La Mejor Placa de Inducción Portátil

Publicado el 22 de septiembre 2020

Tras 6 horas de minuciosa investigación y la comparación de una quincena de modelos, hemos establecido nuestra selección de las mejores placas de inducción portátiles del momento. Entre ellas, la Everyday Slim IH210801 de Tefal es el que más nos ha convencido.
Posee seis modos de cocción preprogramados, destinados a facilitarle la tarea configurando de forma automática la potencia y el temporizador. Además, puede albergar recipientes de 12 a 24 cm para adaptarse a la mayoría de sus necesidades.
10 Expertos
700 Comparativos
0 Publicidad
100% Imparcial

 

Nuestra elección, Mejor de gama media

Tefal Everyday Slim

Al ofrecer seis modos de cocción preprogramados, esta placa de inducción tiene como objetivo facilitarte la vida. Con una potencia de 2100W, puede albergar recipientes de 12 a 24 cm de diámetro.

Muy intuitiva en su funcionamiento, esta placa de inducción está provista de una banda de mandos totalmente táctil, que permite ajustar la potencia según siete intensidades y la temperatura hasta 240°C. Además, seis programas están destinados a simplificarle la tarea definiendo de forma automática la potencia y el temporizador según el modo elegido (baja temperatura, cocer, hervir, boost, dorar y freír). Su potencia de 2100W y la detección de recipientes de 12 a 24 cm la hacen compatible con multitud de utensilios y preparaciones. Presenta la mejor relación calidad/precio del momento.

 

Mejor barata

Severin 1071-000

Sencilla pero eficaz, esta placa de inducción presenta una potencia de 2000W para un diámetro de 22 cm. Apreciada por su eficacia, también es fácil de transportar gracias a sus reducidas dimensiones y peso.

Muy fácil de usar, esta placa de inducción portátil dispone de un panel de control táctil donde cada función se identifica rápidamente. Entre ellas, la presencia de un botón de encendido/apagado que, aunque no parezca demasiado, resulta conveniente para poner el aparato en modo reposo sin desconectarlo. La potencia es regulable sobre 10 intensidades y la temperatura variable de 60°C a 240°C. El temporizador se muestra tan claro como el termostato en la pantalla digital, con una capacidad de ajuste de hasta 180 minutos. Apreciado por su potencia, este modelo nos parece la mejor opción para equiparse a bajo precio, para un uso ocasional o de viaje.

 

Mejor de gama alta

Brandt TI2FSOFT

Se trata de un modelo de inducción con dos placas lo suficientemente espaciadas para acomodar cada una un recipiente de 26 cm de diámetro. Cada placa tiene su propia cinta de mandos y temporizador.

Además de contar con un pack de opciones de seguridad bastante completo, esta placa de inducción nos parece la más indicada para un uso habitual ya que admite dos recipientes de 26 cm simultáneamente. De hecho, está equipada con dos fogones de 2000W y 1400W. Cada uno se puede ajustar individualmente mediante su propio panel de control táctil. Esto le permite configurar la intensidad en 10 niveles, el temporizador hasta 180 minutos, pero también seleccionar uno de los cinco programas pregrabados (mantener caliente, hervir a fuego lento, freír, hervir, booster).

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor barataMejor de gama alta
Tefal Everyday Slim IH210801Severin 1071-000Brandt TI2FSOFT
Tefal Everyday SlimSeverin 1071-000Brandt TI2FSOFT
Al ofrecer seis modos de cocción preprogramados, esta placa de inducción tiene como objetivo facilitarte la vida. Con una potencia de 2100W, puede albergar recipientes de 12 a 24 cm de diámetro.Sencilla pero eficaz, esta placa de inducción presenta una potencia de 2000W para un diámetro de 22 cm. Apreciada por su eficacia, también es fácil de transportar gracias a sus reducidas dimensiones y peso.La Brandt TI2FSOFT es un modelo de inducción con dos placas lo suficientemente espaciadas para acomodar cada una un recipiente de 26 cm de diámetro. Cada placa tiene su propia cinta de mandos y temporizador.

 

Índice

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Como su nombre indica, la placa de inducción portátil combina todas las ventajas de la placa de inducción (rapidez, homogeneidad de calentamiento) añadiendo la facilidad de transporte y almacenamiento, lo que la convierte en una solución ideal para equipar una autocaravana, una cocina de exterior o una cocina demasiado estrecha.

Sin embargo, el hecho de que se trate de una solución de reserva no significa que haya que pasar por alto determinados criterios. Nosotros los hemos listado para ayudarle a tomar la mejor decisión según sus necesidades.

  • El número de placas: como el factor de la transportabilidad es importante, las placas de inducción portátiles solo tienen uno o dos fogones de cocción. El diámetro de éstos no varía mucho: normalmente es de 22 cm y puede acomodar recipientes de mínimo 15 cm de diámetro. En cambio, es importante comprobar el espacio que separa los dos focos, en su caso, para asegurarse de poder colocar dos recipientes simultáneamente.
  • La potencia: expresada en vatios, normalmente varía entre los 1500-2000W. Si la placa cuenta con varios fuegos, verifique la potencia de cada uno, pues uno será más potente que el otro.
  • El ajuste de intensidad: cuantos más niveles de potencia tenga, más precisos serán sus ajustes y, por lo tanto, su cocción. Varios modelos de placa de inducción portátil también ofrecen la posibilidad de elegir la temperatura.
  • El temporizador: si ya es considerado indispensable, resulta aún más conveniente cuando se combina con una parada automática al final de la cocción. En caso de que la placa esté equipada con varias luces, es interesante que cada fuego tenga su propio temporizador independiente.
  • Las funcionalidades: algunos modelos tienen programas pre-guardados, como el mantenimiento en caliente, la función de ebullición (también llamada «boost»), cocer a fuego lento o frituras, entre otros.
  • Las opciones de seguridad: en términos de seguridad, las placas de cocción cumplen normas estrictas. Tienen opciones bastante similares, como el indicador de calor residual, el bloqueo (seguridad para niños y transporte), el apagado automático en caso de inactividad prolongada, la detección de recipientes, el anti-desbordamiento y el anti-sobrecalentamiento.

La inducción funciona gracias a los electroimanes: un campo magnético que calienta el fondo de la olla de manera mucho más homogénea que una placa eléctrica clásica. Esto significa que es indispensable disponer de una batería de cocina compatible, ya que solo los recipientes magnéticos pueden funcionar con una placa de inducción.

Finalmente, gracias a estos criterios, además de las opiniones de los usuarios, hemos podido concluir nuestra selección con los tres mejores modelos de placas de inducción portátiles del momento.

 

Nuestra Elección: Tefal Everyday Slim

Tefal Everyday Slim IH210801

Nuestra elección, Mejor de gama media

Tefal Everyday Slim

Al ofrecer seis modos de cocción preprogramados, esta placa de inducción tiene como objetivo facilitarte la vida. Con una potencia de 2100W, puede albergar recipientes de 12 a 24 cm de diámetro.

Equipada con un solo foco, esta placa de inducción portátil de 2100W de potencia puede detectar un recipiente de un diámetro de 12 a 24 cm y adaptarse así a una gran cantidad de cacerolas y sartenes diferentes. También ofrece seis programas de cocción pregrabados, muy prácticos en el día a día.

El panel de control táctil está situado en la parte delantera del aparato y permite seleccionar el nivel de potencia en siete intensidades y la temperatura hasta 240°C. El temporizador está configurado por defecto en 15 minutos, pero puede durar hasta 180 minutos.

Los programas pregrabados le ahorran estos ajustes manuales adaptando automáticamente la potencia y el temporizador en función del modo de cocción elegido: Cocinar despacio, Cocer a fuego lento, Hervir, Boost (alta potencia durante poco tiempo), dorar y Freír.

También se aprecia la presencia de un botón Pausa, que permite suspender temporalmente la cocción (imagine que le llaman por teléfono, por ejemplo) y luego reanudarla según los mismos ajustes.

La placa de inducción se equipa, paralelamente a todo esto, con todas las funciones de seguridad necesarias: un código de error y/o un pitido sonoro suena en caso de que el recipiente no esté bien adaptado, le advierte en caso de sobrecalentamiento. Por último, un testigo de calor residual («H») permanecerá encendido mientras la temperatura de la placa exceda los 50°C.

Consta de una sola pieza de vitrocerámica y la placa es fácil de mantener. A priori, con un paño suave húmedo y unas gotas de detergente son suficientes.

Gracias a un funcionamiento intuitivo y a su interesante variedad de funcionalidades destinadas a simplificar su uso, la placa de inducción de Tefal nos parece la solución portátil más interesante del mercado.

 

La mejor placa de inducción portátil barata: Severin 1071-001

Severin 1071-000

Mejor barata

Severin 1071-000

Sencilla pero eficaz, esta placa de inducción presenta una potencia de 2000W para un diámetro de 22 cm. Apreciada por su eficacia, también es fácil de transportar gracias a sus reducidas dimensiones y peso.

Esta placa de inducción portátil con una potencia de 2000W y un solo foco de 22 cm de diámetro, presenta características relativamente estándar, pero es apreciado por los usuarios por su eficacia.

Los ajustes se realizan mediante un panel de control táctil en el que se identifica explícitamente cada función, empezando por el botón encendido/apagado, cuya ausencia se suele echar en falta en modelos de esta gama de precios.

La potencia se puede ajustar con precisión, ya que varía según 10 intensidades, y la temperatura rangos de 20°C que oscilan entre 60-240 °C.

El termostato dispone de una pantalla digital, también válida para el temporizador, parametrizable hasta 180 minutos. Esta última cuenta con una señal sonora final, así como una función de parada automática. Unas funciones bastante apreciadas.

El aparato es capaz de detectar si se coloca un recipiente sobre la placa y si éste es adecuado. El diámetro permitido es de 12 a 22 cm. Asimismo, en modo standby, el indicador de calor residual («H») permanecerá encendido mientras la temperatura sea superior a 50°C.

La placa de inducción 1071-001 de Severin, fácil de usar y también de transportar gracias a las reducidas dimensiones y peso (28,1 x 35 x 4,2 cm y 2,1 kg), nos parece la mejor manera de equiparse a un precio razonable, para un uso puntual (por ejemplo, en caso de fallo de gas), o si sale de viaje.

El único reproche que los usuarios parecen destacar es el ruido de ventilador, relativamente alto en fase de enfriamiento, aunque es algo común en este tipo de aparatos y gama de precios.

 

La mejor placa de inducción portátil de gama alta: Brandt TI2FSOFT

Brandt TI2FSOFT

Mejor de gama alta

Brandt TI2FSOFT

Se trata de un modelo de inducción con dos placas lo suficientemente espaciadas para acomodar cada una un recipiente de 26 cm de diámetro. Cada placa tiene su propia cinta de mandos y temporizador.

Esta placa de inducción tiene una potencia total de 3400W distribuida en dos focos, de 2000W y 1400W respectivamente. Cada uno tiene su propio panel de control con las mismas características, a saber, 10 niveles de potencia, cinco funciones preprogramadas y un temporizador de 180 minutos (con pitido final).

Cada uno se identifica con un símbolo relativamente explícito en la banda táctil, al igual que los modos pregrabados (Mantener caliente, Cocinar a fuego lento, Freír, Hervir y Booster). Estos últimos le simplifican la tarea ajustando la potencia (y a veces el temporizador) en su lugar según el modo de cocción elegido.

La totalidad de los comandos se puede bloquear, tanto para el transporte como para ser protegido de las pequeñas manos curiosas…

En la misma línea, el paquete de opciones de seguridad es bastante completo: apagado automático al final del temporizador, pero también en caso de desbordamiento, sobrecalentamiento o inactividad prolongada; detección de los recipientes y la compatibilidad de estos; y protección contra la sobretensión.

Además, el indicador de calor residual permanece encendido mientras la placa de inducción esté caliente para evitar quemaduras.

Tan fácil de usar como los otros modelos propuestos en esta selección, esta placa de inducción tiene la ventaja de ofrecer dos focos de cocción suficientemente espaciados para acomodar dos recipientes de gran tamaño (hasta 26 cm).

A diferencia de los demás, su uso puede, por tanto, considerarse de forma más regular, e incluso diaria si es necesario. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es inevitablemente más imponente (60,5 x 39 x 6 cm por 5,4 kg) y que los usuarios mencionan un ruido de ventilador persistente en modo de espera que a veces requiere desconectar completamente el aparato.

 

Menciones honorables 

Actualmente, ningún otro producto disponible en el mercado europeo reúne las cualidades necesarias para figurar junto a nuestra selección principal. Le ofreceremos alternativas interesantes tan pronto como las conozcamos.

 

Fuentes

  1. Selectos, La Meilleure Plaque à Induction Portable, 21 de septiembre 2020.

​​​​​​​​​​​​​​​​Llegado desde las Islas Canarias, Ramsés ha realizado sus estudios en Lenguas Modernas y Francofonía en varias instituciones, la Universidad de La Laguna (España), la Mohammed V de Rabat (Marruecos) y la Université Grenoble Alpes (Francia). Actualmente instalado en la capital europea, es el traductor y responsable de la versión española de la web.


guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments