Cocina

Los 6 (verdaderos) Mejores Robots Pasteleros 2019

Actualizado el 14 de enero de 2019

Después de varias horas de investigación, he hecho mi selección de los 6 mejores robots de pastelería disponibles actualmente en el mercado europeo.

Ahora mismo, probablemente el Kenwood kMix posee la mejor relación calidad-precio, pero su competidor, el KitchenAid 5K45SSE Series Classic es mucho mejor, y sin duda mi favorito.

Le he preparado una guía de compra al final del artículo, y le invito a leerla para que tenga una opinión más precisa antes de elegir su robot pastelero.

La mejor de las baratasLa mejor de gama mediaLa mejor de gama alta
Klarstein Bella Rossa 2GKenwood kMixKitchenAid Artisan KSM175
Klarstein Bella Rossa 2GKenwood kMixKitchenAid Artisan KSM175
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Los mejores robots pasteleros baratos

En esta sección, he seleccionado robots que a pesar de su precio asequible, son buenos aparatos. Sin duda, son básicos, pero son funcionales y tienen un conjunto de accesorios lo suficientemente completos como para hacer la gran mayoría de pastelería.

Klarstein Bella Rossa 2G: el mejor barato

Klarstein Bella Rossa 2G

Ventajas
Precio asequible
Diseño retro
Movimiento planetario
6 velocidades
Inconvenientes
Un poco ruidoso
Sin accesorios opcionales

Comienzo mi selección con un aparato de la marca alemana Klarstein, que es un pez gordo en el mercado de electrodomésticos y que se ha dado a conocer especialmente, gracias a sus robots de cocina, entre los más accesibles en el mercado.

El klarstein Bella Rossa fue uno de sus best-sellers, y fue objeto de una renovación, el Bella Rossa 2G (como 2ª generación).

En cuanto al peso y dimensiones, es comparable a su predecesor: 38x30x36 cm, siendo bastante compacto, a pesar de su bol de 5,2L. Su peso es ligeramente superior (alrededor de 8,4 kg, antes 8kg).

Tiene un buen diseño con un recubrimiento de plástico rojo brillante y su aspecto vintage, debería permitirle adaptarse a casi cualquier tipo de cocina. La inspiración KitchenAid no está lejos…

El principal cambio está en el bol: el cuenco de acero inoxidable de la versión anterior ha sido sustituido por uno de cristal. Klarstein declaró, que esto fue en respuesta a una petición hecha por sus clientes (aunque yo prefiero la versión de acero inoxidable). Por otra parte, el añadido más interesante es la de un asa y una boquilla, que le permiten verter con eficacia sus preparaciones líquidas.

De resto es bastante similar: con una potencia de 1200W, es bastante potente para la mayoría de las preparaciones culinarias. Tiene 6 velocidades, que le permiten adaptarse bien a su preparación. Además, se le añade la función Pulse, que permite dar impulsos cortos y potentes a su dispositivo.

También puede disfrutar de la cubierta anti-proyección, con su muy práctica ventana de apertura, que le permite añadir ingredientes mientras funciona. Y si realmente esto no fue suficiente, sepa que puede acceder fácilmente a su preparación gracias a la cabeza reclinable.

Es interesante observar que el Bella Rossa 2G tiene una base con 6 ventosas, que permite que el aparato permanezca estable incluso a plena potencia.

En la compra, este robot viene con un gancho mezclador, otro para amasar y para la nata montada, lo que le permitirá hacer una amplia variedad de platos dulces y salados. Por otro lado, tiene el mismo defecto que el Bella Rossa: no se pueden comprar accesorios opcionales. Por lo tanto, deberá contentarse con los que proporciona inicialmente. Es una lástima que Klarstein, proponiendo una versión mejorada de su bestseller, no pensara resolver este problema. Pero bueno, dado su bajo precio, no vamos a quejarnos (demasiado).

En cuanto a la eficiencia, cabe destacar que gracias al famoso «movimiento planetario» impreso en la cabeza del robot, puede estar seguro de obtener una pasta homogénea y bien trabajada, incluso si solo se hace una pequeña cantidad. De hecho, el bol permanece fijo, pero el batidor gira en ambas direcciones mientras bate, lo que permite llevar la preparación hacia el centro, y dejar muy poco que rascar en los bordes.

Sin embargo, el mantenimiento sigue siendo moderadamente fácil: el bol va al lavavajillas, pero se aconseja lavar los demás utensilios a mano.

Por último, debo señalar que las instrucciones proporcionadas solo están disponibles en inglés y alemán. Tendrá que utilizar un traductor si no conoce ninguno de estos dos idiomas.

Afortunadamente, el manejo del dispositivo es sencillo e intuitivo.

Al final, es sin duda un pequeño y eficiente robot pastelero, con un diseño agradable y con las características básicas necesarias para preparar la mayoría de recetas dulces y saladas.

Por supuesto, su gran éxito está fuertemente vinculado a su bajo precio, y su calidad, tanto material como funcional, están a la orden del día.

Bosch MUM54A00: el robot barato de movimiento planetario 3D

Bosch MUM54A00

Ventajas
Precio asequible
7 velocidades
Movimiento planetario 3D
Puede convertirse en un robot multifunción mediante la compra de accesorios
Inconvenientes
Ruidoso
Diseño aburrido

Bueno, no voy a mentirle, si un modelo de Bosch está en mi selección, no es gracias a su diseño. Con su combinación de blanco y gris y su forma sin carácter, es un poco soso. Pero veamos su lado positivo: es una máquina que no dejará manchas en su cocina.

Y después de todo, lo que cuenta no es el diseño, sino la funcionalidad. Y en ese aspecto, es muy eficiente.

Su potencia es un poco menor al Klarstein, ya que «solo» tiene 900W. Pero si lee mi guía de compras, verá que es más que suficiente para la mayoría de recetas. Su cubeta de 3,9L suele ser suficiente, a no ser que quiera hacer pasteles para todo el vecindario (si es el caso, ¿puedo ir a vivir con usted?) o tenga una gran familia.

Todos los accesorios, bol y batidor, son de acero inoxidable. Este es muy bueno para su mantenimiento, ya que todo se puede lavar en el lavavajillas. Con su compra, viene con un gancho de amasado gradual, un batidor de mezcla y uno convencional, y al contrario que el Klarstein, es posible comprar otros utensilios (como un kit para rallar verduras) para terminar usándolo como un dispositivo multifunción (no dude en consultar nuestra comparación sobre este tema). Tenga en cuenta que también se entrega con un pequeño kit de almacenamiento de accesorios bastante práctico (necesario para evitar «perderlos» en las gavetas).

Tiene dos ventajas sobre el Klarstein: por un lado, tiene una séptima velocidad, lo que le permite ser aún más preciso. Por el otro, integra el «movimiento planetario 3D». Pero ¿qué es esto? De hecho, es aún más eficaz que el tradicional movimiento planetario: el batidor gira sobre sí mismo y se mueve sobre 3 ejes para moverse a lo largo del bol. Por lo tanto, la preparación siempre se concentra en el centro del recipiente, y la mezcla es muy homogénea.

También tiene un dispositivo de seguridad que es a la vez una ventaja y un defecto: cuando el bol está fuera de lugar, el dispositivo se desconecta automáticamente. Es genial para no poner todo perdido (aunque la cubierta anti-proyección con ventana de abertura hace bien su trabajo a este nivel), pero de hecho, algunos usuarios se han dado cuenta, que se detiene inoportunamente. Y como es muy compacto (28×27,1×28,2) y sobre todo, muy ligero (5,3 kg), el bol tiende a desequilibrarse bastante rápido por los temblores del aparato.

Finalmente, su último fallo es probablemente su ruido: el plástico, más ligero que el del Klarstein, produce un efecto de caja de resonancia. ¡No puede hacer masa para galletas sin que los niños se den cuenta!

Al final, hay cosas buenas y malas en este robot pastelero alemán: permite ganar en precisión en comparación con el Klarstein, pero ofrece un menor volumen de preparación, y es un poco más ruidoso. Si su diseño no le decepciona, es un excelente robot pastelero que se puede transformar fácilmente en un robot multifuncional.

Los mejores robots pasteleros de gama media

En esta sección, verá los dos nombres, sin duda más populares en el campo de los robots de pastelería: el KitchenAid y el Kenwood.

También es aquí donde creo que encontrará los mejores dispositivos en relación calidad-precio.

Kenwood kMix: el mejor de gama media

Kenwood kMix

Ventajas
Muy silencioso
Clase energética A+
Función de inicio lento
Inconvenientes
Diseño aún no óptimo
Capacidad máxima limitada

Si hay algo por lo que Kenwood es a menudo criticado frente a su gran competidor, el KitchenAid, es el estilo de su diseño. Ha sido el gran reproche hacia el robot pastelero Kmix. Y el resultado es… en mi opinión, muy dispar.

Bueno, a primera vista, frente al macizo Kenwood Major, el kMix luce bien. Pero si lo pone al lado del otro, ¡madre mía…! A pesar de todo, y si se olvida de su competidor, su aspecto es bastante bueno. Disponible en varios colores, y equipado con una base más fina, que lo hace menos voluminoso, se adapta perfectamente a cualquier tipo de cocina (dimensiones: 8.5 x 24 x 35.5 cm).

El diseño es cuidado, con un acabado brillante y una caja de aluminio resistente. Una de las ventajas del Kenwood Kmix es su  muy pesada base, que evita cualquier riesgo de deslizamiento durante el uso (el peso total es de 8,5 kg). Este modelo viene con un bol y cuatro utensilios, pero se puede comprar toda una gama de accesorios por separado.

En lo que se refiere a los accesorios, el bol de acero inoxidable pulido está equipado con un mango y con un revestimiento especial antiadherente para facilitar el lavado. ¡Es una gran ventaja frente al KitchenAid! El bol se fija y se cierra a la base presionando y girando.

Al contrario que su competencia, también está equipado con una cubierta anti-salpicaduras con una ancha ranura para meter la mezcla en el recipiente. Los accesorios proporcionados son tan fáciles de instalar como de quitar y pueden lavarse a máquina.

El Kenwood kMix está equipado con una fuente de alimentación de baja velocidad. El anclaje es sólido, y solo tiene que insertarlo y girarlo 90°. Este conector se adapta a una amplia gama de accesorios opcionales.

Sin embargo, aunque son muy útiles, son terriblemente caros. Así que le sugiero que se asegure de elegir el que realmente necesita. El kMix viene con tres accesorios de mezcla estándar: gancho de amasar, batidor de varillas y un cabezal para masa espesa.

Una de las características que aprecio es la función de inicio progresivo, donde el mezclador no gira a toda velocidad de inmediato, sino que acelera gradualmente. Esto minimiza las salpicaduras y la velocidad es lo suficientemente baja como para mezclar suavemente y con 6 ajustes de velocidad crecientes.

El Kenwood KMix tiene un motor bastante pequeño, lo que le da la ventaja de hacer menos ruido que los robots de pastelería con grandes motores. La carcasa de aluminio sólido también hace un buen trabajo de aislamiento acústico, por lo que es un mezclador muy silencioso.

Por contra, el peso y/o la cantidad máxima de ingredientes a mezclar se reduce, a riesgo de que el motor no funcione.

Al final, el Kenwood kMix es un serio contendiente al KitchenAid Classic, tanto que durante mucho tiempo, dudé cuál estaría en primer lugar. Ligeramente menos potente, tiene la ventaja de ofrecer una función de arranque lento y una cubierta anti-proyección. Ambos poseen una multitud de accesorios opcionales que los convierten en verdaderos robots multifunción. Depende de usted decidir si el diseño o la diferencia de precios son factores relevantes.

KitchenAid 5K45SSE Series Classic: el modelo ex-aequo con un diseño agradable

KitchenAid 5K45SSE Series Classic

Ventajas
Diseño moderno y robusto
Numerosos accesorios opcionales
Rotación planetaria y ajuste de altura
Inconvenientes
Sin inicio lento

Los robots pasteleros KitchenAid son de los más populares del mercado, pero el Classic es uno de los más baratos. Es uno de los más vendidos de la marca americana, junto a la serie Artisan.

Si hay algo que hace famoso al KitchenAid, es la calidad de fabricación y diseño de sus robots pasteleros. Y el 5K45SSE no es una excepción, con su aspecto metálico muy elegante y redondo, causará sensación en su cocina.

Aunque es un poco voluminoso: 22.5 x 36,5 x 36 cm. Pero su diseño totalmente en metal lo hace resistente y estable, pero algo pesado. Con sus 11,3 kg, sin duda querrá encontrar un pequeño lugar fijo donde colocarlo. Pero su peso es también una ventaja, ya que le permite no resbalar, incluso a pleno rendimiento.

Se trata de un robot de cabeza inclinada, con un bol de acero inoxidable de 4,3L. Pero le reprocho que no disponga de mango y/o una boquilla.

Por supuesto, el KitchenAid Classic gira con movimiento planetario. Pero lo que le da tal eficiencia, es la combinación del movimiento y la posibilidad de ajustar la altura del batidor, pues no alcanza la parte inferior del bol con el fin de trabajar la totalidad de la masa. Este ajuste se realiza mediante una clavija de ajuste bajo la cabeza mezcladora.

He descubierto un truco para determinar si la altura definida es correcta: coloque una moneda de 10 céntimos dentro del bol y establezca la velocidad a nivel 2. Encienda el robot y vea si el batidor es capaz de mover la moneda de medio centímetro a un centímetro en cada rotación. Si no es el caso, gire la clavija de ajuste hasta que tenga la altura correcta.

El dispositivo es ajustable en 10 velocidades, pero solo verá STIR, 2, 4, 6, 8 y 10 en la máquina. Para alcanzar las velocidades no indicadas, se debe realizar una pequeña calibración manual, a través de una palanca de corredera a la derecha de la cabeza del robot. Afortunadamente, a menos que usted sea un chef de repostería profesional, ¡las 6 velocidades pre-registradas serán generalmente suficientes!

Por otro lado, y esto es un fallo en mi opinión, no ofrece una opción de inicio lento. Si mezcla los ingredientes secos (como harina), existe el riesgo de que se disperse un poco al principio. Y no, tampoco tiene una cubierta anti-proyección…

A pesar de estos dos fallos, el KitchenAid 5K45SSE tiene un buen rendimiento con su motor de 300W, que hace lo que se le pida con rapidez. Incluso puede reducir la duración de la operación mientras funciona, si la masa alcanza la consistencia deseada antes de tiempo.

Además, con la compra vienen los clásicos ganchos de amasar, un batidor de varillas y otro de cabeza plana. Pero, como un buen robot de mezcla moderno, hay varios tipos de accesorios que se pueden comprar por separado para aprovechar todas las posibilidades que ofrece el kit de KitchenAid Classic (picadora, rallador, kit para sorbetes, etc.).

Por otra parte, el mantenimiento y la limpieza de este aparato son simples, y la capa antiadherente que cubre el bol y los accesorios, permite lavarlos en el lavavajillas (la marca recomienda en la bandeja superior).

Los mejores robots pasteleros de gama alta

En esta sección, les presento «la crème de la crème» de los fabricantes de robots de repostería del mercado, con un aspecto cuidado y múltiples funciones. Cierto, son más caros, pero tienen algo que incluso podrá satisfacer a los profesionales de la pastelería.

KitchenAid Artisan KSM175: el mejor de gama alta

KitchenAid Artisan KSM175

Ventajas
Diseño elegante
Numerosos accesorios y opciones
Motor potente y económico
Inconvenientes
Sin protección contra las sobrecargas

He aquí el segundo modelo de KitchenAid de mi selección. El KitchenAid Artisan, más joven que el «Classic», es el segundo bestseller de la marca. Así que vamos a hacerlo simple diciendo que tomó todo lo bueno del Classic, y que mejoró todo lo que necesitaba ser mejorado.

En primer lugar, tenga en cuenta que hay varias versiones (incluyendo una adorable mini versión), ¡y que los precios pueden variar dependiendo de esta versión o el color elegido! (Oferta y demanda…). Estas versiones pueden diferir dependiendo del tamaño o el número de accesorios proporcionados. Así que asegúrese de comprobar de qué versión se trata durante la compra.

Aquí le propongo el modelo KSM175, a menudo comparado con el KSM125, que ofrece más accesorios. La diferencia de precio entre los dos modelos (mientras escribía estas líneas), es casi nula, así que aquí le propongo la versión más completa. El aparato tiene unas dimensiones de 42x28x42 cm, con un peso de 11 kg.

En cuanto a los accesorios básicos, ambos están provistos de un bol de acero inoxidable de 4,8L con asa, gancho de amasar, batidor de varilla y de cabeza plana. Pero el KSM175 también viene con una cubierta anti-proyección con una ventana de apertura, un bol de acero inoxidable de 3L (práctico para preparaciones más pequeñas), y un batidor plano flexible (que permite raspar mejor las paredes del bol).

Encima de la cabeza mezcladora, hay un espacio para los accesorios opcionales vendidos por la marca. Por lo tanto, tiene la posibilidad de instalar una picadora, una cortadora/rebanadora cilíndrica, un exprimidor, un accesorio de prensado de frutas y verduras y mucho más.

El sistema de fijación es polivalente y único en su género. En cuanto a la base, incluye un espacio para el bol con bloqueo, para fijarlo bien.

Si hablamos de rendimiento, el KitchenAid Artisan es perfectamente operativo y próximo al nivel profesional. El motor utiliza un sistema de transmisión directa, es decir, el engranaje transfiere energía directamente al bol y su contenido, reduciendo significativamente el consumo de energía.

Muchos robots pasteleros luchan para procesar pasta de pan pesada, pero esto no es un problema para el KSM175, gracias a la potencia de su motor y sus 10 velocidades de rotación.

Sin embargo, tendrá que echar un ojo al aparato cuando se utiliza, pues el KitchenAid Artisan no tiene protección contra las sobrecargas. Lo que significa, que no se apagará para evitar el agotamiento del motor.

El KitchenAid Artisan ofrece todo lo que se puede pedir a un robot pastelero (un motor de gran potencia y resultados sólidos y probados). A pesar de algunas imperfecciones, tales como la falta de protección contra la sobrecarga, es una licuadora/batidora fuera de lo común, que hará lo que se le pida. Es polivalente y ofrece una amplia variedad de accesorios y opciones. Si puede permitírtelo, ¡es una inversión segura!

Smeg SMF01: el mejor de gama alta

Smeg SMF01

Ventajas
Exitoso diseño vintage
Cuerpo entero en metal
Fácil de limpiar
Inconvenientes
Precio alto

En los robots pasteleros, a menudo las funciones tienen prioridad sobre la estética (el KitchenAid es una excepción en el campo). Pero el SMF01 de Smeg es para aquellos que quieran ambas cosas en el mismo dispositivo. Es parte de una línea bastante nueva de pequeños electrodomésticos de cocina incluyendo tostadores, teteras y batidoras eléctricas.

Combinando el estilo de los años 50 y las características modernas, este robot combina una cabeza mezcladora redonda y lisa con un acabado brillante, y una base de aluminio mate delgada y curva.

Su bol de 4,8L es de acero inoxidable altamente pulido, que lo hace muy elegante. Sin embargo, no se deje engañar por su apariencia esbelta, pues el Smeg SMF01 tiene un peso de 8 kg. Esto, junto con los pies antideslizantes, garantiza la estabilidad del robot en todo momento.

El mismo cuidado se toma con los otros elementos funcionales del SMF01: un botón de velocidades en forma de palanca para accionar los controles, y una tapa frontal muestra una salida para los accesorios opcionales. También tiene otro botón bastante discreto en la parte posterior, que permite levantar y recolocar la cabeza mezcladora.

Los tres accesorios incluidos tienen una forma clásica, pero con un diseño de alta gama con un gancho de amasado y un batidor de cabeza plana de aluminio del mismo aspecto que la máquina. En cuanto al batidor, está hecho de acero inoxidable, a juego con el diseño del bol.

Una tapa antiproyección en forma de anillo y con boquilla se adapta a los bordes del bol, dejando suficiente espacio a los accesorios para girar y permitir añadir los ingredientes al mismo tiempo. Y para terminar con el diseño, el SMF01 está disponible en 7 colores diferentes.

Por supuesto, este robot pastelero no solo hornea, y creo que es un buen comienzo. Con los 3 accesorios incluidos y los opcionales que puede añadir (picadora, rallador, rodillo de pasta, cortador de raviolis…), la lista de recetas posibles con el Smeg SMF01 es interminable. Podrá hacer pizza, pasta, pan, galletas, mayonesa y mucho más.

Además, es el más fácil de usar. Incluso algunos usuarios han informado que nunca han tenido que consultar el manual.

Por supuesto, también funciona con movimiento planetario, y su cabeza de inclinación es de las más prácticas.

La velocidad se ajusta a través de la palanca metálica en la parte superior del aparato, para una velocidad que va desde 1 a 10.

El Smeg SMF01, es un buen robot que realiza sus funciones de forma rápida y homogénea.

Lo último por lo que el Smeg es imbatible, es por su limpieza: todos sus componentes son antiadherentes y no deja (o casi) restos de comida en el bol y los accesorios.

En resumen, si le gustan los objetos con un aspecto vintage, este modelo no solo es bonito a la vista, ¡sino que realiza muy bien las funciones para las que está destinado! Es una alternativa más que interesante al KitchenAid Artisan, por un precio un poco más asequible.

¿Cómo elegir su robot pastelero?

Un buen robot pastelero hará el duro trabajo de batir, amasar o batir la masa a la perfección en poco tiempo y de manera homogénea, dándole la oportunidad de ocuparse de otras cosas. Pero a veces, algunos de estos aparatos alcanzan un precio considerable, de ahí la importancia de elegir bien de acuerdo a sus necesidades.

He aquí un pequeño resumen de las principales características a observar antes de invertir en su nuevo robot.

Lo primero, es que el diseño ha de ser robusto, pues lo cambiará de sitio y al trabajar con él también se puede llevar golpes. En cuanto a los accesorios, pues cuantos más mejor, pero el orden de importancia es lo primero. Las varillas son fundamentales, y la utilizará casi todas las veces que enchufe su robot. La pala, es como una especie de varilla gruesa de un solo palo, esta es muy útil para convertir en crema texturas densas como quesos o mantequilla, la usaras algunas veces. En tercer lugar, el gancho de amasado, que solo utilizará para hacer masas levadas tipo pan y le ahorrará tiempo. Por último, no olvide asegurarse de que su robot sea capaz de funcionar mientras adhiere más ingredientes, esto es muy importante, y no todos los fabricantes le prestan atención.Golosilandia

Tamaño

Dos preguntas primordiales surgen antes de comprar un robot: ¿cuánto espacio tiene en la encimera y qué cantidad de alimentos tiene la intención de preparar con este dispositivo?

El tamaño del robot pastelero

Sin duda encontrará varios tamaños en el mercado y como debe saber, cuanto más grande es el modelo que elija, más caro será. Por otra parte, algunos robots pasteleros son bastante grandes, así que pregúntese primero si tiene suficiente espacio en la encimera de su cocina (no, no es probable que quepa en su armario).

También considere la posibilidad de comprobar la altura disponible entre su encimera y cualquier armario de pared, para asegurarse de que no interfieren con el mecanismo de inclinación de la cabeza (le hablaré de ello más adelante).

El peso también puede ser importante, si planea almacenar su robot después de cada uso (después de todo, puede que tenga grandes armarios).

Tamaño del bol

Los robots batidores suelen estar equipados con grandes bols, que pueden ser tanto una ventaja (si se cocina una gran cantidad a la vez) y una desventaja (si solo tiene una muy pequeña cantidad de masa a procesar).

Para facilitar las cosas, si quiere cocinar para un grupo grande y tiene suficiente espacio en su cocina, se recomienda invertir en un robot mezclador grande. Sin embargo, si su intención es cocinar solo para su familia, elija un modelo pequeño (a menos que usted sea el feliz padre de 10 hijos, por supuesto).

Los modelos con cabeza inclinable y los de bol elevable

Hay dos maneras para que los batidores lleguen al bol: o se inmoviliza en la base, ajustando la inclinación de la cabeza, o el recipiente se bloquea a una estructura de palanca, que simplemente necesita ser levantado para que el bol llegue a los batidores.

El sistema de bol elevable se ha utilizado durante mucho tiempo en robots pasteleros profesionales. Esta es la razón por la que son más exitosos y cada vez más modelos de gama alta lo prefieren.

Sin embargo, otros prefieren un sistema de inclinación de la cabeza, que permite un fácil acceso al bol para añadir ingredientes o dejar libres los lados del mismo (pero hágalo con una espátula, ¿ok? ¡No su lengua!). ↑

La cubierta antiproyección

Para mí, esta cubierta es indispensable. Por lo general es una tapa que se adjunta a la cabeza de amasado, de manera que se aleja del bol cuando la cabeza se levanta. Esta solución anti-salpicaduras evita que el contenido del recipiente se esparza cuando la máquina está en marcha.

Algunas tapas incluyen un hueco para añadir ingredientes directamente al bol, sin apagar la máquina o levantar la cabeza del motor.

Configuración de la velocidad

La velocidad de batida del robot depende de la naturaleza de los alimentos preparados. La mayoría de los dispositivos en el mercado ofrecen distintas velocidades (generalmente entre 3 y 12).

Lo ideal es tener una función de «arranque lento», facilitando la adición de ingredientes secos, como la harina, sin causar demasiado desorden alrededor de la máquina. La mayoría de modelos también tienen una velocidad lo suficientemente alta como para preparar un merengue.

Con un aparato básico de 3 velocidades, puede hacer exactamente eso. Pero si es más ambicioso(a) y quiere hacer pastelería de alta precisión, le vendrá mejor un modelo con una amplia gama de velocidades.

Voltaje

No debe dejar de lado la potencia en el caso de un robot pastelero, pues en gran medida, de ella dependerá el éxito de sus preparaciones.

Para darle una visión general rápida, aquí están algunos mínimos que debe tener en mente: ingredientes líquidos, tales como huevos o crema, necesitan una potencia de 250W. Ingredientes principalmente sólidos como pasta de tartas, necesitan alrededor de 300W. Y cuando se mezclan sólidos y líquidos, como pasta de galletas, necesitan entre 350-375W. Las mezclas muy gruesas como la masa de pan necesitan un poco más de 500W. Y tareas específicas como el corte de carne, unos 700-750W de potencia.

Por supuesto, la cantidad con la que trabaja influye en esto: cuantos más productos tenga que preparar, más potencia necesitará.

Sin embargo, la indicación del voltaje puede ser engañosa si el modelo utiliza un sistema de transmisión directa. Por ejemplo, los robots de KitchenAid, que utilizan este sistema, muestran «solo» de 250 a 300W. Y aun así se encuentran entre los más potentes del mercado, sin presentar problemas con el procesamiento de masa de pan pesada.

Mantenimiento

El lavado a mano de los accesorios de un robot pastelero no es muy agradable, sobre todo cuando se trata de limpiar los batidores de varillas. Para ahorrarse este problema, elija una máquina con partes lavables en lavavajillas.

Por supuesto, es esencial que primero consulte las instrucciones, sabiendo que lavar estos accesorios de la manera equivocada puede dañarlos. Del mismo modo, un ciclo de lavado demasiado caliente puede dañar aquellos accesorios que están permitidos para ser limpiados en lavavajillas.

Recomiendo no superar los 40°C y evitar el ciclo de secado para preservar los elementos plásticos y evitar que se deformen o se rompan.

Características adicionales

Algunas características pueden influir fuertemente en su experiencia de uso. Estas son algunas de ellas:

Bloqueo del bol

En mi opinión, es indispensable, ya que permite mantener el bol estable durante la operación.

Base antideslizante

La estabilidad del propio robot puede verse comprometida cuando está funcionando a plena potencia. Las bases antideslizantes permitirán estabilizarlo en cualquier circunstancia.

Herramientas de mezcla de altura ajustable

Las herramientas de mezcla de altura ajustables facilitan el trabajo de pequeñas cantidades de masa y permiten un amasado minucioso (estas tareas serán muy difíciles si estos accesorios son demasiado altos).

Bol de acero inoxidable

Un bol de acero inoxidable es una garantía de mejor durabilidad, ya que se rompe mucho más lento que uno de plástico o vidrio.

También te recomiendo que escoja un bol con mango, muy conveniente cuando tiene que verter las mezclas.

Temporizador

Es muy raro encontrar robots pasteleros con temporizador. Sin embargo, resulta de lo más práctico, ya que puede dejar el aparato sin vigilancia: se detiene solo cuando ha alcanzado terminado su cometido.

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>