Cómo Elegir su Almohada en 5 Pasos

Actualizado el 30 de marzo 2022 

Tras pasar 26 horas comparando 33 modelos en nuestra redacción, he aquí los pasos a seguir para elegir una almohada de la manera más acertada posible.

 

 

Paso 1: La forma, cuadrada o rectangular

Oreiller

LE ACONSEJAMOS
  • Una almohada cuadrada para descansar sentado
  • Una almohada rectangular para dormir acostado
NO RECOMENDAMOS
  • Una almohada cuadrada para dormir si es muy alta/o
  • Una almohada ergonómica si se mueve mucho

Este primer criterio podría parecer insignificante, pero la forma de su almohada tiene una gran importancia.

  • Una almohada cuadrada es adecuada para los momentos de descanso sentado (para leer o ver la televisión, por ejemplo), ya que apoya tanto la parte superior del cuerpo y la cabeza. También puede ser adecuada para dormir siempre que no sea demasiado alto/a, ya que inevitablemente ocupará más espacio en la parte superior de la cama.
  • La almohada rectangular es más aconsejable cuando se está acostado en la cama, ya que se adapta mejor al tamaño de la cabeza. Además, su anchura le permite cambiar de lado durante la noche sin caer sobre el colchón.
  • Las almohadas ergonómicas tienen la particularidad de ser abombadas en los lados y huecas en el medio. Si bien esto puede ser adecuado para las personas que duermen boca arriba, esta forma es vinculante para aquellas personas que tienden a moverse mucho durante la noche.

Por supuesto, nada le impide tener varios tipos de almohadas en su cama (especialmente para el efecto decorativo) y guardar las que no necesita para ir a dormir.

 

Paso 2: La firmeza, a elegir en función de su postura de sueño

Oreiller

LE ACONSEJAMOS
  • Privilegiar una firmeza media si cambia regularmente de posición al dormir
NO RECOMENDAMOS
  • Una almohada demasiado suave si duerme boca arriba o de lado
  • Una almohada demasiado firme si duerme boca abajo

La firmeza de la almohada depende esencialmente de su posición de sueño. De hecho, es primordial que la columna esté bien alineada con la cabeza, a riesgo de no despertarse con dolor en la nuca.

  • Si duerme de lado, la almohada debe ser de firme a muy firme.
  • Si duerme boca arriba, puede permitirse una firmeza media. También es el mejor compromiso si cambia de posición regularmente durante la noche.
  • Para dormir sobre el vientre, es importante que la almohada sea lo suficientemente suave para no ejercer demasiada presión sobre la columna.

 

Paso 3: El relleno, en relación con muchos otros criterios

Oreiller

LE ACONSEJAMOS
  • Una almohada de plumas si duerme sobre el vientre o la espalda
  • Una almohada de látex si duerme de lado y suda mucho
NO RECOMENDAMOS
  • Invertir en una almohada de espuma con memoria de forma, a menos que duerma exclusivamente sobre la espalda
  • Optar por una almohada de poliéster solo por su precio, ya que su calidad global y su vida útil son más limitadas

Al igual que para los edredones y los colchones, la elección del relleno es esencial para garantizar un sueño reparador, ya que influye en muchos otros parámetros: ventilación, mantenimiento, vida útil de la almohada, etc.

  • El relleno de poliéster es el más común y barato. En general, es un buen compromiso en términos de mantenimiento, ya que generalmente están disponibles en diferentes espesores. En cambio, su ventilación no es tan buena, por lo que la almohada debe lavarse regularmente, con el riesgo de que se acumulen ácaros y polvo. Su vida útil también es limitada.
  • El plumón es una opción interesante para aquellos que duermen sobre el vientre porque es el relleno más flexible. Ofrece una ventilación adecuada y su vida útil es más alta. Este tipo de almohada debe ser lavada regularmente para eliminar el polvo que podría almacenarse.
  • Por el contrario, el látex (preferiblemente de látex natural) es el material más firme y ofrece una excelente sujeción a aquellas personas que duermen boca arriba o de lado. Sus micro perforaciones aseguran una buena ventilación. Este tipo de almohada puede guardarse varios años, pero su precio de compra suele ser alto.
  • Sorprendentemente, la espuma con memoria de forma ofrece menos ventilación, es más difícil de mantener y no es adecuada para aquellos que se mueven mucho al dormir.
  • La espuma tradicional puede ser una alternativa para los pequeños presupuestos, con una firmeza adaptada a los que duermen boca arriba.

 

Paso 4: La funda, garantía de resistencia y barrera contra el polvo

Oreiller

LE ACONSEJAMOS
  • Priorizar los materiales naturales sobre los sintéticos
  • Un mínimo de tejido de percal de algodón (+ de 80 hilos/cm²)
NO RECOMENDAMOS
  • Partir de materiales sintéticos de baja calidad que impactarán la durabilidad y transpirabilidad de la almohada

Este criterio no es el más sencillo, ya que los fabricantes no proporcionan demasiada información. Sin embargo, la calidad de la funda tiene su importancia en términos de resistencia y durabilidad de la almohada, pero también porque es la que protege el relleno del polvo y de los ácaros.

  • Opte por el algodón, el tencel y el bambú antes que los materiales sintéticos, pues son más transpirables. En cambio, el poliéster tiene la ventaja de ser más barato y lo suficientemente resistente.
  • En cualquier caso, favorezca los componentes hipoalergénicos, antiparasitarios y antibacterianos, pero también las certificaciones del tipo Oeko-Tex.
  • La densidad del tejido también tiene su impacto: cuanto más apretado, mayor es el número de hilos por cm² y, por tanto, más cualitativo. 

 

Paso 5: El mantenimiento, importante para preservar las cualidades de la almohada

Oreiller

LE ACONSEJAMOS
  • Airear regularmente su almohada
  • Leer y respetar las indicaciones de lavado del fabricante
NO RECOMENDAMOS
  • Cambiar las fundas menos de dos veces al mes

A lo largo de las noches, la almohada se somete a duras pruebas (transpiración, saliva, otros fluidos corporales…), por lo que es importante mantenerla bien para evitar la proliferación de bacterias/ácaros y la acumulación de polvo, pero también para prolongar su vida útil.

  • Lo primero que hay que hacer es sacudir y airear con frecuencia la almohada.
  • No todos los rellenos se lavan de la misma manera: el poliéster y el plumón se lavan fácilmente a máquina (a una temperatura razonable), pero no es el caso del látex ni el de la espuma con memoria de forma.
  • Una almohada de plumón preservará mejor su hinchazón si añade una o dos pelotas de tenis al tambor de la lavadora. Esto evitará que las plumas se aglomeren por efecto de la humedad.
  • Equipar la almohada con un protector de almohada y una funda permitirá preservarla creando una barrera adicional. Éstas deben cambiarse regularmente (cada una o dos semanas dependiendo de la frecuencia de sus duchas). 

 

Conclusión

Al final, el criterio primordial en la elección de su almohada sigue siendo su posición de sueño. A partir de ahí, podrá identificar los materiales y el mantenimiento que mejor se adapten a su postura al dormir.

En cualquier caso, dado que la vida útil de una almohada es de 3 a 5 años, nos parece importante no descuidar la calidad en beneficio del presupuesto, pues pasará cientos y cientos de horas con ella.

 

Las mejores almohadas del momento

Nuestra elección, Mejor de gama mediaMejor de gama altaAlternativa de gama alta
La Cocarde VerteLa Cocarde VerteLa Cocarde Verte
My Lovely Bed
(50 x 70 cm)
Panda
(40 x 60 cm)
Blanrêve
(60 x 40 cm)
Esta almohada cuenta con un diseño propio basado en una envoltura percal 100% de algodón y un relleno de microfibra hueca siliconada. Su funda le aporta hinchazón y esponjosidad.Se destaca de la competencia gracias a la presencia de bambú en su diseño. Además de ser conocido por ser resistente, también posee características hipoalergénicas y termorreguladoras.Lo mejor de esta almohada es su diseño ergonómico. Es la única de esta selección con forma de S, especialmente eficaz para los durmientes que sufren de dolores cervicales.
Permanezca a la espera... Estamos buscando el precio del producto
Permanezca a la espera... Estamos buscando el precio del producto
Permanezca a la espera... Estamos buscando el precio del producto

Deja un comentario