Bebé y Niño

Los 5 (reales) Mejores Peluches de Sonido Blanco 2019

Publicado el 8 de febrero 2019

Los peluches de sonido blanco han tenido bastante buena acogida en el mercado. Cada vez más padres cuentan con uno de estos peluches, razón por la cual he decidido realizar mi selección de los 5 mejores peluches de sonido blanco del mercado.

El MyHummy Snoozy ofrece numerosas ventajas frente a otros modelos, además, su precio está más que justificado.

Al final del artículo encontrará una guía de compras que le ayudará a elegir el modelo que mejor se adapta a sus exigencias y necesidades.

El mejor baratoEl mejor de gama mediaEl mejor de gama alta
El osito WhisbearGrobag OllieMyHummy Snoozy
El osito WhisbearGrobag OllieMyHummy Snoozy
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Los mejores peluches de sonido blanco baratos

He aquí dos modelos la mar de pintorescos por menos de 50 euros.

Whisbear El Osito Relajante: el mejor barato

Whisbear L'Ourson Apaisant

Ventajas
Se activa con el llanto
Adorable
Patas con imanes
Suave (tela Minky)
Lavable a máquina
Inconvenientes
Solo un sonido disponible

El suave osito de Whisbear es el primer modelo de esta selección. Este peluche es suave y relajante al mismo tiempo, ya que ayuda a dormir a su pequeño mediante la emisión de ruido rosa.

El ruido rosa es más delicado y agradable que el blanco. Éste se dispara automáticamente cuanto capta el llanto de su hijo gracias a la tecnología CrySensor.

Este sonido rosa le recuerda a su hijo los sonidos que experimentó durante su vida fetal, lo que le facilita el sueño. Tras 40 minutos de funcionamiento, el Whisbear se apaga lentamente y pasa al modo espera, momento en el que su hijo entra en su fase de sueño profundo.

Cuando este osito reconoce el llanto o los movimientos del bebé cuando despierta, reacciona calmando al recién nacido. Después de 20 minutos se vuelve a activar el modo espera.

Este animal de peluche funciona con 3 pilas AAA (no vienen incluidas…) que permiten llevarlo fácilmente a todas partes. Sus patas magnéticas le permiten colocarlo por todas partes, ¡perfecto si no queremos dejarlo al lado del bebé!

También es posible apagar y encender manualmente la carcasa acústica con una clavija de control situada en la cabeza del oso (que puede retirarse).

La función soft start/soft stop apaga y enciende suavemente la “respiración”. también posee un regulador de sonido que permite adaptar el volumen según el entorno (ideal para camuflar los ruidos de circulación).

Este osito está fabricado con tejidos blandos, suaves y de calidad (tela Minky o franela polar). Además, los diferentes materiales que cubren los extremos de las patas y las orejas ofrecen un juego estimulante tanto para el oído como para el tacto.

Este suave osito se vende a un precio la mar de atractivo y seguro hará feliz a su bebé. Hubiera sido genial si ofreciera un mayor abanico de melodías.

Pabobo Ewan la Ovejita Soñadora: la lamparita

Pabobo Ewan le Mouton Rêveur

Ventajas
Precio asequible
4 sonidos disponibles
Se engancha fácilmente
Luminoso
Inconvenientes
No se puede lavar a máquina
Sin sensor de llantos

Pabobo nos propone un peluche para dormir luminoso, musical, y en forma de oveja.

Este suave peluche emite un dulce resplandor reconfortante y reproduce cuatro sonidos de baja frecuencia que reproduce lo que el feto oía en el vientre de su madre. Estos sonidos representan los latidos del corazón combinados con sonidos intrauterinos y otros tres sonidos rosas (lluvia, aspiradora y arpa), para que el bebé se tranquilice y se duerma tranquilamente.

Los sonidos y la luz de noche rosa se activan cuando presiona una de las patas. Estos se detienen automáticamente tras 20 minutos (tiempo suficiente para que el bebé se vuelva a dormir).

Cada pata corresponde a un sonido, pero es una lástima que no se active si detecta el llanto del pequeño.

La luz que emite también permite calmar a algunos bebés, aunque puede ser demasiado brillante para otros. Afortunadamente, si no le gusta dicha función, puede desactivarla.

Para que el bebé no sea sometido a ruidos demasiado fuertes o, por el contrario, no oiga bien, el volumen se puede ajustar fácilmente, lo que le permite adaptarlo al entorno.

Con el fin de poder llevarlo a todas partes y para mayor comodidad, la cola del peluche le permite colocarlo y fijarlo cómodamente ya sea en la cuna, el asiento del coche o incluso el cochecito del bebé.

Funciona con 3 pilas AAA (no incluidas), pero no olvide (por si acaso) tener pilas de repuesto allá donde vaya.

Debido a su modo de funcionamiento, es imposible lavarlo a máquina, y dado que su pequeño lo dejará lleno de babas, comida, u otras cosas, además de llevarlo a todas partes, no hace falta decir que hace falta lavarlo. ¡Tiene ser lo más higiénico posible!

En cuanto al look, no soy muy fan… He visto ovejitas más monas en otros lares.

Los mejores peluches de sonido blanco de gama media

Vayamos ahora a los productos de gama media que más destacaron.

Grobag Ollie, la lechuza: el mejor de gama media

Grobag Ollie the Owl

Ventajas
Precio asequible
Adorable
Se activa con el llanto
Varios sonidos disponibles
Modo espera
Inconvenientes
Las pilas se consumen con rapidez
No se puede lavar a máquina

Por un precio aún razonable (unos 40 euros), ¡la pequeña lechuza Ollie se convertirá en la mejor amiga de los bebés y los más peques!

Está equipada con cuatro sonidos calmantes: latidos de corazón, lluvia, sonido blanco y nana de Brahms, además de difundir una luz suave y calmante.

Para activarlos, basta con pulsar un ala para activar el latido del corazón y la lluvia.

Los sonidos están activos durante 20 minutos, pero el Crysensor le permite detectar el llanto y reactivarse para calmar a su pequeño. Cuando esto ocurre, emite ruido o blanco o la nana de Brahms.

Sale del modo de espera para interpretar el sonido blanco estático o la nana de Brahms.

Puede fijarlo fácilmente a la cuna gracias a su anillo de suspensión en velcro. Este animal de peluche también se puede atar al cochecito o al asiento del coche, haciéndolo perfecto para adaptarse a la rutina del bebé, ya sea en casa o fuera.

Este modelo es de terciopelo ultrasuave y está dotado de un bonito color gris, así como de 9 pequeños corazones que lo adornan. ¡Gustará tanto a niños, como a padres!

En cuanto a la función de luz, Ollie ofrece tres niveles de brillo. Distribuye una luz suave que puede utilizarse como luz de noche para comprobar si el bebé está bien o para tranquilizar a los niños que se despiertan por la noche.

Si presiona suavemente la pata de Ollie, podrá activar la luz. Esta permanece activada durante 20 minutos, luego se desactiva (bueno para ahorrar pilas, pues de nuevo, no vienen incluidas con la compra).

A pesar de este modo espera, las baterías tienden a descargarse rápidamente, por lo que habrá que tener pilas de repuesto en caso de que ocurra. Es una pena, pues viendo su rendimiento, vale la pena.

Una desventaja que presenta es que no puede lavarse en la lavadora.

Visto su precio, es un peluche con muchas cualidades, pero no es perfecto.

Los mejores peluches de sonido blanco de gama alta

Si siempre busca lo mejor de lo mejor, vea estos modelos que han creado tendencia.

MyHummy Snoozy: el mejor de gama alta

myHummy Snoozy

Ventajas
5 ruidos/melodías diferentes (60 min)
Tela Minky
Función non-stop de 12h
Detecta movimientos, ruidos y llanto
Se puede lavar a máquina
Inconvenientes
Precio

Uno de los últimos muñecos de peluche de nuestra selección es el famoso MyHummy, ¡imprescindible en este sector!

Este modelo de alrededor de 60 euros es ultra suave gracias a su tela “Minky”, que estimula los sentidos del bebé mediante sus cinco sonidos blancos (sonido del secador de pelo, aspiradora, las olas del mar, la lluvia y sonidos intrauterinos (interior del vientre de la madre y latidos del corazón). Con esta amplia selección, ¡pronto encontrará el que mejor satisfaga a su hijo!

Después de encenderlo, el sonido funciona durante 60 minutos y se apaga gradualmente para no despertar al bebé con un silencio repentino (y se pone en modo espera). Tan pronto como el bebé se agite, despierta o empiece a llorar, el sensor del sueño reactiva automáticamente el ruido blanco con el último sonido elegido durante los próximos 60 minutos, para calmar y volver a dormir al bebé.

A diferencia del peluche Zazu, también es posible hacer funcionar el ruido blanco durante 12 horas ininterrumpidas, gracias a su función non-stop. ¡Da para una buena noche!

El dispositivo sonoro se encuentra en la cabeza del MyHummy y se puede acceder fácilmente a él mediante una cremallera. Es posible utilizarlo sin siquiera sacarlo de la pequeña bolsa creada para tal efecto en el oso.

Se puede lavar a 30º y se limpia muy bien, lo que es perfecto para un bebé. Como el resto de los modelos, funciona con pilas.

Es un peluche bastante conocido en este sector, y hay padres que solo apuestan por él. Aun así, por mucho que el peluche sea bueno, todo depende de la reacción del pequeño, pues no todos son receptivos.

Aunque su precio es un poco alto, este peluche lo tiene todo para complacer, y sin duda es mi favorito de la selección. Está disponible en cuatro colores (azul, rosa, gris y menta).

Eso sí, no olvide optar por la versión con sensor de sueño.

Zazu Liz: un gran abanico melodioso

Zazu Liz Mouton

Ventajas
Se activa con el llanto
Diseño adorable
6 ruidos/melodías diferentes
Lavable a máquina
Inconvenientes
Temporizador de solo 10 min
Precio

Con un precio actual de unos 40 euros, la ovejita Liz ofrece una relación calidad/precio la mar de atractiva. Es el acompañante perfecto para su pequeño.

Todo lo que tiene que hacer es agitar el peluche y este pondrá la música en marcha. Puede elegir entre 6 melodías diferentes, incluyendo latidos del corazón, un sonido de cascada y otras 4 melodías calmantes.

La música se apaga automáticamente tras 10 minutos, pero se reinicia con el primer llanto del bebé gracias a su sensor de sonido.

Sin embargo, 10 minutos no me parece demasiado, y no es necesariamente suficiente para calmar y dormir profundamente a un bebé. Habría sido mucho mejor (sobre todo a su precio), ofrecer la posibilidad de elegir un temporizador un poco más largo.

El volumen se puede ajustar y adaptar fácilmente. Perfecto para ayudar a dormir al bebé independientemente del entorno donde se encuentre.

Al igual que los peluches anteriores, este también funciona con pilas (2 pilas AA, no incluidas), lo que le permite llevarlo consigo a todas partes para calmar al bebé, incluso cuando está de viaje. Sin embargo, ¡no olvide las pilas de repuesto!

Este modelo también se puede adquirir en versión perro y burro. Ambos muy bonitos y disponibles a precios variables.

La ventaja sobre sus rivales es que puede lavarse a máquina, lo que permitirá una buena higiene para el bebé, y menos trabajo para usted.

En lo que concierne al look, no tengo nada que decir. No aporta nada nuevo con respecto al resto de rivales, y, por lo tanto, no justifica su precio.

¿Cómo elegir el mejor peluche de sonido blanco para su hijo?

Para aquellos padres cuyos hijos tengan dificultades para dormir, los peluches de sonido blanco suelen ser un remedio milagroso, aunque no funcione con todos los bebés.

Los ruidos blancos son ruidos de fondo, ruidos del ambiente, del día a día, como una aspiradora, el secador del pelo, el ruido de la lluvia, las olas del océano… Estos ruidos son similares a los que el bebé escuchaba cuando se encontraba en el interior de su madre.

Su objetivo (la mayoría de las veces) es tranquilizar al bebé con sonidos que impidan a su cerebro concentrarse en otros ruidos.

Si puede producir estos sonidos blancos a través de un smartphone u otro aparato similar, el peluche permitirá al bebé escuchar esos ruidos blancos, sin las desventajas de las malas ondas. Además, el bebé se siente más seguro con el peluche.

A raíz de este descubrimiento, los peluches de ruido blanco invadieron lógicamente el mercado y, por lo tanto, a veces parece difícil elegir. He aquí, en mi opinión, los criterios más importantes que deben tenerse en cuenta al comprar este tipo de productos.

El material

Cuando vemos un animal de peluche, no podemos evitar imaginarnos a un bebé acurrucado junto a él durmiendo. Es necesario elegir peluches cuyos materiales no irriten la piel del bebé y que no presenten riesgo de asfixia.

Puede elegir este peluche con los mismos criterios de suavidad que un animal de peluche normal. Personalmente, mis favoritos son los de tela Minky (franela polar), muy suave y totalmente adaptada al bebé.

Los sonidos propuestos

Con el fin de adaptarse a las cambiantes necesidades del bebé, y sobre todo al hecho de que algunos sonidos pueden no gustarle, es prudente elegir un animal que ofrezca más de un sonido, a menos que ya sepa cuál funciona mejor.

Creo que sería recomendable la opción de sonidos intrauterinos (como latidos del corazón) y sonidos rosas (lluvia, aspiración) y una o dos melodías más. Esto le permitirá también variar los entornos para que su hijo no dependa demasiado de un ruido en particular.

La parada automática

Es claramente una de las funciones primordiales. Sería inútil exponer a su pequeño a ruido blanco cuando no es necesario,

Para tener la oportunidad de ser eficaz para calmar y adormecer al bebé, creo que se necesitan al menos 20 minutos de ruido blanco antes de la parada. Lo ideal es, en mi opinión, poseer una opción para activarlo el sonido por etapas, y otra con ruido continuo, para aquellos bebés con problemas a la hora de dormir, por ejemplo.

El detector de llantos

Otra función que me parece muy interesante es el detector de llantos, este se activa incluso con el movimiento (si el sensor funciona correctamente y es bastante sensible).

De este modo, no tendrá que dejar el ruido blanco toda la noche y al mismo tiempo no tener que levantarse para volver a activar el mecanismo si el bebé llora o se despierta. Esta sofisticada función influirá mucho en el precio del peluche.

Si realmente quiere un detector sensible, tendrá que invertir un poco más.

El modo “lamparita”

Es una función la mar de práctica si su pequeño le tiene miedo a la oscuridad.

La higiene

Como todo objeto destinado a estar en contacto con un bebé, debe estar limpio e higienizado. Lo ideal sería comprar un peluche cuyo sistema electrónico pudiera ser retirado para poder lavar el peluche a máquina.

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Apasionado de la poesía y los viajes, actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>