Tecnologia

Las 7 (verdaderas) Mejores Tablets de 2019 – Comparación

Actualizado el 21 de febrero 2019

Tras varias horas de búsqueda, he establecido mi selección de las 7 mejores tablets actualmente en el mercado.

En mi opinión, el primer puesto en lo que a relación calidad/precio de 2018 se refiere, se disputa entre la iPad 2018 y la Huawei MediaPad M5 10.8. Es difícil decantarse por uno u otra, así que le toca a usted elegir.

Si está dispuesto a adentrarse en el mundo de las tablets, pero no sabe nada sobre ellas, le invito a consultar mi guía de compras al final del artículo, para ayudarle a elegir de la mejor manera posible, el modelo que mejor le convenga.

La mejor de las baratasLa mejor de gama mediaLa mejor de gama alta
Huawei MediaPad T5Apple IpadSamsung Galaxy Tab S4
Huawei MediaPad T5iPad 2018Samsung Galaxy Tab S4
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Las mejores tablets baratas

En esta categoría no encontrará las tablets con el mejor rendimiento ni las mejores pantallas, pero he seleccionado modelos que ofrecen lo esencial a bajo precio, sin sacrificar (demasiado) la calidad.

Huawei MediaPad T5: la mejor barata

Huawei MediaPad T5

Ventajas
Pantalla reactiva
Diseño sobrio y elegante
Buena ergonomía
Inconvenientes
Poca autonomía
Calidad fotográfica mediocre

Si un fabricante “resiste” en el mundo de las tablets táctiles y continúa produciendo regularmente, es el grupo chino Huawei, que nos propone, con la T5, su tercera tablet de 2018 (más adelante tendré la oportunidad de hablar de otro modelo).

Con su pantalla de 10,1”, la T5 ofrece un tamaño de pantalla muy cómodo para esta gama de precios. Personalmente, encuentro los bordes demasiado presentes (la pantalla cubre alrededor del 75% de la superficie), ya que la tablet tiene el considerable tamaño de 24,3×0,8×16,4 cm.

Y aunque es muy delgada, tiene dimensiones bastante grandes como para llevarla a todas partes. Además, sus 460gr., aunque no son demasiado, tampoco la definen como un peso pluma.

Aun así, la ergonomía sigue siendo impecable, y su chasis de aluminio de buena calidad inspira solidez y sobriedad.

La pantalla es bastante buena, ya que es bastante sensible, pero peca un poco a nivel de luminosidad: aunque es agradable de usar para una pequeña lectura por la tarde, por ejemplo, gracias a la agradable luminosidad que irradia, si está expuesta al sol se vuelve rápidamente ilegible.

Existe en dos versiones: la más barata ofrece 16GB de memoria y 2GB de RAM, y la segunda, ofrece 32GB de memoria y 3GB de RAM. Aunque sea la segunda versión la que le recomiendo, no es tanto por su capacidad de almacenamiento (ambas versiones disponen de una ranura Micro-SD para ampliar la capacidad hasta 256GB), sino más bien por la RAM.

De hecho, aunque no encuentre notorias lagunas para un uso normal con 2GB de RAM, tendrá que hacer muchas concesiones gráficas para los videojuegos disponibles en el Google Play Store.

En cualquier caso, en ambas versiones no hay ningún problema de calentamiento, ni siquiera con un uso intensivo.

Y precisamente hablando de uso, ¿cuánto tiempo puede durar la T5? ¡Probablemente sea su punto débil! El fabricante anuncia unas nueve horas, lo que concuerda con la verdad. De hecho, para un uso de 2-3 horas diarias con un poco de surf, visualización de vídeos, etc., tendrá la energía necesaria para tener que recargarla cada dos días (una recarga completa toma unas 3 horas). Por lo tanto, desgraciadamente estamos lejos de una campeona en autonomía.

Desde el punto de vista del audio, la calidad está ahí, pero sus bajos son un poco flojos y en general, le falta potencia. Probablemente se deba a la colocación de los altavoces en la parte inferior, siendo su único defecto notable de ergonomía .

En cuanto a la cámara, no espere milagros. Como señalo en mi guía de compras, las tablets suelen tener una baja calidad fotográfica, ¡y la T5 es una digna representante! La foto carece de detalles, y es casi inutilizable con poca luz. De todos modos, si está pensando en usarla para sus fotos de vacaciones, mire para otro lado y siga su camino.

A nivel del sistema operativo, nos encontramos frente a un modelo bajo Android 8.0 y con la interfaz EMUI de Huawei (también 8.0), que no es demasiado invasiva. Sin embargo, se observa que las aplicaciones propuestas han sido elaboradas por el fabricante para su uso en smartphones (en general, lo mismo ocurre con Android).

Para concluir, a pesar de su bajo precio, la Huawei Mediapart T5 tiene todo lo que se necesita para un uso estándar: una pantalla sensible con dimensiones cómodas, una ergonomía bastante buena, una RAM suficiente si opta por la opción de 32GB y una conexión satisfactoria (wifi, Bluetooth, toma de auriculares, MIcro-SD… (También existe en versión LTE para los más viajeros).

Si busca una buena tablet a bajo precio, y es capaz de soportar ciertas concesiones (batería y luminosidad), no le disgustará.

Amazon Fire HD 8 2018: la campeona del precio

Amazon Fire HD 8 2018

Ventajas
Muy barata
Calidad Amazon
Entorno multimedia completo
Inconvenientes
Bastante voluminosa
Pub constante
Ilegible bajo el sol

En un principio, Amazon lanzó la Fire como un modelo a caballo entre su famoso lector electrónico Kindle y una tablet. Desde entonces, el gigante americano propone cada año una nueva versión, siempre con la consigna del precio más bajo.

Con su pantalla de 8”, la Fire HD 8 se enmarca en la categoría de tablets pequeñas. Sin embargo, tiene unas dimensiones de 21,4×12,8×97 cm y un peso de 363 gr. Para un modelo de 8”, es bastante voluminoso.

La carcasa es de plástico, pero aún así tiene un aspecto robusto. En cuanto a su diseño, no hay mucho que decir, es simplemente sobrio. La ergonomía es bastante correcta, salvo por los botones de ajuste de volumen que se encuentran en la parte superior de la tablet… ¡Es imposible ajustar el volumen con una sola mano!

La pantalla es bastante reactiva y ofrece una cómoda luminosidad, sin embargo, presenta dos grandes defectos. Por una parte, el revestimiento plástico provoca un efecto espejo bajo plena luz (¡es inútil tratar de utilizar esta tablet al sol! Por otra parte, tiene HD, pero con una resolución 1280×800, por lo que si está habituado al Full HD, puede que le desconcierte.

Una vez más, nos enfrentamos a una tablet con una versión 16GB y otra de 32GB, y no le voy a mentir: no es necesario lanzarse a por la de 32GB, ya que ambas disponen de una Micro-SD que puede extender la memoria hasta 400GB: Además, la versión de 32GB no ofrece ninguna mejora adicional.

Ambas tienen una RAM de 1,5GB, y aunque de esta manera funciona bastante bien, no hay razón para intentar abrir varias aplicaciones a la vez, además, no soporta extremadamente bien los videojuegos más pesados. Sin embargo, presenta una gran ventaja, pues no se calienta incluso con un uso intensivo.

El audio, por su parte, es comparable al de la T5: es correcto, pero carece de potencia. Lo mismo ocurre con la autonomía: deberá recargar la tablet cada dos días (3 horas para una recarga completa) para utilizarla a razón de 2-3 horas diarias como máximo.

La calidad de la foto es mediocre. Ofrece menos detalles que la T5, y es inutilizable o casi, con baja luminosidad. Lo positivo, es que en comparación con la versión de 2017, Amazon pasó de una cámara delantera de 0,2 a 2 Mpx. Se trata de una mejora notable, pero no bastará para tomar selfies decentes. Aunque esto permite una mejor experiencia en videoconferencias, por ejemplo.

Ahora le diré lo que me enfada un poco: si os preguntáis cuál es la diferencia entre la versión “Con ofertas especiales” y “Sin ofertas especiales”, sepa que se trata del mismo sistema que Amazon utiliza en sus lectores de libros electrónicos, y del que he hablado en este artículo. ¡Por “Ofertas especiales”, simplemente escuche “anuncios” ! Y sí, si quiere pagar menos, tendrá que aceptar tener anuncios Amazon permanentemente en su página de espera. Para evitarlo, debe decantarse por la versión “Sin ofertas especiales”… ¡que cuesta unos quince euros más!

Bueno, seamos claros, obviamente esto no afectará a todos de la misma manera, pero esta política de Amazon de tener que pagar para evitar ser constantemente invadido de publicidad, me molesta un poco.

Pero sobre todo, el incentivo a la compra no termina ahí. En efecto, el gigante estadounidense ha desarrollado su propio uso de Android y Fire OS: el código base es idéntico, pero el diseño está totalmente alterado… ¡Todo para seguir consumiendo productos Amazon! Por defecto, encontrará una página dedicada a las aplicaciones (solo disponible a través de la tienda Amazon, mucho más restringida que Google Play Store), una página de libros que le lleva al Kindle y una página de vídeo que, por supuesto, le enlaza a Prime vídeos.

Además, tenga cuidado con la configuración inicial del aparato: si va rápido, ¡podría registrarse en Amazon Prime sin darse cuenta!

A pesar de sus cualidades y su pequeño precio, solo por estos pequeños puntos invasivos, la Fire HD 8 no puede ocupar el primer lugar en mi lista.

Al final, recomiendo esta tablet a aquellos/as que la utilicen principalmente para temas ofimáticos (lectura de correos, navegar por internet, ver vídeos…), o para los/las que tengan un presupuesto muy limitado. Amazon es famosa por sus productos de calidad y duraderos en el tiempo, pero hay que aceptar todas las limitaciones que los pequeños precios del gigante americano ofrecen.

Las mejores tablets de gama media

Es entre los 200-400€  cuando empezamos a encontrar modelos “serios”. Todos los modelos que he seleccionado en esta sección han sido lanzados al mercado recientemente, lo que permite constatar que, si el precio general de las tablets aumenta, va acompañado de una serie de mejoras.

En efecto, estas tablets no son perfectas en todos los ámbitos, pero su rendimiento les permite ser lo que se les pide: herramientas extremadamente versátiles.

iPad 2018: el mejor de gama media

iPad 2018

Ventajas
Acabados impecables
Colorimetría de pantalla perfecta
Buena calidad de audio
Buena autonomía
Inconvenientes
Sin Micro-SD ni USB
Sensor de huellas más lento que en iPhone
Prestaciones de cámara pasables

Si bien Apple siempre ha dominado el mercado de tablets, ha perdido un poco su hegemonía en los últimos años, y sus competidores se están poniendo al día. Sin embargo, con su cosecha de 2018, la famosa manzana parece dispuesta a recuperar su trono.

Y para ello, han escogido el iPad 2018 para dar un giro sin precedentes: en lugar de invadir el mercado con una tablet con nuevas características inéditas, esta vez propone un modelo de gran tamaño (9,7”), siendo la más barata de su historia. ¿Esto afecta a la calidad? Vamos a descubrirlo.

Lo primero que llama la atención es que, al lado de la versión de 2017, nos cuesta diferenciar el nuevo iPad. En la actualidad, las tablets de Apple son conocidas por su cuidadoso diseño (en gris, rosa – ¡mi favorito! – y plata) y su perfecta ergonomía. Una vez más, no se ha hecho ninguna concesión al respecto. La única observación que podría hacer, es sobre el lector de huellas, que parece menos rápido que en los últimos iPhone.

Su pantalla es muy reactiva, con una colorimetría perfecta, lo que promete una legibilidad óptima de los vídeos. Y aunque la luminosidad es un poco inferior a la de la versión 2017, el contraste mejora ligeramente. La gestión de los reflejos, por su parte, está controlada, lo que la convierte en la primera tablet de mi comparativa que puede ser utilizada al aire libre sin mayores problemas.

La novedad con esta versión, es que la pantalla es compatible con el famoso Pencil de Apple, originalmente diseñado para el iPad Pro. En cuanto a la capacidad de almacenamiento, Apple ofrece una versión de 32GB y otra de 128GB, pero esta vez, deberá ser cuidadoso/a, ¡porque no hay extensión de memoria a través de Micro-SD!

La memoria viva es de 2GB de RAM. En mi opinión, esto sería insuficiente si Apple no propusiera una optimización de software impecable. Sin embargo, la mayoría de los juegos disponibles en iOS funcionarán sin demasiadas dificultades, excepto los más recientes y pesados. Cabe destacar que no se sobrecaliente, ni siquiera con un uso intensivo.

La calidad del audio es impecable, tanto para auriculares, como los altavoces.

La calidad fotográfica, por llamarla de alguna manera, sigue careciendo de detalles, pero siempre es mejor (¡mucho mejor!) que en los modelos de entrada de gama. Por otra parte, la representación es comparable a la de su competidora directa, la Huawei Mediapad M5, aunque tengo la impresión de que el contraste es ligeramente mejor en esta última.

Por otra parte, su autonomía le permite utilizarla durante dos días consecutivos, a razón de 2-3 horas de uso al día. La diferencia entre Apple y las tablets de Android, es que estas se descargan mucho menos en modo espera que las tablets Android. Si no la usa durante varios días, ¡deberá conservar casi el mismo porcentaje de batería con el que la dejó la última vez que la utilizó!

Por último, en lo que se refiere al sistema operativo, no hay nada que objetar: el iPad 2018 incorpora la interfaz iOS 11.3, que brilla por su rapidez, simplicidad e intuitividad.

Al final, sin revolucionar las cosas, el iPad 2018 se impone por su impecable relación calidad/precio, y Apple finalmente nos ofrece “el iPad para todos”, ¡lo que hace bastante feliz a las carteras de los aficionados de la famosa manzana!

Huawei MediaPad M5 10.8: ex-aequo al iPad

Huawei MediaPad M5 10.8

Ventajas
Acabados perfectos
Muy buena pantalla
Autonomía
Inconvenientes
Sin puerto para cascos
Algunos botones por detrás

Como dije antes, Huawei es uno de los últimos fabricantes top en tablets táctiles. Por eso no es de extrañar que en mi selección haya un segundo dispositivo de esta marca.

Y sinceramente, me ha costado mucho compararla con el iPad 2018. Tiene algunas ventajas y desventajas con respecto al modelo de Apple, pero solo depende de usted ordenar lo que le resulta importante para hacer su elección con conocimiento de causa.

Por lo que respecta al diseño, cabe señalar que los acabados son impecables y que la parte posterior de metal mate le otorga un bello efecto. Aunque tiene una versión de 8.4”, aquí he seleccionado la de pantalla grande, con 10,8”. En dicha versión, vemos que la proporción pantalla/borde es mejor que en el iPad (aunque todo es cuestión de gustos). Además, al igual que su competidor americano, también dispone de un sensor de huellas.

La ergonomía es excelente, sobre todo gracias a los bordes ligeramente curvados, con la excepción de un punto: los botones de volumen y de bloqueo no están completamente en el lateral de la tablet, sino ligeramente por detrás. Por lo tanto, son difíciles de alcanzar si la coloca en un soporte.

La pantalla ofrece una calidad de imagen perfecta, con un resolución y un contraste un poco mejores que en el iPad, pero con una colorimetría menor. También es muy reactiva, pero un pelín menos que su competidor.

Aunque su tasa de reflexión no es tan elevada como la del iPad, igualmente se podrá utilizar sin demasiadas dificultades en el exterior.

Esta vez tenemos un modelo con 4GB de RAM, lo que permite realizar muchas tareas, administrar varias aplicaciones a la vez, e incluso jugar a los juegos más pesados del Play Store, sin que ello afecte a la calidad de imagen. Con un uso intensivo, se calienta un poco más que el iPad, pero es bastante razonable.

En cuanto a la capacidad de almacenamiento, dispone de 32GB, pero tiene una ranura para tarjetas Micro-SD.

El audio es correcto, pero en mi opinión tiene un gran defecto: no tiene toma jack. Por ello, no podrá utilizar sus cascos salvo por conexión Bluetooth o mediante un adaptador USB-C. Por su parte, los altavoces son muy potentes. ¿Demasiado potentes? A pleno volumen, la carcasa comienza a vibrar y puede ser irritante. El problema, es que se encuentran en la parte trasera, lo que no es óptimo ni cómodo, cuando se quiere colocar en un soporte.

En cuanto a la fotografía, la T5 tiene cámaras delantera y trasera más potentes que las del iPad, pero cuyo resultado sigue siendo bastante liso.

Por último, su autonomía la sitúa por delante del iPad, ya que puede durar 3-4 días si se utiliza entre 2-3 horas diarias.

En el sistema operativo, ninguna sorpresa: como la T5, funciona bajo Android 8.0, con la misma interfaz EMUI. ¿El pequeño plus? Gracias a su tamaño, la función de pantalla compartida está disponible, lo que le permite abrir dos aplicaciones simultáneamente una junto a la otra.

Al final, hay de todo en esta tablet Huawei Mediapart M5, y puede rivalizar sin problemas con el iPad. Todo se basa en los pequeños detalles. De hecho, la única razón por la cual decidí elegir al iPad como mejor tablet de gama media, es porque tiene una interfaz diseñada específicamente para las tablets.

Las mejores tablets de gama alta

Dentro de esta gama de precios se encuentran modelos destinados a un uso intensivo (por ejemplo, en sustitución total de un PC) o de forma profesional.

Cada vez más, este mercado está invadido por tablets que tienden a revolucionar el mercado, replanteando su diseño y su utilización. De hecho, son productos que se encuentran entre varias categorías: tablets gráficas, PC portátiles y tablets, ¿están destinados a fusionarse?

Samsung Galaxy Tab S4: la mejor de gama alta

Samsung Galaxy Tab S4

Ventajas
Excelente calidad de pantalla
Diseño impecable
Una de las mejores autonomías
Ergonomía perfecta
Inconvenientes
Calidad de foto pasable
Calidad de audio a examinar

Es hora de hablar de Samsung. A pesar de la competencia de Huawei, que poco a poco pisa los talones al fabricante coreano, sigue luchando y ofreciendo productos de calidad, como la excelente Galaxy Tab S4.

En primer lugar, hay que subrayar que su parte trasera de vidrio y metal le otorga un excelente diseño (lo prefiero incluso al de Apple, pero de nuevo, todo es cuestión de gustos). Además, sus 482 gr. y sus 7 mm de grosor la convierten en un modelo muy fino y elegante.

Con este modelo, el sensor de huellas deja paso al reconocimiento facial y al reconocimiento de iris. Un sistema que, aunque en teoría daba miedo, resulta bastante convincente.

La Tab 4 ofrece una pantalla OLED de 10,5” extremadamente reactiva, además, ocupa casi el 80% de la superficie. Con su definición de 2560×1600 px, permite una comodidad de lectura en cualquier campo (vídeos, fotos, ebooks, …).

Su tasa de contraste es excelente, la luminosidad muy ergonómica, y la tasa de reflexión es casi nula. De hecho, en comparación con el iPad Pro 2017, su pantalla es mejor.

Contiene una memoria interna de 64GB, pero es posible ampliarla hasta 400GB gracias al puerto Micro-SD integrado. Con sus 4GB de RAM, es una de las más fluidas y reactivas del mercado, ¡y además no se calienta!

La primera decepción se produce en el audio: el modo por cable es un poco decepcionante, ya que se esperaba una restitución más fiel. En cuanto a los cuatro altavoces, son buenos siempre que no se llegue al volumen máximo… Pero al mismo tiempo, si no lo hace, el sonido carece de potencia. ¡Menudo dilema!

El segundo punto negativo es la calidad fotográfica. Por supuesto, es mucho más alta que las tablets de gama base y media, pero se ve afectada por la comparación con el iPad Pro. De hecho, es mucho peor con poca luz, y casi se podría decir que es mala.

En cambio, su autonomía, si bien es un poco menor que la de Huawei Mediapart M5, es una de las mejores del mercado. Puede soportar fácilmente más de dos días, y el tiempo de carga es de tan solo dos horas.

La pequeña ventaja es el bolígrafo con el que se suministra. Este ofrece 4.096 niveles de presión, lo que permite realizar trabajos gráficos bastante avanzados.

Por último, en lo que respecta a su sistema operativo, la Galaxy Tab 4 funciona bajo Android 8.1, con la interfaz Samsung Experience 9.5. No hay sorpresas para los clientes habituales de Samsung y aunque todo esto ocupa mucho espacio en la tablet (¡14 GB!), hay que admitir que permite disponer de algunas aplicaciones muy agradables.

Al final, la Samsung Galaxy Tab 4 se presenta como una excelente tablet Android gracias a su pantalla (una de las mejores del mercado), su potente procesador y su ergonomía irreprochable. En cambio, sufre algunas comparaciones con el iPad Pro, al que solo pudo arrebatarle su puesto en esta categoría por su menor precio.

iPad Pro 11 (2018): tablet profesional con carácter de PC

iPad Pro 11 (2018)

Ventajas
Diseño asombroso
Face ID
USB-C
Inconvenientes
Los antiguos accesorios iPad no son compatibles
No hay posibilidad de ampliar la memoria
El nuevo lápiz y el teclado aumentan la factura

El iPad Pro 2018 salió a principios de noviembre ¡y ya está dando de qué hablar!

Por primera vez en su historia, Apple introdujo cambios importantes en su nueva tablet. En efecto, la pantalla ocupa ahora casi toda la superficie, dejando solo un delgado borde negro. Y a pesar de tener una pantalla más grande que en la versión anterior, se permite el lujo de mantener su poco peso (incluso ha perdido un gramo en el proceso).

El otro hecho notable es que el TouchID ha desaparecido, lo que deja paso al reconocimiento facial. Como puede verse en el diseño de su nueva tablet, Apple siguió los mismos pasos que en su iPhone X (el sistema de reconocimiento es incluso más eficiente, ya que también funciona cuando la tablet está inclinada).

La pantalla es extraordinariamente sensible. Embarca la tecnología ProMotion de la versión del 2017, que ajusta automáticamente la frecuencia de actualización para que todos los desplazamientos por la web y las animaciones sean más fluidos (hasta 120 Hz). Esta es una de las razones de que esté claramente diseñada para los profesionales creativos (diseñadores gráficos, fotógrafos, etc.).

Su resolución de 2388×1668 ofrece una comodidad de visualización en todos los ámbitos (vídeos, fotos, ebooks, …). Un punto importante a destacar, es que antes hablé de la compatibilidad del iPad 2018 con el famoso Pencil de Apple, por desgracia, no es compatible con la nueva versión del iPad Pro: habrá que comprar un Pencil de 2ª generación, cuyo precio es un poco difícil de digerir. Aunque hay que admitir que es más ligero, más preciso y más fácil de recargar (basta con colocarlo en el borde superior del iPad, y se recarga en 45 minutos).

Este modelo también ofrece una primera versión con una capacidad de almacenamiento de 64GB, pero puede llegar hasta 1 TB. Se ve que la marca la destina principalmente a una finalidad profesional (como su nombre indica), sustituyendo incluso el uso del ordenador.

También está a la venta el Smart Keyboard Folio, para convertirla en un 2-en-1. Sin embargo, cabe señalar que han surgido soluciones alternativas, a veces mucho más baratas.

Más arriba alardeaba de las cualidades de audio del iPad 2018, pero el iPad Pro va más allá, permitiendo incluso efectos de espacialización.

Por último, y tal vez ésta sea la mayor innovación de este nuevo iPad Pro, es que Apple ha decidido finalmente abandonar su conector propietario Lightning (les remito a mi guía de compras para más detalles) para superar el USB-C. ¡Finalmente podremos conectar un iPad con todo tipo de periféricos! Creo que los fotógrafos que lo utilicen estarán encantados de poder conectar por fin sus dispositivos.

La autonomía es comparable a la del iPad, pero como está destinado a un uso profesional, es mejor tener el cargador consigo.

Por último, si lo necesita (y tiene los medios), sepa que esta tablet también está disponible en versión de 12,9”, con un resultado realmente impresionante (aunque aquí debemos preguntarnos si seguirá siendo práctico llevarla de un lado para otro).

Se trata de un aparato todavía reciente (mientras escribo estas líneas) y se necesita más tiempo para saber con mayor detalle sus puntos fuertes y débiles, aunque parece más que prometedora. Con su diseño aéreo, sus potentes componentes, su nuevo estilo y la llegada del conector USB-C, el iPad Pro 11 (2018) debería convertirse rápidamente en una herramienta de referencia para los profesionales de la imagen, pero también para aquellos que buscan una alternativa al ordenador portátil o la consola de juego móvil (si no se asusta por el precio, por supuesto).

Microsoft Surface Pro 2017: el híbrido con problemas de identidad

Microsoft Surface Pro 2017

Ventajas
Diseño cuidado
Pantalla de calidad
Inconvenientes
Sin kit (Pencil y teclado)
Precio elevado

Desde su lanzamiento en 2013, la Microsoft Surface Pro ha tenido dificultades para conquistar el mercado. Hay varias razones.

Por una parte, a pesar de la disminución relativa de sus ventas y lasitud de medios de comunicación y usuarios, Apple sigue dominando el mundo de las tablets en todos sus formatos.

Por otra parte, el uso de Windows 10 Pro como sistema operativo coloca a esta tablet en una incómoda tesitura: ni tablet, ni ordenador, con lo cual, le cuesta encontrar a su público.

El diseño es prácticamente el mismo que en los modelos anteriores. La pantalla de 12,3” muestra una hermosa imagen de 2736×1824 y se adhiere al teclado extraíble gracias a un pequeño conector magnético. Lamentablemente, el teclado, el lápiz y el ratón, todavía no están incluidos en el precio de compra.

La versión que le presento no es la más exitosa, pero es probablemente la que mejor relación calidad/precio presenta en la actualidad. Intel Core i5, 8 GB de RAM, un disco duro SSD de 128 GB… Estas características la acercan más a un PC que a una tablet.

Entre los elementos que hacen de la Surface un producto un poco fuera de lo normal, se encuentran muchas de las ventajas de un ordenador portátil. La conexión es, por tanto, más amplia, con varios USB 3, una unidad Micro-SD y un DisplayPort.

Por el contrario, al imitar demasiado los ordenadores portátiles, hereda también sus defectos: ¡con un uso intensivo, provoca problemas de sobrecalentamiento!

La interfaz Windows 10 es cuestionable. Por supuesto, no podemos discutir los gustos y los colores, pero me parece un poco pesada para un producto de este calibre. Además, el bloqueo progresivo del sistema operativo – que hace cada vez más difícil la instalación de Linux – desencanta a más de uno/a.

En cuanto a la ergonomía, el Surface ha demostrado claramente su eficacia. Está bien equilibrado, y permite la posibilidad de inclinarlo hacia el ángulo de su elección, lo que lo convierte en una buena herramienta de ofimática. También se elogia su autonomía, que es honorable para una tablet tan potente (casi dos días a razón de 2-3 horas diarias).

En definitiva, y lo admito con gusto: la Microsoft Surface no es para todos. Con su precio un poco prohibitivo y su aspecto 2-en-1 que aún no ha conquistado a todos los usuarios, Microsoft sigue asumiendo riesgos. Como esta versión es más rápida, potente, duradera y ergonómica, esto le permite situarse en este top como un producto un poco fuera de lo normal.

Eso sí, tenga en cuenta que mientras escribo estas líneas, una nueva versión ha sido lanzada en el mercado francófono, la Microsoft Surface Pro 6, con más potencia gracias a su nuevo procesador Intel de 8ª generación, y un sistema de refrigeración mejorado. A primera vista, es prometedor, pero prefiero esperar un poco más antes de hablar de ello, sobre todo porque, por supuesto, su precio es aún más prohibitivo que el del modelo 2017.

¿Cómo elegir su tablet?

Si el entusiasmo por las tablets táctiles alcanzó su punto culminante hace algunos años, hay que constatar que desde el año 2016 aproximadamente, está disminuyendo.

De este modo, el mercado se vuelve cada vez menos saturado de nuevos productos, pero cada una de ellos, – o casi – aporta su lote de novedades.

¿Cuáles son los criterios que deben observarse antes de adquirir una tablet táctil?

El sistema operativo

En primer lugar, hay que saber que cada tablet está vinculada a un sistema operativo y que, dependiendo de él, no tendrá acceso a los mismos servicios.

iOs

iOs es el sistema operativo de Apple. Tiene la ventaja de ser muy intuitivo y actualizado regularmente, e incluso si se trata de un sistema cerrado poca personalización posible) hay que saber que el número de aplicaciones descargables desde la Apple Store es asombroso. Esto se explica especialmente porque la mayoría de los desarrolladores de aplicaciones intentan crear una versión para iOs, ya que Apple es el líder en ventas de tablets.

Android

Android es el sistema operativo de Google. Estos han decidido abrir la licencia de sus sistema, es decir, cada fabricante puede elegir instalar Android en sus productos, mientras respete ciertas condiciones. Gracias a esto, se ha convertido en el sistema de explotación más vendido en el mundo.

Las aplicaciones pueden descargarse desde Google Play Store, y el número de estas tiende a ponerse al día con el de iOs.

Al contrario a iOs, es un sistema abierto. Los usuarios pueden modificarlo o adaptarlo, pero esto puede derivar a problemas con la interfaz: algunos fabricantes (como Samsung) añaden su propia interfaz a la de Android. Esto está bien para adquirir mayor cantidad de funcionalidades, pero puede ralentizar el sistema y las actualizaciones de Google.

Windows

Es el sistema operativo de Microsoft y el más reciente en el mercado. Su ventaja es que está diseñado para funcionar tanto en tablets como en PC convencionales, así que puede utilizar los mismos programas en uno u otro.

En la actualidad, hay menos aplicaciones disponibles en las tablets Windows que en las de otras marcas. Se accede a través de Microsoft Store.

La conexión WiFi o 4G

Algunas tablets proponen WiFi únicamente, y otros la versión WiFi + 4G (llamada LTE” o “Cellular”).

Si necesita estar conectado a internet mientras se desplaza, opte por la segunda opción. Sin embargo, esto hará aumentar el precio de la tablet, además de tener que abonarse a una tarifa de datos.

La pantalla

La pantalla es evidentemente el elemento esencial de su tablet.

La talla

El tamaño de la pantalla de una tablet suele oscilar entre 7 y 12 pulgadas, ¡pero cuidado!

Esto representa la diagonal de la pantalla, pero dependiendo de la anchura del borde de la tablet, ¡puede encontrarse con dos modelos muy diferentes con la misma pantalla!

Por supuesto, el tamaño de la pantalla influirá en el precio. Para mayor comodidad, le sugiero que invierta en una tablet con un tamaño mínimo de 8”.

Sin embargo, si la utiliza como suplemento de un ordenador, por ejemplo, la inversión en un modelo pequeño puede estar justificada.

Por el contrario, una tableta con una pantalla grande puede incomodar el transporte.

La resolución

De la resolución dependerá la calidad de imagen. Con el mismo tamaño, los modelos de entrada de gama tendrán definiciones menos importantes que los modelos de gama alta.

En la actualidad, la definición Full HD se ha convertido en la norma. Sin embargo, algunos fabricantes poco escrupulosos indican esta mención en sus cajas, pero no lo hacen. En ese caso, compruebe la resolución.

La capacidad de almacenamiento

No todos necesitarán la misma capacidad de almacenamiento. Quien almacene libros electrónicos no necesitará tanto espacio como el que almacena fotos y mucho menos que el que guarda películas.

A menos que no le sea realmente útil la tablet (principalmente para consultas de documentos y un poco de surfing, por ejemplo), le sugiero que elija al menos un modelo que ofrezca 32GB (por otra parte, los modelos que ofrecen menos almacenamiento son cada vez más raros), incluso 64GB si desea ver películas.

Aun así, hay que tener dos cosas en cuenta.

Por una parte, es de suponer que la capacidad real será siempre inferior a la capacidad anunciada, ya que el sistema operativo y las aplicaciones preinstaladas ocupan evidentemente una parte de esta última.

Por otra parte, algunos modelos permiten ampliar la memoria disponible a través de una tarjeta Micro-SD. Compruebe si la tablet tiene esta posibilidad, y si permite almacenar solamente sus archivos o también parte de sus aplicaciones.

Autonomía

Dado que la tablet, por definición, está diseñada para uso nómada, la cuestión de la batería tiene evidentemente su importancia.

Tenga en cuenta que la autonomía anunciada no cuenta un uso intensivo de la tablet (sería más bien una mezcla entre consulta de documentos, mirar YouTube, un poco de surf por la red y modo espera).

La conectividad

Según el uso que quiera darle, la conectividad puede ser muy importante. He aquí algunos puntos importantes.

WiFi, Bluetooth et 4G

Los dos primeros son indispensables. El tercero no tanto si no necesita internet mientras se desplaza.

USB, Micro-USB o USB-C y cable lightning

Por lo general, las tabletas Android y Windows se recargan a través de micro-USB o USB-C. Sin embargo, un puerto USB clásico es apreciable si desea poder conectar fácilmente su tablet con otros dispositivos.

En cuanto a las tablets Apple, hay que saber que a la marca le gusta diferenciarse ofreciendo accesorios exclusivos. Por ejemplo, los iPad (excepto el último iPad Pro) solo se recargan con el cable lightning. Y si lo pierde, ¡tendrá que pagar unos 25€ para conseguir uno nuevo!

Puerto SD o Micro-SD

Como he mencionado anteriormente, el puerto (micro)SD permite ampliar la capacidad de almacenamiento

Puerto HDMI

El puerto HDMI le permite conectar su tablet a su TV (conveniente, por ejemplo, para ver streaming en su televisión).

Puerto para los cascos

Si desea ver vídeos, desde mi punto de vista es indispensable.

NFC

Se propone en algunos modelos para permitir, por ejemplo, los pagos sin contacto.

Cámara de fotos

Honestamente, este punto no debería influir en su compra. De hecho, a menos que tenga un smartphone de mala calidad, tiene que saber que extrañamente, estas tienden a ofrecer una calidad fotográfica mucho mejor. Si quiere hacer buenas fotos, privilegie su smartphone a la tablet.

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>