​Partager cet article

Actualizado el 28 de mayo 2020

Tras varias horas de investigación y la comparación de hasta una veintena de modelos, hemos determinado que el Seagate Barracuda (1 TB) es el mejor disco duro interno del momento. Ofrece una muy buena relación calidad/precio combinado con un rendimiento de primer nivel. Además, es ideal si desea crear una configuración híbrida, combinando una SSD interna y un HDD más clásico.

 

Nuestra Elección, Mejor barato

Seagate Barracuda (1 TB)

Este disco presenta una excelente relación calidad/precio que le permite diferenciarse fácilmente de sus competidores. Además de ofrecer un alto rendimiento, está disponible en una gran variedad de capacidades.

Con no menos de 7 tamaños disponibles, el Barracuda puede adaptarse fácilmente a sus necesidades y ofrece un excelente rendimiento, sobre todo en vista de su precio. Además, también se puede encontrar en un formato móvil. El verdadero punto negativo lo encontramos en la duración de la garantía, limitada al mínimo (2 años).

 

Mejor de gama media

Toshiba X300 (4 TB)

Pensado para la eficiencia, este disco se destina a los usuarios que desean contar con un almacenamiento importante sin obviar las velocidades de transferencia. Además, la contaminación acústica se reduce.

Gran rival del WD Black, el X300 ofrece excelentes resultados a un precio mucho más bajo. Está disponible en varias capacidades de almacenamiento más extensas que le permitirán almacenar todos sus juegos o documentos importantes. Además, incorpora un detector de impacto interno y un sistema de reducción de vibraciones para proteger sus datos.

 

Mejor de gama alta

WD Black (4 TB)

Es el modelo más avanzado actualmente en el mercado. Es adecuado para todo tipo de usos y se orienta en la velocidad. Asimismo, cuenta con una amplia garantía y un software de respaldo.

Este modelo es desde hace tiempo un referente en su campo por su reputada fiabilidad y eficacia. Sin embargo, su precio de entrada es bastante alto, lo que hace que los usuarios con un presupuesto más limitado suelan preferir el X300 de Toshiba, que presenta un rendimiento ligeramente más bajo, pero a un precio mucho más interesante.

 

Alternativa barata

Toshiba P300 (1 TB)

Eterno rival del Barracuda, este disco presenta un buen rendimiento y unas capacidades, que lo convierten en un modelo muy interesante. Posee un sensor de impacto interno para proteger sus datos.

Disponible en capacidades de 500 GB a 6 TB y en 2 formatos (2,5″ y 3,5″), este modelo ofrece numerosas posibilidades que permiten adaptarlo fácilmente a su uso. Presenta ventajas cercanas al Barracuda y solo es superado a causa de su precio ligeramente más alto y un rendimiento inferior.

 

Alternativa de gama media

Seagate FireCuda
(2 TB)

Este modelo es un punto medio entre un SSD y un HDD. Por lo tanto, permite una rápida apertura de sus programas favoritos, mientras su precio es más asequible que la combinación de dos discos.

Con su memoria Flash de 8GB, este disco permite, después de un tiempo de aprendizaje, ejecutar rápidamente los programas que utiliza regularmente. Además, es muy popular entre los gamers, ya que permite un lanzamiento mucho más rápido de juegos y aplicaciones de mayor tamaño. Además, es más asequible que una combinación de dos discos, pero tiene un rendimiento menos interesante.

 

Nuestra selección

Nuestra Elección, Mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa barataAlternativa de gama media
Seagate BarracudaToshiba X300WD BlackToshiba P300Seagate FireCuda
Seagate Barracuda (1 TB)Toshiba X300 (4 TB)WD Black (4 TB)Toshiba P300 (1 TB)Seagate FireCuda (2 TB)
Este disco presenta una excelente relación calidad/precio que le permite diferenciarse fácilmente de sus competidores. Además de ofrecer un alto rendimiento, está disponible en una gran variedad de capacidades.Pensado para la eficiencia, este disco se destina a los usuarios que desean contar con un almacenamiento importante sin obviar las velocidades de transferencia. Además, la contaminación acústica se reduce.Es el disco duro más avanzado actualmente en el mercado. Es adecuado para todo tipo de usos y se orienta en la fluidez y la velocidad. Asimismo, cuenta con una amplia garantía y un software de respaldo.Eterno rival del Barracuda, este disco presenta un buen rendimiento y unas capacidades, que lo convierten en un modelo muy interesante. Posee un sensor de impacto interno para proteger sus datos.Este modelo es un punto medio entre un SSD y un HDD. Por lo tanto, permite una rápida apertura de sus programas favoritos, mientras su precio es más asequible que la combinación de dos discos.

 

Índice

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más.

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

Para encontrar el mejor disco duro, es necesario centrarse en sus necesidades y exigencias. De hecho, un ordenador de sobremesa no tendrá los mismos requisitos que un PC gamer, al igual que los NAS, que requieren discos específicos.

Para realizar una elección acertada, es importante basarse en ciertos criterios:

  • El formato y tipo: actualmente existen dos formatos: el de 2,5″ (más compacto) y el de 3,5″ (más tradicional). En paralelo, hay tres tipos principales de discos duros: el SSD (al que hemos dedicado un artículo), el HDD (disco tradicional) y el SSHD que combina ambas soluciones. En el mejor de los casos, le recomendamos que opte por el combo SSD + HDD para un rendimiento óptimo, pero si sus medios son limitados, un SSHD puede perfectamente hacer su labor.
  • Las velocidades de rotación: esto influye en la velocidad de funcionamiento de los programas y de las interacciones con su disco. En general, podrá elegir entre 5400/5900 RPM (rpm) y 7200 RPM. El primero se suele aconsejar para el almacenamiento puro, mientras que el segundo permite una velocidad de funcionamiento decente.
  • La transferencia de datos: corresponden a la velocidad de escritura y lectura del disco. El promedio de un disco duro es de 150 a 200 MB/s. En el caso de una SSHD, se añade una parte de memoria flash. Sin embargo, este tipo de disco debe «aprender» sus hábitos para detectar qué programas se ejecutan regularmente. Asimismo, esta memoria actúa como una caché.
  • El tamaño de la caché: este elemento permite «precargar» una parte de los datos que deben utilizarse para ganar en rapidez. Por lo tanto, es esencial que sea lo más amplio posible si desea un máximo de fluidez. La media es de 64 MB.
  • Las capacidades: un disco duro es un dispositivo de almacenamiento, por lo que es importante centrarse en su capacidad máxima. Un gran número de posibilidades permite adaptar este componente a sus necesidades. Un almacenamiento más amplio permite colocar más archivos o juegos, pero el precio sube en consecuencia.
  • La conectividad: es necesario asegurarse de poder conectar este componente a su ordenador con conexiones adecuadas. Tradicionalmente, se utiliza el estándar SATA III para los discos duros. Esto es especialmente importante si tiene un ordenador más antiguo, ya que un estándar SATA I o II reduce significativamente las velocidades de transferencia.
  • Garantía y fiabilidad: en este caso, todo depende de la marca. Cada una tiene su reputación, ya sea positiva o no, pero los modelos que le proponemos suelen destacar por su fiabilidad. La duración de la garantía depende también del nivel de gama y puede extenderse de 2 a 5 años.

Tras revisar estos criterios, comprobamos las opiniones de los usuarios y varios expertos. ¿El resultado final? Nuestra selección de los 5 mejores discos duros internos del momento.

 

Nuestra Elección: Seagate Barracuda (1 TB)

Seagate Barracuda

Nuestra Elección, Mejor barato

Seagate Barracuda (1 TB)

Este disco presenta una excelente relación calidad/precio que le permite diferenciarse fácilmente de sus competidores. Además de ofrecer un alto rendimiento, está disponible en una gran variedad de capacidades.

Con no menos de 7 tamaños disponibles, el Barracuda puede adaptarse fácilmente a sus necesidades y ofrece un excelente rendimiento, sobre todo en vista de su precio. Además, también se puede encontrar en un formato móvil. El verdadero punto negativo lo encontramos en la duración de la garantía, limitada al mínimo (2 años).

Este modelo está disponible tanto en 2,5″ como en 3,5″. Es un HDD tradicional. Se puede encontrar en versiones de 5400 o 7200 RPM. Recomendamos especialmente la segunda, cuyo rendimiento la sitúa a nivel de la competencia con velocidades de transferencia máximas cercanas a los 200 MB/s.

La caché se extiende de 32 MB (500 GB y 1 TB) a 256 MB (de 2 TB a 8 TB) pasando por 64 MB para algunas versiones de discos de 500 GB a 3 TB. Su tamaño es más que suficiente para el uso previsto. De todos modos, le recomendamos apostar por las versiones de 64 MB como mínimo para disfrutar de una buena fluidez.

Las capacidades disponibles son bastante variadas. En 7200 RPM, puede elegir entre discos que van de 500 GB a 3 TB. El 5400 RPM se suele recomendar más bien para almacenamiento y se encuentra en los discos más costosos: de 2 a 8 TB.

A título personal, hemos estado utilizando este modelo durante casi 5 años para el gaming y no hemos tenido problemas. Las opiniones de los usuarios confirman esta constatación, lo que indica que la marca pudo dejar atrás esos problemas de fiabilidad propios de algunos de sus modelos antiguos.

En conclusión, si busca un disco con una relación calidad/precio interesante, ¡entonces el Barracuda es perfecto! Sin embargo, asegúrese de comparar los precios con modelos de gama superior si elige una capacidad más alta (a partir de 4 TB). A veces la diferencia puede ser mínima.

 

El mejor disco duro de gama media: Toshiba X300 (4 TB)

Toshiba X300

Mejor de gama media

Toshiba X300 (4 TB)

Pensado para la eficiencia, este disco se destina a los usuarios que desean contar con un almacenamiento importante sin obviar las velocidades de transferencia. Además, la contaminación acústica se reduce.

Gran rival del WD Black en el sector de los discos duros, el X300 ofrece excelentes resultados a un precio mucho más bajo. Está disponible en varias capacidades de almacenamiento más extensas que le permitirán almacenar todos sus juegos o documentos importantes. Además, incorpora un detector de impacto interno y un sistema de reducción de vibraciones para proteger sus datos.

Este disco duro tradicional está diseñado para mejorar la eficiencia y solo está disponible en formato de 3,5″. Funciona a una velocidad de 7200 RPM y ofrece transferencias de hasta 200 MB/s. Pero donde realmente destaca es en el tamaño de la caché.

Puede tener una capacidad de 128 (4 y 8 TB), 256 (10 y 14 TB) o 512 MB (16 TB). Esto permite una muy buena gestión de archivos de un cierto tamaño durante las transferencias y, por lo tanto, una mejor velocidad de ejecución. Aunque no es tan rápido como un SSHD, sigue siendo más duradero.

La marca le otorga una garantía de 2 años, pero los usuarios señalan una muy buena durabilidad del dispositivo y no es raro poder utilizarlo mucho más allá del final de la garantía. Este resultado es posible gracias a una atenuación de las vibraciones (en beneficio de la precisión) y a una detección integrada de los choques que minimiza el riesgo de daño del almacenamiento y evita que el cabezal de escritura desgaste la superficie del disco.

Finalmente, la marca prestó una especial atención a las molestias sonoras, talón de Aquiles de este tipo de disco. Por todo ello, y a pesar de su orientación «Performance», el X300 se sitúa al mismo nivel que un disco estándar.

 

El mejor disco duro de gama alta: WD Black (4 TB)

WD Black

Mejor de gama alta

WD Black (4 TB)

Es el modelo más avanzado actualmente en el mercado. Es adecuado para todo tipo de usos y se orienta en la velocidad. Asimismo, cuenta con una amplia garantía y un software de respaldo.

Este modelo es desde hace tiempo un referente en su campo por su reputada fiabilidad y eficacia. Sin embargo, su precio de entrada es bastante alto, lo que hace que los usuarios con un presupuesto más limitado suelan preferir el X300 de Toshiba, que presenta un rendimiento ligeramente más bajo, pero a un precio mucho más interesante. Por supuesto, el Black se compensa proponiendo un sistema avanzado de gestión de la caché, permitiendo una utilización óptima de este última.

Se presenta como el disco tradicional de 3,5″ más potente actualmente. Con una velocidad de 7200 RPM y velocidades de transferencia de hasta 220 MB/s, se coloca por delante de la competencia. En contrapartida, no es tan atractivo en términos de relación calidad/precio.

La caché está disponible en 64 MB para las versiones de 500 GB a 2 TB y en 256 MB para las de 4 y 6 TB. Este valor es más que correcto y garantiza un uso lo suficientemente fluido para todos los usos.

Su verdadera ventaja reside más bien en la garantía, que es de 5 años. Y si a esto le sumamos la ya muy buena reputación y calidad de la marca, no tendría de qué preocuparse.

Al final, si su presupuesto se lo permite, el Black es una excelente inversión por su eficiencia. Sin embargo, suele ser más utilizado por expertos en informática y similares, que por el usuario estándar.

 

Una alternativa barata: Toshiba P300 (1 TB)

Toshiba P300

Alternativa barata

Toshiba P300 (1 TB)

Eterno rival del Barracuda, este disco presenta un buen rendimiento y unas capacidades, que lo convierten en un modelo muy interesante. Posee un sensor de impacto interno para proteger sus datos.

Disponible en capacidades de 500 GB a 6 TB y en 2 formatos (2,5″ y 3,5″), este modelo ofrece numerosas posibilidades que permiten adaptarlo fácilmente a su uso. Presenta ventajas cercanas al Barracuda y solo es superado a causa de su precio ligeramente más alto y un rendimiento inferior.

Es un disco tradicional de 2,5″ o 3,5″. Nos orientamos hacia este último cuya relación calidad/precio es más interesante. Está disponible en dos velocidades de rotación, dependiendo de la capacidad de almacenamiento: 7200 RPM para los discos de 500 GB a 3 TB y 5400 RPM para los de 4 y 6 TB. En cuanto a las velocidades de transferencia, estas se sitúan en la media baja con un valor aproximado de 150 MB/s.

La caché funciona según la misma lógica con una capacidad de 64 MB para los modelos de 500 GB a 3 TB y de 128 MB para las versiones de 4 y 6 TB. De nuevo, valores inferiores al del Barracuda.

Lo mejor de este Toshiba con respecto a Seagate es la atención prestada a la robustez del disco con el mismo sistema de detección de golpes que el X300. Por desgracia, la garantía es de solo 2 años, pero la reputación de este disco y de esta marca está más que corroborada.

En última instancia, si usted teme por la durabilidad de su disco o se ve obligado a mover su ordenador con regularidad, puede ser prudente considerar el P300.

En conclusión, si es de esas personas que se desplaza regularmente con su ordenador portátil y teme esos “típicos” golpes durante el transporte, este modelo es una buena opción.

 

Una alternativa de gama media: Seagate FireCuda (2 TB)

Seagate FireCuda

Alternativa de gama media

Seagate FireCuda
(2 TB)

Este modelo es un punto medio entre un SSD y un HDD. Por lo tanto, permite una rápida apertura de sus programas favoritos, mientras su precio es más asequible que la combinación de dos discos.

Con su memoria Flash de 8GB, este disco permite, después de un tiempo de aprendizaje, ejecutar rápidamente los programas que utiliza regularmente. Además, es muy popular entre los gamers, ya que permite un lanzamiento mucho más rápido de juegos y aplicaciones de mayor tamaño. Además, es más asequible que una combinación de dos discos, pero tiene un rendimiento menos interesante.

Es la única SSHD de nuestra selección. Tiene un formato de 2,5″ y consta de una memoria flash de 8 GB y un disco más tradicional que funciona a 5400 RPM. Como resultado, las velocidades de transferencia son bastante limitadas (alrededor de 150 MB/s). Sin embargo, estos valores no son los que no marcan la diferencia en el FireCuda.

De hecho, el funcionamiento específico de este tipo de disco permite lanzar programas utilizados regularmente (Windows incluido) con una velocidad de ejecución que flirtea con los valores de las SSD. Esto se ve favorecido por la memoria flash, actuando como una caché más consecuente.

En lo que concierne a la caché, esta tiene una gran capacidad (128 MB) independientemente de la capacidad elegida. Esta última puede extenderse de 500 GB a 2 TB, lo que es un panel demasiado limitado a nuestros ojos.

En cuanto a la fiabilidad, el FireCuda cuenta con una garantía de 5 años. No es tan extensa como la de un HDD tradicional debido a su memoria flash, pero sigue siendo más resistente que un SSD.

Si no cuenta con el presupuesto necesario para una solución de dos unidades, esta SSHD es una gran alternativa. Y decimos alternativa porque el uso de este tipo de disco es bastante específico.

 

Menciones honorables

Seagate IronWolf: diseñado para el NAS, ofrece muchas posibilidades gracias a las diferentes velocidades disponibles (5400/5900 y 7200 RPM) y diversas capacidades (de 1 a 16 TB). La caché se extiende hasta 256 MB y el modelo estándar puede soportar hasta 8 bahías (24 para el profesional). Además, está optimizado con la tecnología Agilearray y cuenta con opciones de prevención, intervención y recuperación para garantizar la seguridad de sus datos, agrupados en el software Ironwolf Health Management.

WD Red: he aquí un referente en el campo de los discos duros NAS. Está diseñado para su uso en servidores y presenta una amplia variedad de capacidades (de 1 a 14 TB) mientras apuesta por una caché alta (hasta 512 MB). Ofrece un rendimiento en la media y cuenta con sistemas inteligentes que minimizan las vibraciones y la calefacción. Asimismo, la marca incluye un sistema de soporte y la tecnología Nasware, que asegura el equilibrio entre rendimiento y fiabilidad.

WD Blue: suele ser comparado con los Barracuda y P300, pero creemos que su relación calidad/precio no es tan atractiva. De hecho, a pesar de ser ligeramente más caro, las velocidades de transferencia son más bajas. Sin embargo, cuenta con la excelente reputación y calidad de la marca, y está disponible en un buen número de variantes tanto en formato (2,5″ y 3,5″), como en capacidad (320 GB a 6 TB).

 

Fuentes

  1. Selectos, Le Meilleur Disque Dur, 26 de mayo 2020.

Ces sujets peuvent aussi vous intéresser


Laissez-nous un commentaire


{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>