Tecnologia

Los 7 (Verdaderos) Mejores Drones con Cámara 2019

Actualizado el 26 de febrero de 2019

Tras largas horas de investigación, he establecido mi selección de los mejores modelos de drones con cámara de entre una veintena de modelos populares actualmente en el mercado.

Aunque fuera lanzado al mercado en 2017, el DJI Spark constituye la mejor relación calidad/precio actual. Sin embargo, mi favorito es sin duda el DJI Mavic Air, que ofrece una calidad de imagen impresionante, a pesar de su compacidad y su atractivo precio.

Al final del artículo, encontrará una guía de compras donde le presentaré las características a observar, antes de comprar el modelo que le descubrirá nuevos horizontes…

La mejor de las baratasLa mejor de gama mediaLa mejor de gama alta
Syma X5SC-1DJI SparkYuneec Typhoon H Pro
Syma X5SC-1DJI SparkYuneec Typhoon H Pro
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Los mejores drones con cámara baratos

Después de una más que exhaustiva selección, he determinado la gama de entrada entre los drones que cuestan menos de 100€, y de hecho, este rango de precios contiene muchas sorpresas.

En mi deseo de dejar un poco de lado los drones «juguetes», casi inservibles al aire libre, solo he mantenido dos drones con cámara que, por un (muy) limitado presupuesto, ofrecen un buen confort de uso.

En Selectos, nuestra misión es ayudarle

¿Necesita ayuda para elegir su producto?

¡Deje sus preguntas en los comentarios! Normalmente respondemos en 24 horas.

Syma X5SC-1: el mejor barato

Syma X5SC-1

Ventajas
Precio muy asequible
Fácil manejo
Inconvenientes
Autonomía
Calidad de imagen

Los entendidos ya lo habrán reconocido: el diseño del Syma X5SC-1 es muy similar al Phantom de DJI, pero más barato. Se trata del dron con cámara más barato de mi selección.

Si he decidido incluirlo en esta comparación, es porque se defiende bien en términos de hardware. A pesar de sus defectos, es una buena opción para un principiante que quiera adentrarse en el mundo de los drones, antes de comprar un modelo más costoso.

Por este precio, tenemos un dron de pequeño calibre (31,5 cm de diámetro y 10,5 cm de ancho) y un peso inferior a los 700 gr. El dispositivo está hecho de plástico (su acabado no es muy limpio) y está en la categoría de los «RTF»: Ready To Fly» o listo para volar. De hecho, basta con montar las patas y la cámara en pocos segundos, y fijar las protecciones de las hélices.

Se recomienda hacer esto último incluso en vuelos de interior, especialmente para empezar: incluso siendo precavidos, es difícil evitar choques durante la primera hora de vuelo.

El paquete incluye un control remoto (sin baterías), una tarjeta de memoria de 2GB y una batería de litio de 500mAh. No hay ningún secreto: no es mucho. Con este tipo de batería, el tiempo máximo de vuelo es de unos 7 minutos, por 1h30 aproximada de recarga. Si tiene la intención de utilizar este dron durante períodos más largos, le recomiendo comprar baterías adicionales.

El alcance del controlador es de aproximadamente 50 m, lo que limita su uso a vuelos de bajo nivel. Obviamente, un aparato de este calibre no se sostiene bien en el exterior, excepto en condiciones atmosféricas excepcionalmente suaves.

Con solo 2 GB de memoria, puede tomar alrededor de 800 fotos o 30 minutos de vídeo. A pesar de su rendimiento de 2 megapíxeles, la cámara proporciona una imagen que puede ser utilizada para localizar o capturar una escena sin demasiado movimiento. De hecho, la emisión es aceptable, pero mucho más baja que la que pueden proporcionar los smartphones más básicos. Los colores son difusos y carecen de contraste. La ausencia de cualquier sistema de estabilización (física o electrónica) hace difícil la captura de fotos, y la captura de vídeo es muy decepcionante. El ángulo de la cámara, que es reducido, y la imposibilidad de girarla, disminuye aún más la precisión de la imagen.

En otras palabras, este dron no hace milagros. Es perfecto para divertirse, descubrir el mundo de los drones o hacer un rastreo en la naturaleza. Pero por un precio que desafía toda competencia, ¡es admirable!

Hubsan X4 H107 D: el micro-dron a un micro-precio

Hubsan X4 H107 D

Ventajas
Precio asequible
Formato miniatura
Carga 40 min
Inconvenientes
Autonomía
Calidad de imagen

El Hubsan X4 H107D es un dron un tanto diferente al resto de los de mi selección. Con sus 40 gr. (51 con la batería) y sus 10 cm de diámetro, es de muy pequeño calibre. Y sin embargo, funciona al aire libre con buen tiempo.

Y a pesar de su pequeño tamaño, muestra mejores prestaciones que el Syma.

El puerto SD soporta hasta 16 GB, pero la tarjeta no está incluida. Con una batería de solo 380mAh, se puede utilizar unos 7 minutos de vuelo, por solo 40 minutos de carga. Una vez más, le aconsejo comprar varias baterías extraíbles con el fin de poder cambiarlas rápidamente y disfrutar del dispositivo un poco más de tiempo.

El manejo se hace bastante rápido. Pues el controlador en forma de mando de consola, le permite un manejo más bien instintivo. Esto, junto con un alcance de 100 metros, permite disfrutar rápidamente de una experiencia de vuelo agradable.

El controlador tiene una pequeña pantalla LCD que, aunque registra un retraso de visualización de más de un segundo, permite seguir al dron fácilmente en el modo First

Person View (FPV). Es una característica normalmente reservada para los modelos mucho más caros.

Por su parte, la cámara es quizás la herramienta que más ha sufrido este esfuerzo para proporcionar un dron premium. Con solo 640×480 de resolución (0,3 megapíxeles), la imagen es muy pixelada e inestable. Sin embargo, los vídeos son correctos y al menos tenemos una visión clara de lo que está sucediendo.

Para un uso lúdico y casual, el Hubsan X4 H107D hace su trabajo. Es adecuado para principiantes, pero no lo recomiendo como herramienta de aprendizaje. Su formato mini e inusual lo hace demasiado diferente a los drones de cámara de mayor calibre, cuya maniobrabilidad es notablemente diferente.

Los mejores drones de cámara de gama media

Una mejor calidad de cámara, un ángulo de visión que se acerca a los 180°, una batería resistente, material sólido… sin duda, los productos de gama media ofrecen un rendimiento más serio.

A este precio, podemos esperar una mejor estabilidad del dispositivo y la imagen, y la implantación de varias características que mejoran enormemente la experiencia de vuelo.

DJI Spark: el mejor de gama media

DJI Spark

Ventajas
Acabados
Buena calidad global de la imagen
Detección de obstáculos
Inconvenientes
Distancia de retorno de vídeo demasiado corta
Autonomía

Habría sido difícil hablar de los drones de cámara sin hacer referencia a DJI, la marca cuyos productos ha conquistado una gran franja del mercado, tanto de la gama media, como la alta.

Actualmente, el Spark es uno de los más baratos en su gama. Es un dron de cámara compacto de 300 gr. Mide tan solo 14 cm de ancho y menos de 6 cm de alto.

Sus acabados son impecables: es elegante y da una impresión de solidez gracias a una aleación de magnesio. Las propiedades de este material son conocidas por su resistencia a los impactos.

Su autonomía es un poco decepcionante, y se debe, obviamente, a su batería de 1480 mAh. Esta es una apuesta por la ligereza y no por el rendimiento. Esto le permite aproximadamente, unos 15 minutos de tiempo máximo de vuelo. Así que de nuevo, recomiendo comprar varias baterías extraíbles para explotar verdaderamente las funciones de este aparato. Cada una vale unos 50€ aproximadamente.

La cámara está equipada con un reconocimiento 3D programado para identificar rostros, obstáculos y movimientos. Se monta en una cápsula estabilizadora sobre un eje vertical y horizontal que compensa los movimientos de los drones para ofrecer estabilidad física, no electrónica, como con el Bebop 2 de a continuación.

También encontramos todo lo que hace falta en el campo de los drones con cámara para tener éxito: un puerto micro SD para una mayor capacidad de almacenamiento, 24 procesadores y un chip GPS/GLONASS. Sin embargo, lamento su límite de distancia de 100 metros (150m es el máximo legal y hubiera sigo genial).

El controlador no está incluido en el enlace proporcionado (es raro en este rango de precios), pero tenemos acceso a una app bastante completa. Y para los que lo deseen, hay packs con el controlador incluidos a la venta.

En cuanto a la app, es una pena que el retorno de la cámara para observar los movimientos del dron a través de sus ojos, esté limitado a 50 metros.

A parte de eso, permite controlar un panel completo que DJI llama «Quickshots»: un modo que tomará una foto según los parámetros predefinidos. El dispositivo se coloca automáticamente de acuerdo a usted. «Rocket» toma una imagen vertical, «Spirale» le permite dar vueltas mientras le filma, y «Dronie» es un intento de reemplazar la palabra «selfie».

Por otro lado, es necesario subrayar lo que es una ventaja y a la vez un inconveniente de esta aplicación: muy exhaustiva, es capaz de satisfacer al aficionado avanzado. Pero para un aficionado, puede ser complicado. Es preferible aprender a usarlo por etapas.

¿Qué hay de la calidad de la cámara? Para este rango de precios, es correcta. Su cámara de 12 megapíxeles ofrece una experiencia de alta definición completa, y la estabilización mecánica funciona de maravilla. A pesar de una ligera falta de contraste, la nitidez está ahí, y es ligeramente superior a la del Bebop 2.

Entre las distintas características de este dron, aprecio particularmente el reconocimiento de los movimientos de la mano, que permite controlarlo con el dedo (y con el puntero).

Así que tenemos un dron cuyo “bajo” precio inicial ha disminuido últimamente, es fácil de utilizar, toma fotos y vídeo de una calidad bastante buena y se adorna con muchas herramientas prácticas, como la detección de obstáculos.

Sin duda, presenta la mejor relación calidad/precio de mi selección, mucho más dadas las recientes reducciones de precio. Si desea saber más sobre este dron, le invito a leer nuestro test completo sobre el DJI.

Parrot Bebop 2: estabilidad ante todo

Parrot Bebop 2

Ventajas
Gran estabilidad
Poco peso
Fácil de manejar
Inconvenientes
Memoria un poco justa
Calidad de imagen

La gran fuerza de este dron de cámara hecho en Francia, es la optimización de la estabilidad. Por menos de 500€, este es el único modelo que ofrece este rendimiento.

Con sus 500 gr, su amplio diámetro y su acabado más que correcto, inspira seriedad y solidez.

Su batería de 2700 mAh permite, a pesar de su gran peso, un vuelo de 25 minutos. Una gran apuesta dado que efectivamente supera los 20 minutos, incluso tomando muchas fotos.

Su equipamiento técnico incluye una cámara vertical, un sensor de ultrasonido, un barómetro, un giroscopio y un sensor de aceleración. Todos estos componentes permiten la estabilización automática del dispositivo. ¡Y funciona! Incluso controlándolo desde su smartphone con la app (lo que es menos intuitivo que con un controlador, el vuelo es increíblemente fluido.

El dron detecta vientos y perturbaciones, y los compensa fácilmente, por lo que se puede obtener una imagen estable. Y va lejos: alcanza los 150 metros de distancia.

Para controlarlo, tiene varias opciones. ¡Incluso puede configurar un mando de Xbox para controlar el dron! También puede comprar un control remoto con pantalla, pero es bastante engorroso. La app no hace milagros en términos de manejo, pero permite su uso a través de una señal Wi-Fi emitida por el dron.

La cámara es en Full HD con 14 millones de píxeles. Esto es impresionante, incluso si la imagen capturada no compite con las cámaras más básicas, el resultado es agradable a la vista y perfectamente legible.

A la estabilidad general de la máquina se añade un pequeño software de estabilización de vídeo. La cámara registra un campo ligeramente más ancho que el visualizado final y fija la imagen perfectamente. No es la mejor disponible en el mercado, pero el Bebop 2 es el dron más barato que ofrece esta opción.

La captura se realiza a 180° gracias a un efecto burbuja similar al de una GoPro. La aplicación ofrece varias opciones de ajuste para ajustar el brillo, el contraste, la saturación y el balance de blancos.

La memoria interna es de solo 8GB, así que deberá transferir el contenido antes de cada uso, para hacer espacio.

En general, el Bebop 2 ha progresado mucho en comparación con su predecesor y ofrece un producto de gama media más que correcto.

DJI Mavic Air: el aspirante al título

DJI Mavic Air

Ventajas
Compacto
Calidad de imagen
Numerosos modos disponibles
Inconvenientes
Precio actualmente mucho más alto que el Spark

Más reciente que el DJI spark, el Mavic Air, del mismo constructor, está a punto de robarle su plaza de número uno.

El primer aspecto a destacar es su compacidad: 19.8 x 8.3 x 8.3 cm, que lo hace fácil de transportar. Pero esto es sin contar su aspecto plegable, que lo lleva a unas dimensiones de 16.8 x 8.3 x 4.9, lo que le permite llevarlo fácilmente en cualquier bolsa. El control de radio en sí, está diseñado para este fin de transportabilidad: de un tamaño reducido, sin que ello impida el agarre, tiene la particularidad de tener joysticks desmontables.

Y aun así, podemos ver que los materiales utilizados son de buena calidad, y que a pesar de sus numerosos pliegues y despliegue, no se resiente.

¿Y qué hay de sus habilidades? Cuenta con una barquilla estabilizadora de 3 ejes, que proporciona una excelente estabilidad y fluidez de vuelo. El modo Sport es particularmente impresionante, permitiendo una velocidad máxima de 68 km/h.

Dispone de detección de obstáculos a 20 metros, vía cartografía 3D. Sin embargo, el obstáculo debe ser suficientemente grande. Pero la ventaja de esto, es que tiene cámaras en la parte frontal… ¡y trasera! (Ya puestos, podrían haber puesto cámaras laterales para un 360° óptimo, ¡pero no está mal!).

Encontramos la misma app que en el Spark, con sus ventajas (exhaustividad) y desventajas (el novato puede perderse). También tiene las mismas tomas de cámara automatizadas que el Spark, y añade otras (Astéroïde, Boomerang…).

En cuanto al retorno de vídeo, el fabricante anuncia un rango de 4 km, pero se observan latencias a partir de los 500 metros. Sin embargo, dado que desde el punto de vista legal siempre se debe tener el dron a la vista, no creo que esto sea un problema.

Desde el punto de vista de la calidad de imagen, tenemos aquí una cámara de 12 Mpx, con una grabación 4K a 30p. Muchas opciones están disponibles, tanto en fotografía como en vídeo, como la posibilidad de grabar en Full HD 1920 x 1080 a 120p, con un resultado que sigue siendo correcto. Los colores de la foto son muy fieles y contrastados (pero los usuarios recomiendan no ir más allá de los 200 ISO para evitar el efecto borroso). Por otro lado, la representación de vídeo, aunque muy buena, parece menos contrastada que la del Spark.

Finalmente, el nivel de autonomía es medio. El fabricante anuncia 21 minutos, lo que parece ser cierto. Una vez más, le recomiendo tener una batería adicional para disfrutar plenamente de este dron.

Al final, con todas estas cualidades, el DJI MAVIC Air es sin duda uno de los mejores drones disponibles en el mercado en este rango de precios. Entonces, ¿por qué no darle el primer lugar? Por su precio, o más bien, por su competidor, el Spark. Como este último ha disminuido considerablemente su precio, es muy probable que alcance una mejor relación calidad/precio.

Los mejores drones con cámara de gama alta

En este rango de precios, llegamos a los drones profesionales. Por lo tanto, ¿qué puede esperar? Una calidad de imagen impecable, un sistema de estabilización eficiente, una buena autonomía y un manejo fuera de lo normal.

He tratado de escoger los modelos que presenten buenas características en abundancia, pues todos presentan ventajas en este mercado cada vez más competitivo.

Yuneec Typhoon H Pro: el mejor de gama alta

Yuneec Typhoon H Pro

Ventajas
6 hélices (funciona con 5)
Anti-colisión vía sonar
2ª batería incluida
Calidad de imagen espectacular
Inconvenientes
Autonomía de 25 minutos

Con unas características impresionantes y un precio competitivo, creo que el Typhoon H Pro ha destronado al DJI Phantom 4 como el peso pesado de los drones con cámara de gama alta.

En cuanto al diseño, podemos ver que Yuneec ha optado por un aspecto sobrio y agresivo, con 6 hélices en lugar de 4, un tamaño de avispa y un acabado impecable. Fabricado con plástico de alta calidad agradable al tacto, el dispositivo da una impresión de solidez.

Y esto se confirma en la práctica: sonar anticolisión, controlador de radio HD 720 de 7″, dos baterías de 5400 mAh y una tarjeta SD de 16GB incluida. El Yuneec no es barato, pero está bien equipado.

Todo ha sido diseñado para que la experiencia sea intuitiva y espectacular. El hecho de que sea un hexacóptero, permite compensar cualquier choque o daño en alguna de sus aspas (solo necesita 5 para volar). Si está dañado, detecta el problema y regresa a usted para una reparación segura. Está diseñado para evitar obstáculos, pero no a través de un análisis visual (como el DJI Phantom 4), sino con un sonar, que es generalmente más fiable.

Tiene una autonomía de aproximadamente 25 minutos. Pero lo bueno, es que incluye en la compra una segunda batería, que es muy fácil de sustituir.

Con respecto al vuelo sí mismo, el radio de uso del controlador alcanza alrededor de 1,7 km, algo excepcional si lo comparamos con los otros modelos de la selección. También tiene pre programados una serie de modos de vuelo: puede ser configurado para seguirle, girar a su alrededor o en un punto definido, volar verticalmente… El objetivo es impresionarle y demostrar que la cámara permanece estable bajo cualquier circunstancia.

Como la cámara está montada en una cápsula estable sobre tres ejes, ofrece una fluidez y una nitidez de imágenes impecable. Esto se ve reforzado por un eje de rotación de 360°, que permite controlar la cámara independientemente del resto del dispositivo, e incluso el zoom.

La calidad de imagen es impresionante: 4K, una calidad profesional tanto en la colorimetría, como en el balance de blancos, así como un amplio margen de manipulación de los parámetros de la imagen. Todo esto permite al Yuneec Typhoon H Pro proporcionar vídeos y fotos a 115°, sin efecto lupa.

A pesar de algunos fallos, en particular la falta de autonomía o la velocidad máxima, este dron con cámara sigue siendo uno de los mejores, sin impactar demasiado alto en los precios.

DJI Mavic 2 Zoom: un recién llegado muy prometedor

DJI Mavic 2 Zoom

Ventajas
Calidad de imagen
Características del zoom
Autonomía
Inconvenientes
El precio (y el del kit)

En 2016, DJI lanzó el Magic Pro. Hace poco, este último ha sido objeto de una nueva versión que se puede encontrar en dos versiones: el Mavic 2 Zoom y el Mavic 2 Pro.

La plataforma de base es la misma para ambas versiones, y ha sido adaptado para ofrecer una mejor aerodinámica (alcanza una velocidad máxima de 72 km/h en modo deportivo) y funcionar más silenciosamente.

Los materiales son de buena calidad, y encontramos el mismo principio que en el Mavic Air, es decir, un dron diseñado para el transporte: es plegable, y los joysticks del controlador son extraíbles. Sus dimensiones son de 32.2 x 24,2 x 8,4 cm desplegado, y 21,4 x 9.1 x 8.4 cm plegado, todo por un poco más de 900 gr. (se necesita una autorización específica dependiendo de la región).

Esta vez, tiene una tecnología de detección multidireccional 360°, basada en 8 sensores: 2 en la parte delantera, 2 en la trasera, 2 en la inferior y uno a cada lado, en los flancos del dron.

El resultado, es una medición bastante precisa de las distancias entre el dron y un objeto, ya sea delante o detrás de él, y que se transmiten a la app, siendo de gran ayuda para su vuelo.

Si la versión pro incluye un sensor de cámara de 1″, el Zoom, que tiene un sensor más estrecho, se beneficia de un verdadero zoom óptico 2x, como su nombre indica. La cámara es de 12 Mpx, pero puede «llegar» hasta 48 a través de un sistema de montaje de 9 tomas automáticas, gracias a la variación del zoom.

También permite algunos efectos interesantes como el «Dolby Zoom», o el modo «travelling» (el dron se distancia del sujeto mientras hace zoom sobre él para mantener su tamaño inicial en el vídeo, lo que crea una interesante perspectiva, ya que el fondo es visible).

El vídeo, como era de esperar, es en 4K UHD. La imagen puede capturarse en 1080p hasta 8 km de distancia, y con una difusión libre de latencia en la app.

Esta aplicación también permite realizar una copia de seguridad directa de las fotos, para evitar llenar la memoria interna de 8 GB demasiado rápido (extensible hasta 128 GB gracias a la Micro-SD).

La autonomía, finalmente se coloca entre las mejores, ya que llega a unos 30 minutos.

Tenga en cuenta que por poco más de 350€, también puede comprar el kit de vuelo Mavic 2 Fly More Kit. Contiene una bolsa de transporte, 2 baterías adicionales, una estación de carga, un adaptador de carga, otro para la batería externa, y dos pares de hélices adicionales.

Con este kit, el Mavic 2, ya sea su versión Zoom o el Pro, fue diseñado específicamente para profesionales y creadores de contenido multimedia. Personalmente prefiero la versión Zoom, que ofrece interesantes perspectivas. Pero si tiene la oportunidad de poner el precio extra (aproximadamente 200€ de diferencia, de momento), debe saber que con la versión Pro se obtiene un sensor más grande, colores aún más precisos, una mejor toma de luz y una resolución aún mayor.

Aún se debe evaluar la calidad de estos drones en el tiempo, pero de momento, lo único que les impide encontrar el primer lugar en mi selección, es su alto precio (especialmente si se opta por el essentiel kit del Mavic 2 Fly More).

¿Cómo elegir su dron con cámara?

Fotografía, cartografía, deportes, periodismo, incluso documentales de animales… muchos campos se han revolucionado con la llegada de los drones con cámara.

Por otra parte, se trata probablemente de uno de los aparatos más divertidos de la última década, capaz de crear nostalgia a los que crecieron con un coche a control remoto en casa o, para los más afortunados, un helicóptero.

De hecho, dos tendencias destacan en el mercado. Por un lado, algunos fabricantes prefieren explorar el aspecto lúdico y ofrecer productos a bajo precio. Por otro lado, los otros se centran en las posibilidades que estos drones traerán en los campos de la fotografía y el cine.

Yo me inclino más por esta segunda categoría, ya que presta especial atención a la cámara y su calidad, a la estabilidad de la imagen, el peso, la autonomía y la ergonomía del pilotaje.

Las características que cada uno debe tener en cuenta

En el mundo de los drones con cámara, las características son abundantes. ¿Cuáles son las esenciales?

La estabilización de la cámara

La estabilización de la cámara le ayuda a obtener una imagen de buena calidad, independientemente de la estabilidad del aparato en sí. Existen dos tecnologías, cada una con su propio lote de ventajas.

La menos costosa es la «estabilización electrónica». El software integrado corrige la imagen y registra un vídeo artificialmente estable. Se pierde un poco de calidad de vídeo, pero el resultado evita los efectos de las sacudidas.

El otro, más eficiente, se inspira en los estabilizadores giroscópicos instalados en los helicópteros. Una cápsula motorizada compensa los movimientos del aparato para mantener la cámara en posición fija (un poco como la cabeza de una gallina cuando se mueve el resto del cuerpo). Esto es lo más efectivo si no quiere comprometer la calidad de la imagen.

La detección de obstáculos

Siempre útil en caso de cualquier problema, la detección de obstáculos permite a su dron recuperar el control automáticamente, si piensa que lo está enviando contra una pared (¡que ocurre más a menudo de lo que piensa!)

Funciona a través de la cámara mediante un análisis visual en 3D de lo que la rodea, o a través de un sonar más eficaz que cartografía el medio con ultrasonidos.

El RHT (Return to Home)

Si el dron supera su alcance máximo o le falta batería, el RTH le permitirá volver automáticamente a su posición, siguiendo la señal de control. ¡Muy práctico!

El FPV (First Person View)

El FPV consiste en una pantalla integrada en el controlador, que le permite ver lo que su dron ve. Los amantes de las sensaciones podrán combinar estos datos de vídeo con un casco de realidad virtual, y sentir que están volando.

Las características que un principiante debe tener en cuenta

¿Cómo sabe si el dron al que quiere invertir es adecuado para una novato/a?

No sé si lo sabe, pero un dron es frágil. Si los fabricantes disfrutan vendiendo packs de 4 u 8 aspas, como comprenderá, la demanda es alta.

Para evitar cualquier rotura durante su primera hora de vuelo, ¡tenga en cuenta las siguientes características que le ayudarán a navegar con mayor facilidad y que son la garantía de un producto novice-friendly!

El control remoto

Es paradójico pensar que los modelos controlados con una tablet o smartphone, son más fáciles de utilizar. Pero en realidad, el incierto alcance de las ondas de la red WiFi puede ocasionar latencia de los controles. Ese tiempo de latencia perdido, le puede costar muy caro. Así que si está empezando, le recomiendo el mando de control remoto.

Los protectores de hélices

Los protectores de las hélices son como los ruedines que utilizábamos de pequeños para aprender a montar en bicicleta. Se trata de un pequeño aro de plástico muy ligero que cubre las partes sensibles, sin impedir el flujo de aire.

Si su dron no lo tiene, cómprelo por separado. Si su modelo no es compatible con un protector de hélice, no lo compre. Las hélices individuales cuestan un par de euros, y el más mínimo choque, puede torcerlas. ¡A la larga, podría incluso dañar los motores!

La potencia

No sea demasiado codicioso en términos de potencia, velocidad punta, altitud máxima o alcance. No debe elegir necesariamente, el más espectacular. Un pequeño dron será mucho más fácil de maniobrar. Por otra parte, como será mucho más barato, ¡no se sentirá tan mal si le pasara algo!

El GPS

Si a pesar de todo quiere un modelo de largo alcance, elija un dron con cámara que pueda localizar fácilmente. Porque si no, ¡podría perderlo! Es por ello que un GPS le permitirá encontrarlo en cualquier situación.

El punto de vista jurídico

¿Es legal pilotar un dron?

Desde su aparición, han sido objeto de numerosas regularizaciones, especialmente en Europa. Varios incidentes (como el sobrevuelo periódico de las centrales nucleares europeas, la caída de un dron en una autopista o casos de voyeurismo sin escrúpulos) han empujado a las autoridades a regular su uso.

Antes de conocer sus derechos como consumidor, echemos un vistazo a sus obligaciones como ciudadano europeo.

El límite de altura es de un máximo de 150 metros, independientemente de la capacidad de su dispositivo. Por otra parte, siempre debe mantener su dron a la vista.

El vuelo de drones está prohibido en zonas muy aglomeradas y urbanas, así como en las cercanías de los llamados lugares sensibles. Nos referimos a aeropuertos, aeródromos, bases militares, centrales eléctricas o nucleares, vías ferroviarias, carreteras, autopistas… en resumen, ¿cree que es una posibilidad de peligro o una prohibición? Probablemente ambas cosas.

La captura de imágenes de una persona sin su consentimiento mediante un dron con cámara, entra en el ámbito del derecho de imagen. Y cuidado con esto, si no tiene el consentimiento de dicha persona, deberá pedir permiso o desenfocarla.

También es recomendable ponerse en contacto con su compañía de seguros (especialmente para drones más grandes) para asegurarse de que su seguro de responsabilidad civil está cubierto.

En resumen. Tras cerciorarse de todos estos puntos, puede volar tranquilo. O casi… pues próximamente habrá nuevas regulaciones, especialmente en el contexto de la lucha contra el terrorismo. Todos los drones de más de 800 gr. requieren un permiso específico y deben estar registrados en la Dirección General de Aviación Civil (DGAC). Antes de comprar un dron, averigüe cómo encaja con las leyes actuales o futuras.

En conclusión, ¿qué dron con cámara elegir?

Nunca lo repetiré lo suficiente, pero el mejor dron es el que le haga feliz y lo lleve al séptimo cielo, es decir, simplemente el que satisfaga sus necesidades.

Si lo único que quiere es divertirse pilotando, sin importarle la calidad de imagen, el Syma X5SC-1 es una buena opción, pues le permitirá realizar sus primeros ensayos sin romper su hucha (a riesgo de romper el dron accidentalmente desde la primera hora de prueba…).

Si desea ir un poco más lejos, pero sin arruinarse, el DJI Spark es el modelo más adecuado por su excelente relación calidad/precio.

Por otro lado, es solo con el DJI Mavic Air con lo que comenzará a obtener una calidad de imagen realmente satisfactoria, y a divertirse mucho más con los modos de vídeo, que con el propio vuelo.

Sin embargo, los más fanáticos no podrán pasar por alto una mayor inversión, para adquirir una pequeña joya en materia de calidad material y de imagen al menos equivalente al Yuneec Typhoon H Pro

Por último, no olvide las menciones legales que le he comentado anteriormente, para usar su dron en un futuro. Por lo tanto, me gustaría aprovechar esta oportunidad para invitar a nuestros lectores franceses a consultar este sitio, y nuestros lectores belgas encontrarán su felicidad aquí.

Menciones honoríficas

DJI Ryze Tello: fruto de la colaboración entre DJI e Intel, el Ryze Tello es presentado como «el dron más divertido posible». Ideal para aquellos que quieran entrar en el mundo de los drones y son adeptos a la programación, pues es fácil de manejar, robusto, estable en vuelo y tiene una autonomía satisfactoria de 10 minutos.

Yuneec Mantis Q: este otro dron de Yuneec llamó mi atención gracias a su amplia autonomía (33 minutos), pero sobre, por sus increíbles prestaciones de grabación por este precio: grabación UHD a 30 ips sin estabilización electrónica o Full HD a 60 ips con estabilización electrónica. Multi-conectado (intercambio directo en redes sociales, reconocimiento de voz), debería satisfacer a los principiantes exigentes en fotografía aérea.

Parrot Anafi: este dron ligero y plegable ofrece una grabación 4K, estabilización híbrida, zoom y una calidad fotográfica y de vídeo bastante buena, dado su precio. Añada a esto una autonomía de 25 minutos. Se coloca entre el DJI Spark, más asequible (a nivel de conectividad y funcionalidades propuestas) y el Mavic de DJI.

DJI Phantom 4: sin duda, es la referencia desde su lanzamiento en 2016. Calidad de imagen, autonomía (20 minutos), manejo agradable… probablemente no habría sido destronado en mi selección si no presentara tal diferencia de precio con el Yuneec Typhoon H Pro.

DJI Mavic 2 Pro: lo evoco en mi comparación frente al DJI Mavic 2 Zoom, con el que fue lanzado conjuntamente. Aún más cualitativo en cuanto a imagen, con un amplio sensor, una estabilización en vuelo mejorada y una fiel colorimetría incluso en baja luminosidad, es un dron perfecto para usuarios exigentes.

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>