La Mejor Trona

Actualizado el 13 de noviembre 2020

Tras 18 horas de investigación y la comparación de 29 modelos populares, hemos realizado nuestra selección de las 3 mejores tronas para bebé del momento. Nuestra favorita es la Chicco Polly Progres.
Además de su muy buena relación calidad/precio, es muy evolutiva, ya que también puede transformarse en tumbona o elevador. De este modo, es apta para bebés desde su nacimiento hasta los 3 años.
10 Expertos
700 Comparativos
0 Publicidad
100% Imparcial

 

Nuestra Elección, Mejor de gama media

Chicco Polly Progres

Trona 2 en 1 compacta, muy cómoda y con gran cantidad de ajustes. Presenta un formato práctico, pero no es muy fácil de limpiar...

Destinada a niños desde el nacimiento hasta los 3 años, esta trona es la mar de versátil. El modo tumbona puede acoger a los más pequeños gracias a la inclinación máxima del asiento. Cuando el bebé crece, el modelo evoluciona en una silla alta tradicional, con o sin bandeja. Los reposabrazos son, además, plegables para un mejor ajuste a la mesa familiar. Asimismo, el asiento desmontable puede transformarse, cuando el niño se hace grande, en un elevador para colocar en una silla tradicional.

 

Mejor barata

Safety 1st KIWI

Destinado a niños de 6 meses a 3 años, este modelo muestra una adaptabilidad a varios niveles (asiento, bandeja, reposapiés) que le permite una hermosa variedad de usos y una buena relación calidad/precio.

Además de sus numerosos ajustes, como la inclinación del asiento y la profundidad de la bandeja, los padres aprecian especialmente el ajuste de altura del asiento en seis posiciones. De hecho, la silla está equipada con ruedas en la parte trasera para facilitar su desplazamiento, lo que permite su uso tanto en el comedor como en el salón. Además, es fácil de limpiar gracias a su doble tableta extraíble. En cambio, la impresión de solidez no está tan presente como en el modelo de Chicco.

 

Mejor de gama alta

Stokke Tripp Trapp

Sencilla y elegante, esta trona de madera tiene la particularidad de ser ajustable para poder ser utilizada desde el nacimiento del bebé.

A pesar de su estructura, esta silla se adapta muy bien a su ocupante: el asiento y el reposapiés (desmontable) son ambos adaptables en altura y profundidad. Correctamente ajustada, ofrece una posición óptima y cómoda a cualquier edad. Su estabilidad impresiona a los usuarios, que están satisfechos de poder dejar a su hijo subir solo a la silla sin miedo a incidentes. Su principal defecto es el coste adicional de sus accesorios.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor barataMejor de gama alta
Peg Perego Siesta Follow MePeg Perego Siesta Follow MePeg Perego Siesta Follow Me
Chicco Polly ProgresSafety 1st KIWIStokke Tripp Trapp
Trona 2 en 1 compacta, muy cómoda y con gran cantidad de ajustes. Presenta un formato práctico, pero no es muy fácil de limpiar...Destinado a niños de 6 meses a 3 años, muestra una adaptabilidad a varios niveles (asiento, bandeja, reposapiés) que le permite una gran variedad de usos.Sencilla y elegante, esta trona de madera tiene la particularidad de ser ajustable para poder ser utilizada desde el nacimiento del bebé.

 

Índice

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Cuando su bebé tenga la edad de comer alimentos sólidos, es hora de invertir en una trona. Es una forma segura de saborear nuevos sabores y texturas. Este tipo de trona no solo facilita la alimentación del bebé, sino también su limpieza.

Sin embargo, no todas las tronas altas están diseñadas de la misma manera. El modelo perfecto para su bebé depende de varios factores, incluyendo su presupuesto, su estilo de vida, pero también el espacio que tenga en casa y el tipo de silla.

He aquí los diferentes tipos de tronas que existen:

  • Clásicas: también conocidas como tronas, son modelos tradicionales cuya apariencia no ha cambiado mucho a lo largo de las generaciones. Estas sillas altas no tienen ajuste de altura. Por otro lado, algunos modelos son plegables y/o vienen con una bandeja desmontable.
  • Evolutivas: como se indica en el nombre, son los modelos que evolucionan a medida que su hijo crece. Es ideal si piensa utilizarla durante varios años. A menudo equipada con varios ajustes de altura, este tipo de trona también es popular porque se puede adaptar de varias maneras. La otra ventaja es a nivel estético.
  • De madera: lo clásico se convierte en tendencia, y también es el caso de las tronas de madera. Se integran en cualquier decoración de cocina o comedor. Puede encontrar sillas simples sin florituras o un poco más modernas con altura ajustable, plegables e incluso con asiento reclinable. El principal inconveniente de este tipo de silla: su alto precio.
  • Con estructura de metal o de plástico: son más ligeros y baratos que los de madera. Y la ventaja de elegir estos modelos, es que son más fáciles de limpiar y plegar para guardarlos. Del mismo modo, la mayoría de las tronas de esta categoría suelen llevar ruedas giratorias para facilitar su movimiento de habitación en habitación.
  • Asientos fijos a la mesa: no es estrictamente una trona, pero lo hemos tenido en cuenta porque también es una opción muy práctica para dar de comer a su bebé. ¿Sus ventajas? Ganancia de espacio y facilidad de transporte.

Tras clasificar los diferentes productos según su tipo, también hemos tenido en cuenta los siguientes criterios para realizar nuestra selección final. Éstos le ayudarán a realizar una elección más acorde a sus necesidades y/o exigencias:

  • La edad: las criaturitas crecen rápido, algunos niños empiezan a hacerlo a los 4 meses, y otros a partir de los 6 meses. Esta trona servirá a su hijo hasta los 3 años, a menos que sea más grande que la media. Sin embargo, hay excepciones con algunos modelos, que pueden ser convertidos en sillas clásicas cuando éste sea más grande.
  • Las restricciones de tamaño y espacio: antes de comprar una trona para su bebé, piense dónde va a ponerla. Si tiene una cocina pequeña o comedor, o si desea ser capaz de dejar la silla en algún lugar tras su uso, opte por un modelo plegable.
  • La facilidad de limpieza: la bandeja debe ser extraíble para ser lavada con un lavavajillas o a mano, con una esponja y agua jabonosa caliente. Claramente, el bebé lo pondrá todo perdido cuando aprenda a comer, así que también piense en elegir un modelo con un asiento de plástico o vinilo que sea fácil de limpiar.
  • Los protectores del asiento y las correas: estos deben ser fáciles de limpiar y desmontar para meter directamente en la lavadora. El relleno del asiento también debe ser fuerte para soportar sucesivos lavados. Si no, asegúrese de que los puntos de sutura no rocen las piernas de su bebé.
  • La versatilidad: algunos modelos se pueden transformar en sillas adicionales o en una simple silla para niños cuando sea más grande. Si desea un producto duradero y que va a utilizar muy a menudo, optar por una trona convertible o evolutiva, puede evitar una compra adicional en el futuro.
  • Las posibilidades de ajuste: siempre es conveniente elegir una silla con varios ajustes. Las tronas con asiento y bandeja ajustable son las preferidas por los padres de hoy en día. Estas son adaptables a medida que el bebé crece.
  • La solidez del conjunto: una trona con una base ancha es más estable que otras. Para estar seguros, agite la silla para comprobar su estabilidad, ya que no querrá ver a su hijo tumbar la trona mientras se mueve. Compruebe el sellado de todos los elementos de fijación. Pues las piezas son lo suficientemente pequeñas para que un niño se las trague.
  • La comodidad: su bebé pasará mucho tiempo en la silla, así que elija la que tenga un buen acolchado. O si no, un reposapiés, conveniente para los niños más grandes.
  • La calidad del arnés de seguridad: su trona debe tener un arnés de 5 o 3 puntos con una parada al nivel de la entrepierna, lo que impide que su bebé se levante o salga del asiento. Verifique además la hebilla: si es demasiado simple, se abrirá a la más mínima presión, incluso la del vientre de su hijo. Las correas del arnés deben ser ajustables para que la silla permanezca utilizable cuando el niño crezca. Aconsejo optar por un modelo con “arnés rápido”, difícil de abrir para un niño.
  • Las ruedecillas: si planea mover la silla de su bebé de una habitación a otra de manera regular o moverla tras su uso, las ruedecillas le facilitarán la tarea. Por supuesto, asegúrese siempre de que los ruedas puedan ser bloqueadas.

Hemos establecido una comparación en base a estos criterios. Para hacerlo, también hemos consultado las opiniones y críticas de usuarios y expertos en algunas de las páginas webs referentes en la materia.

Tras un análisis más que preciso de los modelos restantes, he aquí nuestra selección de las 3 mejores tronas del momento.

 

Nuestra Elección: Chicco Polly Progres

Chicco Polly Progres5

Nuestra elección, Mejor de gama media

Chicco Polly Progres

Trona 2 en 1 compacta, muy cómoda y con gran cantidad de ajustes. Presenta un formato práctico, pero no es muy fácil de limpiar...

Colorida y diseñada para niños de 6 meses a 3 años de edad, Polly es un serio competidor de otras marcas bien establecidas en el mercado.

El cinturón de seguridad es muy fácil de cerrar, con un sistema básico donde tiene que insertar la parte izquierda en la hebilla y luego la derecha. Mismo proceso para sacar a su hijo del asiento, tras abrir la correa. Los botones que sirven para bajar o elevar la altura del asiento también son fáciles de encontrar y usar.

La trona Polly es bastante práctica y ajustable, es una 2 en 1 que tiene lo necesario para adaptarse a cualquier familia con un niño pequeño. La altura es regulable y el asiento puede reclinarse en 4 posiciones, por lo que es una buena opción para bebés de 6 meses.

El asiento está bien acolchado y equipado con un forro interior para mayor comodidad. El arnés de seguridades de 5 puntos es más seguro para su bebé si todavía es muy pequeño.

La completa una bandeja lo suficientemente espaciosa para la comida del bebé. Como la bandeja es desmontable, la trona se puede utilizar como asiento de mesa.

Aunque es adecuada para niños de 6 meses de edad o más, con el sistema de inclinación se puede poner un bebé de 4 meses de edad, siempre y cuando mantenga su cabeza y utilice solo las posiciones de inclinación. Recomendaría esta trona hasta que su hijo tenga dos años y medio.

La mejor característica es sin duda sus 6 ajustes de altura, además de las 4 inclinaciones posibles. Como resultado: su bebé podrá echarse una siesta cuando haya terminado de comer.

El asiento es ajustable a medida que su hijo crece. Incluye un innovador sistema de muescas a nivel de los pies, en la parte posterior, para guardar la bandeja cuando no se use.

Las patas son bastante anchas, por lo que ocupa mucho espacio. Aunque sus dimensiones (82x54cm) no son aptas para pequeños comedores, tiene la ventaja de ser plegable. Es bastante imponente con sus 5 kg de peso, ¡así que piense en encontrar un lugar para almacenarlo si se queda sin espacio!

Y lo que lo hace más segura, es que el sistema le impide salir de la trona por su cuenta. Útil cuando tiene un pequeño Houdini que tratará de tirarse de la silla, ¡tan pronto se le presente la oportunidad!

Para concluir, la Chicco Polly es una opción muy interesante si está buscando una trona con buena relación calidad/precio.

 

La mejor trona barata: Safety 1st KIWI

Safety 1st Kiwi

Mejor barata

Safety 1st KIWI

Destinado a niños de 6 meses a 3 años, este modelo muestra una adaptabilidad a varios niveles (asiento, bandeja, reposapiés) que le permite una hermosa variedad de usos y una buena relación calidad/precio.

La silla Kiwi de la reconocida marca Safety 1st ha sido creada en un diseño evolutivo, pensado para “crecer” junto a su hijo. Es compatible con niños de hasta 15 kg, es decir, unos 3 años.

El asiento es inclinable en tres posiciones, incluyendo un último grado que sin embargo podría haber sido un poco más horizontal para gusto de algunos. Sin embargo, el asiento es cómodo y adecuado para niños mayores de 6 meses, que estarán muy bien instalados en posición semi-tumbada.

La altura del asiento se puede ajustar en seis posiciones (de 64 a 84 cm). Muchos padres aprecian esta flexibilidad, que les permite alimentar fácilmente al bebé tanto en la mesa como en el sofá.

El reposapiés, por su parte, también es ajustable, y se adapta al tamaño de su hijo, al igual que la bandeja, que se puede instalar en tres grados diferentes. Además, esta última es desmontable.

A la hora de la limpieza, se aprecia especialmente la tableta adicional colocada en la bandeja, que basta con retirar y lavar con un trapo húmedo para obtener una trona totalmente limpia para la próxima comida, sin tener por ello que retirar la bandeja completamente entre cada uso.

En cuanto a la seguridad, posee un arnés de cinco puntos muy seguro y una entrepierna rígida que impide que el bebé se deslice. Solo los pies traseros de la silla están dotados de ruedas, lo que facilita su desplazamiento, pero éstas están dotadas de un freno para evitar que los niños puedan empujarla con demasiada facilidad.

Es más bien la calidad y solidez global de la silla lo que deja a los usuarios dubitativos: aunque su concepción en plástico nos dé una impresión de fragilidad o un aspecto “cheap”, muchos están realmente satisfechos con la relación calidad/precio que ofrece la silla.

Al final, esta trona no solo es una opción muy interesante por su escalabilidad. Sus ajustes son prácticos, su mantenimiento fácil y su precio muy atractivo. Es el modelo perfecto para dejar en casa de los abuelos, por ejemplo, ya que ésta se dobla fácilmente para guardarla en un armario.

 

La mejor trona de gama alta: Stokke Tripp Trapp

Stokke Tripp Trapp

Mejor de gama alta

Stokke Tripp Trapp

Sencilla y elegante, esta trona de madera tiene la particularidad de ser ajustable para poder ser utilizada desde el nacimiento del bebé.

Esta trona de madera ha tenido un gran éxito entre los usuarios, principalmente por su extensa vida útil. De hecho, puede utilizarse desde el nacimiento del bebé hasta la edad adulta, mediante la instalación de algunos accesorios.

A pesar de su estructura, se adapta muy bien a su hijo: tanto el asiento como el reposapiés son adaptables tanto en altura como en profundidad. La marca destaca que, correctamente ajustada, ofrece una posición óptima y cómoda independientemente de su edad.

Su estabilidad impresiona a los usuarios, que están satisfechos de poder dejar a su pequeño corazoncito solo en la silla sin miedo a incidentes. Tampoco hay ningún riesgo de que se desplace una vez instalada.

En cambio, se vende sin accesorios, lo que implica que hay que adquirirlos por separado. Los más básicos, como el arnés de 5 puntos o la bandeja, habrían sido más que bienvenidos.

Para utilizarlo desde el nacimiento, es necesario añadirle el set Newborn, que incluye una tumbona de una comodidad absoluta para los más peques hasta 9 kg. También puede conseguir un set para bebé, así como cojines adaptables y compatibles con la trona en una amplia variedad de colores y motivos, para una comodidad óptima.

Lamentablemente, estas compras suplementarias pueden hacen subir considerablemente la factura. Pero a pesar de ello, los usuarios no suelen ponerle pegas dada su gran resistencia y longevidad.

Por otra parte, la marca subraya que la trona ha sido fabricada sin utilizar sustancias nocivas, como el bisfenol o los ftalatos, propios de determinados plásticos.

Al final, este práctico modelo de madera ofrece la posibilidad de poder instalar al bebé desde el nacimiento. Es modulable gracias a los diferentes kits vendidos por separado, y promete un uso práctico a lo largo del tiempo. La única pega, su precio.

 

Menciones honorables

Baby Björn (199,00 € en el momento de la publicación): modelo de original y compacto diseño, muy fácil de limpiar y plegable. Es apta para niños de entre 6 meses y 3 años, además de contar con numerosos ajustes de seguridad. Aunque la ausencia de acolchado y su precio juegan en contra.

Sit’n Relax (104,60 € en el momento de la publicación): esta trona evolutiva y polivalente es perfectamente adecuada para los recién nacidos. Cuenta con una gran bandeja y una cesta de almacenamiento que le permite llevar todo el equipo necesario para cambiar o alimentar a su bebé.

Inglesina Fast (59,46 € en el momento de la publicación): es perfecta para los niños que ya pueden sentarse solos (a partir de los 6 meses) hasta que pesan 17 kg (hasta los 3 años más o menos). Su estructura en tubo de acero lacado está recubierta de un tejido impermeable. También tiene un arnés de 3 puntos recubierto de tela con un cierre de velcro a la altura de la hebilla de fijación, para disuadir a su hijo de tocarlo.

OXO Seedling (96,46 € en el momento de la publicación): es una de las más vendidas de la marca, pero también una de las más recomendadas por madres. Es uno de los productos más baratos de su categoría y uno de los más fiables en comparación con otros productos. La estructura es de metal cilíndrico y el asiento de plástico blanco.

 

Fuentes

  1. Selectos, La Meilleure Chaise Haute, 13 de mayo 2020

​​​​​​​​​​​​​​​​Llegado desde las Islas Canarias, Ramsés ha realizado sus estudios en Lenguas Modernas y Francofonía en varias instituciones, la Universidad de La Laguna (España), la Mohammed V de Rabat (Marruecos) y la Université Grenoble Alpes (Francia). Actualmente instalado en la capital europea, es el traductor y responsable de la versión española de la web.


guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments