Deporte y Ocio

Las 7 (verdaderas) Mejores Bicicletas Estáticas 2019 – Comparación

Actualizado el 8 de abril 2019

Tras haber comparado una gran cantidad de modelos disponibles en el mercado europeo, he podido realizar mi selección de las 7 mejores bicicletas estáticas.

La SportsTech ESX500 probablemente tenga la relación calidad/precio más interesante del momento, pero he de reconocer que me he enamorado un poco de la Proform 325 CSX, un modelo reclinado adaptado a los que padecen dolores de espalda.

Al final del artículo, encontrará una guía de compras que le ayudará a escoger su futura bicicleta estáticas.

La mejor de las baratasLa mejor de gama mediaLa mejor de gama alta
Ultrasport 200BSportsTech ESX500Sportstech SX400
Ultrasport 200BSportsTech ESX500Sportstech SX400
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Las mejores bicicletas estáticas baratas

Es difícil encontrar bicicletas estáticas por menos de 100€ que valgan realmente la pena. Por esta razón, en esta categoría he seleccionado los modelos más competitivos entre 100 y 200€.

No espere milagros en esta franja de precios, pues las opciones son limitadas, al igual que su conectividad.

Ultrasport 200B: la mejor barata

Ultrasport 200B

Ventajas
Bajo precio
Formato compacto
Cómodo
8 niveles de resistencia
Inconvenientes
Pocas opciones de personalización

Ultrasport se ha especializado en bicicletas estáticas de gama de entrada. ¿Su objetivo? Proponer las funcionalidades estándar para este rango de precios e intentar ir un poco más lejos tanto en el diseño, como en las opciones disponibles.

La Ultrasport 200B es un ejemplo perfecto de su estrategia. Se encuentra en el top de ventas en Francia, y ha sido reconocida en todo el mundo por su calidad y su ergonomía.

Lo primero en lo que debemos fijarnos, es en su compacto formato. Desplegada, no ocupa más de un metro cúbico (95 x 45 x 121 cm). Si está plegada, ocupa más espacio en altura, pero es lo suficientemente delgada como para deslizarla tras cualquier mueble.

El conjunto es sólido y de acero inoxidable. Aunque carezca de algunas opciones de ajustes (solo se puede ajustar el asiento), es bastante cómoda. El respaldo y la montura están tapizados con un revestimiento antihuellas que se puede lavar fácilmente. Por el contrario, los pedales están hechos de un plástico (un poco barato…) cuyo revestimiento se desgasta fácilmente.

En cuanto al entrenamiento, ¡es una de las pocas bicicletas estáticas por menos de 200 euros que ofrece 8 niveles de resistencia! Estos últimos se calibran correctamente con una dificultad cada vez mayor. Es la gran ventaja del sistema magnético, uno de los más confiables dentro de la gama de entrada.

También hay que destacar la integración de sensores de pulso en los manillares, conectados al panel central. Este último indica la distancia recorrida, la velocidad, la duración de la sesión, algunas informaciones de cardio y (muy práctico) una estimación del número de calorías quemadas.

El peso máximo que soporta este modelo es de 100 kg, pero hay una versión para 130 kg, la Ultrasport F-Bike Heavy, que comparte las mismas características técnicas.

Sin duda, se trata de una de las opciones más completas disponibles en el mercado. ¡La Ultrasport es fiable, práctica y apta para deportistas ocasionales que solo quieren hacer un poco de ejercicio!

SportsTech X100: una alternativa para trabajar la parte superior del cuerpo

SportsTech X100

Ventajas
Formato compacto
Cómoda
Elásticos de tensión para trabajar la parte superior del cuerpo
Inconvenientes
Rueda de inercia ligera

La segunda bicicleta de mi selección es de la célebre marca alemana SportsTech, reconocida por la calidad de sus aparatos deportivos de gama de entrada.

De hecho, aunque cuesta menos de 200€, es una bicicleta muy resistente que le durará años.

En cuanto al diseño, la compacidad de este modelo es apreciable: 45 x 48 x 95 cm. Además, es un modelo plegable y está provisto de pequeñas ruedas muy prácticas para su transporte.

Aunque no ofrece demasiadas opciones de ajuste (solo se puede ajustar el asiento a 4 alturas), se puede “jugar” en su ángulo X para ajustar la distancia entre el manillar y el asiento. Por el contrario, tenga en cuenta que solo puede soportar un peso máximo de 100 kg, y no es adecuada para aquellas personas que midan más de 1.90m.

Es una bicicleta de frenado magnético, cuyo sistema de propulsión por correas es bastante silencioso. Puede ajustarlo todo a través de la pantalla LCD, que también le muestra una determinada información (distancia recorrida, número de calorías quemadas, etc.), Además de esta pantalla, también tiene un porta-tablets que le permite, por ejemplo, visualizar una serie durante su entrenamiento.

Otro aspecto positivo, es que además incluye un sistema de cuerdas de resistencia, lo que le permitirá trabajar la parte superior del cuerpo. En cuanto a los manillares, son cómodos, y en ellos se encuentran los sensores de ritmo cardiaco.

Sin embargo, se recomienda a principiantes o usuarios muy ocasionales, pues solo posee una rueda de inercia de 4 kg. De este modo, a plena velocidad, el pedaleo tiene dificultades para permanecer fluido.

Por otra parte, no dispone de niveles de resistencia preestablecidos: es necesario controlar la intensidad del pedaleo a través de la rueda. Por lo tanto, si sigue un programa de entrenamiento específico, no es muy práctica.

Sinceramente, yo recomiendo este modelo a aquellas personas que quieren comenzar a hacer deporte o lo realizan ocasionalmente (una o dos veces por semana). Sin embargo, su asiento acolchado es la mar de cómodo, un aspecto muy importante a la hora de hacer ejercicio.

Si no puede pasar ni un minuto sin mirar su smartphone, por una inversión más consecuente puede optar por el modelo X150, que le permite configurar su entrenamiento a partir de la aplicación. Dado su precio, ¡es más que interesante!

Las mejores bicicletas estáticas de gama media

Aquí encontrará modelos que se sitúan bajo la barrera de los 500€.

Además de aportar una mayor solidez, también ofrecen más niveles de resistencia gracias a sus sistema magnético. Si sigue un entrenamiento específico, este criterio es más importante de lo que piensa.

SportsTech ESX500: la mejor de gama media

Ventajas
16 niveles de resistencia
12 programas de entrenamiento
Pantalla numérica
Inconvenientes
Pérdida de datos en caso de desconexión

He aquí el segundo modelo de la marca SportsTech de mi selección, y lo menos que puedo decir, es que vale la pena la inversión suplementaria en comparación al modelo de gama de entrada.

Lo primero que destaca es su ergonomía: esta vez tenemos una bicicleta con un manillar ajustable en altura, y el asiento en altura y profundidad. De hecho, se adapta a cualquier perfil y resiste un peso máximo de hasta 120 kilos.

En un modelo relativamente compacto, (96,4 x 52,2 x 132,1 cm) y aunque pese alrededor de una treintena de kilos, las ruedas de transporte le permiten moverlo con relativa facilidad.

El peso, por su parte, está ligado al de su rueda de inercia, mucho más elevado que en el modelo de entrada de gama: ¡12 kg! Y si culpaba a la X100 por no proponer un ajuste de resistencia preciso, aquí es todo lo contrario con 16 niveles de resistencia programados.

Y para conservar sus programas favoritos, puede registrar hasta cuatro perfiles de usuario. Sin embargo, no se atreva a desenchufar la bicicleta, ¡pues todos estos perfiles se perderían! Una lástima…

Los deportistas disfrutarán de los 12 programas de entrenamiento integrados, y por si eso no fuera suficiente, debe saber que este modelo tiene, además del porta-tablets, una pantalla digital de 5” con la que podrá conectarse a diversas aplicaciones deportivas o de salud, o incluso a Google Street View, que le permitirá visitar el mundo mientras se entrena en su bicicleta.

A pesar de todas estas funcionalidades y extras, no pierde un ápice de comodidad. Aunque carece de respaldo, el asiento está bien acolchado y los revestimientos antideslizantes de los pedales resultan agradables al uso. Y si no le gustan, puede cambiarlas a su gusto. ¿No es práctico?

En cambio, hay que señalar que muchos usuarios han denunciado la imprecisión del sensor cardiovascular. Como son datos que deben tomarse con relativa exactitud, este modelo podría decepcionarle en este sentido.

Al final, esta bicicleta es perfecta tanto para principiantes como para los deportistas más experimentados. El número de niveles de resistencia asociados a los programas de entrenamiento preestablecidos, la conectividad de la bicicleta y su calidad material hacen de ella un modelo que debería satisfacer a una gran mayoría de usuarios durante un largo período de tiempo.

Kettler Axos Cycle P: un modelo ultra sólido

Kettler Axos Cycle P

Ventajas
Aleación de aluminio
16 niveles de resistencia
4 perfiles registrables
Inconvenientes
Panel central limitado
Sin opciones de conectividad

Si conoce un poco el mundo de las bicicletas estáticas, seguramente ha oído hablar de la Kettler de esta selección. Este gigante del fitness tiene unas tarifas ligeramente superiores a la media del mercado, y no todos sus modelos tienen tantas opciones como las de la competencia. Aun así, la resistencia de los materiales utilizados y su profesional y ergonómico diseño, los convierten en excelentes modelos de bicicletas estáticas. Así que era casi inevitable que una Kettler formara parte de mi selección.

Esta bicicleta estática de diseño “anguloso”, podría legítimamente tener cabida en un gimnasio profesional (y esto sucede para muchas de ellas). De color gris antracita y con dos patas triangulares cuyo revestimiento de goma protege los suelos, esta bicicleta ha sido totalmente construida en aleación de aluminio… Un valor seguro, vamos. Y aunque pesa 34 kilos, es relativamente compacta con sus 94 x 61 x 146 cm.

El asiento se puede ajustar horizontal y verticalmente. Como ya le he dicho, su diseño es muy sólido, lo que le permite a esta hermosa bicicleta estática soportar hasta 130 kg.

No ofrece menos de 16 niveles de resistencia ajustable, y además, de tipo magnético, controlada por el panel central. Desde este punto de vista, una de sus principales ventajas es la posibilidad de crear hasta cuatro perfiles de usuario para conservar los parámetros favoritos de cada uno. ¡Ideal para familias deportivas!

Los sensores situados sobre los manillares permiten seguir su información cardiovascular. En cuanto al panel central, a pesar de ofrecer relativamente pocas opciones, todas son importantes: distancia recorrida, velocidad media y calorías quemadas. Esta bicicleta estática, marcada por su voluntad de equipararse a las gamas profesionales, está provista de un enchufe para conectar eventuales sensores y electrocardiogramas suplementarios. Esta discreta opción, pero en realidad práctica, le permitirá controlar con mayor precisión los datos de los usuarios que sufran del corazón, o tengan problemas cardiovasculares.

Es una pena que no proponga opciones de conectividad, ya que no dispone ni de Bluetooth, ni de Wifi. Para aquellas personas que busquen un modelo similar, pero quieran las opciones de conectividad, sin duda le recomiendo la Giro S3, también de Kettler. Es cierto que es algo más cara, pero es más moderna y completa.

En definitiva, esta bicicleta es un poco más cara que la media en vista de las opciones que propone, pero sus serios acabados, su solidez y las posibilidades de un uso profesional la convierten en una opción más que atractiva.

Proform 325 CSX: un modelo cómodo y con mucha conectividad

Proform 325 CSX

Ventajas
Muy cómoda
Ajustabilidad
22 niveles de resistencia
Compatible con iFit
Inconvenientes
Voluminosa

Ya sea en el mundo del fitness o para un uso doméstico, la marca Proform ha afianzado su reputación desde hace varios años, gracias a la calidad y fiabilidad de sus aparatos. Su principal punto negativo es la dificultad para adquirir sus mejores modelos en Europa.

Con este modelo puedo ofrecerle la primera bicicleta reclinada de mi selección. Como explico en mi guía de compras, este tipo de bicicleta estática ofrece bastantes ventajas para los deportistas en proceso de recuperación, los ancianos o incluso las personas con dolores de espalda. Por lo tanto, la comodidad está presente.

Por el contrario (y por supuesto), la compacidad se ve afectada: 145 x 65 x 127 cm, y unos 60 kg de peso. Aunque tiene dos ruedas en la parte delantera para poder desplazarla, hay que admitir que hubiera sido mejor ponerle otro par. Sin embargo, tiene la ventaja de poder soportar hasta 130 kg.

Como se trata de un modelo especialmente pensado para las personas en tratamiento de recuperación física u otro tipo de problemas de salud similares, tanto el asiento como el manillar son regulables en altura y profundidad. Esto le permite mantener una perfecta postura a la hora de realizar sus ejercicios, cuidando en todo momento sus lumbares.

Pero no crea que por todo lo dicho anteriormente, se trata de un modelo con menos “potencia”. ¡Al contrario! Ofrece no menos de 22 niveles de resistencia y 24 programas de entrenamiento pre-registrados. Y si no le fuera suficiente, también puede conectarla a la aplicación iFit, que actúa como un coaching personalizado. Es más, con su función vía Google Maps, podrá “recorrer” distintas partes del mundo desde su casa. Está causando auténtico furor en el país del Tío Sam.

En cambio, la rueda de inercia es un poco ligera: 7 kg. Afortunadamente, los modelos reclinados son, por su diseño, más estables, lo que hace que no se detecten irregularidades en el pedaleo.

También le interesará saber que dispone de dos altavoces, que, aunque no sean de la mejor calidad, le permitirán conectar su MP3. ¡Nada mejor que entrenar con música!

Al final, se trata de una bicicleta estática de calidad y diseño, a un precio más que interesante. Los múltiples niveles de resistencia, el número de entrenamientos que ofrece, su conectividad y, sobre todo, su ergonomía, la convierten en un modelo a tener en cuenta.

Las mejores bicicletas estáticas de gama alta

Aunque este artículo está dirigido (prioritariamente) a los principiantes y a los semiprofesionales, he decidido clasificar las bicicletas estáticas de más de 600€ en la categoría de gama alta. Por encima de los 1200€, las opciones que aportan corresponderán mejor a un usuario o deportista de alto nivel, por ejemplo. Por lo tanto, no las he elegido para esta comparativa.

¿Qué características comparten con el resto de las bicicletas estáticas que he mantenido en esta sección?

Ser un producto de calidad, y la optimización de los modelos pro y semiprofesionales para que sean accesibles al público en general. Las dos bicicletas de esta sección son muy diferentes al resto de los modelos ya descritos.

Sportstech SX400: la mejor de gama alta

Sportstech SX400

Ventajas
Disminución de precio
Numerosas opciones
Sistema de resistencia ajustable
Completa conectividad
Inconvenientes
Pesada

Este modelo semiprofesional ha sido promocionado de tal manera que parece haberse implantado definitivamente en todas las grandes plataformas de venta. De hecho, hoy en día se puede encontrar por menos de 700€ (originalmente costaba entre 900-1000€, con lo cual, su precio es muy atractivo).

Su diseño es digno de las bicicletas estáticas profesionales: compacta, sólida y llena de opciones. El chasis se decora con líneas rojas y grises entrecruzadas sobre color negro. Y dada la forma de los cuadros en “X”, no es el modelo más voluminoso de la comparación: 125 x 54 x 125 cm.

En cambio, es mucho más pesada (pero no tanto como la Proform), pues utiliza diversas aleaciones de aluminio y, como todos los modelos de gama alta, se “precipita” hacia adelante para limitar las vibraciones. A pesar de sus 53 kilos, es fácil de mover gracias a las pequeñas ruedas de transporte que se entregan con la compra del aparato. Por otra parte, ¡esta “bestia” soporta hasta 150 kg!

El manillar y el asiento son regulables en ambos ejes, y su sólido mecanismo permite un uso intenso y prolongado sin que se deteriore. Es una de las ventajas de este modelo: es extremadamente estable, y la ausencia de chirridos o balanceos mejora enormemente la experiencia del usuario.

Otra de sus ventajas es que está repleta de opciones. Gracias a un sistema de correa acoplado a un ajuste fluido de la resistencia magnética, es casi completamente silenciosa y no se desgasta con el tiempo.

En cuanto a la resistencia, esta utiliza un sistema bastante similar al de la SportsTech X100. Sin embargo, el espectro de dificultad (niveles de resistencia) es muy amplio y, por lo tanto, es ideal para los deportistas que practiquen las pendientes.

En cuanto a la conectividad, también está bien surtida. Además del panel central que muestra los datos cardiovasculares, el tiempo, la velocidad, las calorías consumidas, etc., se puede colocar una tablet en la bicicleta. La aplicación iBiking permite, entre otras cosas, entrenar mientras sigue los desplazamientos a través de Google Street View. Por supuesto, también existe la posibilidad de compartir su rendimiento a través de las redes sociales. Del mismo modo, ofrece toda una serie de estadísticas referentes a su actividad cardiovascular. ¡Es el compañero ideal para recuperar a línea!

En resumen, es un modelo semiprofesional y revolucionario que tiene la apariencia y las cualidades de las bicicletas estáticas más caras. Y gracias a su precio cada vez más asequible, es cada vez más accesible para el público general.

Fytter Rider Ri-09R: una semiprofesional

Fytter Rider Ri-09R

Ventajas
Espectro de resistencia más amplio de la selección
Fácil de usar
Silenciosa
Inconvenientes
Sin conectividad
Pesada

Termino mi comparación con un modelo del campeón europeo de fitness. Por lo general, Fytter se dedica exclusivamente a los medios profesionales, pero ya ha empezado a introducir en el mercado gamas más asequibles y versátiles, como la serie Ri. La Ri-09R es una bicicleta estática de spinning que al igual que la Sportstech, se beneficia actualmente de un precio mucho más atractivo.

En lo que concierne a su diseño, la Rider se ofrece en color gris cromado con líneas y otros adornos de la marca en rojo, negro y blanco. Al estar construida mediante una aleación de acero, esto garantiza comodidad y durabilidad. Los usuarios observan una ausencia casi total de vibraciones (como la Sportech) gracias a su rueda de inercia de 22 kg y es casi totalmente silenciosa (no supera los 15 dB). Además, no se balancea.

Es más compacta que la Sportstech, ya que presenta unas medidas de 102 x 106 x 40 cm. En cambio, es más pesada (64kg) dada su preferencia por la aleación de acero, en lugar de aluminio. Pero no presenta un problema, pues podrá desplazarla fácilmente gracias a sus pequeñas ruedas. Además, resiste hasta 130 kg.

Como se trata de un modelo semiprofesional, la ergonomía ha sido muy trabajada: tanto la silla como el manillar pueden ajustarse con precisión milimétrica tanto en altura, como en profundidad.

Al igual que la SX400, el ajuste de la resistencia magnética se realiza con un mando de control fluido: se puede elegir el nivel exacto de resistencia. De hecho, presenta el espectro más amplio de esta prueba, ya que la resistencia máxima alcanza casi los 30 kg. ¡Este dato la sitúa en una categoría próxima a la calidad profesional!

La pantalla LCD muestra la información habitual: velocidad, tiempo transcurrido, kilómetros recorridos (en millas), calorías quemadas, datos cardio… Por el contrario, a este precio lamento la falta de un soporte digno de la marca para tablets y smartphones, así como la falta de conectividad. Este modelo es más completo para un uso deportivo, pero en lo que a conectividad se refiere, es equiparable a algunos modelos de esta selección.

¿Cómo elegir su bicicleta estática?

Existe una gran variedad de bicicletas estáticas. Esta hiper-categoría contiene muchos modelos con características muy diferentes que, más allá de su calidad, no se dirigen al mismo público.

El tipo

Existe un cierto número de categorías de bicicletas estáticas. He aquí las 4 principales.

La bicicleta estática plegable

La bicicleta estática plegable es un modelo de moda por su bajo precio (a veces incluso inferior a los 100€) y las posibilidades de almacenamiento que ofrece.

Como hay una gran cantidad de modelos distintos, es difícil encontrarlos. Sin embargo, en general se puede confiar en marcas como Ultrasport, We R Sports o la gama E de Kettler.

Debido a su ligereza, es más probable que se mueva durante el uso. Por lo tanto, es necesario informarse sobre la estabilidad del modelo.

Una desventaja de este tipo de bicicletas es que rara vez dispone de las últimas tecnologías en la materia, como la resistencia magnética, por ejemplo. Además, las opciones de conectividad suelen eludirse.

La bicicleta estática vertical

La bicicleta estática vertical es de las más clásicas, polivalentes y prácticas. Está diseñado para todas aquellas personas que quieran perder un par de kilos o mantener la línea.

Sin embargo, sea precavido/a y no opte por modelos que sean especialmente baratos. Es indispensable que sean lo suficientemente sólidos, de lo contrario, pueden ser más sensibles a los movimientos y las vibraciones y tienden a moverse más. El resultado puede ser ruidoso y a largo plazo insostenible.

Las bicicletas estáticas reclinadas

Este tipo de bicicleta estática ofrece una posición y postura más cómoda. Es más adecuada para las personas de edad avanzada o para sesiones de recuperación. En efecto, el esfuerzo es más flexible y está totalmente concentrado en las piernas, lo que alivia a las personas con problemas de espalda o dolor abdominal, por ejemplo.

Aunque es más voluminosa y a menudo un poco más cara que un remo, constituye una excelente alternativa para la reeducación física.

Las bicicletas estáticas de biking

La bicicleta de biking posee un espectro de resistencia más amplio, además de permitir trabajar los músculos inferiores en profundidad. La idea es poder superar sus límites y preparase para pruebas físicas extremas.

Aunque algunos modelos semiprofesionales ofrecen un confort de uso más que suficiente para los deportistas ocasionales, no son precisamente las más adaptadas. La calidad material y su sistema de resistencia impactan sobre el precio. Las opciones de conectividad, por ejemplo, también se ven perjudicadas.

Les resistencias

Existen diferentes tipos de resistencia. La más popular desde el 2010 es la magnética, que se encuentra en los modelos profesionales. En cambio, es más cara, y otras opciones podrían ser más viables.

El disco de freno

Es un método clásico utilizado por numerosos vehículos. Aunque antes era considerado de los más populares, se ha ido abandonando progresivamente.

Sin embargo, allgunas marcas como Kettler siguen fabricándolo, ya que ofrecen una mayor estabilidad a la bicicleta estática. Normalmente tienen un cierto peso, y los primeros pedaleos suelen ofrecer una mayor resistencia.

El “Direct Contact”

El “Direct Contact” es un sistema similar a las pastillas de freno clásicas. Normalmente se encuentran en los modelos más baratos, pues concentra la misma precisión de resistencia que otras tecnologías. Además, se deben cambiar por el uso. Es por ello que las resistencias magnéticas son mejores hoy en día.

La resistencia magnética

La resistencia magnética es la más utilizada hoy en día. Se trata de una serie de imanes más o menos cerca de la rueda, que inciden en su frenado. Como no existe una fricción directa, estos modelos tienen la ventaja de ser más silenciosos.

La potencia de los imanes suele depender en gran medida del precio, pero esto se mide según un espectro de resistencia que determina si su bicicleta se sitúa en la gama amateur o profesional.

En conclusión, ¿qué bicicleta estática elegir?

La elección de una bicicleta estática va a depender de varios criterios, entre los cuales se encuentran: el precio, el espacio que ocupa, el peso, y, sobre todo, el nivel de adaptación.

Las dos primeras bicicletas de mi selección tienen la ventaja de ser muy compactas y plegables, pero tienen sus límites: solo son aptas para aficionados y usuarios ocasionales (1 o 2 veces por semana). La Ultrasport 200B se distingue por sus 8 niveles de resistencia fáciles de ajustar, mientras que la SportsTech X100 tiene la ventaja de proponer elásticos de resistencia para fortalecer la parte superior del cuerpo. Además, ambos modelos no soportan más de 100 kg.

Cuando sube el precio, se obtienen bicicletas más sólidas, más estables y con un espectro de resistencia más amplio. La SportsTech ESX500 presenta 16 niveles de resistencia y 12 programas preestablecidos, mientras que la Proform 325 CSX alcanza hasta 22 niveles de resistencia y 24 programas de entrenamiento. Ambos se distinguen por las múltiples opciones de conectividad que ofrecen. La primera de ellas es de tipo vertical, y soporta hasta 120 kg, la segunda, es de tipo reclinada (más voluminosa) y puede soportar hasta 130 kg.

En la misma franja de precios nos encontramos la Kettler Axos Cycle P, que se distingue de las dos anteriores por su casi nula conectividad, y además, por la proporción compacidad/calidad material. Ofrece 16 niveles de resistencia y soporta hasta 130 kg.

Por último, los dos últimos modelos de mi selección están destinados a los usuarios con una práctica doméstica semi-intensiva. La Sportstech SX400, además de ofrecer un amplio espectro de resistencia (regulable mediante el mando) y soportar hasta 150 kg, está bien surtido en cuanto a las opciones de conectividad se refiere, especialmente gracias a la aplicación iBiking.

Por su parte, la Fytter Rider Ri-09R es una bicicleta de biking que deja de lado todas estas opciones de conectividad para centrarse en lo esencial (para los deportistas de alto nivel, en todo caso): la práctica intensiva del deporte. Así, con su impecable diseño y sus opciones de ajustes al milímetro, ofrece el espectro de resistencia más amplio de toda mi selección. Por último, puede soportar hasta 130 kg.

Menciones honoríficas

We R Sports C100: esta bicicleta de entrada de gama se distingue por la gran variedad de colores disponibles que ofrece, sus 5 funciones de vigilancia de ejercicio, su práctico sistema de parada de emergencia y el hecho de que puede acomodar a un usuario de hasta 120 kg (algo bastante raro en esta gama de precios). Se recomienda especialmente a aquellos/as que deseen perder peso o simplemente mejorar su condición física.

Reebok GB50 One Series: a pesar de su bajo precio, esta bicicleta ofrece más de una treintena de niveles de resistencia, además de 12 programas pre-registrados. Tiene una pantalla LCD retroiluminada muy completa en términos de visualización, y soporta hasta 120 kg.

Nordic Track VXR400: NordicTrack es casi tan famosa como Proform por la calidad de sus aparatos. Ofrece una bicicleta reclinada con una rueda de inercia de 10 kg, 20 niveles de resistencia, 20 programas de entrenamiento, compatibilidad MP3 (con altavoces) y compatibilidad con la app iFit. Sin embargo, y desde mi punto de vista, su relación calidad/precio no es tan interesante como la ofrecida por la Proform de esta comparación.

Nautilus U628: su rueda de inercia de 13,5 kg ofrece 25 niveles de resistencia, y la bicicleta cuenta con 29 programas de entrenamiento preinstalados. Su pantalla LCD le permite registrar hasta 4 perfiles de usuario, y puede soportar hasta 148 kg. Es un modelo que se acerca a la gama profesional, pero cuya relación calidad/precio deja mucho que desear si la comparamos con los modelos de gama alta de este artículo.

Proform Tour de France 5.0: le muestro esta bicicleta a título (más que nada) indicativo, ya que contiene todo lo que un modelo profesional ofrece. en lo que tiene todo de la bicicleta de apartamento profesional. ¿Busca el Rolls Royce de las bicicletas estáticas? Ya lo ha encontrado, con su amplio espectro de resistencia y, sobre todo, sus posibilidades de inclinación y declinación al 20%, permite un entrenamiento lo más cerca posible a las condiciones reales. Si realiza la suscripción a iFit, ¡podrá subir el Teide como si estuviera allí! No lo digo por las condiciones climáticas, claro.

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>