El Mejor Cubrecolchón

Actualizado el 27 de febrero 2023

Tras 15 horas de investigación y un análisis en profundidad de 31 modelos, 12 de los cuales fueron probados, hemos llegado a la conclusión de que el sobrecolchón reversible Emma ofrece actualmente la mejor relación calidad-precio.

Este comparativo es 100% imparcial y respeta las consignas de nuestro proceso de selección.

Nuestra elección, Mejor barato

Emma Reversible (160 x 200 cm)

Su diseño reversible se adapta a la mayoría de los usuarios, ya que es a la vez firme y suave. Su funda también es cálida, pero será necesario lavarla para eliminar su olor químico al desembalarla.

Permanezca a la espera… Estamos buscando el precio del producto

Emma Le surmatelas réversible

Este modelo con certificado Oeko-Tex (Norma 100) tiene 6 cm de grosor y está formado por varias capas de espuma. Gracias a su reversibilidad, puedes elegir libremente si prefieres el lado firme (la parte gris) o el lado más blando (la parte azul). Aunque no notamos una gran diferencia entre los dos lados durante nuestras pruebas, lo encontramos cómodo en todas las posiciones para dormir. La funda es cómoda, transpirable y extraíble para facilitar su cuidado. A pesar de la ausencia de cintas elásticas, no se desliza sobre el colchón y es compatible con todos los grosores. Solo lamentamos su fuerte olor químico al desembalarla.

 

 

Mejor de gama alta

Simba Hybrid (160 x 200 cm)

Sus principales ventajas son su comodidad superior, su agradable textura, su gran transpirabilidad y su facilidad de limpieza. Además, sus correas garantizan un ajuste perfecto al colchón.

Simba Le Surmatelas Hybrid

Fabricado con materiales reciclados y espuma certificada CertiPUR, este sobrecolchón de 7 cm de grosor incorpora espuma de célula abierta con infusión de grafeno y 1500 micromuelles de titanio patentados que favorecen la circulación del aire y mantienen una buena independencia de descanso. De hecho, en nuestras pruebas no sentimos cuando la otra persona se movía y lo encontramos muy cómodo en todos nuestros colchones. El material también es agradable al tacto y se siente fresco en las noches calurosas. También se mantiene en su sitio gracias a las 4 correas elásticas y a la base antideslizante. A pesar de su mayor peso (17 kg), la calidad general es buena y la funda superior se puede lavar a máquina.

 

Alternativa barata

ViscoSoft Mémo (180 x 200 cm)

Suave y cómodo, es adecuado para aquellas personas con la piel sensible. Se adapta a tu postura y se agradece su textura suave y transpirable.

Permanezca a la espera… Estamos buscando el precio del producto

ViscoSoft Surmatelas Mémo

Este sobrecolchón de espuma viscoelástica de 5 cm de grosor se adapta a la posición en que duermes y a la forma de tu cuerpo. Así que puede hundirse bastante en él. Durante nuestra prueba, nos pareció cómodo y suave, especialmente si te mueves poco al dormir. Sin embargo, según la posición, no siempre queda tenso y forma un pequeño hueco. Además, al desembalarlo, es difícil que se extienda completamente y recupere su forma original. La funda de viscosa de bambú se puede lavar a máquina. Esta última es hipoalergénica, suave y transpirable, a la vez que cómoda y cálida. La parte inferior antideslizante y las 4 cintas elásticas garantizan un ajuste perfecto en cada colchón. Tenga en cuenta que las costuras entre la funda y las correas pueden mostrar sus limitaciones en los colchones más gruesos.

 

Alternativa de gama alta

Hypnia Bambú (160 x 200 cm)

Elegido Producto del Año en 2019, es suave, fresco y ventilado, y su composición saludable e higiénica es ideal para pieles sensibles. Además, es cómodo en la mayoría de posiciones de dormir.

Permanezca a la espera… Estamos buscando el precio del producto

Hypnia Surmatelas Bambou

Aunque parece ligeramente más fino, este sobrecolchón tiene 8 cm de grosor y está fabricado con espuma viscoelástica de alta densidad. Esto significa que el sobrecolchón es suave y se adapta a la forma de su cuerpo y a la posición en que duermes. En general, se respeta la independencia de descanso, pero tras desembalarlo, sepa que tarda un par de noches en extenderse completamente. El tejido de fibra de bambú es transpirable y durante nuestra prueba nos pareció muy fresco al tacto. La funda es hipoalergénica, certificada sin sustancias nocivas, y es desenfundable y lavable a máquina. La ausencia de correa lo hace compatible con todos los grosores de colchón y, aunque el soporte es ligeramente inferior, esto se compensa bien con su base antideslizante.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor baratoMejor de gama altaAlternativa barataAlternativa de gama alta
Emma Reversible (160 x 200 cm) Simba Hybrid (160 x 200 cm) ViscoSoft Mémo (180 x 200 cm) Hypnia Bambú (160 x 200 cm)
Su diseño reversible se adapta a la mayoría de los usuarios, ya que es a la vez firme y suave. Su funda también es cálida, pero será necesario lavarla para eliminar su olor químico al desembalarla. Sus principales ventajas son su comodidad superior, su agradable textura, su gran transpirabilidad y su facilidad de limpieza. Además, sus correas garantizan un ajuste perfecto al colchón. Suave y cómodo, es adecuado para aquellas personas con la piel sensible. Se adapta a tu postura y se agradece su textura suave y transpirable. Elegido Producto del Año en 2019, es suave, fresco y ventilado, y su composición saludable e higiénica es ideal para pieles sensibles. Además, es cómodo en la mayoría de posiciones de dormir.
229.00 € en Amazon 259.00 € en Simba Ver el precio en Amazon 269.99 € en Amazon

 

300+ Comparativos
3000+ Productos Probados
100% Imparcial

¿Por qué confiar en nosotros?

Selectos compara y prueba cientos de productos para ayudarle a comprar mejor. A veces recibimos una comisión cuando compra a través de nuestros enlaces, lo que ayuda a financiar nuestro trabajo. Más información

 

¿Cómo hemos hecho los test?

Para empezar, utilizamos cada modelo en 3 colchones con diferentes grosores y niveles de firmeza. Para una mayor objetividad, fuimos 4 personas, con morfologías y hábitos de sueño diferentes, las que probamos los cubrecolchones. Para probar la densidad, la firmeza, el confort y el apoyo, nos basamos en nuestras sensaciones de bienestar general probando todas las posiciones posibles para dormir (espalda, estómago, lado).

También nos centramos en la independencia del sueño colocándonos al lado de un compañero para ver hasta qué punto sentíamos los movimientos del otro. Después nos fijamos en la transpirabilidad de la superficie y en el soporte del colchón (base antideslizante, presencia de cintas elásticas, etc.).

 

¿Cómo elegir un sobrecolchón?

El cubrecolchón es ideal para aumentar la comodidad y la vida útil de tu colchón. Como el precio, los materiales, la practicidad y el uso de estos cubrecolchones pueden variar de una marca a otra, hemos elaborado una lista de características a tener en cuenta antes de pasar por caja.

Surmatelas

Concretamente, las dos funciones principales de los cubrecolchones son:

  • Proteger el colchón: utilizar un sobrecolchón permite prolongar la vida útil del colchón principal. Es fácil de lavar y es menos probable que se ensucie, se manche o se impregne de sudor, pelo y piel muerta. Basta con meterlo en la lavadora o quitar la funda y lavar solo ésta. Esta ventaja higiénica es la razón por la que se utilizan tanto en los hoteles. Otra solución es, por supuesto, utilizar un protector de colchón.

Surmatelas

  • Ajustar la firmeza/confort: añadir un sobrecolchón a un colchón incómodo es una solución fácil y económica. Un colchón nuevo, por ejemplo, puede ser demasiado firme al principio: un topper blando es ideal para ayudarle en la transición. La mayoría de los modelos ofrecen el equilibrio adecuado entre un soporte óptimo y una suavidad agradable. Son especialmente populares para dormir en una cama supletoria.

Aunque algunas personas también los utilizan para evitar tener que cambiar inmediatamente un colchón defectuoso, esta solución no está recomendada por los especialistas y, por lo tanto, debe ser temporal, ya que el sobrecolchón puede adoptar los defectos de su compañero, como un hueco, por ejemplo.

Surmatelas

Una vez que tenga en cuenta estas pocas consideraciones, deberá fijarse en otros criterios esenciales para comprar el modelo ideal:

  • Dimensiones: los cubrecolchones suelen ajustarse a las dimensiones habituales de los colchones. Aquí hemos optado por incluir modelos con dimensiones de 160×200 cm, correspondientes a los colchones Queen Size, muy habituales. No obstante, la mayoría de los modelos están disponibles en varias medidas.
  • Grosor: los modelos disponibles en el mercado varían en grosor de unos 2 a 10 cm. Lo ideal es elegir un sobrecolchón que mida entre 4 y 8 cm. Si es más fino, es posible que el sobrecolchón no le proporcione la comodidad que espera. Si es más grueso, probablemente será demasiado blando y podría hundirse demasiado en él. Tenga en cuenta también que los modelos más asequibles suelen ser edredones gruesos en lugar de colchones finos.

Surmatelas

  • Los materiales: lo ideal es optar por materiales hipoalergénicos y antiácaros, que además estén certificados por Oeko-tex, que garantiza la ausencia de sustancias tóxicas. Los acolchados suelen ser de fibras sintéticas -que a menudo tienen la ventaja de poder lavarse a máquina- o de espuma, o incluso de viscoelástica (para un confort personalizado). Tenga en cuenta sus preferencias.

Surmatelas

  • Estabilidad: para una mejor adaptabilidad y un confort óptimo, los cubrecolchones suelen estar equipados con un sistema que los mantiene en su sitio sobre el colchón. A menudo se trata de bandas elásticas que se pasan por debajo del colchón, o a veces de superficies antideslizantes, o ambas cosas. Los cubrecolchones también se sujetan al colchón mediante la sábana bajera, que debe ser de un tamaño adecuado para el doble grosor.

PS: si también está buscando un buen colchón, le invitamos a echar un vistazo a nuestra comparativa sobre los mejores modelos del momento.

 

Otro cubrecolchón que recomendamos 

Matt Sleeps (199.00 € en el momento de la publicación): un modelo reversible. Tiene la ventaja de ofrecer dos opciones de firmeza con sus dos caras, una que favorece el apoyo y la otra la flexibilidad. También está disponible en versión dividida para los que tienen dos somieres. Gracias a la espuma viscoelástica, se adapta a su morfología y su diseño favorece la transpirabilidad. Esto es algo que apreciamos mucho durante las pruebas, así como su agradable olor al desembalarlo. Además, la funda extraíble y lavable a máquina es más higiénica y las cuatro correas ofrecen un buen soporte en colchones gruesos.

 

Otros cubrecolchones que hemos probado

Abeil Acaristop (56.98 € en el momento de la publicación): aunque es ligero y se puede lavar a máquina, este modelo blando es demasiado fino y parece más un edredón grande que un cubrecolchón. Además, se mueve un poco sobre los colchones más finos.

Dodo Surconfort Thermolite Reflex (101.18 € en el momento de la publicación): es mucho más fino de lo anunciado (6 cm). Aunque es suave y cómodo, también se parece más a un edredón. También se queda un poco corto en colchones más gruesos.

 

 

Traducido por Ramsés El Hajje

Deja un comentario