Tecnología

Las 5 (verdaderas) Mejores Placas Base 2019 – Comparación

Actualizado el 8 de agosto 2019

Tras varias horas de búsqueda y la comparación de hasta 45 modelos diferentes, hemos seleccionado las 5 mejores placas bases del momento.

Para nosotros, la mejor es la Asus Rog Strix Z390-I Gaming, ya que con su formato mini-ITX ofrece grandes prestaciones para los gamers, sin calentarse. Además, el juego de luces LED es un elemento decorativo la mar de atractivo.

 

Mejor barataMejor de gama mediaMejor de gama alta
Gigabyte Z390 UDAsus Rog Strix Z390-I GamingAsus Rog Maximus XI Extreme
Gigabyte Z390 UDAsus Rog Strix Z390-I GamingAsus Rog Maximus XI Extreme
Con su formato ATX, este modelo acentúa la rapidez de transferencias y su rendimiento gráfico. Su ventilador es silencioso y el sonido es de alta frecuencia. Todo ello, con un bajo consumo de energía.Placa base en formato mini-ITX compatible con los procesadores Intel Core de la 8ª o 9ª generación. Es perfecta para gamers, pues ofrece una reactividad instantánea y no se sobrecalienta.En formato E-ATX, aporta potencia al procesador, lo que procura unas buenas prestaciones y un buen rendimiento regulados por el sistema de refrigeración, cuya temperatura es visible en la pantalla OLED.
EUR 94,08EUR 246,77EUR 598,59
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Las placas base son piezas maestras del funcionamiento de nuestros ordenadores. Aun así, muchas personas ignoran su existencia o la función que desempeñan en los PCs. Ante esto y la gran cantidad de modelos disponibles en el mercado, la elección se torna la mar de difícil.

Antes de la compra de un producto de tales características, hay que saber diferenciar una serie de conceptos:

  • El formato: la mayoría utilizan un formato ATX, que necesita una carcasa más voluminosa, pero son más rápidas y tienen más puertos PCI-Express. Lo mismo con las Micro-ATX de talla mediana. Las placas base Mini-ITX son las más pequeñas y suelen ser las más caras. Son perfectas para PC gaming, pero tienen menos puertos PCI y menos espacio para la RAM.
  • Le chipset: se trata del elemento principal de una placa base. Controla el flujo de datos entre el microprocesador y el resto de los elementos que componen la placa base. De esta manera, un buen chipset ofrece más funcionalidades. Además, influirá en el rendimiento del procesador. Los mejores suelen ser los de AMD e Intel.
  • La conectividad: hay que comprobar cuántos puertos RAM se incluyen y a qué velocidad puede llegar. No sirve de nada comprarse una DDR4, si no va a explotar todo su potencial. Mejor sería comprar una placa base que posea una ranura o espacio adaptado para instalarla.
  • La compatibilidad: los procesadores evolucionan, y las placas van de la mano. Por lo tanto, es mejor tener en cuenta el tipo de CPU que tiene para elegir una placa base compatible con ella.
  • El sistema de ventilación: permite enfriar los elementos que componen la placa base. Este es a menudo el caso del overclocking, que será contrarrestado si cuenta con un buen sistema de ventilación.

Tras nuestra primera criba, pasamos de una cuarentena de modelos a 15 modelos que merecían la atención de nuestra parte, ya sea debido a su popularidad en el mercado o a su fiabilidad.

Tras observar detalladamente los test realizados sobre cada producto, fichas técnicas, webs especializadas (españolas, francesas e inglesas) y las opiniones de usuarios y expertos, pudimos lograr seleccionar las 5 mejores placas base del momento.

 

Las mejores placas base baratas

Por menos de 150€ las placas bases suelen tener carencias en materia de conectividad, pero aun así existen modelos que pueden paliar estas carencias gracias a sus buenas prestaciones gráficas y un sistema de ventilación eficaz. Los dos modelos que hemos elegido se presentan en formato ATX.

 

Gigabyte Z390 UD: la mejor barata

Gigabyte Z390 UD

Ventajas
Rápida transferencia de datos
Rendimiento gráfico
Sistema de refrigeración eficaz y silencioso
Poco consumo energético
Inconvenientes
Paquete de entrega poco surtido

Este modelo en formato ATX con socket LGA 1151 es compatible con los procesadores Intel Core de la 9ª generación y los Intel Core “CoffeeLake” de la 8ª (mencionadas en el artículo sobre los mejores procesadores). 

Sea un gamer o no, este modelo se recomienda en términos de eficacia. Desde el punto de vista de la conectividad, esta placa base, compatible con HDMI 1.4, se conecta por cable y está provista de un conector M.2 MVMe PCIe Gen3 x4 22110. Dispone también de tres puertos USB 3.0, un USB 2.0, tres PCI-E 16x, cuatro ranuras DDR4 con un máximo de 64 GB y un puerto Thunderbolt 3 AIC que mejora la rapidez de los intercambios de datos. Por el contrario, el paquete es algo escaso (solo hay dos cables SATA dentro). 

Basada en el chipset Intel Z390 Express y su compatibilidad con DDR4, este producto ofrece un buen rendimiento gráfico que permite jugar en alta resolución o disfrutar de una buena experiencia de realidad virtual. Esta fuerza de resolución se debe también a la tecnología 2-Way Crossfire Multi-Graphics que reproduce correctamente los detalles de juego.

La Z390 UD también se beneficia de la tecnología Smart Fan 5 compatible con los ventiladores PWM. Esto vuelve los ordenadores más silenciosos gracias al sistema “Fan Stop”. Los seis sensores de temperatura controlan el calor de la máquina para evitar el riesgo de sobrecalentamiento. También señalamos que esta placa base genera un bajo consumo de energía. 

Otras ventajas de este modelo son el sonido de alta frecuencia controlado por el Realtek ALC887, que goza de una gran capacidad auditiva. También está la iluminación LED RGB, que da estilo a su procesador.

En resumen, la Gigabyte Z 390 UD presenta un formato ATX y propone intercambios de datos rápidos, un rendimiento gráfico notable, un sistema de ventilación eficaz y silencioso, además de un sonido de claridad. Ya sea grafista o gamer, sepa que esta placa base es la mar de económica.

 

MSI B450 Tomahawk: la alternativa barata

MSI B450 Tomahawk

Ventajas
Excelente experiencia en RV
Buenas prestaciones
Sonido inmersivo
Fácil de instalar
Inconvenientes
Sin Wifi integrado

La B450 Tomahawk en formato ATX es la mítica placa base de los gamers. Es compatible con los procesadores AMD (los de la 1ª y 2ª generación) con socket AM4.

En lo que se refiere a la conectividad, posee un soporte de memoria DDR4-3466+ y está equipada con una ranura Turbo M.2, un puerto PCI-Express 3.0 16x y otro PCI-Express 2.0 16x, dos USB 3.1, y sobre todo, un puerto AMD Turbo USB 3.1 Gen2 que sugiere una mejor velocidad de ejecución de la máquina, especialmente en las transferencias de datos. Aclaramos que es compatible con Windows 7 y 10, pero no tiene Wi-Fi integrado.

La función DDR4 Boost optimiza las configuraciones de overclocking. El gran ventilador se asegura de controlar la temperatura del aparato y evitar cualquier riesgo de sobrecalentamiento.

Su carácter gamer también incluye la RV (Realidad virtual), por lo que está ocupada con funcionalidades diseñadas junto a profesionales del sector (como One-Click-To-VR). 

Por último, el Audio boost permite una calidad de sonido inmersiva y cualitativa. Además, y como curiosidad, los dos conectores LED RGB ofrecen efectos de luz y colores compatibles con el software Mystic Light.

En resumen, la B450 Tomahawk es una placa base gamer que apoya la realidad virtual. Sus prestaciones son innegables, aunque con overclocking posible. Podrá disfrutar de sus partidas con una calidad sonora agradable y recreativos efectos de luz.

 

Las mejores placas base de gama media

En esta sección, la conectividad ofrece un mayor número de posibilidades y el rendimiento mejora considerablemente. Estas se destinan a los amantes de los videojuegos de PC que buscan reactividad.

Hemos optado por dos modelos que presentan diferentes formatos. Uno con el mini-ITX y otro con una talla más clásica, el ATX.

 

Asus Rog Strix Z390-I Gaming: la mejor de gama media

Asus Rog Strix Z390-I Gaming

 

Ventajas
Económica
Buena refrigeración
Prestaciones mejoradas
Sin lags fuera de las sesiones de gaming
Inconvenientes
Ninguno revelado

La ASUS Rog Strix Z390-I Gaming es una placa base en formato mini-ITX, destinada principalmente a los procesadores Intel Core de la 9ª generación, aunque también son compatibles con las de 8ª generación con socket LGA1151. Se centra en los gamers dado su rendimiento

En cuanto a la conectividad, encontramos 1 puerto PCI-Express 3.0 (existente para añadir una tarjeta gráfica), 4 puertos SATA 6 Gb/s, 1 memoria DDR4, 2 USB 3.1 Gen 2 (tipo A), 2 USB 3.1 Gen1, 1 USB tipo C, 1 display 2 y 1 HDMI 2.0. También aclaramos su compatibilidad con los 32 Gb G. Skill y Zadaks, que permiten a los compradores instalar 64 Gb de memoria.

Esta placa base de acabado pulido posee un chipset Z390 Express, que ofrece una buena reactividad, optimizando el rendimiento de la máquina. Asimismo, se observan muy buenas prestaciones gracias a la integración de una protección E/S integrada, un ventilador VRM y un refrigerador de doble nivel (sin sobrecalentamiento). También consume poca energía.

De este modo, la sucesora de la Rog-Strix Z370-I se abre a los procesadores de gran potencia y añade un toque de creatividad con los leds RGB que la componen. De esta manera, puede mejorar el estilo de su portátil o personalizarlo con múltiples colores (una docena en total).

En conclusión, esta placa base unida a los procesadores Intel Core de la 8ª o 9ª generación ofrece un alto rendimiento, no se sobrecalienta y permite amenizar el ambiente con su juego de Leds RGB. Ya sea gamer o no, esta placa base le asegura cierta fiabilidad.

 

Gigabyte X470 Aorus Gaming 7 Wi-Fi: la alternativa de gama media

Gigabyte X470 Aorus Gaming 7 Wi-Fi

Ventajas
Soportes que facilitan la instalación de elementos impresos en 3D
Sistema de refrigeración eficaz
Eficiente
Buenas prestaciones
Inconvenientes
Sin puerto Thunderbolt 3

Gigabyte X470 Aorus Gaming 7 Wi-Fi es una placa base ATX ideal para gamers. Tiene Wifi, pero entre otras innovaciones que propone, se encuentran el PCIe Gen 3, el USB Type-C y un audio de gran rendimiento. Contiene el chipset AMD X470 y es compatible con los procesadores AMD Ryzen de segunda generación. Estos son potentes.

En cuanto a la conectividad, tiene todo lo necesario: 3 puertos PCI-Express 16x compatibles Crossfire y SLI, 2 puertos USB 3.1 Gen 2 (uno de ellos de tipo C), USB 3.1 Gen 1 y USB 2.0, así como 2 puertos de extensión M.2. Sin embargo, la desventaja es que posee un puerto Thunderbolt 3 para una rápida transferencia de datos.

La Gigabyte X470 optimiza el potencial de su PC con la tecnología AMD StoreMI, que aumenta el rendimiento de los dispositivos de almacenamiento tradicionales para reducir el tiempo de arranque del sistema y mejorar su experiencia como usuario. Combina el rendimiento de los SSDs con la capacidad de almacenamiento de los HDDs en un único disco virtual (para una mejor velocidad de lectura y escritura).

El centro de aplicaciones le permite acceder a todas las funciones y configuraciones de su placa base y sistema. Los soportes facilitan incluso la instalación de elementos impresos en 3D.

Por último, las placas base Gigabyte poseen luces led RGB Fusion, muy apreciadas por los usuarios. De hecho, tiene muchas opciones de personalización, con una interfaz gráfica ergonómica.

Para concluir, la AMD StoreMI mejora la reactividad de su PC, pero de igual manera sus aplicaciones, uniendo lo mejor de una SSD y una HDD. Además, ofrece una experiencia más rápida para los usuarios. Es compatible con los AMD de 2ª generación y ha sido fabricado para el gaming.

 

Las mejores placas base de gama alta

Con unas prestaciones aún más perfeccionadas y una mejor comunicación, estamos sin duda en los modelos de gama alta. En este caso, la calidad se paga a partir de los 400€.

Para esta sección hemos optado por un modelo que pertenece a la gama élite de Asus.

 

Asus Rog Maximus XI Extreme: la mejor de gama alta

Asus Rog Maximus XI Extreme

Ventajas
Mayor potencia
No se sobrecalienta
Pequeña pantalla OLED
Tecnología RSVD contra el frío
Inconvenientes
Ninguno revelado

La XI Extreme pertenece a la gama Maximus, la gama de placas base más sofisticadas de Asus. Esta se presenta en formato E-ATX con hermosos acabados y se utiliza con los procesadores de la 8ª y 9ª generación, pero no con los de la 6ª y la 7ª.

Tiene un conector 24-pines y otros dos 8-pines. Para la conexión, dispone de dos puertos PCIe 3.0 x16, un PCIe 3.0 x4 y x1, seis puertos USB 3.1 Gen2, cuatro puertos USB 3.1 Gen2 y cuatro ranuras de memoria DDR4 que garantizan una capacidad máxima de 64 GB de memoria. Los puertos Ethernet 5G están integrados en la placa base, además de poseer Wi-Fi y ser compatible con HDMI 1.4b.

Con el Chipset Z390 de Intel y un socket LGA-1151, contiene características de overclocking que permiten un rendimiento más alto, lo que sin duda complacerá a los jugadores y a los entusiastas de la informática.

Para contrarrestar el aumento de temperatura causado por el overclocking, este modelo incluye un refrigerador M2, varios ventiladores y un waterblock que enfria el procesador y la alimentación de la tarjeta. Por el contrario, la tecnología RSVD tiene por objeto luchar contra el frío, para mantener la máquina operativa incluso en muy bajas temperaturas.

La novedad es la pequeña pantalla OLED que proporciona mensajes y advertencias, en particular sobre la temperatura del aparato. Esta placa base también está equipada con un buen sistema de audio que reproduce fielmente los sonidos, y con luces led RGB controladas por el sistema AURA.

En definitiva, el Maximus XI Extreme en formato E-ATX es pura potencia para los aficionados a la informática y los gamers. Además de su magnífico control de la temperatura, otros detalles como su pantalla OLED o su sistema de audio añaden mayor calidad a esta placa base.

 

Menciones honorables

ASUS Prime B450-Plus: esta placa base con formato ATX y un socket AMD AM4, está recomendado para los gamers y para aquellos/as que quieran mejorar la velocidad de ejecución de un ordenador portátil. Además, es compatible con los procesadores AMD Ryzen. Los materiales utilizados para su diseño poseen certificación 5x Protection III, lo que demuestra la calidad de estos. Por el contrario, los puertos situados en la parte posterior de la placa no son prácticos.

MSI B450M Mortar: compatible con los procesadores AMD, esta placa base posee la función “Extreme Memory Profile” que ofrece una velocidad más rápida y estable a su máquina. También permite una excelente experiencia gaming en alta resolución. Un aspecto a destacar es su sistema de refrigeración, que está asegurado por seis conectores para ventiladores controlados por la función Total Fan Control. Pero no todo es bueno en este modelo, pues el número de puertos USB puede ser insuficiente.

MSI X299 Gaming Pro Carbon AC: se trata de un modelo de alta gama fabricado por HardwareCooking. Esta placa se instala rápidamente y se ajusta a los procesadores Intel Core X-Series. Con su chipset X299 y un socket 2066, es perfecta para el gaming o para aplicaciones pesadas. Lamentablemente, como no se trata de un modelo moderno, no es compatible con los procesadores de última generación (como máximo hasta la 7ª).

 

En conclusión, ¿qué placa base elegir?

Todas las placas base de este artículo son aptas para los gamers o para aquellos que quieran mejorar las prestaciones y rendimiento de su ordenador.

Nuestra favorita es la Asus Rog Strix Z390-I Gaming. ¿Y por qué? Es potente, no se calienta, es fiable para las largas sesiones gaming y está en formato mini-ITX. Además, no consume mucha energía, al contrario.

Si desea dirigirse hacia un modelo más barato, pero eficiente, además de tener menos cantidad de cables, la Gigabyte Z390 UD le hará pasar buenos momentos de juego sin tener que escuchar el sistema de ventilación.

Para rozar la perfección, deberá optar por el Asus Rog Maximus XI Extreme. Garantiza un excelente rendimiento, potencia, overclocking y ventilación. Además, en todo momento puede echar un vistazo a sus componentes gracias a su pantalla OLED.

Mejor barataMejor de gama mediaMejor de gama alta
Gigabyte Z390 UDAsus Rog Strix Z390-I GamingAsus Rog Maximus XI Extreme
Gigabyte Z390 UDAsus Rog Strix Z390-I GamingAsus Rog Maximus XI Extreme
Con su formato ATX, este modelo acentúa la rapidez de transferencias y su rendimiento gráfico. Su ventilador es silencioso y el sonido es de alta frecuencia. Todo ello, con un bajo consumo de energía.Placa base en formato mini-ITX compatible con los procesadores Intel Core de la 8ª o 9ª generación. Es perfecta para gamers, pues ofrece una reactividad instantánea y no se sobrecalienta.En formato E-ATX, aporta potencia al procesador, lo que procura unas buenas prestaciones y un buen rendimiento regulados por el sistema de refrigeración, cuya temperatura es visible en la pantalla OLED.
EUR 94,08EUR 246,77EUR 598,59
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Apasionado de la poesía y los viajes, actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>