El Mejor Deshumidificador

Actualizado el 27 de septiembre 2021

Tras 19 horas comparando 10 de los deshumidificadores más populares del mercado, creemos que el De’Longhi DEX216 ofrece la mejor relación calidad/precio del momento.

 

Nuestra elección, Mejor de gama alta

De'Longhi DEX216

Adaptado a un uso a bajas temperaturas y con un higrostato, este deshumidificador con certificación “Asthma & Allergy Friendly” se muestra como una excelente opción para su hogar.

Este deshumidificador de compresor es capaz de absorber hasta 16L/24h y se recomienda para habitaciones o espacios hasta los 75 m². Y además de contar con un gran número de funciones, también presenta un funcionamiento silencioso (37 dB), razones por la que corona nuestra selección). Asimismo, cuenta con la función “Lavado”, que permite un secado ultrarrápido de la ropa.

 

Mejor barato

Pro Breeze PB-03

Ideal para pequeños espacios, tanto por su potencia de extracción como por su pequeño formato, este humidificador se dota de la tecnología Peltier termoeléctrica para combinar silencio y eficacia.

Este deshumidificador termoeléctrico es perfecto para un uso puntual o para pequeñas habitaciones. Su capacidad de extracción se limita a 500 ml/24h, con un flujo de aire de 40 m³/h, razones por las que no se recomienda su uso en espacios de más de 20 m².
Su depósito de 1,5L puede contener hasta tres veces la capacidad de extracción diaria estimada, lo que significa que no deberá vaciar el depósito regularmente.

 

Mejor de gama media

Inventor Eva 12L

Gracias a sus prestaciones de primer nivel, su panel digital y a la facilidad y precisión de sus ajustes, este humidificador es una alternativa perfecta para un gran número de usuarios.

El Inventor Fresh presenta unas características y prestaciones suficientes para deshumidificar una habitación de tamaño medio. Dotado de un compresor, es capaz de extraer hasta 12L de agua al día gracias a su flujo de aire, situado entre 99 y 118 m³/h en función de la intensidad escogida. Su depósito (2,1L) es extraíble y cuenta con un sistema que desconecta el aparato cuando el depósito está lleno.

 

Alternativa de gama media

Pro Breeze 12L

Este modelo Pro Breeze es idóneo para las habitaciones y pequeñas piezas de la casa. Su sensor detecta automáticamente la humedad y puede eliminar hasta 12L al día.

El Inventor Fresh muestra un rendimiento suficiente para deshumidificar piezas de tamaño medio. Provisto de un compresor, es capaz de extraer hasta 12L de agua al día. El tanque de agua solo es de 1,8L, pero puede ser sustituido por un sistema de drenaje continuo con una tubería conectada directamente al alcantarillado. Ofrece tres modos diferentes: automático, continuo y nocturno. Además, puede programar sus horas de funcionamiento con un temporizador.

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor de gama altaMejor baratoMejor de gama mediaAlternativa de gama media
Delonghi DEX216Pro Breeze PB-03Inventor Fresh 12LAir&Me Rohan
De'Longhi DEX216Pro Breeze PB-03Inventor Eva 12LPro Breeze 12L
Adaptado a un uso a bajas temperaturas y con un higrostato, este deshumidificador con certificación “Asthma & Allergy Friendly” se muestra como una excelente opción para su hogar.Ideal para pequeños espacios, tanto por su potencia de extracción como por su pequeño formato, este humidificador se dota de la tecnología Peltier termoeléctrica para combinar silencio y eficacia.Gracias a sus prestaciones de primer nivel, su panel digital y a la facilidad y precisión de sus ajustes, este humidificador es una alternativa perfecta para un gran número de usuarios. Este modelo Pro Breeze es idóneo para las habitaciones y pequeñas piezas de la casa. Su sensor detecta automáticamente la humedad y puede eliminar hasta 12L al día.
59 € en ManoMano

 

800+ Comparativo
400+ Tests
100% Imparcial

¿Por qué confiar en nosotros?

Selectos compara y prueba cientos de productos para ayudarle a comprar mejor. A veces recibimos una comisión cuando compra a través de nuestros enlaces, lo que ayuda a financiar nuestro trabajo. Más información

 

Menciones honorables

Rubson Aero 360° (16,82 € en el momento de la publicación): se trata de un absorbedor de humedad que no necesita estar conectado a la corriente eléctrica. Destaca por su funcionamiento silencioso y su formato extremadamente portátil. Ha sido especialmente concebido para habitaciones pequeñas de menos de 20 m² y funciona gracias a unas tabletas absorbentes que deben cambiarse cada tres meses, lo que implica una inversión suplementaria. Sin embargo, es la mar de interesante por su funcionamiento autónomo y su práctico formato. Además, ha sido recomendado por la AFPRAL (Asociación

Klarstein DryFy Pro (249,99 € en el momento de la publicación): equipado con un depósito de 4 L, este modelo es nuestra tercera opción de gama media. Deshumidifica habitaciones de tamaño media (entre 20 y 40 m²) a un ritmo de 20L/24 y con un flujo de aire de 170 m³/h. El anillo luminoso indica la tasa de humedad cambiando de color (verde, naranjo o rojo). Este deshumidificador también tiene la ventaja de estar particularmente bien equipado en términos de filtración: posee un filtro de carbón activo, el ionizador y la función UV, siendo perfecto como modelo de interior. Asimismo, cuenta con ruedas y un mango, perfectos para poder moverlo por casa con total comodidad.

 

¿Cómo elegir su deshumidificador?

Los deshumidificadores de aire, al contrario que los humidificadores, son aparatos que sirven para reducir y prevenir la condensación, la aparición de hongos y el desarrollo de bacterias en lugares húmedos de su hogar, como el cuarto de baño, el sótano o la guardilla.

De hecho, si la tasa de humedad aconsejada para su casa se sitúa entre el 50% y el 60%, una higrometría por encima del 70% podría ocasionar rápidamente daños materiales y problemas respiratorios a las personas más sensibles.

Dada la gran cantidad de modelos distintos en el mercado, elegir el aparato que mejor se ajuste a nuestras exigencias y/o necesidades no es tarea fácil. En primer lugar, es necesario saber que existen tres tipos de deshumidificadores:

  • El deshumidificador de compresor (o de condensación): es el modelo más común. El aire húmedo pasa a través de un filtro y se dirige a un condensador que lo enfría con un gas refrigerante. El agua condensada se recoge en el depósito y el aire seco se libera a la atmósfera. Este sistema es eficaz en un ambiente cálido y con un alto nivel de humedad. Se recomienda para deshumidificar grandes habitaciones o salas. Si opta por este tipo de dispositivo, opte por un modelo con un gran depósito de agua.
  • El deshumidificador de absorción (o secantes del aire): estos hacen pasar el aire a través de gel de sílice. Éste retendrá el agua y la evacuará hacia el colector. Estos aparatos son generalmente más eficaces en condiciones de baja temperatura.
  • Los deshumidificadores termoeléctricos (o Peltier): funcionan por medio de una diferencia de temperatura creada con dos placas conductoras de electricidad. La humedad aspirada pasará primero cerca de la placa caliente. El aire caliente y húmedo entra entonces en contacto con la placa fría, que transformará el vapor recogido en agua. Este es el procedimiento más común (y el más ecológico) entre los aparatos de este tipo, perfecto para pequeñas superficies.

La elección de un deshumidificador depende principalmente de la habitación o lugar donde vaya a utilizarlo. Asimismo, deberá tener en cuenta otros factores como el ruido que produce, la temperatura media, la tasa de humedad…

Los modelos de mayor tamaño suelen ser los más ruidosos. Si quiere uno de estos dispositivos para el baño, por ejemplo, no hará falta invertir en un modelo grande. Asimismo, si quisiera controlar las tasas de humedad de una bodega (para la conservación del vino), se recomienda apostar por un aparato eficiente a bajas temperaturas y con un higrostato integrado.

Para poder elegir los mejores modelos disponibles, nos hemos concentrado en los siguientes criterios:

  • La capacidad de extracción: es el poder de absorción de la cantidad de agua, calculado en un período de 24 horas. Esta cifra se correlaciona a menudo con el caudal de aire (en m³/h) para evaluar el volumen de la pieza sobre el que puede operar el deshumidificador.
  • El depósito: su tamaño debe relativizarse en función de la capacidad de extracción del aparato. Si ésta es alta y el depósito pequeño, tendrá que vaciarlo muy a menudo. Algunos modelos se equipan con una tubería de evacuación, permitiendo el drenaje continuo, y a veces incluso de una bomba de elevación, permitiendo una evacuación en altura.
  • El control de la humedad: los deshumidificadores suelen estar dotados de sensores que permiten controlar el grado de humedad en el aire ambiente (el denominado higrostato), con el fin de adaptar su funcionamiento al nivel detectado. Si es automático, este actuará de forma autónoma, sin correr el riesgo de alcanzar una humedad demasiado baja. Pero también puede controlar usted mismo el nivel de humedad de la habitación y ajustar su deshumidificador manualmente.
  • La transportabilidad (tamaño y peso): si desea mover su deshumidificador de una habitación a otra, tenga en cuenta la calidad de las ruedas y si posee o no un mango. Recuerde también comprobar la longitud del cable para que pueda instalarse de manera óptima.
  • El nivel de ruido: en función de la habitación en la que tenga previsto hacer funcionar su deshumidificador, compruebe el nivel sonoro máximo de este. En una habitación, si el ruido es demasiado alto, su dispositivo podría amargarle rápidamente la vida. Puede ser interesante invertir en un deshumidificador que ofrezca diferentes modos de ventilación, ya que en baja velocidad son generalmente más silenciosos.
  • Las funcionalidades: además del temporizador, que puede resultar conveniente para poner en marcha el deshumidificador en un momento determinado del día, o la seguridad contra desbordamientos, que provoca una parada automática en caso de que el depósito esté lleno, este criterio no debería tomarse a la ligera para evitar sorpresas. También hay que tener en cuenta el rango de temperaturas aceptado por el aparato, ya que no todos están equipados con una función anti-gel que permita un funcionamiento a baja temperatura (en las bodegas, en particular).

Fuentes

  1. Selectos, Le Meilleur Déshumidificateur, 1 de octubre 2020.

Deja un comentario