Tecnología

El Mejor Casco de Realidad Virtual

Actualizado el 25 de febrero 2020

Tras varias horas de búsqueda y la comparación de hasta una quincena de modelos, hemos establecido que el Oculus Quest posee la mejor relación calidad/precio del momento. Es un modelo autónomo con posibilidad de conexión a PC y que permite poder jugar en grandes superficies. Cuenta con unos mandos ergonómicos y un campo de visión inmersivo. Actualmente es el más polivalente del mercado.

 

Nuestra elección, Mejor de gama media

Oculus Quest

Este modelo todo en uno ofrece un amplio abanico de posibilidades para sumergirse en el mundo virtual. Además cuenta con altavoces y sensores integrados que favorecen la sensación de inmersión.

Este modelo ofrece la mejor experiencia de realidad virtual de su gama, sobre todo gracias a sus ergonómicos controles. Puede utilizarse de forma autónoma o conectado a un PC, ya que dispone de un cable USB-C adaptado. En resumen, sus sensores integrados le permiten disfrutar plenamente de la experiencia. Sin embargo, le recomendamos contar con unos buenos auriculares, pues sus altavoces no son de la mejor calidad.

 

Mejor barato

Sony PlayStation VR

Este casco de RV concebido para PlayStation se diferencia por su atractivo precio y su fácil instalación. Goza de una ergonomía impecable y buenas prestaciones.

Actualmente es el único modelo de RV para consola. Su fluidez es muy elevada, lo que permite un buen confort visual y una buena calidad de imagen, aunque es perfectible. A pesar de su diseño futurista, el conjunto es bastante cómodo. Sin embargo, es una pena que cuente con u ángulo de visión limitado, lo que puede disminuir la inmersión.

 

Mejor de gama alta

Valve Index

Este casco goza de muy buenas prestaciones: una representación de referencia, una inmersión extrema y un confort de primer nivel… Aunque por un precio consecuente. Solo reservado para usuarios con experiencia.

1 079,00 € en Steam

Diseñado por los dueños de Steam, es el casco más avanzado del mercado. Propone funciones inéditas tales como la detección de movimiento de los dedos y el de la presión de los mandos, todo ello combinando a sus excelentes prestaciones. ¿Sus pocos fallos? Su peso, bastante consecuente y sus sensores externos, con innovaciones aún por explotar.

 

Alternativa barata

Oculus Go (32 GB)

Con el Oculus GB, la marca ha producido su primer casco autónomo. Concebido es colaboración con el fabricante chino Xiaomi, ofrece una relación calidad/precio bastante interesante y no necesita ninguna fuente externa para funcionar.

Tal vez se trate de uno de los modelos con una de las mejores relaciones calidad/precio del momento, con un casco diseñado en pos de la inmersión y la comodidad de uso. Se le pueden reprochar dos cosas, por un lado, Oculus no permite extender la memoria (la versión de 64 GB intenta remediarlo… ), y por el otro, su autonomía, que es decepcionante. Aun así, es perfecto para iniciarse en la realidad virtual.

 

Alternativa de gama media

Oculus Rift S

Cómodo, simple de utilizar y con gráficos de alto nivel, este modelo también cuenta con los mandos Oculus Touch, sin duda, un modelo cualitativo.

Este modelo ofrece una experiencia de inmersión más convincente que el antiguo Rift, aunque solo puede ser utilizado en PC. Para disfrutar lo mejor posible de los gráficos, le aconsejamos conectarlo a un PC lo suficientemente potente. La configuración es rápida y simple. Asimismo, su ancha visera permite utilizarlo incluso si lleva gafas.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor baratoMejor de gama altaAlternativa barataAlternativa de gama media
Oculus QuestSony Playstation VRValve IndexOculus GoOculus Rift S
Oculus QuestSony Playstation VRValve IndexOculus Go (32 Go)Oculus Rift S
Este modelo todo en uno ofrece un amplio abanico de posibilidades para sumergirse en el mundo virtual. Además cuenta con altavoces y sensores integrados que favorecen la sensación de inmersión.Este casco de realidad virtual concebido para PlayStation se diferencia por su atractivo precio y su fácil instalación. Goza de una ergonomía impecable y buenas prestaciones.Este casco goza de una representación de referencia, una inmersión extrema y un confort de primer nivel… Aunque por un precio consecuente. Solo reservado para usuarios con experiencia.Este casco autónomo ha sido concebido en colaboración con Xiaomi, su relación calidad/precio bastante interesante y no necesita ninguna fuente externa para funcionar.
Versión mejorada del primer Rift, es cómodo, simple de utilizar y con gráficos de alto nivel, este modelo también cuenta con los mandos Oculus Touch. Sin duda, un modelo cualitativo.
Precio no disponible286,18 €1 079,00 €219,99 €549,99 €
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Steam Ver en Amazon Ver en Amazon

 

Índice

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

La realidad virtual está en perpetua evolución, pero no solo en el sector de los videojuegos, sino también en salud, inmobiliaria, arte o incluso en la educación. Sin embargo, es una tecnología poco conocida por el momento, por lo que la elección de uno de sus productos puede volverse algo complicada.

En primer lugar, es necesario orientarse según el tipo de casco que quiera. Hoy en día existen de 3 tipos:

  • Los cascos básicos o Cardboards: se trata de los modelos más simpes. Estos permiten colocar el smartphone entre sus ojos y la visera con la ayuda de dos lentes y aplicaciones destinadas a tal efecto. Suelen ser recomendados para los que se inician en esta tecnología.
  • Los cascos avanzados: con potentes y costosos, deben conectarse a un PC o consola para poder funcionar, pero ofrecen una experiencia inmersiva más potente. Es necesario contar con el equipo y/o material adecuado para disfrutar plenamente de todas sus características.
  • Los cascos autónomos: se consideran un punto intermedio entre los dos modelos anteriormente descritos. Estos mezclan la calidad de inmersión de los modelos avanzados con una potencia limitada, similar a la de un smartphone de gama alta. No dependen de ningún tipo de fuente para su uso, por lo que puede utilizarlos solos, incluso si algunas de sus funciones siguen conectadas a un PC.

Cada tipo de casco presenta sus ventajas e inconvenientes, por lo que es necesario orientarse hacia uno de ellos, según el uso que vaya a darle.

Asimismo, también hemos tenido en cuenta los siguientes criterios:

  • La calidad de visualización: esta depende del tipo de pantalla y de su resolución. Lo ideal son las OLED, por sus profundos negros, elevado contraste y mínima remanencia. En cuanto a la definición, hay que apostar por la más elevada (para los Cardboards dependerá de la pantalla del smartphone).
  • El campo de visión: incluyen los ángulos de visión que determinarán el nivel de inmersión de su experiencia virtual. Se necesita un ángulo mínimo de 100° para poder disfrutar plenamente de la realidad virtual, pero con 110°, estará inmerso(a) en un mundo aún más inmersivo
  • La reactividad: la detección de movimientos es un factor de inmersión importante. En este sentido, el casca debe acoger y utilizar la información lo más rápido posible para mostrar la imagen con un mínimo de retraso. De hecho, el objetivo es minimizar la incomodidad o fatiga visual ocasionada por este tipo de incidentes. También se asegura el roomscaling de los sensores (internos o externos) que siguen sus desplazamientos, además de los movimientos. La media de la tasa de refresco debe ser próxima o superior a los 90 Hz.
  • El confort: cada persona sufre los efectos de la RV de manera diferente. El efecto es un poco imprevisible y no está completamente solucionado por los fabricantes.  Lo importante es la posibilidad de ajustar la distancia entre los ojos y la pantalla, una resolución mínima Full HD y una tasa de refresco adecuada. 30 ips por ojo no es suficiente para evitar el efecto borroso, inevitable cuando se está tan cerca del soporte visual.
  • La compatibilidad: algunos cascos portátiles son universales, pero otros son solo compatibles con algunos modelos (como el de PlayStation, por ejemplo). En cuanto al PC, si cuenta con la conectividad y potencia necesaria, no hay ningún problema.
  • Los accesorios: las marcas pueden incluir mandos o controladores que, idealmente, deben ser lo más ergonómicos posibles. Esto permite una mejor inmersión gracias al material adaptado.

Con la ayuda de estos criterios y la opinión (y crítica) de usuarios y expertos en páginas web especializadas, hemos podido concluir nuestra selección con 5 modelos que, para nosotros, representan el mejor compromiso del momento.

P.S: la utilización de un casco de realidad virtual debe ser limitado (entre 1-2 horas al día) con el fin de evitar problemas de salud derivados del uso excesivo de este tipo de tecnologías.

 

Nuestra elección: Oculus Quest

Oculus Quest

Nuestra elección, Mejor de gama media

Oculus Quest

Este modelo todo en uno ofrece un amplio abanico de posibilidades para sumergirse en el mundo virtual. Además cuenta con altavoces y sensores integrados que favorecen la sensación de inmersión.

Este modelo ofrece la mejor experiencia de realidad virtual de su gama, sobre todo gracias a sus ergonómicos controles. Puede utilizarse de forma autónoma o conectado a un PC, ya que dispone de un cable USB-C adaptado. En resumen, sus sensores integrados le permiten disfrutar plenamente de la experiencia.

Después de una configuración sencilla, puede controlar el accesorio con el mando a distancia. La aplicación móvil Oculus sirve para configurarlo.

La resolución es mejor que la del Rift (su versión anterior). La reproducción de la realidad es fiel y conserva una imagen cualitativa con todos los tipos de videojuego. De hecho, tiene acceso a más de medio centenar de juegos.

Los campos de visión son de 110° mientras que la frecuencia de visualización de 72 Hz ofrece una experiencia correcta, inmersiva y fluida. Cinco sensores (contra cuatro para el Rift) detectan sus movimientos en un espacio vacío mínimo de 4 m² de espacio. Es posible jugar en zonas más grandes de las que permite el Rift.

Dos pantallas Oled PenTile le proporcionan una buena calidad de imagen, comparable a la de modelos más caros. Los mandos Oculus Touch funcionan de la misma manera que los del Rift, pero son más ergonómicos.

En este modelo se han integrado dos altavoces. Son eficaces, aunque perfectibles, de hecho, le recomendamos contar con unos buenos auriculares.

Una pequeña desventaja frente a su rival es su peso, que asciende a 571 gramos. Afortunadamente, el buen agarre lo compensa, y si usa gafas, sepa que el casco está diseñado para poder usarlo con ellas puestas. En cuanto al diseño, bueno… Se parece mucho al Rift.

En conclusión, si bien su sistema sonoro, autonomía y comodidad siguen siendo perfectibles, el Oculus Quest presenta la mejor experiencia de realidad virtual de su gama y permite jugar en grandes superficies gracias a los cinco sensores que siguen sus movimientos.

 

El mejor casco RV barato: Sony Playstation VR

Playstation VR

Mejor barato

Sony PlayStation VR

Este casco de RV concebido para PlayStation se diferencia por su atractivo precio y su fácil instalación. Goza de una ergonomía impecable y buenas prestaciones.

Actualmente es el único modelo de RV para consola. Su fluidez es muy elevada, lo que permite un buen confort visual y una buena calidad de imagen, aunque es perfectible. A pesar de su diseño futurista, el conjunto es bastante cómodo. Sin embargo, es una pena que cuente con u ángulo de visión limitado, lo que puede disminuir la inmersión.

En su salida, fue uno de los cascos más aclamados, y dos años después, se sigue dando el caso. ¿Qué lo hace uno de los mejores cascos de RV?

Hablemos primero del diseño y ergonomía. Tiene un peso consecuente (610 g), aunque sigue siendo cómodo de utilizar, de hecho, algunos de los componentes electrónicos se encuentran detrás de la cabeza, lo que equilibra cómodamente el peso entre la parte delantera y trasera.

El diseño es muy «Sony»: blanco y negro, futurista, y con un lado Mass Effect bastante apreciado.

Los ajustes son completos, de modo que su uso es un verdadero placer. Normalmente, su muy intuitiva instalación, no lleva más de 5 minutos para que todo sea perfectamente ajustado. Todo esto lo convierte en uno de los cascos de RV independiente más cómodos.

También es necesario conectar el casco, así como la consola a un repetidor. Sirve como enlace a la PlayStation y como fuente de alimentación para el casco.

En cuanto a la cámara, se conecta directamente a la consola. Sin embargo, presenta dos OLED con una definición para cada ojo de solamente 960×1080.

En cambio, el ángulo de visión se limita a 100°, cuando el ojo humano percibe de media de 110°. Algunos pueden sentir incomodidad, como un efecto de bloqueo en su visión periférica, que les recordará que están usando un casco.

La ergonomía es impecable. La optimización de imagen realmente hace lo que puede. El problema es quizás la propia PlayStation, un poco limitada para una de las tecnologías más cotizadas del momento.

 

El mejor casco RV de gama alta: Valve Index

Valve Index

Mejor de gama alta

Valve Index

Este casco goza de muy buenas prestaciones: una representación de referencia, una inmersión extrema y un confort de primer nivel… Aunque por un precio consecuente. Solo reservado para usuarios con experiencia.

1 079,00 € en Steam

Diseñado por los dueños de Steam, es el casco más avanzado del mercado. Propone funciones inéditas tales como la detección de movimiento de los dedos y el de la presión de los mandos, todo ello combinando a sus excelentes prestaciones. ¿Sus pocos fallos? Su peso, bastante consecuente y sus sensores externos, con innovaciones aún por explotar.

Su pantalla reproduce unos resultados bastante sorprendentes que impresionan a toda la competencia. La marca ha optado por una LCD con una resolución de 1440×1600 por ojo. De muy buena calidad, su único fallo es la falta de profundidad en los negros frente a las OLED.

Su fluidez alcanza unos niveles extremadamente buenos con una tasa de refresco que alcanza las 120 Hz de media, ¡pero que puede incluso alcanzar hasta 144 Hz! Este valor permite una sensación de inmersión inigualable, reforzada además por sus ángulos de visión de 130° (más de lo que un humano percibe).

La calidad de sonido está asegurada por sus eficientes auriculares, que se sitúan a pocos centímetros de sus oídos para minimizar el riesgo de calentamiento.

En cuanto al confort, el resultado es satisfactorio. Los tejidos y espumas son bastante agradables y ofrecen una sensación de calidad. El casco es fácilmente ajustable, tanto el aro como las lentes, y aunque tienen un peso muy elevado (809 g), es cómodo de llevar.

Es un modelo destinado a los PC´s, pero dadas sus prestaciones y características, bata con contar con una GTX 980 para hacerlo funcionar. Asegúrese de contar con un puerto USB 3.0, un DisplayPort y 3 tomas (una para el casco y otra por cada estación de base).

Asimismo, la experiencia en roomscaling está asegurada. Será necesario instalar y colocar las estaciones que determinarán su posición en el espacio, pero es una pena que no lo hayan integrado además al casco.

Por último, en cuanto a sus controladores, estos también representan una pequeña revolución: éstos detectan la presión ejercida por sus dedos y su posición para transcribirlos al juego, lo que otorga una sensación más natural.

 

Una alternativa barata: Oculus Go (32 GB)

Oculus Go

Alternativa barata

Oculus Go (32 GB)

Con el Oculus GB, la marca ha producido su primer casco autónomo. Concebido es colaboración con el fabricante chino Xiaomi, ofrece una relación calidad/precio bastante interesante y no necesita ninguna fuente externa para funcionar.

Tal vez se trate de uno de los modelos con una de las mejores relaciones calidad/precio del momento, con un casco diseñado en pos de la inmersión y la comodidad de uso. Se le pueden reprochar dos cosas, por un lado, Oculus no permite extender la memoria (la versión de 64 GB intenta remediarlo… ), y por el otro, su autonomía, que es decepcionante. Aun así, es perfecto para iniciarse en la realidad virtual.

Propone una potencia similar a la de un buen smartphone y su pantalla LCD 2560×1440 es la mar de interesante. Ofrece un campo de visión de 110° y cuenta con las mismas características que el Rift S, además de una calidad de imagen más que correcta.

La frecuencia de refresco es “solo” de 72 Hz, lo que pasa fácilmente desapercibido por el ojo humano.

Según los usuarios, es uno de los más cómodos del mercado, por una parte gracias al sistema de sujeción que permite adaptarlo a la morfología del usuario y por el otro, su revestimiento antitranspirante alrededor de los ojos. Asimismo, si lleva gafas le alegrará saber que puede utilizar este casco con ellas puestas sin ningún problema, dado el espacio dedicado a tal efecto.

Eso sí, debido a este espacio (situado a la altura de la nariz), es posible que se filtren ligeras ráfagas de luz.

Como se trata de un casco autónomo, todos los ajustes se realizan desde el casco o mediante el mando incluido. Este cuenta con un gatillo, una superficie táctil clicable, y dos botones (Retour y Home).

Todo lo demás se encuentra en el casco: el botón de encendido, el del volumen y el puerto de entrada del cable. Sepa que este modelo cuenta además con dos altavoces, pero su calidad sonora es mediocre…

En lo que concierne al nivel de inmersión, nos encontramos frente a un modelo que se asemeja más al Samsung Gear VR que al modelo Rift: no hay posibilidad de jugar en profundidad, el control solo funciona sobre 4 ejes y la inmersión no es total. Sin embargo, los resultados son muy buenos para esta gama de precios.

Al final, aunque sea un modelo de entrada de gama, representa un perfecto compromiso para todos aquellos/as que quieran adentrarse por primera vez en el mundo de la realidad virtual.

 

Una alternativa de gama media: Oculus Rift S

Oculus-Rift-S

Alternativa de gama media

Oculus Rift S

Cómodo, simple de utilizar y con gráficos de alto nivel, este modelo también cuenta con los mandos Oculus Touch, sin duda, un modelo cualitativo.

Este modelo ofrece una experiencia de inmersión más convincente que el antiguo Rift, aunque solo puede ser utilizado en PC. Para disfrutar lo mejor posible de los gráficos, le aconsejamos conectarlo a un PC lo suficientemente potente. La configuración es rápida y simple. Asimismo, su ancha visera permite utilizarlo incluso si lleva gafas.

La marca ha apostado por una pantalla LCD que, gracias al RGB, le permite disfrutar de una mejor gestión de los efectos… pero en detrimento de los negros profundos. Su resolución es de 1280×1440, mejorando los registros de su versión anterior con pantalla OLED PenTile (aunque es posible ver alguna que otra distorsión cromática).

En cuanto a la comodidad, el sistema es similar al de Sony. No está tan optimizado, pero ofrece una mejora considerable respecto a la versión anterior. Además, gracias al espacio entre la visera y el rostro (15, 5 cm), podrá utilizarlo si lleva gafas.

El aislamiento luminoso también está a la altura, aunque el resultado puede variar en función de la morfología de cada persona. Asimismo, la gestión de calor, aunque correcta, no está al nivel de la de Sony.

Su gran punto negativo lo encontramos en su ajuste “físico” del espacio pupilar, que desaparece en pos de un valor fijo (63,5 mm). Otros modelos permiten su adaptación entre 58 y 70 mm.

En cuanto a la especialización, esta se garantiza por el Insight Tracking System. Un sistema de 5 sensores integrados en el casco (contra los 4 del Quest) que detectan el espacio. Además, la función Passthrought le permite ver aquello que le rodea sin necesidad de quitarse el casco.

Eso sí, para disfrutar plenamente de todas sus capacidades, deberá contar con un PC lo suficientemente potente. En cuanto a su instalación, esta se realiza de manera sencilla, ya que con la compra se incluye un cable que se divide en un DisplayPort 1.2 y un USB 3.0 (de tipo A).

También incluye un adaptador miniDP “por si las moscas”.

Por último, su calidad sonora tampoco es de las mejores, por lo que se recomienda utilizarlo con auriculares para mejorar la experiencia de inmersión.

En general, el Oculus Rift S es una muy buena alternativa, pero su falta de polivalencia hace que le Quest se presente como una opción más interesante.

 

Menciones honorables 

Merge VR: se trata de un Cardboard de plástico soft touch. Es compatible con la mayoría de los smartphones y permite un primer paso para adentrarse en esta tecnología. Cuenta con correas para poder mantenerlo sobre la cabeza y las lentes pueden ser ajustadas según su morfología. También están adaptados para las personas con gafas. También cuentan con un interesante accesorio llamado Merge Cube, que mejora la experiencia inmersiva.

Nintendo Labo – Kit VR: se trata de un kit de iniciación a la RV utilizable a partir de los 7 años. Se presenta en forma de cardboard con accesorios dedicados al conjunto de juegos suministrados en el pack. Una vez instalado, podrá jugar a un railshooter o pintar en 3D. Asimismo, y como curiosidad, el kit de base es compatible con Zelda: Breath of The Wild y Super Mario: Odyssey.

Samsung Gear VR: es un casco compatible exclusivamente con algunos smartphones Samsung. Ofrece una buena inmersión y es un buen producto para iniciarse en la RV. Permite el acceso a la Oculus Store y a sus numerosos juegos disponibles. Además, su mando es uno de los mejores, aunque su compatibilidad es reducida.

 

Fuentes

  1. Selectos, Le Meilleur Casque VR, 17 de febrero 2020

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Apasionado de la poesía y los viajes, actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>