La Mejor Pasta de Dientes Blanqueadora

Actualizado el 24 de junio 2022

Después de haber analizado durante 11 horas nada menos que 30 pastas de dientes populares y de haber probado asiduamente 8 de ellas, creemos que la Schmidt’s Activated Charcoal presenta la mejor relación calidad/precio.

Este comparativo es 100% imparcial y respeta las consignas de nuestro proceso de selección.

Nuestra elección, Mejor de gama media

Schmidt’s Activated Charcoal (133 g)

Su fórmula natural enriquecida con carbón activado combate eficazmente la formación de sarro y placa, a la vez que blanquea ligeramente los dientes. Su aroma a menta fresca y su composición limpia son especialmente atractivos.

Ver el precio en Amazon

Limpia y refresca la boca a la vez que blanquea sutilmente los dientes gracias a la presencia de carbón activado en su fórmula. También contiene vitaminas y extractos de plantas adecuados para los dientes sensibles, y no contiene flúor. Su color gris, aunque sorprende a primera vista, deja un sabor fresco gracias a la presencia del sabor natural de la menta. Aunque la textura no es muy espumosa, nuestras pruebas revelaron que es fácil y agradable de usar.

 

 

Mejor barata

Jäson PowerSmile (170 g)

Con su bajo precio, su fresco sabor a menta y su notable efecto blanqueador, esta pasta de dientes lo tiene todo para gustar. Es agradable de usar por su gran cantidad de espuma y es adecuado para dientes y encías sensibles.

11.71 € en Amazon

La PowerSmile es una pasta de dientes que previene la placa y el sarro, además de blanquear los dientes con extractos de agentes naturales como el polvo de bambú, el carbonato de calcio y el bicarbonato de sodio. El sabor a menta, procedente del aceite esencial, está muy presente en la boca, pero tampoco fue el más refrescante que probamos. Sin embargo, tiene un gran poder espumante. De nuevo, está formulado sin flúor (a diferencia de la versión en gel) y tiene una composición impecable, certificada como Cruelty-Free.

 

Mejor de gama alta

Melvita (75 ml)

Rico en activos purificadores y blanqueadores, asegura una buena higiene bucal y refuerza el brillo de los dientes, que los vuelve muy blancos. Su sabor a menta y su composición orgánica certificada son innegablemente atractivos.

Ver el precio en Amazon

Aunque su precio es menos atractivo a primera vista, por lo que algunas personas lo utilizan en alternancia con otro dentífrico, el Melvita atrae a muchos usuarios no solo por su composición ecológica, certificada por Ecocert, sino también por su eficacia para dejar los dientes brillantes. Contiene sal de Guérande, bicarbonato y carbonato de calcio, activos purificadores con propiedades blanqueadoras. Nuestras pruebas confirmaron que su sabor, aunque ligeramente salado, sigue siendo agradable y fresco gracias a los extractos de menta.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor barataMejor de gama alta
Schmidt’s Activated CharcoalJason PowerSmileMelvita Dents Blanches
Schmidt’s
(133 g)
Jäson PowerSmile
(170 g)
Melvita
(75 ml)
Su fórmula natural enriquecida con carbón activado combate eficazmente la formación de sarro y placa, a la vez que blanquea ligeramente los dientes. Su aroma a menta fresca y su composición limpia son muy atractivos.Con su bajo precio, su fresco sabor a menta y su notable efecto blanqueador, esta pasta de dientes lo tiene todo para gustar. Es agradable de usar por su gran cantidad de espuma y es adecuado para dientes y encías sensibles.Rico en activos purificadores y blanqueadores, asegura una buena higiene bucal y refuerza el brillo de los dientes, que los vuelve muy blancos. Su sabor a menta y su composición orgánica certificada son innegablemente atractivos.
Ver el precio en Amazon 11.71 € en Amazon Ver el precio en Amazon

 

Menciones honorables

Signal Blanqueador (5.57 € en el momento de la publicación): un clásico. Este dentífrico de carbón activado promete unos dientes limpios y más blancos en solo dos semanas. Aunque una acción tan rápida nos parece un poco exagerada, apreciamos su textura cremosa fácil de usar y su sabor fresco. Su espuma muy (¿demasiado?) generosa se debe a la presencia de SLS en su fórmula, pero aparte de este controvertido componente, el dentífrico se beneficia de una composición bastante limpia y, sobre todo, de un precio muy atractivo.

Tom’s of Maine Anti-placas + Blanqueador (15.22 € en el momento de la publicación): antiplaca, blanqueador, antisarro… Esta pasta de dientes aporta frescura al aliento gracias a su fragancia de menta verde. Reduce visiblemente las manchas en los dientes y es adecuada para los dientes sensibles. La presencia de SLS potencialmente irritante en su fórmula y su precio ligeramente superior colocarla nos han hecho colocarla como alternativa.

The Humble & Co Natural (16.98 € en el momento de la publicación): interesante, pero no tan fresco. Durante nuestras pruebas, debemos decir que nos impresionó su color negro intenso, pero no tanto su sabor, al que le falta un poco de frescura en comparación con otras opciones de carbón. Eso sí, su textura más bien espesa tiene un agradable poder espumante. También apreciamos el hecho de que su composición es limpia y contiene flúor, lo que lo convierte en una solución a tener en cuenta.

 

800+ Comparativos
400+ Tests
100% Imparcial

¿Por qué confiar en nosotros?

Selectos compara y prueba cientos de productos para ayudarle a comprar mejor. A veces recibimos una comisión cuando compra a través de nuestros enlaces, lo que ayuda a financiar nuestro trabajo. Más información

 

¿Cómo elegir una pasta de dientes blanqueadora?

Si sueña con tener una sonrisa de Hollywood, pero no quiere ir al dentista para tratarse, es posible que haya pensado en utilizar una pasta de dientes blanqueadora. Aunque rara vez se puede esperar que este tipo de producto sea realmente milagroso, a menudo es capaz de eliminar las manchas más visibles, haciendo que sus dientes se vuelvan más blancos y suaves.

Ninguno de ellos es un producto milagroso, pero pueden eliminar las manchas más visibles. | Fuente: Selectos

Pero el uso de una pasta de dientes blanqueadora no está exenta de riesgos, y su elección puede ser más compleja de lo que parece. Para elegir un producto con conocimiento de causa, debe prestar atecnión principalmete a su composición:

  • Agentes blanqueadores (o abrasivos): los más comunes son el bicarbonato, el sílice, el carbón activado o el peróxido de hidrógeno. Limpian activamente el esmalte de los dientes, eliminando las manchas o decoloraciones causadas por ciertos alimentos. Estos ingredientes activos deben utilizarse con cuidado y moderación, ya que pueden dañar el frágil esmalte. Aunque la mayoría de las marcas ofrecen productos seguros para su uso diario, es difícil averiguar el contenido real de abrasivos en los dentífricos. Por esta razón, algunos expertos aconsejan utilizar este tipo de dentífricos solamente una o dos veces por semana.
  • Flúor: antiguamente recomendado (a veces incluso como suplemento) para garantizar una higiene bucal óptima, hoy en día el flúor es cada vez más controvertido. Según algunos científicos, su eficacia para proteger los dientes es mínima, mientras que ingerir demasiada cantidad es tóxico. Por lo tanto, mientras que algunas personas siguen considerándolo una parte esencial de su rutina de cuidado dental, otras prefieren evitarlo.
El carbón activado es un agente blanqueador. | Fuente: Selectos
  • Glicerina: a menudo presente en los productos de composición más natural (y, por tanto, generalmente de origen vegetal), combate la proliferación de bacterias y no presenta ningún riesgo para el esmalte. Sin embargo, en algunos casos, puede formar una fina película en la pared del diente, dificultando así el contacto beneficioso entre la saliva y los dientes. Sin embargo, no es perjudicial ni tóxico en sí mismo.
  • SLS: el laurilsulfato de sodio se utiliza con frecuencia en los productos cosméticos. Es un tensioactivo que permite que los productos hagan espuma y tiene un fuerte poder detergente. Puede ser muy irritante para las personas más sensibles, y también se dice que es muy contaminante. Este componente suele estar ausente en los dentífricos ecológicos o naturales, lo que explica que generalmente tengan muy poca espuma.
  • Dióxido de titanio: este mineral da a la pasta de dientes su bonito color blanco, pero actualmente es muy criticado, sobre todo cuando se utiliza en cosmética en forma de nanopartículas. Estos tienen más posibilidades de entrar en el cuerpo y se consideran potencialmente dañinos para el sistema endocrino, sobre todo en caso de inhalación o ingestión (lo que no es nada tranquilizador en el caso de las pastas de dientes). Se «camufla» bajo la fórmula CI 77891.
Es importante verificar su composición. | Fuente: Selectos
  • Triclosán: es un producto químico antibacteriano sospechoso de ser un disruptor endocrino, cuyo uso también está estrictamente regulado. Aunque su presencia es cada vez más rara, asegúrese de informarse y evitarlo en la medida de lo posible.

 

Traducido por Ramsés El Hajje

Deja un comentario