El Mejor Compresor de Aire Portátil

Actualizado el 19 de julio 2022

Después de 7 horas de búsqueda y la comparación de 20 modelos populares, creemos que el Michelin 9519 es el mejor compresor de aire del momento. Además, está disponible en diferentes formatos (mini e inalámbrico).

Este comparativo es 100% imparcial y respeta las consignas de nuestro proceso de selección.

Nuestra elección, Mejor barato

Michelin 9519

Este modelo de 12V destaca por las funciones que ofrece por su precio, especialmente por su salida USB que le permite cargar un dispositivo. También se distingue por su presión programable y su compacidad.

50.40 € en Amazon

El Michelin 9519 es un modelo programable de 12V que se conecta a un encendedor. Con una presión de hasta 6,9 bares, es ideal para muchos usos domésticos (puede inflar los neumáticos de un coche, una motocicleta, una bicicleta o incluso un colchón, una boya, un globo, etc.). La marca indica que se tarda 3 minutos en inflar un neumático estándar, con un caudal de aire de 16 L/minuto.

 

Mejor de gama media

Ryobi R18I-0

Este modelo inalámbrico se distingue por su potencia de 18V (presión máxima de 10,3 bares) y su ergonomía. Es una opción que le recomendamos si ya tiene una batería para Ryobi One+.

99.00 € en Amazon

El Ryobi R18I-0 es un modelo de 18V que ofrece una presión máxima de 10,3 bares (150 PSI) y funciona inalámbricamente. Compacto y ligero, puede llevarlo consigo a cualquier parte. Además, y al igual que otros modelos de nuestra selección, se detiene automáticamente cuando se alcanza la presión deseada. ¡Pero atención! Se vende sin cargador ni batería.

 

Mejor de gama alta

DeWalt DCC018N-XJ

Sus pantallas LCD, su gran empuñadura y su buen peso son sus principales ventajas frente a algunos competidores. Aunque es caro, garantiza una buena eficacia con sus diversas funciones.

141.50 € en Amazon

Este modelo de 18V ofrece una presión de 11 bares (160 PSI). Dispone de dos pantallas LCD, una pequeña luz LED y una zona de almacenamiento de cables para facilitar su uso. Tiene una función de inflado y otra de soplado, ambas eficaces. Sin embargo, con la compra no se incluye ni el cargador ni la batería, y en vista de su precio, no es nada positivo. En resumen, un modelo muy completo, pero demasiado caro.

 

Alternativa de gama media

Black+Decker BDCINF18N-QS

Este compresor de aire portátil destaca por sus múltiples modos de alimentación que hacen su uso muy polivalente (enchufado, vía encendedor o en batería de 18V). También tiene la presión más alta.

99.95 € en Amazon

Este compresor Black+Decker puede ser conectado a un encendedor de 12V, un enchufe eléctrico estándar o una batería de 18V (no incluida). Con una presión de hasta 11 bares (160 PSI), es adecuado para la mayoría de los objetos inflables (globos, colchones, neumáticos, accesorios de piscina, etc.). También puede usarlo para pequeños trabajos de soplado (quitar el polvo de un teclado, limpiar una encimera, etc.).

 

Nuestra selección

Nuestra elección, Mejor baratoMejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa de gama media
Michelin 009519Ryobi R18I-0DeWalt DCC018N-XJBlack+Decker BDCINF18N-QS
Michelin 9519Ryobi R18I-0DeWalt DCC018N-XJBlack+Decker BDCINF18N
Este modelo de 12V destaca por su compacidad y las funciones que ofrece, especialmente su salida USB, que le permite cargar un dispositivo. Además, su presión es programable.Este modelo inalámbrico se distingue por su potencia de 18V (presión máxima de 10,3 bares) y su ergonomía. Es una opción que le recomendamos si ya tiene una batería para Ryobi One+.Sus pantallas LCD, su gran empuñadura y su buen peso son sus principales ventajas frente a algunos competidores. Aunque es caro, garantiza una buena eficacia con sus diversas funciones.Este compresor de aire portátil destaca por sus múltiples modos de alimentación que hacen su uso muy polivalente (enchufado, vía encendedor o en batería de 18V). También tiene la presión más alta.
50.40 € en Amazon 99.00 € en Amazon 141.50 € en Amazon 99.95 € en Amazon

 

Menciones honorables 

Black+Decker ASI400-XJ (59.99 € en el momento de la publicación): se puede conectar desde el encendedor del coche. Este modelo con cable ofrece una presión de 11 bares (160 PSI) y se conecta únicamente a un encendedor. Suministrado con tres agujas y puntas, es adecuado para trabajos ligeros como inflados de neumático o similar. También recomendamos el Black+ Decker ASI300, que se puede conectar a un enchufe doméstico o a un encendedor (12V). Sin embargo, hay que saber que este último no incluye un asa de transporte.

Stanley DN200/10/5 Airboss (119.90 € en el momento de la publicación): fácil de limpiar y con varias funciones, aunque muy ruidoso y pesado. Este modelo ofrece una presión de 10 bares, suficiente para limpiar objetos/suelo o inflar neumáticos. Su depósito tiene la particularidad de situarse justo al lado del mando y de los contadores. Gracias a su correa y mango, puede transportarlo fácilmente. Sin embargo, es más pesado que sus competidores (9 kg) y su nivel de sonido es alto: 97 dB (A) a 4 m, 117 dB (A) si está justo al lado.

 

800+ Comparativos
1000+ Tests
100% Imparcial

¿Por qué confiar en nosotros?

Selectos compara y prueba cientos de productos para ayudarle a comprar mejor. A veces recibimos una comisión cuando compra a través de nuestros enlaces, lo que ayuda a financiar nuestro trabajo. Más información

 

¿Cómo elegir su compresor portátil?

Un compresor portátil es muy práctico para numerosos trabajos ocasionales (inflado de objetos neumáticos y limpieza con fuelle en particular). También puede servir como cargador para sus herramientas. Sin embargo, es importante considerar algunas características antes de la compra:

  • El tipo: existen diversos tipos de compresores que se distinguen por su modo de alimentación y su uso (ocio, talleres, obras). Un compresor puede estar equipado con un motor eléctrico (especialmente en los modelos portátiles) o térmico (este motor hace girar un cilindro que comprime el aire en una cuba). Entre los portátiles, algunos tienen un enchufe de encendedor, otros se pueden conectar a la red eléctrica, o funcionan con batería (modelos inalámbricos).
  • El voltaje: la mayoría de los compresores funcionan con una tensión de 12, 24 o 230V para los modelos con cable. Para un uso portátil (por ejemplo, para un inflado de un neumático), basta con un modelo 12V enchufado a un encendedor. Para trabajos más exigentes, es preferible optar por un modelo de cable. Algunos son compatibles con varios modos de alimentación.
  • La presión: como en el caso de los limpiadores de alta presión, se indica en bares y suele variar entre 3,5 y 12 bares (según la categoría). Esto está relacionado con la potencia y el volumen del depósito del compresor. Es aconsejable optar por un modelo que disponga de un regulador para obtener una presión adecuada, según el objeto a inflar. Los neumáticos de coche, por ejemplo, se inflan generalmente entre 2,2 y 2,8 bares (comprobar dentro de la puerta, dependiendo del tamaño de los neumáticos).
  • Las boquillas: un compresor puede conectarse a varios objetos (neumáticos, pistolas de pintura, taladradoras, etc.). Por lo tanto, es necesario considerar las boquillas suministradas del compresor (así como su longitud). Cuanto más capaz sea de acomodar las boquillas, más versátil será.
  • El peso: los modelos portátiles son los más ligeros del mercado (pero también los menos potentes). A pesar de sus dimensiones compactas y su menor potencia, estos aparatos siguen siendo bastante ruidosos. A veces es necesario utilizar un casco de protección contra el ruido.

 

Traducido por Ramsés El Hajje

Deja un comentario