​Partager cet article

Actualizado el 25 de marzo 2019

Tras varias horas comparando los modelos más populares del mercado actual, he podido realizar mi selección de las mejores action cams del momento.

Desde mi punto de vista, la mejor en cuanto a relación calidad/precio es la Yi 4K+, pero si busca algo realmente impresionante en términos de calidad de imagen, le recomiendo la GoPro Hero7 Black.

Aun así, le invito a leer mi guía de compras al final del artículo para ayudarle a encontrar la action cam que se adapte a sus exigencias.

La mejor de las baratasLa mejor de gama mediaLa mejor de gama alta
Yi LiteYi 4K+GoPro Hero7 Black
Yi LiteYi 4K +GoPro Hero7 Black
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Las mejores actions cams baratas

GoPro está más que presente en el mercado de las actions cams, sobre todo porque inventaron el concepto. Aun así se pueden encontrar otros modelos la mar de competitivos, sin tener que gastar una barbaridad.

Yi Lite: la mejor barata

Yi Lite

Ventajas
Ligera
Calidad foto/vídeo aceptable
Compatible con otros accesorios de la gama Yi
Inconvenientes
4K... sin comentarios
Altavoces mal posicionados

¿Conoce al gigante chino Xiaomi? ¿El que nos invade con sus smartphones baratos? Bueno, también está activo en el campo de las cámaras de acción con, entre otras cosas, su gama Yi. Y hay que reconocer que el resultado no está nada mal.

La Yi Lite, como su nombre indica, es el modelo ligero de la gama. Con sus dimensiones de 6,5 x 4,2 x 3 cm, es de la misma anchura que la Yi 4K, lo que le permite ser compatible con algunos de sus accesorios, como la funda impermeable (que permite una inmersión a 30 metros). Aun así es mucho más ligera con solo 72 gr. Esto la vuelve fácilmente transportable.

En cuanto al diseño, es una cámara rectangular de color gris con la inscripción del logotipo en la parte delantera. La pantalla de 2” es más pequeña que la de la YI 4K (lo que explica también su menor peso). Esta pantalla táctil, de resolución 320 x 240p, es muy reactiva y fácil de usar. Nada que objetar a este nivel. Y si no le gusta tener que mediar con la pantalla, es posible instalar una aplicación en su smartphone para realizar los ajustes.

El botón de encendido de la cámara está en la parte superior, junto con los dos puertos de micrófono. Es asombroso encontrarlos en este lugar, pues es donde se colocan los dedos a la hora de filmar, lo que evita la captura de sonido. Aparte de esto, no hay ningún defecto ergonómico. Todo parece sólido y de buena calidad.

Pero detrás de su compacto y ligero diseño, contiene una serie de componentes más que correctos.

Con su sensor Sony Exmor de 16 mpx y su lente de 150°, ya presenta características interesantes y buenas opciones de disparo.

Es posible filmar en 4K, pero esto solo puede hacerse a 20 IPS. Para obtener una imagen fluida, hay que contar con al menos 25 IPS. Por el contrario, se puede filmar en Full HD (1920 x 1080) en 30 e incluso 60 IPS. Pero el resultado más convincente, en mi opinión, es en 2K (1920 x 1440) a 30 IPS.

Este modelo dispone de un estabilizador electrónico eficaz, pero no funciona más allá del modo 2K a 30 IPS (de ahí que en este modo se obtengan los resultados más satisfactorios). Asegura tomas tranquilas y de buena calidad. Además, esta action cam incorpora algunas simpáticas características como: corrector de distorsión, modo rápido/lento, y un disparador automático.

A nivel de conexión es bastante básica: la Yi Lite tiene Bluetooth y un puerto USB 2.0. Sin embargo, su memoria se puede ampliar a través de una Micro-SD hasta 128 GB.

¿Y la autonomía? ¡Pues le encantará saber que es uno de sus puntos fuertes! Con su batería de 1400 mah puede funcionar durante unas 2 horas en grabación Full HD 60 IPS. Sin embargo, hay un defecto: mientras se carga, es imposible acceder a su pantalla.

Al final, esta Yi Lite, a pesar de su pequeño precio, peso y tamaño, posee unas características muy agradables. Permite capturar vídeos y fotos con una calidad aceptable  y tiene la ventaja de ser compatible con los accesorios de otros modelos de la gama Yi. Algunas funciones no tienen ninguna utilidad real, como el 4K, que no puede ofrecer mucho con un IPS tan bajo, pero tampoco es un argumento de venta promovido por la marca, solo un plus.

WiMius L2: la action cam que desafía cualquier precio

WiMius L2

Ventajas
Compacta
Bajo precio
Calidad de imagen sorprendente
Inconvenientes
Sin 4K real
Menú un poco caótico

Con la WiMius, esta vez le propongo un modelo súper compacto bastante raro entre las cámaras de acción de bajo presupuesto. Con solo 57 gr. de peso, no podemos sino aplaudir el esfuerzo de miniaturización. ¡Pues es bastante bueno!

Con la compra recibe un número impresionante de accesorios. Dos baterías 1000 mah a 3.7Wh, una carcasa waterproof, no menos de 6 accesorios de montaje para diversos soportes GoPro-friendly, un cargador e incluso un pequeño paño de microfibra para limpiar la pantalla. La autonomía mostrada de estas dos baterías es de aproximadamente una hora y media, lo que es suficiente para divertirse un poco. Eso sí, también es posible comprar kits de batería por separado para sesiones más largas.

La WiMius muestra con orgullo la marca “4K” en su carcasa de plástico de buena calidad. Bajo el objetivo tiene un altavoz y el botón de activación del WiFi. En cambio, el objetivo de la cámara es bastante pronunciado (alrededor de 1.2 cm), por lo que se recomienda protegerlo desde el primer momento.

Su pantalla LCD de 2” no es táctil (no sorprende por el precio). Tanto la fecha, como la hora o el acceso a la configuración se realiza a la antigua, es decir, con los botones. Sin embargo, el menú es un poco lioso y muchos se han quejado de que podía haber estado mejor diseñado.

¿y qué podemos decir del vídeo? El fabricante anuncia con orgullo el 4K (que a diferencia de su homólogo chino, lo refleja hasta en la carcasa). ¿Pero funciona bien? En realidad está equipada con un chip Novatek que permite una adaptación digital del 4K. Por otra parte, los 24 IPS prometidos son muy inestables y la fluidez de imagen no está presente. Como con la Yi Lite, es mejor pasar a Full HD 60 IPS, o incluso a HD 60 IPS.

Por su parte, la estabilización digital es correcta. No rivaliza con la de la Yi Lite, pero permite tomas de buena calidad. El sonido tampoco es su punto fuerte, con ruidos rápidos y perturbadores, pero no es una herramienta destacada para WiMius.

Desde el punto de vista de la foto, el sensor de 12 Mpx ofrece una calidad de imagen bastante sorprendente: la colorimetría no es perfecta, pero los ajustes de base pueden ofrecer una imagen viva y con contraste.

En cuanto a la conectividad, ¡buena sorpresa! Presenta un puerto Micro-SD (extensible hasta 64 GB), un mini USB y sobre todo, una toma HDMI. Y por supuesto, también cuenta con WiFi.

Entre las curiosas y simpáticas funcionalidades de este modelo, hay que destacar los tres ángulos de vista (hasta 170º) de los que disfruta: time-lepse, slow-motion y detección de movimiento.

Tiene de todo para no aburrirse, ¡y a bajo precio!

Las mejores actions cams de gama media

En esta categoría encontraremos novedades, pero también modelos un poco más antiguos que fueron lo más de lo más en su época y que ahora disfrutan de un precio más que atractivo.

Yi 4K+: la mejor de gama media

Yi 4K+

Ventajas
Grabación 4K 60 IPS
Calidad de imagen
buena pantalla táctil
USB-C
Inconvenientes
Autonomía mejorable
Carcasa de protección indispensable

Bajo su sobria apariencia, la Yi 4K+ no es una action cam para aficionados. De hecho, ¡es la primera action cam que ofrece un registro 4K de 60 IPS que ha salido al mercado!

En cuanto al diseño, no hay nada que decir, pues no hay nada nuevo… Y no está mal, ya que es compatible con los accesorios de la Yi 4K (el modelo anterior), como la carcasa hermética, la batería de repuesto o las fijaciones. Lo único que físicamente distingue a la 4K+ de su modelo anterior, es el revestimiento con efecto fibra de carbono de la parte delantera. El más bonito desde mi punto de vista.

Su pantalla táctil de 2,2” es muy reactiva y muestra los mismos menús de agradable e intuitiva apariencia que la Yi Lite, además de muchas opciones más. Entre ellas está la posibilidad de ajustar manualmente la velocidad de obturación en vídeo y bloquear la sensibilidad con el fin de ajustar lo mejor posible la representación deseada. En resumen, bajo su aire inocente (con su único botón), ¡la Yi 4K+ es una verdadera experta!

¿Y la calidad de imagen? En primer lugar, aunque “solo” ofrece 12 Mpx (cabe recordar los 16 Mpx de la Yi Lite), la calidad de imagen es notable. Esto es otra prueba más de que la calidad no se mide por el número de píxeles… Por su parte, el ángulo de cobertura es de 155°. No es que sea una campeona en la materia, pero muestra buenos resultados.

Como ya he dicho, esta action cam fue la primera en el mercado en ofrecer un vídeo 4K en 60 IPS. En cambio, el registro en Full HD se limita a 120 IPS, mientras que la tendencia es a 240 IPS. Además, su estabilizador funciona en 4K 30 IPS (los resultados no son muy precisos, pero presenta una gran ventaja en comparación con los modelos que le presentaré a continuación).

Desde el punto de vista de la conectividad, tenemos la sorpresa de encontrar una conexión USB-C. Con la compra se suministra un cable USB-C a RCA que le permite conectarlo a la televisión y un cable USB-C a jack de 3,5 mm hembra para conectarlo a un micrófono externo. No está mal, ¿verdad?

Si hablamos de su autonomía, los resultados son mixtos. De hecho, dura casi una hora en 4K a 60 IPS, lo que no está mal. Pero es desconcertante ver que, simplemente navegando por los menús, la batería se vacía muy rápidamente. Por lo tanto, es muy recomendable invertir en una batería adicional.

Su diseño es elegante, presenta compatibilidad con los accesorios de las gamas antiguas, es capaz de realizar una grabación 4K en 60 IPS, posee numerosas configuraciones de imagen… Estamos frente a una campeona. Por supuesto, no es perfecta (si fuera a prueba de agua y tuviera una batería mejor…), ¡pero es una más que interesante opción!!

GoPro Hero 5: una GoPro al alcance del bolsillo

GoPro Hero 5

Ventajas
Vídeo 4K
Precio asequible
Waterproof hasta 10 m
Inconvenientes
El estabilizador no funciona en 4K

Es inevitable no incluir las GoPro es mi selección, pues al fin y al cabo, ¡son prácticamente los inventores de las action cam! Aunque la marca ha atravesado un periodo difícil por la agitada salida al mercado de su dron GoPro Karma, el saturamiento del mercado, y la competencia de los smartphones (capaces de realizar execlentes grabaciones de vídeo), han sabido dar un giro a la situación con la llegada en 2016 de la Hero 5, una action cam de alta calidad que ahora se puede encontrar por menos de 300€.

En la caja de la versión Hero 5 Black se incluye la cámara (afortunadamente…), un marco, una batería de litio, varios soportes de fijación y un cable USB-C. ¿No hay carcasa waterproof? ¡No! Pues laHero 5 ha sido construida para ser inmune al polvo y al agua, hasta 10 metros de profundidad.

Presenta un diseño con menos ángulos y adornos que lo vuelven más depurado que el de la Hero 4. La pequeña pantalla frontal, con un contraste más alto, indica las características, el temporizador de la grabación, la memoria restante y el nivel de batería. En la parte posterior se encuentra la emblemática imagen LCD 2”, cuyo retorno es más fiel y luminoso que en los modelos anteriores. Además, GoPro alcanzó a sus competidores ofreciendo por fin una pantalla táctil reactiva.

La aplicación móvil en sí es gratuita, pero tenga cuidado con los servicios de Cloud, que automáticamente están sujetos a una suscripción mensual de unos 5€.

Una de las características que supera a la de sus competidores, es el control de voz. Está lo suficientemente calibrado para que un gaditano pueda hacerse entender, y permite dar órdenes sencillas, como “GoPro Registrar Vídeo”, “GoPro Inicio acelerado”… La lista completa está disponible en la web. ¡Es una buena solución para sacar una foto si tiene ambas manos ocupadas!

Por el contrario, hay que reconocer que la multiplicación de opciones, incluido el GPS y la conectividad con una multitud de sensores GoPro (hay un montón para cada deporte) reduce seriamente la autonomía de la batería (en caso contrario, se puede contar con una hora y media de grabación en 4K).

El 4K con 30 IPS ofrece una verdadera imagen fluida. Además, se puede llegar hasta 120 IPS en Full HD para una representación slow-motion impecable. Pero por desgracia, el 4K todavía no soporta la estabilización digital. Es comprensible, ya que la estabilización consiste en recortar una imagen más amplia que la representación final. Ahora bien, el 4K es su límite.

Estando en esta gama de precios, es una lástima que el problema aún no se haya resuelto. Por lo tanto, la toma en 4K se limita más bien a una toma sobre trípode o cápsula giroestabilizadora.

una de las cosas que más me gustan de esta GoPro es su simplicidad de cámara. La inteligencia del firmware a bordo permite una calibración automática más que correcta. Además, la app ofrece muchas opciones de edición que permiten retocar su foto en un instante antes de compartirla.

Para terminar, diré que la GoPro Hero5 fue una bestia de competición en su estreno, y su gran ventaja actual reside en menor precio (es normal, ya que ahora estamos en la 7ª generación), que la convierte en una de las mejores opciones de la gama media ¡Sin duda la mejor relación calidad/precio del momento!

Olympus TG-Tracker: la action cam de forma original

Olympus TG-Tracker

Ventajas
Hermética y resistente a los golpes
Excelente ergonomía
Vídeo 4K
Inconvenientes
Sin estabilización en 4K
Peso y forma de la cámara

Esta action cam de Olympus también está disponible en color verde… Y hay que decirlo: ¡parece buena! Muchos usuarios se impacientaron por ver a Oympus competir en este mercado, y al final, el resultado no les ha decepcionado.

El primer punto que debemos destacar es su formato. La Olympus es la única cámara de la selección no compatible con los productos GoPro. Es por ello que se parece a una videocámara de principios de los años 2000, con su forma rectangular y la posición de la cámara.

En parte, esto es un problema. La TG-Tracker se entrega con algunos accesorios, pero no se compara a la gran variedad de productos GoPro. Sin embargo, incluye un soporte para selfies, protección contra el agua y una empuñadura de estabilización. También viene con otros soportes, como el de montaje para cascos de bicicleta, por ejemplo.

Es un modelo voluminoso. Con 180 gr. de peso, y unas medidas de 10 cm de alto por 3 cm de ancho. Se entrega con una batería bastante débil, pero correcta para la época (hablamos del 2016): alrededor de 35 minutos de grabación 4K continua.

En cuanto al diseño, se han superado. Es un modelo agresivo, serio, robusto y que resiste hasta 100 kg de presión. Los acabados son excelentes. Tiene un apantalla LCD táctil de 3,8” que puede ser abierta para obtener un mejor punto de vista. Además, sus numerosos sensores y botones le permitirán realizar muchas locuras. En la parte inferior de la cámara se encuentra un foco LED que hace las veces de flash con sus más de 60 lúmens direccionales.

Se puede conectar mediante HDMI y/o WiFi a la aplicación OI.Share que, por el momento, sigue siendo una de las mejores con GoPro. Se puede utilizar en control remoto, realizar retroalimentación de vídeo, tiene la opción GPS, e incluso le da acceso a una plataforma de intercambio de imágenes en redes sociales. En cambio, las opciones de parametrización fotográfica y de vídeo deben gestionarse desde el propio aparato.

En cuanto a la toma, es bastante impresionante. El 4K está presente en 30 IPS, aunque, al igual que en el caso de la GoPro Hero 5, la estabilización no es activa a tal resolución. En cambio, el ángulo de visión de 204º (¡un récord!) permite una estabilización realmente eficaz a partir de 2K con 60 ips. Y esto es necesario, pues dado el peso del aparato, la imagen tiende a moverse un poco más que en otras action cams más ligeras.

La imagen tomada es hermosa, prueba de la experiencia y la calidad Olympus. Los detalles están presentes, el ajuste a la exposición es muy reactivo (si se filma bruscamente el reflejo del sol, por ejemplo) y la balanza de los colores es visualmente impecable.

En pocas palabras, aunque es una action cam cuyas opciones de compatibilidad son más bien escasas, y cuya autonomía no es de las más duraderas, es un modelo semi-profesional adaptado a las condiciones extremas (temperaturas, nieve, lluvia, arena…) que le seguirá por todas partes. De hecho, hoy en día es fácil conseguir la batería suplementaria, sin gastar un ojo de la cara.

lamento una acción cam que se sale un poco de los clavos de la compatibilidad, y cuyas numerosas funcionalidades merman la autonomía. Pero es un modelo casi profesional adaptado a todas las situaciones extremas. Temperaturas negativas o tórridas, nieve, lluvia, arena: te sigue por todas partes. Por otra parte, en la actualidad es fácil comprar una batería suplementaria, sin que la factura sea demasiado salada

Las mejores actions cams de gama alta

A este precio esperamos lo mejor en todos los niveles: calidad de imagen, conectividad, accesorios, opciones de imágenes… Solo un modelo ha podido pasar mis criterios de selección.

GoPro Hero7 Black: la mejor de gama alta

GoPro Hero7 Black

Ventajas
Calidad de imagen mejorada
Numerosos ajustes automáticos
Estabilización HyperSmooth
Inconvenientes
Falta de reactividad en fotografía

Viendo la luz en otoño de 2018, la GoPro Hero 7 es sin duda la mejor action cam disponible en el mercado. ¿Y por qué es la mejor?

Si la comparamos con la Hero 5 (o incluso la Hero 6, de la que no hablo en esta comparación), las diferencias no se ven a simple vista.

La Hero 7 tiene el mismo chasis impermeable hasta 10 metros, el mismo procesador y el mismo sensor de 12 Mpx, WiFi, Bluetooth, GPS, control de voz, la misma batería… ¿Por qué pagar más? Porque las pocas adiciones que la distinguen de los modelos anteriores hacen de ella un modelo a la vanguardia.

En primer lugar, la pantalla muestra la misma interfaz con menús claros y una ergonomía ejemplar, pero ha sido objeto de una refrescante mejora que la vuelve aún más legible e incorpora ahora un tutorial.

La pantalla es siempre muy reactiva, pero se aconseja pasar por la aplicación para adaptarla, ya que le otorgará un punto de agarre más estable, además de ser más cómodo que hacerlo desde la pantalla de 2,2”.

El número de ajustes fotográficos es bastante impresionante, y se puede encontrar (aproximadamente) un modo adaptado a cada situación (como el night mode, que le permite pasar de una foto llena de ruidos a una rica en detalles). Y aunque no se haya producido una revolución en cuanto a la calidad de imagen, esta es aún más precisa, y su colorimetría más fiel.

A nivel de vídeo, es posible filmar en 4K 60 IPS, pero lo más impresionante es sin duda el modo Full HD 240 IPS (donde se consiguen unos resultados muy eficaces).

Aunque la Hero 5 cuenta con estabilización digital, aquí la han mejorado, añadiendo la estabilización “HyperSmooth”, que promete el mismo resultado que una estabilización óptica, y promete una calidad francamente deslumbrante. Obviamente no se podrá utilizar en cualquier modo, pero se puede usar hasta 2,7 K 60 IPS, y la estabilización normal hasta 4K 24 IPS. Eso es bastante bueno para la competencia.

Al igual que el modo fotográfico, hay varios campos de visión disponibles en vídeo: Lineal (sin deformación), Plano y SuperView (el tercero no existe en fotografía).

A todo esto se añaden varios modos automáticos (por ejemplo, el TimeWarp, que permite crear un efecto de distorsión temporal) y algunas características, como el uso compartido en redes sociales y el acceso directo a Facebook Live.

En pocas palabras, aunque la GoPro Hero 7 no revolucione el mundo de las action cams, añade la funcionalidad y calidad de imagen adicionales que la elevan hasta la primera posición del podio.

¿Cómo elegir su action-cam?

Desde 2010, las actions cam han invadido un cierta cantidad de sectores. Solo hay que entrar en YouTube para ver la inmensa cantidad de vídeos publicados que han sido grabados con algunas de estas pequeñas máquinas.

Y aunque sus ventas han descendido durante estos últimos años, no van a desaparecer así como así.

La forma

Normalmente hay dos tipos de formas para una action cam: rectangular (estilo GoPro) o  “bullet-shaped”.

La forma rectangular

La ventaja de este tipo de action cams es su capacidad de poder fijarse a cualquier superficie de manera bastante estable. Ya sea para en el salpicadero de un coche, en el hombro, la cabeza o el torso, no suelen faltar accesorios de fijación.

La forma “bullet-shaped”

Se parecen a una linterna. En comparación con las action cams rectangulares, su ventaja es su aerodinamismo, ya que ofrecen más resistencia al viento. Es una necesidad para los ciclistas de alto nivel, por ejemplo: atada al manillar no ofrece (casi) ninguna resistencia.

La calidad de vídeo

Esto es importante. Normalmente, frente a una serie de actions cams estaremos tentados de lanzarnos a la versión 4K, pero en realidad, la mayoría de action cams se estabilizan a través de un software digital que no funciona en 4K.

Además, si no tiene una pantalla de ordenador o una UHD, es inútil.

En realidad, lo que hay que mirar, junto con la resolución de la cámara, es el IPS – imágenes por segundo (o FPS, frame per second). Esto permite una mayor fluidez en los movimientos.

Por lo tanto, es mejor una imagen 2K a 60 IPS que una 4K que no cumpla sus promesas y tenga un límite máximo de 20 IPS.

El número de IPS le permite “jugar” mejor con la imagen, realizando efectos de slow-motion, por ejemplo.

El FOV

El FOV – Field of View (Champ de Vision) – es lo que da a las GoPor su efecto burbuja.

La presencia de una visión periférica puede ser muy importante, pero hay que ver las opciones. Más allá de los 160º, el efecto deformante puede ser molesto. Lo ideal es un modo de ajuste 90º (natural), 110º (periférico) o 160º (ancho), para poder elegir lo que mejor se adapte a cada situación

Las opciones de ajuste

La post-producción está bien. Las opciones de ajuste le permiten calibrar directamente su imagen. Desde este punto de vista, las marcas como Nikon u Olympus suelen ser las mejor equipadas.

La resistencia

En la actualidad, es casi impensable que una action cam salga al mercado sin la función waterproof o sin ser al menos compatible con una carcasa impermeable.

Por otra parte, si desea filmar en condiciones extremas, compruebe siempre las temperaturas mínimas y máximas que puede soportar, así como su resistencia a los golpes.

La autonomía

La autonomía máxima de las action cams suele ser de 3 horas. Pero la multiplicación de las opciones (WiFi, Bluetooth, 4K, GPS, retroalimentación de vídeo…) puede drenar la batería mucho más rápidamente.

Para que se haga una idea, la autonomía real de los productos de gama media y alta suele ser de una hora y media. Así que le recomiendo un modelo con una batería extraíble que le permita llevar siempre recambios.

La conectividad

Por lo general, todas las action cams están equipadas con un puerto USB que permite transferir los archivos a un ordenador.

Sin embargo, algunas también incluyen otras opciones, como un puerto HDMI, que permite visualizar las imágenes directamente en su televisor.

Las funciones como el WiFi o el Bluetooth, a menudo solo sirven para conectar la cámara a una aplicación específica del smartphone.

En conclusión, ¿qué action cam elegir?

La elección de su action cam dependerá de varios criterios: su conocimiento en la materia, la calidad de imagen, las opciones que necesitará, y sobre todo, su presupuesto.

Si está empezando en este mundillo y sus exigencias no son demasiado altas, le recomiendo un modelo como la  WiMius L2. Dado su precio y todos los accesorios que la acompañan, puede ser la opción ideal para comenzar una nueva aventura.

Eso sí, un modelo como la Yi Lite le satisfará más a largo plazo. Tiene una calidad general mayor, pero un precio más elevado.

Si está buscando una calidad de vídeo superior, la oferta es más variada. Puede decantarse por modelos más antiguos, pero eficaces, como la GoPro Hero 5  y la Olympus TG-Tracker. Ambas cuentan con gran cantidad de características y con un precio mucho menor que en su época.

Para una verdadera calidad de imagen deberá dirigirse a la Yi 4K+ o la GoPro Hero7 Black, capaces de grabar en 4K a 60 IPS. La segunda, un poco más cara, tiene el mérito de ser más completa y además, es más práctica a la hora de utilizar.

Sea cual sea el accesorio, no dude en probar la mayor cantidad posible para optimizar las prestaciones de su action cam. Aunque algunos pueden parecer fútiles, otros cambian totalmente la manera de realizar las capturas de imagen.

Menciones honoríficas

GoPro Hero 2018: es la versión “asequible” de GoPro. Aunque no soporte 4K, permite grabaciones Full HD 60 IPS de calidad y es resistente al agua hasta 10 los metros. Además, ¡tiene una relación calidad/precio extremadamente interesante!

Olympus Tough TG-5: aunque este aparato se clasifica más bien en la categoría de las cámaras compactas, no deja de ser una action cam de calidad, gracias a sus características y resistencia, como estanqueidad hasta 15 metros de profundidad, resistencia a las temperaturas de hasta -10° C, y un doble acristalamiento a prueba de vapor. Incluso permite el registro 4K hasta 30 IPS.

GoPro Hero6 Black: a diferencia de la Hero 2018 anterior, actualmente la versión 6 Black cuenta con una relación calidad/precio menos atractiva, ya que, a la hora de escribir estas líneas, se encuentra a un precio superior a la 7, sin poseer todas las pequeñas innovaciones de esta última que justifican precisamente su precio más elevado en relación con la competencia.

Sony FDR-X3000R: esta cámara de Sony, un poco más antigua (2016), es también una excelente opción, ya que integra estabilización óptica, mecánica y electrónica, lo que hace que sus tomas tengan éxito en todo momento. De hecho, la calidad de imagen es irreprochable.


Ces sujets peuvent aussi vous intéresser


Laissez-nous un commentaire


{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>