Tecnologia

Las 6 Mejores Cámaras Fotográficas Compactas 2019

Actualizado el 12 julio 2019

Tras numerosas horas de búsqueda y un exhaustivo análisis de doce modelos, hemos seleccionado los 6 mejores modelos de cámaras fotográficas compactas del momento. De entre ellas, la Olympus Tough TG-5 es la que nos ha robado el corazón.

Presenta un precio muy asequible y una excelente calidad de imagen, además, es muy ergonómica, polivalente, y sobre todo, muy resistente. ¡Una compañera ideal para cualquier viaje!

 

Mejor barataMejor gama mediaMejor gama alta
Olympus Tough TG-5Panasonic Lumix TZ200Canon Powershot G1 X Mark III
Olympus Tough TG-5Panasonic Lumix TZ200Canon G1-X Mark III
Entre su robusto diseño y su facilidad de toma en mano, es ideal para toda persona que busque un modelo resistente, polivalentey con buena calidad de imagen.
Leer más
Este aparato se diferencia del resto de la competencia por su potente zoom 15x. También posee un EVF y varias opciones de ajuste la mar de divertidas.
Leer más
Proeza que combina compacidad, un sensor APS-C y zoom. Ideal para los fotógrafos que la prefieran a una rréflex y busquen un aparato más nómada.
Leer más
EUR 399,00EUR 661,75EUR 1.069,00
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

 

¿Por qué confiar en nosotros?

El equipo de redacción de Selectos dedica miles de horas en sus búsquedas con el fin de analizar y comparar productos, para escoger aquellos que ofrecen la mejor relación calidad/precio.

No tenemos artículos patrocinados. A veces recibimos comisiones cuando compra un producto desde nuestros enlaces, lo que nos permite financiar nuestro trabajo. Y por supuesto, somos totalmente imparciales. Para saber más

 

¿Cómo hemos hecho la selección?

En un principio, las cámaras de fotos compactas estaban destinadas principalmente al público general.

Sin embargo, hay que reconocer que los últimos avances tecnológicos han hecho que podamos disfrutar de smartphones con una calidad fotográfica increíble.

Al mismo tiempo, las continuas mejoras de los modelos de alta calidad hacen que también sean cada vez más populares entre algunos fotógrafos experimentados en busca de un aparato más compacto, destinado a ser utilizado en determinadas circunstancias particulares.

Por lo tanto, para invertir en una cámara compacta, es necesario encontrar un justo equilibrio entre practicidad y compacidad frente a cámaras híbridas o réflex, y contar con mejoras significativas (en términos de imagen o de opciones) en comparación a los smartphones para fotos.

Para realizar nuestra selección, nos hemos centrado en comprobar las siguientes características indispensables para cada modelo de cámaras compactas:

  • La portabilidad: Las cámaras compactas suelen tener un tamaño pequeño y compacto que les permite ser guardadas en un bolsillo sin problemas. Por lo general, pesan menos de 400 gramos y el objetivo, idealmente, ocupa gran parte de la parte delantera del aparato.
  • La ergonomía: una compacta ofrece menos opciones manuales que una cámara híbrida o una réflex. Aún así, siempre deben buscar la mejor opción para otorgar comodidad, como modos personalizables o menús claros e intuitivos.
  • Un gran sensor: cuanto más grande es el sensor, más espacio tiene para capturar luz e información. El ruido electrónico se reduce y resulta más fácil fotografiar una escena donde la luz y la sombra se mezclan.
  • Un objetivo gran angular: un gran sensor no puede optimizarse si no va acompañado de un gran angular. Esto permite tomar capturas con un ajuste ISO (sensibilidad) inferior y, por  tanto, con menos riesgo de aparición de ruido electrónico, o con una velocidad de obturación superior (es decir, menos riesgo de desenfoque).
  • El zoom: si es habitual encontrar dispositivos que ofrecen un zoom de 5 a 20x, algunos modelos expertos llegan hasta 50x. Sin embargo, el punto que hay que comprobar es la naturaleza de este zoom: un zoom numérico degrada necesariamente la imagen, a diferencia de un zoom óptico. Por lo tanto, privilegie siempre el segundo al primero.
  • La reactividad: estamos de acuerdo en que un aparato debe ser rápido, tanto en el encendido como en toma de imágenes, de lo contrario encontramos algunos problemas, sobre todo para fotografiar sujetos en movimiento. También debe tenerse en cuenta el tiempo transcurrido entre las tomas.
  • La pantalla: opte por un aparato con una pantalla lo suficientemente grande. De este modo, podrá tomar sus fotografías y navegar por los menús con mucha más facilidad. Por lo demás, es usted quien debe decidir: orientable horizontalmente y verticalmente, táctil, etc.
  • Las funcionalidades: una cámara compacta tiene lógicamente menos funciones que una híbrido o una réflex, pero no deja de ser buena, ¡y tampoco es necesariamente más fácil de manipular! En primer lugar, deberá comprobar que las características que estará seguro(a) que utilizará, están disponibles, ya sea el modo vídeo HD, la toma de fotos en ráfaga, el GPS o el modo manual avanzado.
  • La conectividad: hoy en día, todo buen aparato compacto de fotos debe poseer un modo de transferencia rápido hacia su smartphone o PC, sin tener que pasar por un cable o una SD. El Wifi, Bluetooth o NFC es lo mínimo requerido.
  • Las opciones de vídeo: es inútil apostar por una cámara con grabación 4K si el número de ips (imágenes por segundo) no le sigue. Para obtener una imagen 4K, hay que contar como mínimo con 25 ips. Para el FullHD, 60 ips. Por cierto, si le gusta grabar muchos vídeos, piense en optar por un modelo con puerto HDMI.

Con estos criterios en mente, hemos examinado doce modelos que se pueden encontrar fácilmente en el mercado. Aquellos que no superaron los análisis, fueron eliminados sin contemplaciones.

Para la selección final, contamos con las opiniones, críticas e información de varias páginas webs de venta y blogs especializados (ingleses y españoles). Todo ello para afinar aún más nuestra criba.

Al final, solo 6 modelos pudieron colarse en nuestra selección de las mejores cámaras de fotos compactas del mercado actual.

 

Las mejores cámaras de fotos compactas baratas

Hoy en día, algunos smartphones son lo suficientemente buenos como para desbancar en fotografía a algunas cámaras compactas de entrada de gama. Además, algunos modelo son más baratos y le permiten hacer multitud de cosas (todo lo que se puede hacer con un smartphone…).

Por lo tanto, la cámara tendrá que diferenciarse del smartphone a nivel práctico, ofreciendo, por ejemplo, opciones de conectividad avanzadas o posibilidades de uso en condiciones extremas. Estos son los puntos que he decidido seguir para esta sección, sin superar los 400€ de presupuesto.

 

Olympus Tough TG-5 : la mejor barata

Olympus Tough TG-5

Ventajas
Muy buena calidad de imagen
Pantalla antivaho
Vídeo 4K/UHD
Inconvenientes
Ausencia de un modo manual completo

He aquí un modelo de 2017 que sigue siendo toda una referencia. Solamente la destrona su nueva versión la TG-6, (lanzada al mercado hace unos días y más cara).

Presenta un formato de bolsillo ultra robusto e impermeable con una calidad de imagen sorprendente, además de una serie de mejoras considerables, como la llegada de un nuevo procesador, un doble acristalamiento antivaho, un modo Pro Capture y, por último pero no por ello menos importante, es el primer modelo compacto impermeable que admite la definición 4K/UHD para los vídeos.

En cuanto al diseño y la ergonomía, nos encontramos ante un aparato visiblemente robusto (sus dos más que visibles tornillos, garantizan a este nivel una cierta resistencia). En color negro o rojo (personalmente prefiero este último), es fácil de tomar en las manos gracias a la pequeña empuñadura que se ajusta a la forma de la lente.

La pantalla, por su parte, no es ni táctil ni orientable, pero tiene la gran ventaja de estar protegida contra el vaho, lo que permite su transporte y uso seguro en un entorno húmedo.

En cuanto a la conexión, la gama Tough cambia el USB mini-B por el USB micro-B, lo que la hace compatible con una selección mucho más amplia de smartphones. También incluye GPS y WiFi, lo que le permitirá compartir rápidamente sus imágenes a través de una app especializada.

Por último, y cual guerrera, tiene un sensor ambiental que incluye las opciones de termómetro, brújula, manómetro, indicador de nivel, indicador de profundidad y altímetro.

La TG-5 tiene, como le dije, un nuevo procesador llamado Truepic VIII. Esto mejora la latencia y la velocidad del enfoque automático, y por último, permite aprovechar el modo ráfaga en formato RAW.

Por supuesto, todo esto se hace sentir en la calidad de imagen. Gracias a su algoritmo mejorado para el procesamiento de imágenes, el procesador ofrece una resolución muy alta en zonas de bajo contraste, incluso en condiciones de baja sensibilidad ISO.

La sensibilidad se extiende de 100 a 12800 ISO, pero el grano aparece poco a poco a partir de 1600 ISO. Sin embargo, solo a 3200 ISO se observa una desaturación de los colores.

En cuanto a los modos proporcionados por la cámara, quiero destacar especialmente el modo Microscopio, que permite capturar imágenes de sujetos muy pequeños a solo 1 cm de distancia, y siempre con una representación y una nitidez increíbles.

 

Canon PowerShot G9 X Mark II: la alternativa barata

Canon PowerShot G9 X Mark II

Ventajas
Muy compacto
Sensor de 1 pulgada
Opciones manuales
Conectividad
Inconvenientes
Débil apertura
Pantalla no orientable

También lanzado en 2017, este modelo destaca por su aspecto compacto y su sensor de 1 pulgada.

A pesar de su pequeño tamaño, incorpora una pantalla táctil reactiva, pero no orientable, que da acceso a una interfaz muy intuitiva. Los botones, por su parte, son pocos en número, pues casi todo es táctil.

Es muy buena para los principiantes, ya que no es muy difícil de utilizar, pero permite ajustar manualmente muchos parámetros, como la apertura, la velocidad de obturación o el enfoque. Por el contrario, como su abertura es un poco estrecha, esto limita el desenfoque de fondo, sobre todo utilizando el zoom (3x).

También tiene un procesador nuevo, el Digic 7, que ha mejorado enormemente la capacidad de respuesta de los dispositivos Canon. Combinado con su propio enfoque auto-funcional, permite capturas rápidas y eficaces incluso en condiciones de baja luminosidad.

Las imágenes obtenidas son realmente cualitativas para una cámara de este precio, con un grano que solo se muestra a partir de 3200 ISO.

En cambio, es un poco menos potente que la Olympus en materia de vídeo, ya que no graba en 4K, y solo alcanza “hasta” 50 ips en full HD.

En lo que concierne a la conectividad, ¡es un modelo muy completo! Cuenta con Bluetooth, WiFi y un chip NFC. En cambio, este repercute en su autonomía, ya que la batería aguanta para realizar unas 235 fotos.

En resumen, es probablemente el más compacto de los modelos con sensor de 1 pulgada. Muy accesible para los principiantes, y con ciertas opciones manuales muy interesantes.

 

Las mejores cámaras de fotos compactas de gama media

En esta segunda sección, los aparatos presentan una mejor calidad de imagen, además de diversas opciones de ajustes manuales.

 

Panasonic Lumix TZ200: la mejor de gama media

Panasonic Lumix TZ200

Ventajas
Zoom 15x
Sensor de 1 pulgada
Vídeo 4K/UHD
Inconvenientes
Falta de luminosidad del objetivo
Pantalla no orientable

La gama Lumix de Panasonic presenta un modelo menos compacto que los anteriores. A pesar de su muy potente zoom (15x), esta cámara sigue siendo muy compacta. Puede que ya no sea posible meterla en un bolsillo, pero puede transportarla cómodamente en una mochila o bolso.

El diseño es muy elegante (es una especie de constante en Lumix) y ofrece una sensación de solidez y comodidad. Por otra parte, cuenta con un gancho en la parte delantera y en el pulgar, lo que garantiza un mejor agarre.

La pantalla, aunque no es orientable, está dotada (esta vez) de funcionalidades táctiles. Posee un EVF que permite un uso más “orgánico” de la cámara.

En cuanto a la conectividad, es posible recargar la cámara a través de su puerto USB, lo que evita tener que desplazarse con su cargador de batería.

También tiene WiFi y Bluetooth, y la aplicación móvil Panasonic Image App está demostrando ser útil. Sin embargo, no tiene el NFC, algo un tanto malo para la velocidad de conexión.

En cambio, su autonomía es un poco más larga que sus competidores, con una batería que resiste hasta las 300 fotos.

Una de las principales ventajas de esta cámara, por supuesto, es el objetivo. Es posible subir la sensibilidad hasta 1600 ISO conservando una representación de detalle muy correcta, con colores vivos y una nitidez muy satisfactoria. Más allá, el grano comienza a ser ligeramente visible, aunque sigue siendo bueno en 3200 ISO. En 6400, sin embargo, el ruido se vuelve realmente molesto. ¡Y el modo ampliado a 25600 ISO propuesto por este modelo lo utilizará muy raramente!

Sin duda, y como ya he dejado caer, el zoom es una de las grandes fortalezas de este modelo. La imagen conserva una calidad excepcional incluso al máximo. Por el contrario, tiene un gran defecto: su apertura carece de luminosidad, por lo que es difícil obtener un fondo muy borroso. Sin embargo, su enfoque mínimo de 24 mm es una buena ventaja para el gran angular.

Por último, al igual que la Olympus Tough TG-5, permite grabar vídeos 4K UHD con una calidad que merece destacarse (aunque no se puede conectar a un micrófono).

Al final, solo puede resaltar que la aparición de un zoom tan potente es un dispositivo pequeño, es una característica más que atractiva. ¡La calidad de la construcción en metal y las buenas opciones de parametrización, la convierten en un modelo competitivo y agradable de usar!

 

Panasonic Lumix LX100 II: la alternativa de gama media

Panasonic Lumix LX100 II

Ventajas
Calidad material
Excelente calidad de imagen
Numerosos ajustes manuales y táctiles
EVF
Inconvenientes
Pantalla no orientable
Conectividad limitada

La Lumix LX100 II es la segunda versión (su nombre lo indica) del modelo de 2014 y ha sabido conservar sus cualidades (compacidad, ergonomía, calidad de imagen) al mismo tiempo que integra algunas novedades aptas para volver a situarla a la orden del día.

En cuanto al diseño, en primer lugar, presenta una calidad más que evidente en los acabados, el agarre es agradable y la ergonomía óptimo. Las características que dieron muy buena reputación al primer modelo. La LX100 II se sostiene fácilmente. La pantalla, esta vez, es táctil, y todos los ajustes pueden hacerse con una sola mano, situándose a la derecha del aparato.

Los ajustes más básicos se hacen fácilmente con las dos ruedas, lo que me parece una ventaja sobre los dispositivos digitales, ya que evita perderse demasiado en los menús.

Con su sensor de cámara de 17 Mpx y su lente de 24-75 mm, ofrece una excelente calidad de imagen. La puesta a punto es muy rápida y el aparato es muy reactivo, excepto en baja luminosidad. Lo malo, es que tarda un poco en encenderse (tras 2 segundos, la escena que observa tarda lo suyo en cambiar). Y en comparación con el primer modelo, la calidad es comparable, pero esto se mejora en luz baja, donde capta más detalles.

Su rango de sensibilidad va de 100 a 12800 ISO. Hasta 1600, la gestión del ruido es impecable. Solo a partir de 3200 ISO la degradación de la imagen se hace perceptible, pero sigue siendo utilizable hasta 6400 ISO.

Su estabilizador, denominado Dual Stabilization, es muy eficaz combinando la estabilización del objetivo y del sensor. Esto le garantiza una buena gestión de los difuminados en las imágenes, incluso si su brazo no es completamente estable.

El vídeo, aunque no está muy desarrollado, sin embargo permite grabaciones UHD, lo que es apreciable.

Por último, este modelo está dotado de WiFi y Bluetooth, en la norma, evidentemente, para los aparatos recién estrenados en el mercado.

Al final, lo que se ofrece es un excelente aparato. Solo le falta una actualización en versión III o una ligera reducción de precio para encabezar esta clasificación e integrar más parámetros en modo vídeo.

 

Las mejores cámaras de fotos compactas de gama alta

Como en esta categoría se superan los 1000€, hemos sido totalmente intransigentes con la calidad de imagen, las opciones propuestas y la ergonomía.

Estos dos modelos son aparatos compactos expertos que podrían sustituir sin ningún problema a los híbridos o réflex. Sobre todo aquellas/os profesionales que buscan un modelo más nómada.

 

Canon Powershot G1 X Mark III: la mejor de gama alta

Canon Powershot G1 X Mark III

Ventajas
Compacidad
Calidad de imagen
Reactividad
Inconvenientes
Sin vídeo 4K/UHD

La Canon Powershot G1 X Mark III constituye una revolución en el mercado de las compactas profesionales, ya que es una de los únicas que combina sensores APS-C y zoom. Y si su precio la acerca a la gama réflex, tiene la ventaja de ser mucho más compacta.

Estéticamente, este aparato parece una mini réflex, con un visor prominente y un pequeño mango. Su diseño ergonómico se inspira en la gama EOS, pero es mucho más ligero que estos últimos.

Su fabricación es de calidad, estudiada para una resistencia al polvo y a la humedad.

La pantalla táctil es orientable, precisa y eficiente: permite una fácil navegación en los menús y se puede seleccionar fácilmente un área de enfoque con solo toque.

En la parte superior y trasera del aparato, hay dos perillas que ofrecen la ventaja de ser totalmente personalizables: ¡tiene toda la libertad de crear el modelo compacto 100% adaptado a sus necesidades!

A nivel de conexión, la cámara cuenta con un puerto USB, HDMI, WiFi, Bluetooth y NFC.

Además, la G1 X Mark III dispone del enfoque automático Dual AF Pixel y del procesador Digic 7, una combinación que permite una excelente reactividad del enfoque. Por otra parte, con el estabilizador de imagen, ésta se mantiene limpia, incluso con una toma en movimiento.

La calidad de imagen, por su parte, está garantizada por una combinación de sensores APS-C y zoom óptico 3x. La imagen obtenida es totalmente nítida, detallada y coloreada.

En cambio, en lo que respecta a la sensibilidad, aconsejo que no se utilice más de 1600 ISO, más allá de las cuales, los detalles se reducen y el grano aparece poco a poco.

Por último, si hay un punto en el que la G1 X Mark III decepciona, es el vídeo: no propone la opción 4K/UHD, sino que se contenta con el Full HD 60. Por lo tanto, como prueba de que no era la principal preocupación del fabricante, el aparato no dispone de conector de micrófono ni de toma de cascos. En esta gama de precios, es bastante inusual.

Al final, la Canon Powershot G1X Mark III, sin dejar de ser fácil de utilizar, realiza la proeza de combinar compacidad, sensor APS-C y zoom. En mi opinión, es ideal para los fotógrafos que buscan un aparato multifunción que pueda reemplazar su réflex sin pérdida de calidad de imagen, lo que les permitirá viajar ligero.

 

Fujifilm X100F: la alternativa de gama alta

Fujifilm X100F

Ventajas
Look retro agradable
Excelente reactividad
Excelente calidad de audio
Numerosos ajustes manuales posibles
Inconvenientes
Pantalla no orientable ni táctil
Sin vídeo 4K/UHD
Botones un poco pequeños

Si este modelo avivó la curiosidad antes de su lanzamiento al mercado, fue gracias (sobre todo) a su original combo de look retro y proezas tecnológicas de última generación.

Su ergonomía va de la mano con su aspecto: tiene un enfoque muy mecánico de la fotografía, con una pantalla que no es ni orientable ni táctil. Por lo tanto, los botones son físicos, y el aparato anima al usuario a pasar por el FTM para controlar la toma de fotos.

Por el contrario, hay que señalar que algunas de sus teclas son demasiado pequeñas, y están muy cerca como para permitir una gestión rápida u óptima a todo el mundo.

La mayor parte de las piezas son de metal y, aunque no es impermeable, al menos es resistente a los golpes.

Su enfoque automático es de una velocidad sorprendente, hasta el punto de llegar a competir con excelentes cámaras híbridas. La eficacia y la discreción del firmware son muy admirables.

Las prestaciones de los sensores, ya observadas por los profesionales en la X100, reciben aquí un toque de juventud. Gracias a una nueva tecnología innovadora, el sensor puede prescindir de los filtros de color. ¿El resultado? Imágenes más nítidas, hermosas y equilibradas.

Tanto en el enfoque automático como en la calidad de imagen, la X100F rivaliza con los híbridos, aunque sea la mitad de pequeña.

En cuanto a la sensibilidad, permite un amplio margen de maniobra, ya que ningún grano aparece hasta al menos 6400 ISO, e incluso a 12 800 ISO el resultado sigue siendo satisfactorio (para un usuario lambda al menos).

Por último, el vídeo tampoco es su fuerte, ya que no incluye grabaciones 4K (solo Full HD a 60 ips). En cambio, tiene el mérito de contar con una toma de micrófono, lo que permite realizar agradables tomas de fotos.

El X100F de Fujifilm se ha convertido en un imperativo. Es cierto que su precio es elevado, pero su versatilidad permite plantarle cara a otros muchos modelos del mercado.

 

Menciones honoríficas

Sony Cybershot WX220: este modelo extremadamente barato es una buena alternativa a los photophones, especialmente debido a su zoom x10. Es muy compacto, ergonómico y ofrece muchas características sin sacrificar la calidad de imagen.

Fujifilm XF10: este aparato de gran sensor APS-C de 24 Mpx combina de manera excelente calidad de imagen y ergonomía. Por el contrario, su arranque es un poco lento, su enfoque automático no es de otro mundo, y el modo vídeo es decepcionante (puede grabar en 4K a solo 15 ips y el Full HD a 60 ips más que dudoso). Estos puntos nos han llevado a apartarlo de nuestra selección principal.

Sony RX100 VI: nos ha costado mucho decidirnos entre este modelo, y el Fujifilm X100F, que presenta una mejor reactividad (aplasta a la competencia en este punto). Esta cámara posee una pantalla táctil orientable y una calidad de imagen equivalente. Sin embargo, su agarre es menos agradable y su ergonomía (muy) perfectible (botones muy pequeños, navegación compleja…).

 

En conclusión, ¿qué cámara de fotos compacta?

Sin duda, nuestra favorita en la Olympus Tough TG-5. Es un cámara ultra robusta y cómoda para la toma en mano. De hecho, es el modelo ideal para viajar donde quiera y hacer fantásticas fotos.

Si cuenta con un presupuesto más elevado, le recomendamos la Panasonic Lumix TZ200. Es un modelo con un sensor de 1”, un increíble zoom x15 y una muy buena calidad de imagen. Se presta más para un uso lúdico que profesional, sobre todo por su EVF y las numerosas opciones de ajustes.

Finalmente, la Canon Powershot G1 X Mark III es la compacta que más recomendamos a profesionales. La combinación de su amplio sensor APS-C y el zoom ofrece excelentes imágenes. De hecho, éstas son capaces de competir con las ofrecidas por algunos modelos réflex de la misma gama de precios.

Mejor barataMejor gama mediaMejor gama alta
Olympus Tough TG-5Panasonic Lumix TZ200Canon Powershot G1 X Mark III
Olympus Tough TG-5Panasonic Lumix TZ200Canon G1-X Mark III
Entre su robusto diseño y su facilidad de toma en mano, es ideal para toda persona que busque un modelo resistente, polivalentey con buena calidad de imagen.
Leer más
Este aparato se diferencia del resto de la competencia por su potente zoom 15x. También posee un EVF y varias opciones de ajuste la mar de divertidas.
Leer más
Proeza que combina compacidad, un sensor APS-C y zoom. Ideal para los fotógrafos que la prefieran a una rréflex y busquen un aparato más nómada.
Leer más
EUR 399,00EUR 661,75EUR 1.069,00
Ver en Amazon Ver en Amazon Ver en Amazon

Sobre el Autor

Ramsés El Hajje

Ramsés ha realizado sus estudios universitarios en Lenguas Modernas en Canarias, Rabat y Grenoble, especialización en francofonía. Apasionado de la poesía y los viajes, actualmente es el Responsable de Internacionalización & Traducción en Selectos.

Deja un comentario

>