El Mejor Procesador

Actualizado el 16 septiembre 2020

¿AMD o Intel? ¿Rojo o azul? Es la eterna pregunta cuando se busca el mejor procesador para su PC. Tras varias horas de comparaciones y el análisis de una quincena de productos, hemos llegado a la conclusión de que “los rojos”, en particular con el Ryzen 5 3600, presentan una mejor relación calidad/precio. Además de proponerle unas prestaciones multicore más que interesantes, se permite el lujo de rivalizar con el todopoderoso Intel.

 

Nuestra elección, Mejor de gama media

AMD Ryzen 5 3600

Este modelo es un referente en cuanto a su relación calidad/precio y sus altas capacidades, que sobrepasan a otros del mismo nivel.

Ya sea en su versión básica o en la versión X, este procesador es un verdadero golpe a la supremacía de Intel en su propio campo. Entre su alto rendimiento en juego y su capacidad para tratar tareas más pesadas en multicore, compite con antiguas referencias tales como el i7-9700K, que cuestan casi el doble. Si quiere una configuración Gaming, es el modelo a ideal.

 

Mejor barata

AMD Ryzen 5 2600

La antigua versión de este procesador sigue siendo bastante interesante hoy en día para los presupuestos más modestos. Su relación calidad/precio es ideal.

Aunque carezca del Zen2, la nueva “arquitectura” de AMD, el Ryzen 5 2600 es un producto con el que siempre se puede contar. Resumiendo, en multicore es superior al Intel Core i5-9600K, y vale casi menos de la mitad. Sus prestaciones en juego también son interesantes, pero no tanto como la competencia.

 

Mejor de gama alta

AMD Ryzen 9 3900X

Destinado a un uso eficiente de los recursos, gestiona el multithread con brillantez para permitirle llevar a cabo tareas pesadas en poco tiempo.

Durante muchos años, Intel ha aprovechado su dominio en el mercado para ofrecer procesadores altamente eficientes en single-core sin innovar. AMD ha conseguido una parte del pastel con un Ryzen optimizando en diferentes características. El Ryzen 9 3900X es la culminación de todo este trabajo.

 

Alternativa de gama media

Intel Core i5-10600K

Intel sigue estando a la altura con un rendimiento mejorado en single-core. ¿La razón? El aumento de la frecuencia de los diferentes núcleos.

El 10600K toma el relevo del 9600K, ya reconocido por sus capacidades en gaming. En nuestra opinión, sigue siendo la propuesta de Intel más relevante en términos de relación calidad/precio. Sin embargo, no puede competir con el 3600X de AMD, más asequible, más económico y casi tan potente en juego.

 

Alternativa de gama alta

Intel Core i7 10700K

Solución de gama alta Intel, este procesador tiene muchos argumentos que lo hacen idóneo para las configuraciones gamer más potentes.

Heredero del excelente 9700K, reconocido como EL procesador gamer por excelencia, esta nueva versión retoma la antorcha con brillantez ofreciendo prestaciones de muy alto nivel. Es incluso más interesante que el I9-10900K en términos de relación calidad/precio. Sin embargo, Intel sigue exigiendo un precio elevado, lo que lo hace mucho menos relevante que sus competidores AMD, que son, además, mucho más polivalentes.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor baratoMejor de gama altaAlternativa de gama mediaAlternativa de gama alta
AMD Ryzen 5 3600AMD Ryzen 5 2600AMD Ryzen 7 3700XAMD Ryzen 7 3700XAMD Ryzen 7 3700X
AMD Ryzen 5 3600AMD Ryzen 5 2600AMD Ryzen 9 3900XIntel Core i5-10600KIntel Core i7 10700K
Este modelo es un referente en cuanto a su relación calidad/precio y sus altas capacidades, que sobrepasan a otros del mismo nivel.Su antigua versión sigue siendo bastante interesante hoy en día para los presupuestos más modestos. Su relación calidad/precio es ideal.Destinado a un uso eficiente de los recursos, gestiona el multithread con brillantez para permitirle llevar a cabo tareas pesadas en poco tiempo.Intel sigue estando a la altura con un rendimiento mejorado en single-core. ¿La razón? El aumento de la frecuencia de los diferentes núcleos.Solución de gama alta Intel, este procesador tiene muchos argumentos que lo hacen idóneo para las configuraciones gamer más potentes.

 

Índice

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Hoy en día, es difícil decantarse por un procesador u otro dada la gran cantidad de modelos diferentes disponibles en el mercado, además de su rápida evolución.

Durante estos últimos años, Intel ha dominado el campo de los procesadores, pero esta tendencia está empezando a cambiar. AMD ha vuelto a la carga con unos productos bien optimizados y con una relación calidad/precio la mar de interesante.

Con el fin de facilitarle la tarea, he aquí algunos criterios importantes para tener en cuenta antes de la elección definitiva.

  • El número de núcleos y de threads: estos elementos permiten al procesador administrar una multitud de demandas del sistema. Los núcleos (o corazones) se asemejan a un programa como tal donde los threads permiten dividir una tarea en subtareas, tratadas en paralelo. Algunos procesadores tienen hipertroading (SMT en AMD), lo que permite a un núcleo manejar múltiples threads. Tenga en cuenta también, que algunas tareas son indivisibles y solo pueden ser gestionadas por un solo thread, lo que hace que se necesiten más recursos.
  • La frecuencia de funcionamiento: expresa en datos cifrados la velocidad a la que funciona el procesador. Así, un valor más elevado permite una mayor rapidez en la ejecución de las distintas tareas. Existen dos tipos: la frecuencia básica, que representa la velocidad de funcionamiento estándar y la “boost”, que es un valor alcanzable por un núcleo cuando se utiliza solo (por ejemplo, en juego).
  • La caché: se trata de una memoria muy rápida que almacena temporalmente los datos para realizar las cargas más rápidamente. En consecuencia, cuanta más caché, más fluido será el sistema.
  • La temperatura: cuanto más potente sea un procesador, más tenderá a calentarse, y por ello, es necesario contar con un buen sistema de refrigeración. Un funcionamiento demasiado caliente podría acarrear problemas al ordenador.
  • El consumo energético: un procesador de poco consumo suele ofrecer unos 50W en reposo. Suele ser el caso de los modelos Intel, que consumen menos que los AMD (aunque hoy en día la diferencia es mucho menor). Este varía en función del uso (videojuegos, tratamiento de datos, retoque fotográfico, streaming, descargas, etc.).
  • La compatibilidad: los procesadores requieren que el resto del equipo, especialmente la placa base, sea compatible con ellos. para los modelos Ryzen de AMD, su ordenador necesitará una placa base potente y cualitativa. Para la ofimática, es recomendable invertir en una SSD. En el gaming, una mejor tarjeta gráfica.

Contamos con una veintena de modelos cuando comenzamos la comparación, pero la lista se redujo a la mitad tras estudiar estos criterios.

Una vez consultado las opiniones y críticas de expertos y usuarios en páginas web de referencia (españolas e inglesas), pudimos concluir nuestra selección de los 5 mejores procesadores del momento.

Eso sí, sepa que hemos orientado este artículo a los modelos accesibles a todo el mundo, por lo que habrá notado la ausencia, por ejemplo, del Intel Core i9-9900KS y el AMD Ryzen 9 3950X, cuyo precio es la mar de desorbitado para la gran mayoría de mortales.

 

Nuestra elección: AMD Ryzen 5 3600

AMD Ryzen 5 3600

Nuestra elección, Mejor de gama media

AMD Ryzen 5 3600

Este modelo es un referente en cuanto a su relación calidad/precio y sus altas capacidades, que sobrepasan a otros del mismo nivel.

Ya sea en su versión básica o en la versión X, este procesador es un verdadero golpe a la supremacía de Intel en su propio campo. Entre su alto rendimiento en juego y su capacidad para tratar tareas más pesadas en multicore, compite con antiguas referencias tales como los i7-9700K, que cuestan casi el doble. Si quiere una configuración Gaming, es el modelo a ideal.

En primer lugar, la particularidad de la serie 3000 de AMD es su grabación en 7 nm, la fineza más elevada disponible actualmente (Intel está en 14 nm). Esto permite una mejor gestión energética y térmica.

En cuanto al procesador en sí mismo, cuenta con 6 núcleos cadenciosos a 3,6 GHz. En modo boost, un único corazón puede alcanzar hasta 4,2 GHz, lo que permite unas buenas prestaciones en gaming. También puede alardear de hacerlo tan bien como su hermano mayor a este nivel.

Con un overclock (OC), es fácil impulsarlo al máximo nivel (a nivel de la versión 3600X), pero ojo a la temperatura.

Para aquellos que no quieran complicarse, es posible optar por este último, boosteado de fábrica y más eficiente (frecuencias de 3,8 GHz a 4,4 GHz, TDP a 95 W). Asimismo, el refrigerador suministrado es también más eficiente. Por el contrario, el precio se ve afectado (aumentando un 20%).

El resto de las características también son interesantes, sobre todo en esta gama de precios: 12 threads gracias al SMT y 32 MB de caché.

El conjunto le permite ofrecer un buen rendimiento en Multicore, aunque el multithread no está tan bien administrado como en el resto de la gama.

Al contrario que los antiguos procesadores de la marca, la eficiencia energética es óptima y el consumo bien controlado (65 W).

Para acabar, también se suministra un refrigerador de CPU con la compra, lo que evitará un gasto suplementario. Tenga en cuenta que, si desea actuar manualmente sobre el rendimiento, puede ser necesario optar por un modelo más robusto y con una mejor capacidad de refrigeración.

 

El mejor procesador barato: AMD Ryzen 5 2600

AMD Ryzen 5 2600

Mejor barata

AMD Ryzen 5 2600

La antigua versión de este procesador sigue siendo bastante interesante hoy en día para los presupuestos más modestos. Su relación calidad/precio es ideal.

Aunque carezca del Zen2, la nueva “arquitectura” de AMD, el Ryzen 5 2600 es un producto con el que siempre se puede contar. Resumiendo, en multicore es superior al Intel Core i5-9600K, y vale casi menos de la mitad. Sus prestaciones en juego también son interesantes, pero no tanto como la competencia.

Estamos frente a un CPU de 6 núcleos y 12 threads de 3.4 GHz (3.9 cuando pasa al modo turbo, si es necesario) y 16 MB de caché en socket AMD AM4.

En la práctica, este procesador lanzado en 2017, junto con el resto de la gama, es extremadamente eficaz para un producto de entrada de gama y supera la media en todos los puntos que importan a la hora de evaluar una CPU.

En cuanto al nivel energético, el Ryzen 5 2600 consume aproximadamente 60 vatios en reposo y 136 en carga completa, siendo un producto superior a muchos otros modelos de la misma marca. Sin embargo, está por debajo de lo que se hace en Intel al mismo nivel.

En cuanto al índice de rendimiento general, este 2600 está por encima del I5-8400 de Intel, también presentado en esta selección, pero es lógico dados sus 6 núcleos, 12 threads, un turbo y el Hyper-Threading. Sin embargo, cuando se trata de codificar, por ejemplo, no es muy bueno.

Para los videojuegos, este procesador soporta la mayor parte de los productos que se hacen actualmente, incluso llega a hacer frente a la gama superior de la marca (Threadripper 2950x). Sin embargo, no tiene nada que hacer si se compara con el 8400 de Intel.

Si vamos a resumir el éxito de este excelente Ryzen 5 2600, se puede decir que es el mejor modelo de entrada de gama de todas las marcas para alguien que tenga poco interés en los videojuegos, y para quien la relación calidad/precio sea la primera preocupación.

 

El mejor procesador de gama alta: AMD Ryzen 9 3900X

AMD Ryzen 9 3900X

Mejor de gama alta

AMD Ryzen 9 3900X

Destinado a un uso eficiente de los recursos, gestiona el multithread con brillantez para permitirle llevar a cabo tareas pesadas en poco tiempo.

Durante muchos años, Intel ha aprovechado su dominio en el mercado para ofrecer procesadores altamente eficientes en single-core sin innovar. AMD ha conseguido una parte del pastel con un Ryzen optimizando en diferentes características. El Ryzen 9 3900X es la culminación de todo este trabajo.

Aprovechando las habilidades de AMD en multicore, ofrece un resultado inigualable para la gestión de tareas pesadas (gracias a sus 12 núcleos, 24 threads) al tiempo que recupera su retraso en juego gracias, en particular, a sus frecuencias de funcionamiento elevadas (3,8 GHz y 4,6 GHz) y su caché de 64 MB. La llegada de nuevos títulos que gestionan varios corazones (como el Assassin’s Creed Odyssey) va a acentuar aún más esta brecha, empujando, esperamos, a Intel a renovarse.

A nivel de consumo, el resultado es también una prueba de la experiencia de AMD con un total de 105W. Cuando se considera este valor y los 12 núcleos, se observa que la eficiencia energética del 3900X es superior a la del producto de Intel de misma gama.

Para la refrigeración, disfrutará del mejor ventilador de la marca, equipado con el RGB. Es lo suficientemente potente como para permitirle sacar el máximo provecho a esta bestia, pero considere la posibilidad de cambiar a un modelo más robusto si está pensando en aumentar la potencia al máximo.

Finalmente, si tiene un presupuesto alto, el Ryzen 9 es lo que necesita. Es un pelín menos potente que el de Intel en monocore, pero lo deja atrás tan pronto como utilice todo su potencial.

 

Una alternativa de gama media: Intel Core i5-10600K

Intel Core i5-10600K

Alternativa de gama media

Intel Core i5-10600K

Intel sigue estando a la altura con un rendimiento mejorado en single-core. ¿La razón? El aumento de la frecuencia de los diferentes núcleos.

El 10600K toma el relevo del 9600K, ya reconocido por sus capacidades en gaming. En nuestra opinión, sigue siendo la propuesta de Intel más relevante en términos de relación calidad/precio. Sin embargo, no puede competir con el 3600X de AMD, más asequible, más económico y casi tan potente en juego.

Sin embargo, no le faltan ventajas con sus 6 núcleos (12 threads) a 4,1 GHz (4,8 en Turbo) y su caché de 12 MB. Este combo le permite muy buenos resultados en juego, dejando al mismo tiempo un margen de maniobra para el overclocking (de ahí el sufijo K). Además es mejor que el 3600X en este punto (~ 10%). Pero, en realidad, esta diferencia no se hace sentir si los dos se emparejan a una tarjeta gráfica de gama media.

Sin embargo, también observamos como la marca azul “se duerme en los laureles” con un grabado en 14 nm (3 años de retraso sobre AMD) que no les permite reducir el consumo energético, que se mantiene en 125 W (95 W en PDT Down que reduce el comportamiento y el rendimiento del procesador a un valor dado).

En cuanto a la refrigeración, no se suministra con ningún ventilador, pero es compatible con los modelos previstos para los sockets 115x.

Al final, a menos que sea un fan de la marca o que busque el mejor rendimiento para el gaming, el Ryzen 5 sigue siendo la mejor solución, especialmente en su versión X.

 

Una alternativa de gama alta: Intel Core i7 10700K

Intel Core i7 10700K

Alternativa de gama alta

Intel Core i7 10700K

Solución de gama alta Intel, este procesador tiene muchos argumentos que lo hacen idóneo para las configuraciones gamer más potentes.

Heredero del excelente 9700K, reconocido como EL procesador gamer por excelencia, esta nueva versión retoma la antorcha con brillantez ofreciendo prestaciones de muy alto nivel. Es incluso más interesante que el I9-10900K en términos de relación calidad/precio. Sin embargo, Intel sigue exigiendo un precio elevado, lo que lo hace mucho menos relevante que sus competidores AMD, que son, además, mucho más polivalentes.

Se trata una vez más de un modelo en 14 nm. Se dota de 8 núcleos (16 threads) cadenciados a 3,8 GHz. Pueden funcionar hasta 5,1 GHz en boost para sus actividades más pesadas. La caché es de 16 MB, es decir, menos extensa que en el Ryzen 3 3300X, que es sin embargo una modelo de entrada de gama.

En consecuencia, ofrece muy buenos resultados en juego e incluso se coloca delante de su competidor en este punto. Sin embargo, en multitarea, lamentablemente, no puede resistir frente a los 12 núcleos y a la mayor caché del 3900X (x4 más elevado).

A nivel energético, requiere más recursos que su competidor (TFD de 125 W) debido, una vez más, a un proceso de escritura más antiguo. Aun así, el sistema PDT Down permite reducir este valor a 95 W bajo ciertas condiciones.

Finalmente, el 10700K es tan bueno para el juego como la propuesta de AMD, pero le aconsejamos que elija este último, que es mucho más polivalente y duradero gracias a su multitasking más eficaz.

 

Menciones honorables

AMD Ryzen 7 3700X (309,95 € en el momento de la publicación): si suele trabajar regularmente con “tareas pesadas” o que demanden un elevado número de procedimientos de manera simultánea, el Ryzen 7 3700X es perfecto para usted. Gracias a su elevado número de núcleos y su avanzada gestión, cuenta con un potencial bastante elevado. En cambio, se encuentra ligeramente por debajo de sus rivales directos en materia gaming… Pero por su precio, tampoco podemos quejarnos mucho.

 

Fuentes

  1. Selectos, Le Meilleur Processeur, 12 de enero 2020

​​​​​​​​​​​​​​​​Llegado desde las Islas Canarias, Ramsés ha realizado sus estudios en Lenguas Modernas y Francofonía en varias instituciones, la Universidad de La Laguna (España), la Mohammed V de Rabat (Marruecos) y la Université Grenoble Alpes (Francia). Actualmente instalado en la capital europea, es el traductor y responsable de la versión española de la web.


guest
6 Comentarios
Más recientes
Más antiguos
Inline Feedbacks
View all comments