Tecnologia

Los 5 (Verdaderos) Mejores Drones con Cámara 2019

Actualizado el 3 de septiembre de 2019

Tras varias horas de investigación y el exhaustivo examen de una veintena de modelos actualmente disponibles en el mercado, hemos selccionado los 5 mejores drones con cámara del momento. Para nosotros, el DJI Mavic Air representa la mejor relacion calidad/precio.

A pesar de su tamaño, este dron hace gala de una excelente calidad material, muestra una más que buena resolución en fotos y vídeos, posee numerosos modos de vuelo lúdicos y presenta una autonomía correcta.

 

Mejor baratoMejor gama mediaMejor gama alta
DJI Ryze TelloDji-Mavic-AirDJI Mavic 2 Zoom
DJI Ryze TelloDJI Mavic AirDJI Mavic 2 Zoom
Este mini-dron de bajo precio se distingue de la competencia por su excepcional calidad material y visual. Es ideal para los principiantes.A pesar de su tamaño, hace gala de una excelente calidad material, muestra imágenes y vídeos de calidad y posee numerosos modos de vuelo lúdico.Un modelo con registro 4K de calidad, tecnología de detección multidireccional 360º, zoom óptico 2x... Es el modelo ideal para entusiastas, ¡e incluso cineastas!
EUR 138,95EUR 799,00Producto no disponible
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Hoy en día, los drones son más que verdaderas herramientas para los amantes de la fotografía y los vídeos. La continua mejora y avance de estos aparatos, ha hecho que se utilicen también en el medio profesional, y no solo lúdico.

Antes de comprar un dron tenemos que hacernos una pregunta: ¿en qué vamos a utilizarlo? Dependiendo de su actividad (grabar eventos deportivos, el paisaje de una caminata, etc.), cada modelo y sus accesorios tienen determinadas utilidades.

Sea cual sea su nivel de experiencia en materia de drones, hay algunos criterios que deben ser absolutamente examinados, eso sí, no todos serán determinantes en su elección:

  • La calidad de grabación: el grado de calidad requerido dependerá (evidentemente) de sus necesidades. Aun así, opte por un modelo con grabación Full HD o 4K y que proponga como mínimo unas 30 ips (imágenes por segundo). Verifique también si la colorimetría es fiel tanto en fotos como en vídeos. Este factor también depende de la estabilización de la cámara.
  • La estabilización de la cámara: sirve para obtener una imagen de buena calidad, sea cual sea la estabilidad del aparato. Algunos modelos poseen estabilización electrónica o un programa que corrige la imagen de forma artificial. Otros se inspiran en los giroestabilizadores instalados en los helicópteros. Sin duda, este último es el más eficaz, ya que una cápsula motorizada compensa los movimientos del aparato.
  • La detección de obstáculos: en caso de problema, un dispositivo de detección de obstáculos permitirá al dron tomar el control automáticamente, si piensa que lo está enviando contra un muro (cuando se empieza, suele pasar…) o si detecta riesgo de impacto. Esto lo realiza mediante un análisis visual 3D o vía sonar (más eficaz por la ayuda de ultrasonidos).
  • El RHT (Return to Home): si su dron sobrepasa el límite de alcance o le falta batería, el RTH hará que vuelva automáticamente a su posición de inicio, siguiendo la señal del mando a distancia.
  • El FPV (First Person View): suele ser una pantalla integrada al mando que le permite ver lo que el dron “ve”. Si quiere tener la sensación de “ir volando” por el aire, algunos modelos permiten la conexión con un casco de realidad virtual.
  • El alcance: la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) establece que la altura máxima de vuelo no debe superar los 120 metros, además de tener siempre una clara visión de la posición del dron.
  • El GPS: si a pesar de todo desea obtener un dron de largo alcance, siempre está la duda de poder perderlo. El GPS le ayuda a encontrarlo en estos casos.
  • La facilidad de control: la mayoría de los modelos se controlan con un mando a distancia compuesto de joysticks para dirigir el vuelo y diferentes botones para el resto de funcionalidades. Otros modelos pueden controlarse mediante su smartphone, lo que permite un control más intuitivo.
  • La autonomía: esto es algo delicado, pues las baterías que duran más tiempo suelen ser más pesadas (los fabricantes ya trabajan ante este aspecto). Una buena permite una autonomía de unos 20 minutos, pero le recomendamos comprar otra de repuesto (o varias) para no tener que esperar que se recargue tras cada vuelo.
  • La transportabilidad: si va a utilizarlo de manera regular, opte por un modelo compacto y que pueda plegar sus piezas (por ejemplo). Esto no solo facilita su transporte, sino también su almacenaje.

En cambio, si es un principiante y comienza a introducirse en este mundo, no sea demasiado exigente en cuanto a potencia, velocidad y altura máxima del dispositivo.  Cuando se empieza, es mejor optar por un modelo que permita una buena maniobrabilidad y cuyo control de vuelo sea fácil.

He aquí algunas opciones:

  • Los comandos de radio: los modelos controlados a través de una tablet o smartphone son más intuitivos, pero pueden plantear problemas de latencia (el alcance del Wifi no es el mismo que el de las ondas de radio). Si no sabe controlar muy bien el aparato, estas imprecisiones podrían costarle caro. Si es un principiante, opte primero por las ondas de radio.
  • Los protectores de las hélices: se trata de un pequeño aro de plástico muy ligero que cubre las partes sensibles de la hélice sin impedir el flujo de aire. Si su dron no está equipado, cómprelos por separado (asegúrese de escoger siempre productos compatibles) Suelen costar varios euros por unidad, pero el mínimo golpe podría romperlas, además de poner en riesgo los motores.

Con todos estos criterios en mente, hemos podido realizar otra criba con la veintena de modelos restantes. Tras consultar numerosas páginas webs especializadas, así como los comentarios y opiniones de usuarios y expertos, pudimos concretar nuestra selección con los modelos que presentaban una mejor relación calidad/precio.

Todos estos análisis dieron como resultado la siguiente selección de los 5 drones con cámara más interesantes del momento.

 

Los mejores drones con cámara baratos

Hemos determinado la entrada de gama de los drones, en aquellos modelos con un precio inferior a los 100€.

Y aunque para esta franja de precios la criba ha sido algo drástica (sobre todo para diferenciar un juguete de un modelo serio), se pueden encontrar gratas sorpresas.

 

DJI Ryze Tello: el mejor barato

DJI Ryze Tello

Ventajas
Perfecto para empezar
Buena calidad de imagen para un mini-dron
Cuatro protectores de hélices incluidos
Bastante robusto
Inconvenientes
Alcance limitado
Funciones limitadas

El Ryze Tello, fruto de la colaboración entre DJI e Intel, fue concebido específicamente para principiantes en el campo.

Esto se observa en dos aspectos: por una parte, es muy compacto (17,7 x 17,7 x 4 cm, y solo 80 gr), por la otra, es que con la compra se incluyen 8 hélices y 4 protecciones para éstas.

Aunque sus acabados son impecables, sea prudente, pues son de plástico, lo que puede ser problemático en caso de colisión (aunque este plástico es bastante resistente).

Posee una cámara de 5 Mpx que permite realizar grabaciones HD a 30 ips bastante convincentes para un aparato de este precio (incluso si el resultado se pixela por la velocidad del dron). Además posee estabilización numérica, bastante eficaz en interior, pero no tanto en exterior, donde ésta no podrá combatir los efectos meteorológicos (como los movimientos del viento).

Para hacerlo funcionar, tendrá que descargar la aplicación, pero atención: el dron no cuenta con memoria interna, por lo tanto, los vídeos se registrarán en su smartphone. Aun así, es bastante meritorio el hecho de que cuente con un interfaz clara e intuitiva. Si no le gusta pilotar con su smartphone, también podrá controlarlo con un mando GameSir,

Sea cual sea el método de control que elija, el alcance está limitado a una veintena de metros, aunque a partir de los 10, comienza a mostrar cortes de conexión. No es mucho, pero es perfecto para principiantes. Gracias a su aplicación, podrá ajustar los modos de vuelo. Esto le permitirá tener mejores opciones de vista, pero la ausencia de reconocimiento 3D disminuye un poco su fiabilidad en este aspecto. 

En cambio, los más entusiastas seguro que disfrutarán modificando y programando diferentes comandos automatizados. Algo que mejora la “vida útil” del dron. 

Cuenta con una autonomía de unos 10 minutos, lo que es más que satisfactorio para un mini-dron. Ahora bien, le recomendamos comprar baterías suplementarias,pues para cargarla completamente, necesitará una hora y media.

En conclusión, he aquí un little dron de precio asequible que se distingue de la competencia por su calidad material y visual (teniendo en cuenta su tamaño…), pero cuyo alcance máximo y funcionalidades limitan rápido su uso.

 

Los mejores drones con cámara de gama media

Una mejor calidad de cámara, un ángulo de visión que se acerca a los 180°, una batería resistente, material sólido… sin duda, los productos de gama media ofrecen un rendimiento más serio.

Además, se mejora enormemente la experiencia de vuelo.

 

DJI Mavic Air: el mejor de gama media

DJI Mavic Air

Ventajas
Compacto
Calidad de imagen
Registro 4K
Numerosos modos disponibles
Inconvenientes
Contraste en vídeos mejorable

He aquí un modelo la mar de interesante. Veámos ahora las razones.

El primer aspecto a destacar es su compacidad: 19.8 x 8.3 x 8.3 cm, que lo hace fácil de transportar. Pero esto es sin contar su aspecto plegable, que lo lleva a unas dimensiones de 16.8 x 8.3 x 4.9, lo que le permite llevarlo fácilmente en cualquier bolsa. El control de radio en sí, está diseñado para este fin de transportabilidad: de un tamaño reducido, sin que ello impida el agarre, tiene la particularidad de tener joysticks desmontables.

Y aun así, podemos ver que los materiales utilizados son de buena calidad, y que a pesar de sus numerosos pliegues y despliegue, no se resiente.

¿Y qué hay de sus habilidades? Cuenta con una barquilla estabilizadora de 3 ejes, que proporciona una excelente estabilidad y fluidez de vuelo. El modo Sport es particularmente impresionante, permitiendo una velocidad máxima de 68 km/h.

Dispone de detección de obstáculos a 20 metros, vía cartografía 3D. Sin embargo, el obstáculo debe ser suficientemente grande. Pero la ventaja de esto, es que tiene cámaras en la parte frontal… ¡y trasera! (Ya puestos, podrían haber puesto cámaras laterales para un 360° óptimo, ¡pero no está mal!).

Encontramos la misma app que en el Spark, con sus ventajas (exhaustividad) y desventajas (el novato puede perderse). También tiene las mismas tomas de cámara automatizadas que el Spark, y añade otras (Astéroïde, Boomerang…).

En cuanto al retorno de vídeo, el fabricante anuncia un rango de 4 km, pero se observan latencias a partir de los 500 metros. Sin embargo, dado que desde el punto de vista legal siempre se debe tener el dron a la vista, no creo que esto sea un problema.

Desde el punto de vista de la calidad de imagen, tenemos aquí una cámara de 12 Mpx, con una grabación 4K a 30p. Muchas opciones están disponibles, tanto en fotografía como en vídeo, como la posibilidad de grabar en Full HD 1920 x 1080 a 120p, con un resultado que sigue siendo correcto. Los colores de la foto son muy fieles y contrastados (pero los usuarios recomiendan no ir más allá de los 200 ISO para evitar el efecto borroso). Por otro lado, la representación de vídeo, aunque muy buena, parece menos contrastada que la del Spark.

Finalmente, el nivel de autonomía es medio. El fabricante anuncia 21 minutos, lo que parece ser cierto. Una vez más, le recomiendo tener una batería adicional para disfrutar plenamente de este dron.

Al final, con todas estas cualidades, el DJI MAVIC Air es sin duda uno de los mejores drones disponibles en el mercado en este rango de precios. Entonces, ¿por qué no darle el primer lugar? Por su precio, o más bien, por su competidor, el Spark. Como este último ha disminuido considerablemente su precio, es muy probable que alcance una mejor relación calidad/precio.

 

Parrot Anafi: la alternativa de gama media

Parrot-Anafi

Ventajas
Ligero y plegable
Calidad de imagen
Zoom numérico
Inconvenientes
Acabados menos robustos
Sin detección de obstáculos

Con el Parrot Anafi, nos encontramos un modelo no perteneciente a Dji.

Un poco más largo (24,4 cm), pero más fino (6,7 cm) que el dji Mavic Air, este dron es un poco más ligero, con solo 320 gramos. Y como se trata de un modelo plegable, es muy fácil de transportar.

Por el contrario, hay que subrayar que, si bien ningún usuario ha podido informar sobre algún problema de calidad material importante, da una impresión de solidez menor que el Mavic Air.

Se equipa, a su vez, con un sensor de 21 Mpx, que ofrece imágenes vivas y fieles a la realidad. También cuenta con un registro 4K de 30 ips, esta vez con la posibilidad de alcanzar hasta 60 ips, pero solo en Full HD (contra las 120 ips del Mavic Air).

Sin embargo, se distingue de su competidor gracias a la integración de un zoom digital que permite algunas tomas interesantes.

Además, cuenta con una estabilización híbrida (mecánica y de software) que le asegura unas imágenes estables casi siempre, incluso a velocidad máxima (55 km/h).

Sin embargo, le invitamos a ser prudente en cuanto a velocidad se refiere: el Parrot Anafi no posee sistema de detección de obstáculos. ¡Una pena para esta franja de precios!

La aplicación para controlarlo es intuitiva y completa… Pero un poco menos que la de Dji. De todos modos, no tiene de qué preocuparse, pues esto no le impedirá pasar buenas horas de diversión, sobre todo porque la dirección del dron es muy fluida.

Por lo que respecta al alcance, sufre el mismo defecto que su competidor: anunciado a 4 kilómetros, pero con latencias una vez pasados los 500 metros.

Por último, el nivel de autonomía es algo superior al de su rival, ya que alcanza unos 23 minutos. Sin embargo, ¡una vez más se recomienda encarecidamente una batería de repuesto!

Al final, Parrot nos propone un excelente dron con serias ventajas para competir con Dji, aunque solo sea a nivel de precio. Sin embargo, su diseño un poco más frágil, sus funcionalidades un poco menos numerosas y, sobre todo, su falta de detección de obstáculos nos ha llevado a preferir a su competidor, el Mavic Air.

 

Los mejores drones con cámara de gama alta

En este rango de precios, llegamos a los drones profesionales. Por lo tanto, ¿qué puede esperar? Una calidad de imagen impecable, un sistema de estabilización eficiente, buena autonomía y un control fuera de lo normal.

Sin embargo, son modelos que no recomendaríamos a principiantes, no solo por su precio, sino también por la multitud de funcionalidades que presentan.

 

DJI Mavic 2 Zoom: el mejor de gama alta

DJI Mavic 2 Zoom

Ventajas
Calidad de imagen
Funciones del zoom
Autonomía
Inconvenientes
El precio

En 2016, DJI lanzó el Magic Pro. Hace poco, este último ha sido objeto de una nueva versión que se puede encontrar en dos versiones: el Mavic 2 Zoom Smart Controller y el Mavic 2 Pro.

La plataforma de base es la misma para ambas versiones, y ha sido adaptado para ofrecer una mejor aerodinámica (alcanza una velocidad máxima de 72 km/h en modo deportivo) y funcionar más silenciosamente.

Los materiales son de buena calidad, y encontramos el mismo principio que en el Mavic Air, es decir, un dron diseñado para el transporte: es plegable, y los joysticks del controlador son extraíbles. Sus dimensiones son de 32.2 x 24,2 x 8,4 cm desplegado, y 21,4 x 9.1 x 8.4 cm plegado, todo por un poco más de 900 gr. (se necesita una autorización específica dependiendo de la región).

Esta vez, tiene una tecnología de detección multidireccional 360°, basada en 8 sensores: 2 en la parte delantera, 2 en la trasera, 2 en la inferior y uno a cada lado, en los flancos del dron.

El resultado, es una medición bastante precisa de las distancias entre el dron y un objeto, ya sea delante o detrás de él, y que se transmiten a la app, siendo de gran ayuda para su vuelo.

Si la versión pro incluye un sensor de cámara de 1″, el Zoom, que tiene un sensor más estrecho, se beneficia de un verdadero zoom óptico 2x, como su nombre indica. La cámara es de 12 Mpx, pero puede «llegar» hasta 48 a través de un sistema de montaje de 9 tomas automáticas, gracias a la variación del zoom.

También permite algunos efectos interesantes como el «Dolby Zoom», o el modo «travelling» (el dron se distancia del sujeto mientras hace zoom sobre él para mantener su tamaño inicial en el vídeo, lo que crea una interesante perspectiva, ya que el fondo es visible).

El vídeo, como era de esperar, es en 4K UHD. La imagen puede capturarse en 1080p hasta 8 km de distancia, y con una difusión libre de latencia en la app.

Esta aplicación también permite realizar una copia de seguridad directa de las fotos, para evitar llenar la memoria interna de 8 GB demasiado rápido (extensible hasta 128 GB gracias a la Micro-SD).

La autonomía, finalmente se coloca entre las mejores, ya que llega a unos 30 minutos.

Tenga en cuenta que por poco más de 350€, también puede comprar el kit de vuelo Mavic 2 Fly More. Contiene una bolsa de transporte, 2 baterías adicionales, una estación de carga, un adaptador de carga, otro para la batería externa, y dos pares de hélices adicionales.

Con este kit, el Mavic 2, ya sea su versión Zoom o el Pro, fue diseñado específicamente para profesionales y creadores de contenido multimedia. Personalmente prefiero la versión Zoom, que ofrece interesantes perspectivas. Pero si tiene la oportunidad de poner el precio extra (aproximadamente 200€ de diferencia, de momento), debe saber que con la versión Pro se obtiene un sensor más grande, colores aún más precisos, una mejor toma de luz y una resolución aún mayor.

Aún se debe evaluar la calidad de estos drones en el tiempo, pero de momento, lo único que les impide encontrar el primer lugar en mi selección, es su alto precio (especialmente si se opta por el Essentiel kit del Mavic 2 Fly More).

 

Yuneec Typhoon H Pro: la alternativa de gama alta

Yuneec Typhoon H Pro

Ventajas
6 hélices (funciona con 5)
Anti-colisión vía sonar
2ª batería incluida
Calidad de imagen espectacular
Inconvenientes
Autonomía de 25 minutos

Con unas características impresionantes y un precio competitivo, creo que el Typhoon H Pro ha destronado al DJI Phantom 4 como el peso pesado de los drones con cámara de gama alta.

En cuanto al diseño, podemos ver que Yuneec ha optado por un aspecto sobrio y agresivo, con 6 hélices en lugar de 4, un tamaño de avispa y un acabado impecable. Fabricado con plástico de alta calidad agradable al tacto, el dispositivo da una impresión de solidez.

Y esto se confirma en la práctica: sonar anticolisión, controlador de radio HD 720 de 7″, dos baterías de 5400 mAh y una tarjeta SD de 16GB incluida. El Yuneec no es barato, pero está bien equipado.

Todo ha sido diseñado para que la experiencia sea intuitiva y espectacular. El hecho de que sea un hexacóptero, permite compensar cualquier choque o daño en alguna de sus aspas (solo necesita 5 para volar). Si está dañado, detecta el problema y regresa a usted para una reparación segura. Está diseñado para evitar obstáculos, pero no a través de un análisis visual (como el DJI Phantom 4), sino con un sonar, que es generalmente más fiable.

Tiene una autonomía de aproximadamente 25 minutos. Pero lo bueno, es que incluye en la compra una segunda batería, que es muy fácil de sustituir.

Con respecto al vuelo sí mismo, el radio de uso del controlador alcanza alrededor de 1,7 km, algo excepcional si lo comparamos con los otros modelos de la selección. También tiene pre programados una serie de modos de vuelo: puede ser configurado para seguirle, girar a su alrededor o en un punto definido, volar verticalmente… El objetivo es impresionarle y demostrar que la cámara permanece estable bajo cualquier circunstancia.

Como la cámara está montada en una cápsula estable sobre tres ejes, ofrece una fluidez y una nitidez de imágenes impecable. Esto se ve reforzado por un eje de rotación de 360°, que permite controlar la cámara independientemente del resto del dispositivo, e incluso el zoom.

La calidad de imagen es impresionante: 4K, una calidad profesional tanto en la colorimetría, como en el balance de blancos, así como un amplio margen de manipulación de los parámetros de la imagen. Todo esto permite al Yuneec Typhoon H Pro proporcionar vídeos y fotos a 115°, sin efecto lupa.

A pesar de algunos fallos, en particular la falta de autonomía o la velocidad máxima, este dron con cámara sigue siendo uno de los mejores, sin impactar demasiado alto en los precios.

 

Menciones honorables

Parrot Bebop 2: entre los modelos de menos de 500 €, este aparato destaca por la ejemplar estabilización automática con la que cuenta. Esto se debe a la combinación de su cámara vertical, su sensor de ultrasonidos, barómetro, giroscopio y su sensor de aceleración. A esto se le suma un software de estabilización de vídeos, que ofrece buenos resultados ante cualquier circunstancia. Sin embargo, su menor calidad de imagen en comparación con Dji, nos ha hecho relegarlo a las menciones de honor.

Dji Phantom 4 Pro: es el primer dron de Dji que ha integrado un sensor 1”. Sin embargo, se distingue por permitir grabar en 4K a 60 ips (frente a un máximo de 30 ips del Mavic 2 Pro). Esta es la mejor alternativa para aquellos que necesitan un registro 4K muy fluido. Sin embargo, esto se hace a costa de su autonomía (20 minutos). Su muy alto precio (en comparación a los Mavic) es lo que nos ha hecho retirarlo de la selección principal.

DJI Inspire 2: este dron de cuyo precio no quiero acordarme, busca cubrir las necesidades de un tipo de sector profesional. En particular, permite un registro en 5,2 K (30 ips) y 4K (60 ips), una velocidad punta de 94 km/h, resistencia al frío (hasta -20°C) y una autonomía de casi 30 minutos.

 

En conclusión, ¿qué dron con cámara elegir?

Nuestro favorito es el DJI Mavic Air. A pesar de su compacidad, este dron hace gala de una excelente calidad material, presenta una buena calidad de imagen tanto en fotografía como en vídeos, posee numerosos modos de vuelo lúdicos y presenta una autonomía más que correcta.

Pero si es la primera vez que va a utilizar uno de estos aparatos, le recomendamos el DJI Ryze Tello. Disfruta de un precio la mar de asequible, parece bastante resistente y aunque no sea el mejor en su campo, ofrece una calidad de imagen impresionante para su precio.

Por último, el DJI Mavic 2 Zoom, que recomendamos a todos aquellos entusiastas o cineastas en potencia. Le permitirá grabar con calidad 4K, cuenta con una estabilización a toda prueba y propone numerosos efectos gracias a su zoom x2.

Mejor baratoMejor gama mediaMejor gama alta
DJI Ryze TelloDji-Mavic-AirDJI Mavic 2 Zoom
DJI Ryze TelloDJI Mavic AirDJI Mavic 2 Zoom
Este mini-dron de bajo precio se distingue de la competencia por su excepcional calidad material y visual. Es ideal para los principiantes.A pesar de su tamaño, hace gala de una excelente calidad material, muestra imágenes y vídeos de calidad y posee numerosos modos de vuelo lúdico.Un modelo con registro 4K de calidad, tecnología de detección multidireccional 360º, zoom óptico 2x... Es el modelo ideal para entusiastas, ¡e incluso cineastas!
EUR 138,95EUR 799,00Producto no disponible
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Apasionado de la poesía y los viajes, actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>