Belleza y Salud

Las 5 (verdaderas) Mejores Cremas Solares 2019 – Comparación

Publicado el 8 de abril 2019

Tras varias horas de búsqueda y un minucioso estudio de los diferentes distintivos de cada artículo, he podido realizar mi selección de las 5 mejores cremas solares del momento.

No ha sido un proceso simple, pues me he mostrado especialmente intransigente en lo que respecta a la composición de cada uno de los productos. Para mí, el mejor para protegerse eficazmente de los rayos del sol es el Spray Solar Haute Protection SPF 50 de Acorelle. Me sedujo su relación calidad/precio, y además, su composición respeta tanto la piel como el medio ambiente.

Al final del artículo encontrará una guía de compras que le ayudará a examinar los criterios más importantes de una buena crema solar, antes de comprar.

La mejor de las baratasLa mejor de gama mediaLa mejor de gama alta
Alga Maris SPF50Acorelle SPF 50Dermatherm Pursun SPF50
Alga Maris SPF50Acorelle SPF 50Dermatherm Pursun SPF50
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Las mejores cremas solares baratas

Para esta sección, solo he decidido seleccionar el único producto por debajo de los 20€/100 ml que ha pasado mi filtro de exigencias en cuanto a su composición.

Leche solar Alga Maris SPF50 de los Laboratoires Biarritz: la mejor barata

Lait solaire Alga Maris SPF50 par Les Laboratoires de Biarritz

Ventajas
Certificado Bio
Sin componentes nocivos
Resistente al agua
Inconvenientes
Deja marcas blancas (normal para una crema Bio)

La primera crema de mi selección procede de una marca francesa que se dio a conocer gracias a su patente registrada “a base de Algua-Gorria”. Se trata de un extracto de alga roja que, gracias a su potente poder antioxidante, permite una mayor protección de la piel.

Como habrá notado, esta crema posee la certificación Bio (el distintivo de Ecocert se encuentra visible en la parte posterior del recipiente).

Esto significa, entre otras cosas, que no contiene ningún filtro químico para protegerle de los rayos solares. Entre los filtros minerales que utiliza figuran el dióxido de titanio y el óxido de zinc, muy conocidos por su eficacia para reflejar los rayos UV. Eso sí, deberá masajear con paciencia la zona del cuerpo donde quiera ponerse la crema, pues deja una película blanca sobre la piel (suele ser normal en cualquier crema orgánica, como explico en mi guía de compras).

Aunque en sí es un producto “bio”, no me gusta mucho la presencia de óxido de zinc, pues podría llegar a resultar nocivo para el organismo, además de para el océano o los arrecifes coralinos (cuando se baña, la crema se disuelve y se “expande”, dejando una fina capa en la superficie del océano que conserva su propiedad de filtración de los rayos UV. ¡Los corales necesitan sol para sobrevivir!).

Sin embargo, solo es perjudicial en forma de nanopartículas, lo que no ocurre aquí. ¡Así que puede usar esta crema sin pensar en el océano!

Además de los filtros, también contiene numerosos componentes naturales (y biológicos) conocidos por su alto poder hidratante: manteca de karité, aceite de coco… Además, está perfumada y a prueba de alérgenos (sin embargo, como cualquier crema para aplicar sobre la piel, le aconsejo realizar una pequeña prueba para saber si hay algún tipo de irritación).

También hay que mencionar que es resistente al agua, pero la marca recomienda ponerse la crema tras cada baño, así garantizará la máxima protección.

Esta crema orgánica ofrece una protección perfecta y contiene una composición impecable. Si no le molesta que su piel quede un poco blanca tras utilizarla, será perfecta para usted.

Para terminar, sepa que la marca también ofrece una versión recomendada para niños a partir de un año. Si compara los componentes, verá que son los mismos, pero la crema para niños goza de un precio más atractivo.

Las mejores cremas solares de gama media

Con un precio un poco más elevado, en esta sección podemos encontrar dos cremas que han ganado su plaza en esta selección no solo por su composición natural (ideal para nuestro cuerpo), sino por el interés por el medio ambiente que muestran ambas marcas.

Acorelle SPF 50: la mejor de gama media

Acorelle Spray Solaire Haute Protection SPF 50

Ventajas
Certificado Bio
Respetuosa con el cuerpo
Respetuosa con el medio ambiente
Marcas blancas casi invisibles
Inconvenientes
Modelo para bebés... sin pertinencia

He aquí mi crema favorita de la selección.

Se trata de un producto desarrollado por la marca francesa Acorelle en una pequeña aldea del suroeste francés en 2005. Aunque la marca no es muy conocida, sus productos son muy eficaces y respetuosos con el medio ambiente.

Esta crema en particular presenta el distintivo Cosmebio, y no posee ningún (¡ni uno!) elemento nocivo para nosotros o la naturaleza. ¡Es algo realmente destacable!

Su filtro mineral de dióxido de titanio está asociado, entre otras cosas, con una mezcla de polen y propóleos, lo que produce una acción antioxidante muy potente. A esto se añade el aceite de argán Bio, también reconocido por sus propiedades de antienvejecimiento celular. ¡Su piel estará perfectamente protegida!

Sin embargo, a pesar de su composición biológica y la ausencia de nanopartículas, se trata de una crema muy fluida (se presenta en forma de espray muy práctico) y su textura es un poco grasa. Aun así, este efecto se disipa al par de minutos, no es pegajosa y no deja marcas blancas sobre la piel. Estas tres características la convierten en una gran aliada contra las inclemencias del sol.

Tenga en cuenta que la marca desaconseja el uso de la crema en niños menores de 3 años… Para ello, la marca ofrece una crema para bebés con muchísimos más “ingredientes”, pero es el doble de cara. ¿Marketing? Es posible…

EQ Evoa Bio SPF50: certificado ecológico

EQ Evoa Crème solaire Bio SPF50

Ventajas
Certificado Bio
Respetuosa con el medio ambiente
Larga duración
Frangancia
Inconvenientes
Contiene perfume
Colorantes (naturales)
Deja marcas blancas (normal para una crema Bio)

Lo que ha dado nombre a la célebre gama EQ Evoa, es su composición no nociva con el medio ambiente, en particular con el ecosistema marino.

Por lo tanto, entre los filtros minerales empleados, no hay rastro de óxido de zinc. ¡Qué mejor que estar protegido mientras disfruta las vacaciones, sin temor a contaminar la naturaleza!

De nuevo, nos encontramos frente a una crema ecológica con el distintivo Ecocert. Y en lo que se refiere a la composición, ¡no hay nada que objetar o casi! Bueno, no es nada grave, pero hay que decirlo.

Si mira la lista de componentes, podrá constatar la presencia de “Perfume”. En realidad, es algo bueno, pues ¿a quién no le gusta una crema solar con una buena fragancia? Lo malo, es que estas partículas de olor pueden llegar a ser potencialmente irritantes para piel. Por lo tanto, ¡pruébela antes de comprarla para saber si le afecta o no!

Aparte de eso, también se le puede reprochar la presencia de MICA, un colorante mineral blanco, y de CI77491, un colorante mineral rojo. No son nocivos y su uso está regulado, pero, honestamente, se podría haber prescindido de ellos, ya que ni siquiera sirven para atenuar las marcas blancas que deja la crema tras ponérsela (como verá más adelante, algunas cremas lo hacen).

La crema en sí tiene una textura bastante gruesa, pero en comparación con otras cremas orgánicas se extiende con bastante facilidad y casi no se pega. Y aunque no se la califica como “waterproof” (resistente al agua), los usuarios no suelen presentar quejas tras darse un baño.

Al final, es una buena crema con distintivo ecológico, sin parabenos, alcohol, PEG, nanopartículas y tampoco alérgenos. ¡A esto se añade su fórmula que no contamina el medio marino!

Para terminar, tenga en cuenta que, aunque la crema se califica como “para toda la familia”, se recomienda su uso a partir de los 36 meses. De hecho, creo que la marca no se ha “mojado” mucho en este aspecto, ya que simplemente se trata de la edad bajo la cual no es aconsejable exponerse al sol.

Las mejores cremas solares de gama alta

En esta sección los precios pueden alcanzar hasta los 30€/100 ml (el mercado amigo/a…), pero su composición y eficacia los han convertido en los más vendidos del momento.

Dermatherm Pursun SPF50: la mejor de gama alta

Dermatherm Pursun SPF50

Ventajas
Bio
Esterilización UHT
No deja marcas blancas
Inconvenientes
Precio elevado
Óxido de zinc

La empresa Dermatherme, que produce esta crema, se fundó en 2001 y se hizo famosa por su eficaz y natural proceso de esterilización de productos cosméticos.

Sus productos son esterilizados UHT, sin conservantes ni colorantes, y todo ello desde una perspectiva biológica, lo que les permite proponer productos que se supone son adecuados para todas las pieles, incluso las más sensibles, reactivas o atópicas.

Y en la realidad, ¿funciona? ¡Pues la verdad es que sí! Al mirar la lista de elementos que componen esta crema, el único que me disgusta un poco es el óxido de zinc, del que ya he subrayado su daño para los océanos, pero no hay riesgo para la salud.

También me he preguntado sobre la presencia o no de sulfato de magnesio, pero resulta que este producto también se utiliza en cosmética y es inofensivo. Su acción permite fluidificar los productos en los que se inserta.

De hecho, aunque se trata de una crema orgánica sin nanopartículas, todos los usuarios que la han probado destacan que es fácil de aplicar, no grasa, y que no deja casi ningún rastro de esa película blanca.

El dosificador y su resistencia al agua son ventajas la mar de prácticas.

Por último, esta es una crema sobre la que las opiniones son unánimes. Simplemente lamento la presencia de óxido de zinc, del que, después de todo, es posible prescindir, como ya hemos visto.

Por otra parte, no me gusta la capacidad de los botes: solo 50 ml. Con dicho formato podrá untarse correctamente un par de veces solamente… Además, ¡no es barata! Sin embargo, si tiene la piel muy sensible, es perfecta para usted.

Alphanova Sun SPF 50+: implicada con su gente y el medio ambiente

Crème teintée Alphanova Sun SPF 50+

Ventajas
Bio
Gran gesto ecológico de la compañía
Se preocupa por la piel y el medio ambiente
Desarrollo local
Inconvenientes
Precio elevado
Presencia de colorantes (naturales)

Alphanova es otra marca francesa, concretamente de la Provenza. Esta crema me sedujo en varios niveles.

En primer lugar, al igual que el resto de esta selección, propone cremas solares Bio que van acompañadas de una serie de etiquetas o distintivos (Ecocert, Eegan, Cruelty Free, etc.).

Además, trabaja con un enfoque de desarrollo local: el 100 % de sus productos se fabrican en Francia, de los cuales el 90 % solo en Provenza. ¡No hay nada que decir, es una gran iniciativa!

En lo que respecta a su gama de cremas solares, no solo hay que subrayar que está constituida por ingredientes respetuosos con el medio ambiente, sino que, además, ¡Alphanova invierte el 1% de sus ingresos anuales en asociaciones dedicadas a la recuperación del Coral! En resumen, al comprar sus productos, no solo se protegerá del sol, sino que también velará por el medioambiente y la recuperación de los corales.

Bueno, hemos hablado de la marca en general, pero ¿qué decir de la crema tintada que le propongo? Aunque parezca increíble, no he podido encontrar ningún comentario negativo sobre ella, ya que sus ingredientes son ejemplares y su eficacia más que demostrada.

Esta crema se distingue de la competencia porque, aunque esté teñida, no deja la famosa película blanca sobre la piel. Esto se debe gracias a algunos de sus componentes, como el CI77492 (colorante amarillo), el CI 77491 (rojo) y el CI 77499 (negro).

Para acabar, he de decir que estos colorantes son naturales, pero no estoy seguro si es verdaderamente necesario su uso para acabar con las famosas marcas blancas sobre la piel.

¿Cómo elegir su protector solar?

Para estar bien protegidos en la playa y poder disfrutar de esos días en la costa, ya sea de relax o con su cocktail en mano, es importante protegerse de los rayos UV.

Para evitar esos “sustos” y no despertarse de su siesta en la playa cual langosta (por el color), ¡siempre es mejor tener una buena crema solar!

El FPS

El FPS (Factor de Protección Solar) indica el nivel de protección de la crema. También le muestra la capacidad para bloquear los UV.

He aquí un pequeño aclaratorio:

Un FPS 15 bloquea de media un 93% de los UVB

Un FPS 30 bloquea de media un 97% de los UVB

Un FPS 60 bloquea de media un 98% de los UVB

Un FPS 70 bloquea de media un 98,3% de los UVB

¿Cómo puede ser esto posible si algunos se queman incluso utilizando cremas con factor 50? Hay varios factores que afectan a ello.

En teoría, aunque el índice mostrado proporciona ese porcentaje de protección, en realidad no siempre es así. ¡Muchos fabricantes sin escrúpulos venden sus productos con una diferencia de 15 a 20 puntos con respecto al índice mostrado!

Si no conoce el fabricante, opte siempre por una protección de factor 50. Si por lo que sea es un producto “dudoso”, al menos sabrá que tiene un factor 30 de protección.

En teoría, el índice 30 debería ser adecuado para todos, a menos que sea albino o tenga la piel muy sensible (¿le han dicho alguna vez que tiene que salir de su sótano de vez en cuando?).

La protección de “amplio espectro”

¿Sabe que entre los famosos rayos UV, existen dos tipos diferentes? Están los UVB y los UVA. Los primeros no penetran profundamente en la piel y son los responsables de nuestros bonitos bronceados.

Por su parte, los UVA son los rayos solares que entran más profundamente en la dermis, y favorecen la aparición de manchas, el aceleramiento del envejecimiento de la piel o la aparición de cánceres cutáneos. No son muy simpáticos…

Como ya le he dicho, el FPS le muestra la capacidad de la crema para protegerle contra los UVB. Para que también le proteja de los UVA, busque en el recipiente el distintivo o la mención “large spectre”.

Los ingredientes que debe evitar

Quizás no le diga nada, pero en el campo de los cosméticos, a menudo se nos han vendido productos de “ensueño” que, en realidad, no eran más que basura.

Por supuesto, todo esto está cada vez más controlado, pero aún quedan fabricantes sin escrúpulos que anteponen el afán de ventas y el dinero, a la fiabilidad y la salud.

No voy a hacer una lista completa de los componentes que deben prohibirse (existen muchos blogs sobre el tema), pero aquí hay cuatro sustancias que, aunque legales, son realmente dudosas:

La benzofenona-3, el metoxicinamato de etilhexilo y el homosalato

No son meros disruptores endocrinos (los dos primeros están probados y el tercero sigue siendo sospechoso), sino que además son muy contaminantes para el medio ambiente. ¡No solo su piel le agradecerá que le ahorre la compañía de estas sustancias horribles, sino también el planeta!

El octocrileno

Se trata de otro disruptor endocrino nocivo para la naturaleza, pero además es un alérgeno, e incluso foto alérgeno. De hecho, ¡no está adaptado para estar expuesto al sol! Si esto es así, ¿por qué se sigue encontrando en algunas cremas…?

La fecha de caducidad

Aunque no lo parezca, las cremas solares también tienen fecha de caducidad.

Si el producto pierde su eficacia tras los 6 meses posteriores a la fecha de caducidad, se recomienda renovarla una vez al año.

La resistencia del agua

Hagamos un pequeño balance sobre la resistencia de las cremas al agua.

Una crema resistente al agua tiene la ventaja de que no desvanecerse por completo al salir de la piscina o al sudar.

Eso sí, no crea que después de su sesión de baño de 30 minutos, ¡está exento(a) de una nueva aplicación!

El envase

Ya sea en espray, en crema o en loción, si la fórmula no cambia, conservará la misma eficacia.

De hecho, elegir uno u otro tipo de protección es algo puramente subjetivo. Aunque yo prefiero el espray, ya que su aplicación es más fácil.

En cambio, le desaconsejo optar por una de esas cremas “transparentes”: la acción de la luz solar podría degradar la crema, lo que la hace menos eficaz.

Las cremas solares bio

Como habrá notado, todas las cremas que han pasado mi selección están clasificadas como “Bio”. ¿Una moda o una ventaja real?

De hecho, una crema orgánica se diferencia principalmente de una crema tradicional por el tipo de filtros que utiliza: filtro de origen natural (filtros minerales) vs. filtro químico. En la mayoría de los casos, es el dióxido de titanio el que refleja los rayos UV (en lugar de absorberlos como lo haría un filtro químico), aunque existen otros.

En cambio, este filtro no debe presentarse en forma de nanopartículas, pues podría penetrar en la piel. En las cremas orgánicas, el filtro no se descompone en nanopartículas y deja un rastro blanco en la piel. Es este famoso filtro blanco (en la mayoría de los casos) el que distingue estas cremas de las “tradicionales”.

Por último, para comprobar que una crema es ecológica, verifique que está autorizada por un organismo reconocido (en la mayoría de los casos es Ecocert).

Las cremas solares para la cara

Aunque existe una gran campaña de marketing para estos productos, las cremas para la cara suelen encontrarse en farmacias.

Se distinguen de sus homólogas para el cuerpo en su menor textura y mayor ligereza, además de no dejar esas fastidiosas marcas blancas (para estar más guapos en la playa).

De hecho, también son menos grasas. Por lo tanto, si su piel es muy grasa, podría ser un excelente complemento para su crema solar corporal.

Para sus días de playa, no digo que sea siempre necesario llevar una crema para el cuerpo y otra para la cara, pero si se va a dar un paseo, o está regularmente en el exterior, podría ser interesante invertir en una crema protectora facial. Todo sea por la protección de la piel.

Las cremas solares para niños

La piel de los niños (y de los bebés en particular) es muy delicada. Por otra parte, se desaconseja encarecidamente exponer a un niño de menos de 3 años al sol. Aunque en realidad, ¡no vamos a impedir que se divierta como todo el mundo en la playa!

Por eso hay que tener cuidado a la hora de elegir una buena crema… ¡Y no siempre es la que se cree! Creo que nunca había visto la composición de un protector solar antes de convertirme en padre y tener que elegir la crema protectora perfecta para bebés. Y cuando entré en el juego, me sorprendió ver que la composición de mi propia crema (índice de protección 50) y la de mi bebé eran casi idénticas, pero esta última es mucho más cara…

De hecho, ¡me he dado cuenta que las cremas “para niños” no son más que una mera estrategia de marketing! ¿Por qué pagar el doble si están hechas de lo mismo?

Su única ventaja es que estas cremas no poseen ningún filtro químico, lo que evita cualquier riesgo de alergia. Antes de comprar una crema para su bebé, compruebe bien que no tenga filtros o elementos químicos.

En cualquier caso, para los más “peques” busque una crema con la menor cantidad de ingredientes controvertidos y con un mínimo de protección de nivel 50. ¡Los UVA no son una broma!

En conclusión, ¿qué crema solar elegir?

Si es de los que no pasa una, y siempre mira los ingredientes o componentes de cada producto antes de comprarlo (como yo…), es muy probable que acabe decantándose por una crema Bio.

Si opta por lo natural, debe saber que no todos son puntos positivos. Normalmente, las cremas ecológicas tienen una textura más gruesa, grasa, y dejan una fina película blanca en su piel.

Si esta último no le causa ningún tipo de problema, le recomiendo la Alga Maris SPF50 de los Laboratorios de Biarritz.

Sin embargo, prefiero el Espray Solar de alta protección SPF 50 de Acorelle, que tampoco contiene óxido de zinc o cualquier otro ingrediente nocivo para el ecosistema marino, además de que apenas deja marcas blancas por su uso. En mi opinión, constituye la mejor relación calidad/precio de esta selección.

La EQ Evoa Bio SPF50 también es una muy buena opción dada su eficacia y precio. Aun así, es una crema perfumada, por lo tanto, los usuarios de piel sensible podrían sufrir irritaciones cutáneas.

Por último, si realmente le importa su aspecto y no soporta la presencia de las típicas “manchas” blancas de la crema en su piel, hay dos alternativas (aunque un poco más caras) bastante interesantes.

Entre ellas está la Dermatherm Pursun SPF50, una solución más depurada para su piel y su organismo, pero irrespetuosa con el ecosistema marino, pues contiene óxido de zinc.

Por su parte, la Alphanova Sun SPF 50+ centra sus esfuerzos en ofrecer una buena protección contra los rayos UVA y proteger la naturaleza, llegando incluso a transferir una parte de sus ganancias a organismos que trabajan en el medio ambiente. Eso sí, los colorantes (naturales) de la crema podrían no gustar a todo el mundo.

Menciones honoríficas

La Roche-Posay Anthélios XL IP50: recomendada por farmacéuticos y dermatólogos, además de ser muy apreciada por la mayoría de usuarios, me esperaba un poco más de este producto (de hecho, la utilicé durante todo el verano pasado). Tras una minuciosa inspección pude corroborar la existencia de homosalato y octocrileno (no es una crema Bio), dos presuntos alteradores endocrinos.

Bioregena SPF 50: es una crema Bio muy eficaz y sin óxido de zinc. Me ha llamado la atención la presencia de perfume y alcohol graso (menos irritante que el alcohol no graso). Los amantes del aceite de argán también apreciarán su perfume.

Lavera para pieles sensibles SPF 30: situada en la categoría de precio de gama media, esta crema ha sabido hacerse un hueco en mi selección gracias a su composición natural. Aunque la presencia de perfume y determinados alcoholes (utilizados en cosmética por sus propiedades antimicrobianas de amplio espectro) puede ser una fuente de irritación para pieles sensibles, motivo por el cual, no se encuentra en mi selección principal.

Nuxe Bio Beauté SPF 50: tal vez sea la gama más conocida de mi selección. Aunque es un producto Bio, su composición no es tan perfecta. En particular, por 4 componentes: óxido de zinc, perfume, talco y alcohol bencílico.

Artículo original (Morgane Mathieu):
Les 5 (vraies) Meilleures Crèmes Solaires 2019 – Comparatif Complet

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>