en mi opinión, le otorga un gran efecto. Su base, por el contrario, tiene un aspecto masivo (aunque en realidad mide 23 cm de profundidad, lo que sigue siendo razonable). Si realmente le molesta, puede optar por la versión LG 55B8S, de mismas características, pero cuya base es más discreta.

La pantalla Oled permite a esta TV LG mostrar excelentes contrastes y poca pérdida de brillo incluso cuando el ángulo de visión es muy sesgado. Esto, junto con su eficaz tratamiento antirreflectante, le permite posicionarla casi en cualquier lugar de su salón sin que su calidad de imagen se vea afectada.

Aunque su procesador Alpha 7 no es de la última generación propuesta por LG, es muy eficaz (la diferencia principal se sitúa en el motor de compensación de movimientos, un poco menos potente).

En cuanto a la colorimetría, es simplemente increíble. ¡Su delta E promedio es de 1,2! En HDR, sube a 2,6, pero siempre se sitúa bajo el 3, así que no hay problema. Los colores, además, no son ni demasiado cálidos ni demasiado fríos (como debe ser…).

Además, su tiempo de remanencia es casi nulo (la tecnología Led lo exige), y su retraso de visualización es de 21 ms. Estos datos la convierten en un modelo adaptado para el gaming.

En cuanto al sonido, gracias a sus dos altavoces y sus dos cajas de bajos este se representa la mar de bien. Si lo desea o si es muy exigente, también puede mejorar la calidad del sonido con la adquisición de una barra de sonido o un home Cinema.

Su sistema operativo es el Al ThinQ, original de LG. Aunque su uso es agradable, carece de fluidez en comparación con la competencia. Sin embargo, el mando a distancia incorpora un micrófono, lo que es muy práctico.

En lo que a conectividad se refiere, todo se encuentra en el pie de la TV. Tiene 4 puertos HDMI, 2 puertos USB 2.0, 1 puerto USB 3.0, 1 puerto Ethernet, 1 puerto PCMCIA, 1 salida de audio digital, 1 conector de antena de red y 1 conector de satélite. ¡No le falta de nada! Además, posee Bluetooth y Wifi.

En definitiva, una excelente opción Oled que no hará gritar del susto a su cartera.

 

Panasonic TX-55FZ800E: la alternativa de gama media

Panasonic TX-55FZ800

Ventajas
Calidad de imagen
Colorimetría impecable
Sonido correcto
Inconvenientes
Sistema operativo un poco básico
Mando a distancia de diseño básico

Esta televisión constituye la versión simplificada de la Panasonic TX-55EZ950, que ocupaba la primera plaza de esta selección, pero que actualmente presenta una relación calidad/precio menos atractiva.

Su diseño me parece bastante exitoso dados sus finos bordes, y podrá casarse perfectamente en cualquier tipo de interior. Sin embargo, su pie es muy imponente (¡30 cm de profundidad!).

La pantalla de 55” muestra una definición Ultra HD con un procesador HCX2 (el mejor de Panasonic en la actualidad en el procesamiento de imágenes) que vuelve las películas 4K más realistas y precisas.

La calidad de imagen es evidente (de lo contrario no se la propondría), con una transcripción fiel de los colores y detalles de contraste. De hecho, su delta E es de 1,6, lo que hace que su colorimetría sea extremadamente fiel.

No me detendré en la calidad visual y la disminución de la luminosidad mínima según el ángulo de visión bajo el cual mire, ya que es una constante en las TV Oled, pero solo subrayaré que su filtro antirreflejante es excelente, lo que le permite colocarla en casi cualquier lugar para mantener una buena visión.

Este televisor soporta el formato HDR10, una tecnología de imagen que aumenta los contrastes, combinando escenas oscuras más legibles y picos luminosos más intensos, para una dinámica palpable.

En cuanto a los videojuegos, tiene algo bastante parecido a la LG anterior, con un tiempo de remanencia casi nulo y un retraso en la visualización de 21 ms. Por lo tanto, será muy adecuada para jugadores. Por otra parte, la configuración de pantalla ofrece un “modo de juego” que optimiza el uso y visualización de sus videojuegos.

La calidad sonora está a la vista, aunque hubiera sido mejor colocarle una barra de sonido como la del modelo 950. Si quiere lo mejor en cuanto a sonido, recomendamos invertir en una barra de sonido o un home Cinema.

Por su interfaz, el sistema de explotación de Panasonic es My Home Screen, que tiene el mérito de ser bien legible y fácil de usar, pero presenta algunas lagunas como la ausencia de algunas aplicaciones hoy en día comunes como Spotify o TE1. El mando a distancia es muy sencillo (sin retroiluminación ni micrófono integrado), pero completo.

Bueno, la conexión es bastante clásica. El pie de la TV ofrece un escondite ideal para los diferentes cables, algo que resulta la mar de práctico. Tiene 4 puertos HDMI 2.0, 1 salida óptica, 1 toma de casco, 3 puertos USB, 1 ranura PCMCIA, 1 entrada de antena, 1 entrada de satelital, 1 lector de tarjetas SD y 1 puerto Ethernet. Wifi y Bluetooth también, por supuesto.

Al final, Panasonic nos propone un televisor maravilloso. Ofrece una excelente calidad de imagen tanto en SDR como en HDR o en juego. Las únicas quejas que se le pueden formular son su sistema operativo y su mando a distancia, demasiado básicos. Pero honestamente, a ese precio, ¡no está mal!

 

Las mejores TV 4K de gama alta

Por encima de los 2000€, ya podemos esperar cualquier locura (y las hay en el mundo de las TV 4K…). Sin embargo, nosotros hemos decidido establecer el límite de esta gama en 2500€. Los modelos recomendados en esta sección  rozan la perfección visual.

 

LG 55C9: la mejor de gama alta

LG 55C9

Ventajas
Calidad de imagen
Latencia mejorada
Integración del VRR
Inconvenientes
Mando a distancia sin retroiluminación

Con este modelo, LG sigue manteniendo su línea de diseño, ya que la LG 55C9 ofrece un fino look con bordes aún más delgados. Se puede fijar a la pared o colocarla sobre el pie o base.

La pantalla está protegida de los rayos del sol por un eficaz filtro antirreflectante que ofrece una excelente visión desde cualquier ángulo. Además, viene con un mando a distancia con función “Control por voz”, pero no está retroiluminado.

La colorimetría no presenta ningún defecto. El delta E medio gira alrededor de 1,7 y permanece en 2,4 en HDR. Gracias a su nuevo procesador Alpha 9 de 2ª generación, muestra gran nitidez en los movimientos y una mejora de los contrastes.

En lo que concierne al nivel de rendimiento 4K, es compatible con la mayoría de los formatos HDR actuales (HDR10, HLG o incluso Dolby Vision).

Su tiempo de remanencia es muy inferior al de otras televisiones de esta selección. Su retraso en la visualización es de 12,7 ms, lo que significa que es un modelo eficiente para “uso gamer”, incluso en los videojuegos más exigentes.

En cuanto al audio, posee dos altavoces y subwoofers que ofrecen una representación bastante buena, aunque no lo suficiente para los más elitistas en cuanto a calidad sonora se refiere. Éstos tendrán que considerar la compra de un home Cinema.

Por último, este modelo posee la interfaz habitual, Al ThinQ, que ha sido objeto de algunas actualizaciones antes de su lanzamiento

La conexión, que se encuentra siempre en la base, ofrece esta vez 4 HDMI, 2 puertos USB 2.0, 1 puerto USB 3.0, 1 puerto Ethernet, 1 salida de audio digital óptica, 1 toma de auriculares y 1 puerto PCMCIA. Por supuesto, cuenta con Wifi y Bluetooth.

Al final, la LG 55C9 le ofrece una de las mejores experiencias en calidad de imagen gracias a su excelente colorimetría y a su gran compatibilidad de formatos. Su corto tiempo de latencia es perfecto para los gamers, sobre todo gracias a su filtro antirreflejo, que permite una correcta visualización desde cualquier ángulo.

 

Sony KD-55AG9: la alternativa de gama alta

Sony KD-55AF9

Ventajas
Excelente calidad de imagen
Colorimetría trabajada
Calidad de sonido
Sistema de control de voz
Inconvenientes
Otros modelos presentan mejores tiempos de latencia
Mando a distancia sin retroiluminación

La Sony KD-55AG9 forma parte de la Master Series, que se centra en una mejor calidad de vídeo. Se presenta bajo un diseño sencillo. Sus bordes son aún más delgados que los de los otros televisores de esta selección, para dejar más espacio a la visualización. Desde un punto de vista ergonómico, se puede colgar en la pared o sobre su discreto pie.

La pantalla incluye una losa brillante filtrada antirreflejos, que aunque no es la más eficaz, permite cierta claridad en muchos aspectos. Tenga en cuenta también que el mando a distancia proporcionado no tiene retroiluminación.

Sony da muestras de mayor “realismo” proporcionando buenos contrastes, detalles visibles y hermosos colores gracias a su procesador HDR X1 Ultimate. En cambio, la luminosidad máxima sigue siendo un poco baja.

En lo que concierne el nivel de rendimiento 4K, es compatible con HDR10, Dolby Vision y HLG.

No hemos encontrado ningún indicio preciso sobre el tiempo de demora (latencia) en la visualización. Por lo tanto, no podemos certificar su fluidez. Dicho esto, la presencia de un “modo juego” dirigido a los gamers, nos hace pensar que el tiempo de latencia es bajo.

Su equipo sonoro consta de tres difusores y dos subwoofers. Éstos se benefician del sistema Acoustic Surface Audio que permite una mejor eficiencia sonora.

Y, como “una golondrina no hace verano”, esta vez Sony ha apostado por la interfaz Android TV actualizada. Es rápida e intuitiva. 

En lo que respecta a su conectividad, encontramos 3 puertos USB, 1 toma de audio, 4 entradas HDMI, 1 salida de vídeo y 1 entrada Ethernet. Además, el cableado está pensado para no molestar a nadie y también puede conectarse vía Wifi o Bluetooth.

Para finalizar, la Sony KD-55AG9, aunque es cara, propone una muy buena calidad de imagen y sonido. Posee una interfaz clara y completa para ofrecerle una excelente experiencia televisiva y además, posee un diseño que casa con cualquier interior.

 

Menciones honoríficas

LG 55C8: la versión 2018 de la C9 presentada en nuestra selección sigue siendo perfectamente actual. Aunque el procesador Alpha 9 de 1ª generación es un poco menos potente que el 2º Gen y muestra un retraso en la visualización de 20 ms, presenta una excelente calidad de visualización, con un Delta E medio aún mejor en HDR. Además, desde el lanzamiento de la última generación, ¡ahora es más barata!

Sony KD-55AG8: se trata de la versión 2019 de la Sony KD-55AF8, segunda versión de la famosa Bravia. Muy similar a su hermana mayor, se distingue por su pantalla OLED de última generación y la configuración del pie de la base. Sin embargo, frente a la KD-55AF9, carece de funciones innovadoras y presenta un tratamiento de la colorimetría y latencia menos trabajado.

Samsung QE55Q90R: hemos considerado seriamente la posibilidad de incluir esta televisión en nuestra selección principal, pero al final, su precio (un poco alto) nos hizo preferir los dos modelos presentados anteriormente. Sin embargo, esta TV QLED es la perfecta alternativa a las pantallas OLED.

 

En conclusión, ¿qué TV 4K elegir?

Si tuviéramos que recomendar un único modelo, ese sería la LG 55C9, una TV OLED capaz de ofrecer una excelente calidad de visualización, un sistema de audio más que correcto y adaptada al gaming.

Si el OLED no le es un imperativo, la TCL U55C7006 representa una elección económica. Propone una calidad de imagen bastante impresionante para su precio, sobre todo a nivel de contrastes.

En cambio, LG 55B8 nos parece la mejor manera de invertir en tecnología OLED sin arruinarse. Calidad de pantalla (con una colorimetría muy controlada), rendimiento de sonido correcto… De hecho, no tiene mucho que envidiar a su hermana menor de última generación, excepto en gaming, donde es menos eficiente.

Mejor barataMejor gama mediaMejor gama alta
TCL U55C7006LG 55B8LG 55C9
TCL U55C7006LG 55B8LG 55C9
Se distingue por su fino diseño y su buena calidad visual, además presenta una relación calidad/precio bastante buena.
Leer más
TV OLED de colorimetría impecable y calidad de audio más que correcta. Destaca por sus excelentes contrastes y poca pérdida de brillo.
Leer más
Calidad en todos los sentidos, tanto visual como sonora. Ofrece una excelente visión desde cualquier ángulo y es perfecta para el gaming.
Leer más
EUR 576,11EUR 1.167,33EUR 2299,00
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en El Corte Inglés

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>