La Mejor SSD Interna

Actualizado el 7 de junio 2021

Tras 16 horas de investigación y la minuciosa comparación de 36 modelos, hemos seleccionado las mejores SSD internas de la actualidad. Nuestra favorita es la Adata XPG SX8200 Pro.

 

Nuestra elección, Mejor barato

Adata XPG SX8200 Pro

Actualmente es la SSD con la mejor relación calidad/precio. Ofrece prestaciones de gran nivel sin riesgo de calentamiento excesivo.

He aquí la obra maestra de Adata. El XPG SX8200 Pro ofrece flujos teóricos jamás vistos a tal precio: 3,5 GB/s en lectura y 2,3 GB/s en escritura, es decir, ¡prestaciones equiparables a modelos de gama superior! Además, los resultados son correctos incluso si rebasa la capacidad de la caché con una pérdida mínima de flujo.

 

Mejor de gama media

Samsung 970 EVO Plus

Versión 2019 de un modelo reconocido, cuenta con una nueva generación de memoria más eficiente y una caché ampliada.

Con este disco duro SSD, Samsung se ha hecho un hueco en el campo de las grandes marcas de este mercado. El 970 EVO Plus es la versión del 2019 del modelo EVO. Solo presenta un cambio, el paso a la 5ª generación de memoria Samsung, que almacena en 96 capas contra las 64 de los modelos actuales.

 

Mejor de gama alta

Corsair Force MP600

He aquí la nueva generación de SSD NVMe. Primer modelo compatible con el PCIe 4.0, alcanza la cima en términos de velocidad y resistencia.

El MP600 es el primer modelo en explotar la potencia del PCI 4.0 y ofrece resultados nunca vistos. De hecho, derroca fácilmente a los líderes del mercado. Estos resultados son claramente superiores al resto: 4,95 GB/s de lectura y 4,25 GB/s de escritura, ¡un aumento del 30% con respecto al PCIe 3.0!

 

Alternativa barata

Crucial MX500

Reconocido como de los mejores de su gama, ofrece un rendimiento alto y constante. Además, ofrece un sistema de protección de datos y una amplia garantía.

Este modelo es uno de los pocos de entrada de gama que evita todos los escollos de los modelos más baratos. Y a diferencia de otras SSD internas en esta franja de precios, cuenta con todos los últimos avances tecnológicos en el SSD Sata. Con una velocidad de lectura de 560 Mb/s y 510 en escritura, nos encontramos con unas prestaciones medias agradables.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor barataMejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa barata
Adata XPG SX8200 ProSamsung 970 EVO PlusCorsair Force MP600Crucial MX500
Adata XPG SX8200 ProSamsung 970 EVO PlusCorsair Force MP600Crucial MX500
Esta SSD de Adata representa actualmente la mejor relación calidad/precio. Ofrece prestaciones de gran nivel sin riesgo de calentamiento excesivo.El 970 Plus, versión 2019 de un modelo reconocido, cuenta con una nueva generación de memoria más eficiente y una caché ampliado.He aquí la nueva generación de SSD NVMe. Primer modelo compatible con el PCIe 4.0, alcanza la cima en términos de velocidad y resistencia.Reconocido como de los mejores de su gama, ofrece un rendimiento alto y constante. Además, ofrece un sistema de protección de datos y una amplia garantía.
90,22 € PhoneHouse
107,50 € PhoneHouse
122,56 € PhoneHouse
88,46 € PhoneHouse

 

800+ Comparativo
400+ Tests
100% Imparcial

¿Por qué confiar en nosotros?

Selectos compara y prueba cientos de productos para ayudarle a comprar mejor. A veces recibimos una comisión cuando compra a través de nuestros enlaces, lo que ayuda a financiar nuestro trabajo. Más información

 

Menciones honorables

Samsung 860 Evo (84,90€ en el momento de la publicación): para las personas que buscan una SSD SATA III distinta a Crucial, este modelo es una excelente alternativa. Propone flujos equivalentes a los de una MX500 o una TBW de 300 TB. La pérdida de débito es mínima y la eficiencia está a la orden del día. Aun así, su relación calidad/precio no está a la altura de sus competidores.

 

¿Cómo elegir su SSD interna?

Para los que no están muy puestos en el tema de almacenamiento PC, la dificultad de elección se vuelve aún más difícil debido a los diferentes tipos, tecnologías y normas (además de la compatibilidad) de cada modelo.

Antes de nada, es importante conocer los diferentes tipos de SSD. Estos se basan en el formato y en la interfaz de conexión (también llamada norma) de su ordenador.

Existen dos tipos de formato:

  • Las SSD 2,5”: formato clásico, tradicionalmente instalado en ordenadores portátiles. Es fácil de utilizar en un PC fijo y funciona con la norma SATA III.
  • Los discos M.2: formato más compacto y discreto que el de 2.5”. También permite la utilización de diferentes normas más potentes, e incluso es compatible con el SATA III.

Y dos tipos de norma:

  • La SATA III: se trata de la norma estándar por excelencia. Pasa por un cable que conecta a su disco duro (HDD o SDD) o su lector óptico a la placa base. El flujo teórico máximo para esta norma es de 600 Mb/s.
  • La PCIe: muy extendida en su versión 3.0, permite conectar directamente el componente a la placa base. Se utiliza en periféricos más potentes, como tarjetas gráficas, y permite flujos teóricos de varios gigabytes de datos. En este caso, se trata del protocolo NVMe (Non-Volatile Memory Express). Por cierto, la versión 4.0 ha salido recientemente al mercado.

En vista de toda esta información y con el fin de tener las ideas más claras para la realización de nuestra selección, he aquí los criterios más importantes en los que nos hemos basado:

  • Los flujos teóricos: los flujos se utilizan de dos maneras diferentes: para la lectura (apertura de ficheros) y la escritura (grabación de datos). Tanto en uno como en el otro, los accesos a la información almacenada pueden realizarse de manera secuencial (siguiendo un orden predefinido) o directo (señalar un fichero preciso entre toda una serie de documentos). Por lo tanto, analizamos la reactividad de estos acceso y los dos tipos de utilización posibles.
  • Los tipos de memoria flash: existen cuatro tipos de memoria flash, SLC (Single Level Cell), MLC (Multi Level), TLC (Triple Level) y QLC (Quadri Level). Cada uno aplica un número específico de bits a una unidad de memoria (de 1 a 4). Cuanto menos flujo de bits, se necesitará un mayor almacenamiento. Dicho esto, es esencial contar con un buen equilibrio.
  • La influencia del caché: con el fin de beneficiarse de las mejores prestaciones, los fabricantes consagran parte del espacio de almacenamiento a la creación de caché. Esto permite un tratamiento en SLC de los datos (mientras no supere la capacidad máxima), a pesar de la utilización de un sistema diferente en el disco duro.
  • La duración de la garantía y la resistencia: la vida útil de una SSD se basa en su resistencia. ¿Qué quiere decir esto? Pues, en realidad, se trata de la cantidad máxima de datos que el disco duro es capaz de procesar durante el periodo de su garantía. Normalmente anotado como TBW (Terabyte Written), esta se expresa en Terabytes. Generalmente, este valor es inferior al de la vida útil del soporte de almacenamiento.

Fuentes

  1. Selectos, Le Meilleur SSD Interne, 10 de agosto 2020.

Deja un comentario