El Mejor Radiador Eléctrico

Actualizado el 15 de septiembre 2021

Tras 18 horas de investigación y la comparación de 26 radiadores eléctricos, consideramos que el Rowenta CO3035F0 presenta la mejor relación calidad/precio del momento.

 

Nuestra elección, Mejor barato

Rowenta CO3035F0

Fácil de utilizar, propone dos niveles de potencia. El más potente está particularmente adaptado para calentar salas o habitaciones de gran tamaño o elevar rápidamente la temperatura en pequeñas salas.

Este radiador es indudablemente más energizante que un modelo de inercia seca y debe privilegiarse para usos de corta duración. Su rapidez de calentamiento y su gran formato permiten aumentar rápidamente la temperatura de una habitación (superficies de hasta 25 m²). Sus dos perillas sirven para elegir la potencia (1200W o 2400W) y la intensidad del calor deseado (termostato mecánico). A pesar de la ausencia de ruedines, sus mangos integrados y su pequeño peso permiten, por otra parte, trasladarlo fácilmente de una habitación a otra de la casa.

 

Mejor de gama media

Klarstein Bornholm Curved

Este radiador se distingue por la modernidad de su diseño- Ligeramente curvo, su cara frontal en cristal es discreta y elegante, por lo que es perfecto para todas las partes del hogar, incluido el baño.

Con una estética muy moderna, este radiador es la solución ideal para los amantes del diseño. Su amplia pared de vidrio no deja adivinar que oculta un convector de dos potencias, capaz de calentar – según la marca – una superficie de hasta 40 m². Los ajustes se realizan en una pequeña y discreta interfaz táctil en la parte superior derecha del dispositivo. La pantalla digital permite un ajuste preciso de la temperatura, pero también la configuración de un temporizador de hasta 24 horas. Gracias a su protección IP24, este radiador se puede instalar en cualquier habitación, incluyendo la cocina o el baño.

 

Mejor de gama alta

Bosch HC4000-25

Disponible en cinco versiones, este radiador de pared se equipa con un controlador electrónico para regular lo mejor posible la temperatura ambiente y garantizar un calor agradable.

Con una potencia de 2500W, este radiador es ideal para calentar una habitación de hasta 25 m². También es adecuado para el baño gracias a la certificación IP24 contra salpicaduras. El termostato electrónico permite regular la temperatura de 12 a 28ºC, con un sistema de detección de ventanas abiertas que adapta el funcionamiento del aparato para evitar calentar inútilmente. Simple pero eficaz, su diseño de aluminio facilita además su instalación y mantenimiento.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama alta
Rowenta CO3035F1Klarstein Bornholm CurvedAtlantic Calissia
Rowenta CO3035F0Klarstein Bornholm CurvedBosch HC4000-25
Fácil de utilizar, propone dos niveles de potencia. Está particularmente adaptado para calentar salas o habitaciones de gran tamaño o elevar rápidamente la temperatura en pequeñas salas.Se distingue por la modernidad de su diseño- Ligeramente curvo, su cara frontal en cristal es discreta y elegante, por lo que es perfecto para todas las partes del hogar, incluido el baño.Disponible en cinco versiones, este radiador de pared se equipa con un controlador electrónico para regular lo mejor posible la temperatura ambiente y garantizar un calor agradable.
85 € ManoMano

 

800+ Comparativos
400+ Tests
100% Imparcial

¿Por qué confiar en nosotros?

Selectos compara y prueba cientos de productos para ayudarle a comprar mejor. A veces recibimos una comisión cuando compra a través de nuestros enlaces, lo que ayuda a financiar nuestro trabajo. Más información

 

Menciones honorables

Klarstein Feuerschale (134,99 € en el momento de la publicación): este radiador eléctrico toma la forma de una chimenea mural, perfecta para los nostálgicos del verdadero fuego de leña. La calefacción es regulable en dos intensidades hasta 1800 W y puede ir acompañada de falsas llamas de color variable. El panel de vitrocerámica se equipa con una pequeña pantalla táctil para el ajuste del termostato y se acompaña de una tableta, sobre la cual están dispuestas las piedras decorativas, para perfeccionar el ambiente. Muy fácil de usar, es otra alternativa estética y muy interesante para su interior.

 

¿Cómo elegir su radiador eléctrico?

La calefacción eléctrica no suele tener una buena reputación debido al alto coste de electricidad. Por lo tanto, hay ciertos elementos indiscutibles: que no implique la instalación de ningún equipo de evacuación de humos, que sea fácil de instalar, y que permita un calentado rápido, inoloro y silencioso.

En primer lugar, hay que saber los diferentes tipos de radiadores:

  • Por convección: calienta el ambiente en dos fases. Primero por conducción, donde la resistencia transmite el calor al metal, y más tarde, el metal transmite verticalmente el calor al aire. Es una opción perfecta para pequeñas habitaciones, como el baño, gracias a su rapidez de calentamiento.
  • Por radiación: comparable a los rayos del sol, el calor se realiza de material a material sin que el aire se caliente. Por lo tanto, emite el calor calentando los cuerpos cercanos. Consume menos energía, pero , pero calienta la habitación de manera menos uniforme. Asimismo, no difunde calor una vez apagado y no conviene para los baños.
  • Por conducción: es el más económico y cómodo, pues presenta un sistema de almacenamiento de energía. El paso de calor se produce cuando la resistencia calienta el material con el que está en contacto. Difunde el calor de manera constante, uniforme y progresiva. Es la alternativa preferida para un uso de larga duración.

Para esta selección, hemos decidido concentrarnos en los modelos estándar, que pueden ser utilizados como una fuente de calor complementaria o central. Dicho esto, he aquí una serie de criterios que le ayudarán a elegir con mejor criterio su futuro radiador eléctrico:

  • La potencia: como todo sistema de calefacción, hay que contar con aproximadamente 100W por m². Si su techo es alto, hay mirar este valor al alza. También afecta las temperaturas hibernales de su región y la calidad del aislamiento de su habitación.
  • El termostato: puede ser mecánico, digital o electrónico. Cuanto más preciso sea, mejor podrá controlar el calor de la habitación y el consumo del aparato.
  • Las funciones: puede ser interesante contar con opciones tales como un temporizador, por ejemplo, para optimizar su funcionamiento y consumo. Algunos radiadores “inteligentes” permiten ser controlables desde el smartphone.
  • La seguridad: la seguridad para niños es un clásico en este tipo de aparatos, ya que garantiza que esas pequeñas manos traviesas cambien los ajustes, a riesgo de sobrecalentar la habitación.

 

Fuentes

  1. Selectos, Le Meilleur Radiateur Électrique, 1 de septiembre 2020.

Deja un comentario