Tecnologia

Las 6 (verdaderas) Mejores Pulseras Inteligentes 2019

Actualizado el 14 de diciembre de 2018

Tras varias horas de búsqueda, he hecho mi selección de las mejores pulseras inteligentes del momento.

Mientras escribo estas líneas, el Garmin Vivosport presenta la mejor relación calidad-precio. El entusiasmo que despierta más allá del Atlántico ya nos dice bastante a este nivel.

Sin embargo, le invito a consultar mi guía de compras al final del artículo, con el fin de hacer su propia opinión.Las mejores pulseras inteligentes baratas

Por menos de 75€, ya es posible comprar una pulsera inteligente de buena calidad.

Equipadas con múltiples funciones, estas pulseras a menudo se centran en un área en particular e intentan ahorrar en determinados sensores.

La mejor de las baratasLa mejor de gama mediaLa mejor de gama alta
Moov NowGarmin VivosportSamsung Gear Fit 2 Pro
Moov NowGarmin VivosportSamsung Gear Fit 2 Pro
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Moov Now: la mejor barata

Moov Now

Ventajas
Verdadero entrenador deportivo
Nueve sensores de movimiento
Autonomía
Inconvenientes
Solo funciona con la aplicación
App en inglés

Muy popular en América desde su lanzamiento a finales de 2015, la Moov Now Tracker ha tenido un éxito tibio en nuestras regiones. Pronto descubrirá el porqué.

En sí mismo, el objeto es excelente. Se trata de un pequeño tracker con una forma que parece una batería plana, y que viene con dos pulseras de silicona, una para la muñeca y otra para el tobillo, dependiendo de la actividad que desee practicar).

De hecho, con sus nueve sensores de movimiento (contra los tres habituales de la competencia), el Moov se adapta a una cierta variedad de deportes: running, ciclismo, natación, marcha y boxeo (pero en este último caso, serán necesarios dos trackers).

¿Pero qué lo hace realmente especial? Mientras analiza sus actividades diarias de manera general (constantemente mide el número de calorías quemadas, su tiempo de actividad, y su tiempo de sueño, incluyendo el tiempo de sueño de profundo), su principal objetivo es la de ser un verdadero entrenador personal (de ahí su nombre un poco autoritario): una vez conectado a su aplicación (a través de un dispositivo Android o iOs), le ofrece una serie de consejos para llevar a cabo su actividad física: fomentar la perseverancia, corregir su movimiento, animarle a pasar al siguiente nivel…

Tenga en cuenta que, si le desagrada la voz algo dominante de la aplicación, puede disminuir la frecuencia de sus intervenciones en cualquier momento.

De hecho, (como habrá entendido) este es su primer defecto, ya que es inutilizable sin su smartphone. Es absolutamente necesario crear una cuenta en la app para programar su actividad, sincronizar sus datos, y comprobar su rendimiento.

En concreto, selecciona una actividad, conecta sus auriculares a su smartphone, y luego escucha las instrucciones de la voz femenina que le proporcionará ejercicios, consejos y ánimo. De hecho, una vez que se dan las instrucciones, el Moov Now transmite sus resultados a la aplicación y adapta sus directrices en consecuencia, incluso animándole si ve que disminuye el ritmo.

La aplicación es muy intuitiva y fácil de usar. Además de registrar su rendimiento, también ofrece «My Progress», una simpática función que le otorga insignias en función de sus objetivos.

¿Tentador, no? De hecho, sería perfecto si esta app existiera en varios idiomas, pues solo está en inglés. Probablemente sea la razón principal por la que no es muy conocida en nuestros países.

Aparte de eso, no hay nada malo en este tracker. Dado su éxito en el mundo anglosajón, también tiene la ventaja de ser compatible con toda una gama de pulseras de diferentes marcas, lo que le permite transformarlo en un complemento chic.

Por último, pero no menos importante, es que tiene la ventaja de funcionar con pilas, así que no tiene que recargarlas. Su autonomía anunciada de 6 meses parece estar bien verificada en la práctica.

Huawei Band 2 Pro: una pulsera inteligente prácticamente completa a bajo precio

Huawei Band 2 Pro

Ventajas
Sensor casi completo
GPS y cardio
Autonomía
Inconvenientes
App un poco sosa

Es una lástima que la Huawei Band 2 careciera tanto de visibilidad en España. Al otro lado del Atlántico: se pelean por ella. Y con razón, pues una vez más Huawei ha golpeado el mercado con una de las pulseras fitness más baratas, aunque está llena de características.

Esta pequeña pulsera de silicona utiliza un diseño muy común: la pantalla OLED no es totalmente táctil. Se navega por las opciones de la pulsera a través de un sensor situado bajo ella. Si se tuviera que lamentar algo, diría la falta de luminosidad de la pantalla, un verdadero problema en el exterior.

Hablemos ahora de las opciones, ¡pues hay muchas! Junto a la aplicación Huawei Wear, tenemos acceso a una recopilación inteligente de pasos, calorías quemadas, ciclos de sueño, desplazamiento en bici, en carrera, natación y medias de cardio.

Pero aunque esto sea un punto excelente para Huawei, la aplicación carece de «brillo» en comparación con otros competidores, como Apple Health. La interfaz es un poco sosa e intuitiva, y no ofrece muchas estadísticas gráficas satisfactorias, como las de Garmin, por ejemplo.

Por contra, su autonomía es bastante buena: 21 días en modo normal. Cabe señalar que esta duración cae muy rápidamente en función de las opciones utilizadas: con el GPS permanentemente activo, ¡no durará más de cinco horas! La carga se realiza en 1h30 a través de una conexión USB acoplada a un pequeño enchufe independiente.

Por último, observo que a excepción de los datos métricos (que son aproximados) los datos recogidos por la Huawei Band 2 son muy precisos para un producto de ese precio. Ofrece todo lo esencial para un usuario ordinario, por un precio accesible.

Si se trata simplemente de establecer objetivos de acondicionamiento físico, supervisar la actividad y el sueño, y ser capaz de producir estadísticas deportivas precisas, el Huawei Band 2 hace su trabajo muy, muy bien. ¡Y por un precio que desafía a la competencia!

Garmin Vivofit 4: la simplicidad hecha Garmin

Garmin Vivofit 4

Ventajas
Simplicidad
Autonomía
No es necesario el uso constante del smartphone
Inconvenientes
Iluminación muy baja
Sincronización manual

Si tuviera que resumir la Garmin Vivofit 4 en una palabra, diría «simplicidad». De hecho, al contrario que sus competidores, Garmin ofrece con la Vivofit 4, una pulsera inteligente que no tiene necesidad de conectarse al smartphone para un uso óptimo… ¡Algo bastante bueno!

Hablemos primero del diseño: parece un módulo electrónico metido en una pulsera de silicona. Este, básico, está disponible en tres colores (negro, blanco, y amarillo moteado), pero el éxito de la marca hace que existan numerosas variaciones.

La pequeña pantalla de 8 colores está permanentemente iluminada, pero carece de brillo.

Por lo tanto, es ilegible por la noche. A este nivel parece que Garmin prefirió centrarse en la autonomía más que en la ergonomía, ya que esta pulsera inteligente que funciona con pilas tiene una autonomía anunciada de un año (algo que se verificará pronto, ya que dentro de poco se celebrará su primer aniversario). Hay disponibles 6 personalizaciones de pantalla.

Para utilizar esta pulsera por primera vez, primero debe conectarla a su smartphone (Android o iOs), y después no le será necesario tenerlo constantemente con usted. Se puede acceder a todas las funciones mediante sucesivos toques en los botones. En orden, la pantalla muestra la hora; fecha; número de pasos; objetivo de pasos; calorías quemadas; distancia recorrida; minutos intensos; y el clima.

Si lo desea, también puede hacer una configuración a través de la aplicación, que le permite seleccionar en la pantalla, solamente las funciones que le interese (de todos modos, las demás se guardan automáticamente y son visibles en la aplicación, de la misma manera que puede ver sus datos sobre la calidad de su sueño).

Pero ¿cómo funciona? En realidad, detecta automáticamente el inicio de su sesión de deporte, ya sea empezando una caminata, corriendo, en bici o nadando.

La pulsera puede almacenar los datos en la memoria durante 4 semanas, más tarde tendrá que abrir su aplicación para realizar la sincronización manual y poder almacenar sus datos.

Excepto que, una vez realizada la configuración básica, pueda utilizar el Garmin Vivofit 4 sin el uso constante de su smartphone.

Sin embargo, la aplicación también contribuye a la simplicidad de la pulsera, ya que la Garmin Connect Mobile es una de las apps más ergonómicas y visualmente atractivas.

Al final, esta pulsera inteligente es ideal si quiere beneficiarse del conocimiento de la marca, sin tener que recurrir constantemente a su smartphone. La única traba, es la ausencia de la función de cardio que la Huawei Band Pro 2 propone por un precio aún más bajo. ¡Qué lástima!

Las mejores pulseras inteligentes de gama media

En mi opinión, es en esta sección donde encontrará las pulseras inteligentes más interesantes. A menudo muy completas, compiten en términos de diseño y ergonomía, sin elevar demasiado sus precios.

Es aquí donde encontrará la mejor relación calidad-precio.

Garmin Vivosport: la mejor de gama media

Garmin Vivosport

Ventajas
GPS y cardio
Diseño deportivo
Cronómetro
Modo AutoLap y AutoPausa
Inconvenientes
Autonomía correcta, sin más
Título del servicio

Lanzado en verano de 2017, he aquí la pulsera inteligente de gran éxito en los EE.UU. Y de nuevo, es de la marca Garmin.

Esta vez, la marca ha seguido la tendencia actual, ya que ofrece una pulsera sin botones físicos que se basa completamente en la pantalla táctil y la app Garmin Connect Mobile.

La pulsera no se separa del módulo (a menos que tenga un destornillador de precisión): por lo tanto, elija bien su modelo, pues la marca ofrece dos tamaños (S/M o L) y tres colores (negro, rojo o limón). Su look es bastante deportivo… ¡Normal para una pulsera llamada Vivosport!

En el menú, la pulsera le ofrece la visualización de: la distancia recorrida, el número de pisos subidos, sus calorías quemadas, la calidad de su sueño… Y esta vez, ¡con buenas funciones cardio y GPS! Todo es configurable a través de la aplicación.

A través de la misma pantalla puede activar el cronómetro (aquí vemos la faceta ultra-deportiva de esta pulsera); iniciar la evaluación de una actividad de interior o al aire libre (curiosamente, aunque el Vivosport es resistente al agua hasta 50m, no se ofrece la natación como parte de las opciones); leer SMS o controlar remotamente sus canciones (con las 4 funciones, lectura, pausa, pista anterior y siguiente pista).

Además de estas interesantes opciones, también incluye los modos AutoLap y AutoPause (muy práctico si tiene que interrumpir su ejercicio por cualquier razón, como esperar a que el semáforo le de paso en medio de su trote), la alertas «Muévase» (alertas que le recuerdan si ha estado mucho tiempo en su sillón, por su salud), o el sensor de estrés (aunque es una opción bastante difícil de comprender).

En términos de autonomía, Garmin anuncia una semana. Es bastante correcta cuando la pantalla, de nuevo, se mantiene encendida permanentemente (puede aumentar la intensidad de la pantalla clicando sobre ella). Pero si activa la función de GPS, no superará las 8 horas.

Al final, por un precio medio, la Garmin Vivosport tiene casi todo genial. Es ideal para cualquier deportista de actividad regular (pero no necesariamente intensivo). Y dada la fiabilidad de la marca, es probablemente la mejor relación calidad-precio del momento.

Garmin Vivosmart 4: la pulsera inteligente que se preocupa por su salud

Garmin Vivosmart 4

Ventajas
Diseño fino y ligero
Adición del oxímetro
Buena autonomía
Inconvenientes
Sin GPS
Pantalla difícil de leer a pleno sol

Más reciente, ya que apareció este otoño, la Garmin Vivosmart 4 (¡juro que no estoy patrocinado por esta marca!) ya da de qué hablar.

Lanzada poco más de un año después de la Vivosmart 3, la 4 retoma los códigos que sedujeron a los usuarios: resistente al agua hasta 50m; funciones que integran el seguimiento de pasos; pisos subidos; calorías quemadas; calidad del sueño; cálculo del nivel de estrés; cálculo de la edad fitness del usuario (comparación entre la edad física y la edad real); propuesta de tablas de ejercicios; lectura de sms (esta vez con la posibilidad de enviar respuestas pregrabadas para los usuarios de Android); clima; control del reproductor de música de su smartphone; notificaciones inteligentes (alertas por vibración); etc.

Pero no aporta muchas más novedades.

En primer lugar, en cuanto al diseño, la pulsera es más fina (es sin duda una de las mejores del mercado, pero carece de solidez). Lamento que sea una pulsera inamovible, pero los cuatro colores propuestos (negro, gris, burdeos y azul claro) son bastante elegantes.

La pantalla se ha alargado, siendo más visible en el centro de la pulsera. Se trata de una pantalla táctil, lo que explica la ausencia total de botones físicos. El único «pero» de esta pantalla, es que es bastante difícil de leerla bajo el sol, y dada su finura, a veces es difícil leer las palabras más largas.

Otra nueva característica es la adición de la función Body Battery. Es un indicador de los recursos energéticos de su cuerpo, basado en la calidad del sueño, el nivel de estrés, la actividad general y las variaciones de la frecuencia cardíaca. Expresado en porcentaje, esto le permite saber rápidamente el momento adecuado para hacer deporte.

Por último, al sensor cardio original se le añade un oxímetro: un sensor de saturación de oxígeno en la sangre que le permite tener un control fisiológico de su cuerpo.

Tenga en cuenta que este sensor hizo su aparición en el reloj GPS de la marca, el Garmin Fenix 5x Plus, lanzado en primavera. Sabiendo que Garmin lo había presentado como una novedad que valía 50€ más que el Fenix 5X, ¡es sorprendente encontrarlo en esta pulsera por unos 120€! De hecho, el sensor es un poco menos sofisticado que el del reloj, el cual realiza lecturas automáticas de oxígeno durante el día. Aquí es necesario ejecutar un análisis manual a través del menú.

Como podemos ver, con estas dos adiciones la pulsera de Garmin se orienta más hacia la salud, que al deporte. Y no es el sensor de estrés junto a los ejercicios de respiración adaptados, lo que permite relajarse de acuerdo al nivel detectado, lo que me contradirá.

Sin embargo, ofrece una gama bastante amplia de perfiles deportivos: marcha, carrera, musculación, cardio, bici elíptica, natación, yoga, stepper y otros. Todavía nos sorprende la ausencia del modo ciclismo (pero tampoco estaba en la versión 3).

En cuanto a la autonomía, esta pulsera alcanza alrededor de una semana. Esto no es sorprendente, ya que desafortunadamente no incluye la función GPS.

Al final, con esta pulsera ligera, Garmin se inclina más hacia el cuidado de la salud, que hacia el deporte, algo que la marca parece estar reservando para sus relojes GPS.

Pero no hay nada que impida que cualquier atleta ocasional o regular, lo use de esta manera para un seguimiento óptimo, pues honestamente, la única razón por la que el Garmin Vivosmart 4 no se llevó el primer lugar en mi selección, es que todavía es nuevo en el mercado y aún espero referencias para saber si a la larga, genera o no problemas.

Las mejores pulseras inteligentes de gama alta

En esta categoría de precios no he hecho ninguna concesión. Solo me faltaban las pulseras inteligentes ultra completas, robustas, de diseño, fiables y duraderas… sin entrar en el sector de los relojes inteligentes o los GPS.

Como resultado, solo un modelo pasó la prueba. ¡Pero le aseguro que lo vale!

Samsung Gear Fit 2 Pro: la mejor de gama alta

Samsung Gear Fit 2 Pro

Ventajas
Calidad de la pantalla
Casi completa
Memoria interna de 4 Gb
Varias apps compatibles de terceros
Inconvenientes
Algunos usuarios señalan desconexiones inoportunas con el smartphone
Autonomía un poco decepcionante

Este modelo es un poco más antiguo, ya que fue lanzado en el verano de 2017. Aunque ha sido propuesta por Samsung como una pulsera inteligente principalmente destinada a los atletas, nos damos cuenta de un cambio de la gama hacia el campo de la salud (como ya hemos visto con Garmin), con la integración de la monitorización cardiovascular continua.

¿Qué justifica el precio ligeramente más alto de este modelo? Para que sea breve, el Samsung Gear Pro 2 ofrece casi todas las funciones que uno puede esperar de una pulsera inteligente.

En primer lugar, hablemos del diseño y la ergonomía. Disponible en dos tamaños (S/M o L) y en dos colores (totalmente negro o con un recubrimiento interior de color rojo), la pulsera fija tiene un look totalmente deportivo. La pantalla es una súper Amoled 16 millones de colores, que permite una bella visualización (pero por desgracia, sigue siendo difícil leer bajo el sol). Hay disponibles no menos de 15 fondos de pantalla distintos.

Tiene dos botones a la derecha: uno de encendido y otro para volver a los menús. De resto, todo se hace vía táctil: desplazando las pantallas de derecha a izquierda, se puede ver sucesivamente el número de calorías quemadas, el número de pasos, la frecuencia cardíaca medida, los pisos subidos y la elección de la actividad deportiva.

Se puede personalizar para integrar el tiempo o incluso la cantidad de café o agua que ha bebido. En la otra dirección (desplazando las pantallas de izquierda a derecha) accede a las notificaciones (alarmas, llamadas, sms, correos electrónicos, Facebook, etc.).

Propone muchas actividades deportivas: correr, caminar, bicicleta elíptica, bicicleta estática, máquina de step, cinta de andar, natación (la pulsera es resistente al agua hasta 50m), aperturas, abdominales, flexiones, saltos de estrellas, pilates, yoga y remo. Una vez más, solo falta el ciclismo. Lo que es una pena, ¡ya que este modelo cuenta con un GPS!

Además, debemos destacar la presencia de alertas de inactividad (¡no es bueno para la salud!), un modo AutoPause, incentivos otorgados por el número de pisos superados…

Además, es la primera pulsera inteligente de mi selección que contiene un espacio de almacenamiento de 4Gb, pudiendo guardar su música para escuchar con un casco Bluetooth (práctico para los que quieran entrenar con música, sin llevar el smartphone).

También es compatible con algunas aplicaciones, como la app de música Spotify o la de deportes Speedo.

Y si realmente queremos ser quisquillosos, podríamos quejarnos por no incorporar un oxímetro. Pero como hemos visto, no es hasta la primavera de 2018 que esta novedad fue traída por Garmin. La Samsung Gear Fit 2 Pro salió antes al mercado, con lo que no podemos reprochárselo.

Por último, y este es quizás el único punto negativo de este modelo, es que su autonomía es bastante decepcionante. Samsung anuncia una autonomía de 5 días (9 horas con GPS activado), pero en la práctica, solo se alcanza esto activando el modo de ahorro de energía.

Para un uso normal, cuenta con unas 48 horas.

Al final, aunque la Samsung Gear Fit 2 Pro se presenta como una pulsera para deportistas, se puede utilizar perfectamente en el ámbito cotidiano, para el que quiera medir sus actividades. Muy completa, ¡tiene casi todo lo necesario para ganar contra un reloj GPS!

Consejos para elegir bien su pulsera inteligente

¿Un simple tracker de actividad, GPS de supervivencia para el aventurero moderno o un Smart Watch deportivo? Cualquiera podrá encontrar su estilo en el mercado de las pulseras inteligentes… ¡Si sabe buscar!

Los sensores

El número de sensores en el mercado es alucinante, y algunas pulseras ofrecen una docena al mismo tiempo. Pero debemos tener en cuenta que cada sensor adicional impactará sobre la autonomía de la pulsera.

No obstante, una buena autonomía sigue siendo una de las principales ventajas de una pulsera inteligente. De hecho, echarse sobre el más surtido a este nivel, no tiene mucho sentido si solo utiliza dos sensores de diez.

Desde el sensor que cuenta el número de pasos o los latidos del corazón, al que puede verificar un itinerario, pasando por el que puede medir la intensidad del sol, realmente ¿cuáles son esenciales ? De entrada, lo importante es clasificarlos según sus necesidades. He aquí algunos de los más comunes.

La cuenta por pasos

Probablemente, el sensor de cuenta de pasos es el más básico, y el que dio el paso para las primeras pulseras inteligentes.

Este sensor tiene la ventaja de permitirle hacer una estimación de la distancia que ha realizado, siendo mucho más barato que un GPS. Si está correctamente calibrado, puede incluso reemplazarlo a este nivel.

El GPS

En distancias más largas, el sensor GPS asegura una precisión perfecta, donde la cuenta por pasos puede presentar errores. También tiene la ventaja de funcionar para otras actividades deportivas, como el ciclismo o el esquí.

También le permite compartir en las redes sociales, lo que puede ser una buena motivación (pero renunciar a 10 minutos del final para que sus amigos le miren, ¡es algo penoso!).

Un GPS integrado también hace posible reemplazar su smartphone por las pulseras. Precisamente, uno de los retos de los trackers es poder dejar el smartphone en casa.

El cardio

El sensor de cardio se suele marcar como Cardio HR (Hearth-rate) en las fichas del producto.

¿Su ventaja? Se trata de un sensor pasivo de bajo consumo de energía, que puede generar estadísticas a lo largo de un día. Los atletas sabrán que esta información es valiosa para controlar su actividad física. ¿El inconveniente? Con pocas excepciones, es una opción cara.

El número de calorías quemadas

Generalmente las pulseras equipadas con HR proporcionan una estimación más precisa del número de calorías quemadas. Aunque sea aproximada, es muy precisa para los usuarios que quieran hacer un régimen.

Las estadísticas del sueño

Uno de mis sensores favoritos es el que calcula las estadísticas de sueño. Si algunos días se siente agotado sin saber por qué, el monitoreo de sus ciclos de sueño probablemente le ayudará a esclarecerlo.

¿El uso principal? Normalmente, las pulseras inteligentes que controlan el sueño, tienen una alarma para despertarle cuando termine el ciclo. Esta característica cambia la vida de los cascarrabias del sueño.

El diseño

Por supuesto, la cuestión del diseño siempre es subjetiva, y lo que a mí me guste, puede que a usted no. Por otra parte, es inútil lanzarse sobre una pulsera solo porque le gusta visualmente, si los sensores que ofrece no tienen interés para usted.

Pero ya que la pulsera inteligente suele llevarse puesta, también podría elegir uno que le guste y que exhiba sin problema.

En este caso, las pulseras intercambiables tienen una cierta ventaja, ya que se puede comprar una serie de pulseras de repuesto adaptadas a cada momento.

El precio

La gama de precios de las pulseras inteligentes es bastante amplia, yendo desde 10€ a 300€ aproximadamente. Encontrar el adecuado es aquel que tenga lo que necesita, ajustando su presupuesto en consecuencia.

Si no es un gran deportista y simplemente quiere motivarse a hacer más ejercicio, un simple contador de pasos puede ser suficiente: la característica más barata y frecuente disponible.

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>